Hª Universal de Bachillerato.....Historia de España para Bachillerato.......La época de los Reyes Católicos...Historia de España.......HISTORIA UNIVERSAL......Explicaciones y desarrollos.......INDEX.

La expulsión de los judíos (1492)

En la plena Edad Media se trasladan a la España cristiana desde la España musulmana, donde, en las épocas de islamismo que sobrevienen bajo los almoravides y los almohades, empieza a haber intolerancia religiosa. En la España cristiana, la prosperidad es creciente y hay tolerancia. Ni siquiera se les aplica la prohibición que afectaba a los cristianos de prestar dinero a interés y algunos se dedican a las finanzas, e incluso son protegidos por los reyes y por los nobles. España, a la que llaman Sefarad, llega a ser su hogar preferido, porque además sufren las expulsiones de Inglaterra (1290) y de Francia (1306). Con la crisis de la Baja Edad Media, también en los diversos reinos de España empieza a haber explosiones de violencia por parte de las capas bajas de la población contra los judíos (1328 en Estella, 1391 en Barcelona y en muchos otros lugares de España), aunque las autoridades los siguen protegiendo. La presión popular contra los judíos se intensifica a lo largo del siglo XV y se extiende a sectores superiores de la sociedad la explosiva mezcla de acusaciones de usura con las religiosas contra los falsos conversos judaizantes. Esta presión al final ya no es contenida por la Corona de Castilla y Aragón, cuyos reyes firman el decreto de expulsión de los judíos en 1492. También serán expulsados de Portugal (1497) y de Navarra (1498) por sus respectivos reyes. Es la medida más traumática producida por la distorsión renacentista en la religiosidad católica. Porque en la Plena Edad Media es cristiana la sociedad, aún más, pero hay tolerancia para los judíos. Es una expulsión por motivos religiosos distorsionados por la modernidad renacentista, no por motivos racistas, puesto que no son expulsados los judíos conversos, ni los que se hacen bautizar en aquel momento. Aunque el decreto dice que el problema de que haya falsos conversos es por la presión de los que siguen siendo judíos, seguirá existiendo el problema de los judaizantes y de la actuación de la Inquisición contra ellos. Los sefarditas expulsados de España fueron quizá unos 180.000. Aparte de la pérdida demográfica y económica, crearse como enemigos a los financieros de este origen fue un gran problema para España en la época de su hegemonía mundial que ahora empezaba. Continuamente tendrá problemas financieros.
Siempre los que han agredido al pueblo judío han tenido su castigo, como hizo notar Edith Stein, la gran filósofa judía del siglo XX, martirizada por los nazis después de su conversión al catolicismo y canonizada como santa Teresa Benedicta de la Cruz, que es el nombre que había tomado cuando se hizo monja.

--------------------------------------------

Andrés Bernáldez, Cura de los Palacios, apoyándose en apreciaciones de Abraham Seneor, de su yerno el Rabí Mayr y de otros, dice que habrían salido expulsadas unas 30.000 familias de Castilla y 6.000 de Aragón; y asignando 4,5 personas por casa, calculaba en 160.000 personas las expulsadas en 1492. Baer acepta estos cálculos. Suárez razona a base de las sumas que correspondía pagar a cada una de las 216 aljamas de Castilla en la guerra de Granada, de lo que tenemos datos bastante precisos, y concluye que las familias debieron ser entre 14.000 y 15.300, y en total de expulsados unos 90.000 de Castilla y de 10.000 a 12.000 de Aragón.

----------------------------

Hace falta comprobar y demostrar si quien llevó a la reina Isabel a la idea de expulsar a los que seguían siendo judíos de religión fue aquel sector de exjudíos que eran enemigos acérrimos de los que seguían siendo judíos de religión, porque procedían de los que se habían declarado cristianos debido a que eran aquellos que Domínguez Ortiz caracteriza como la porción más rica entre los judíos, pero "la más inmoral, la más corrompida y la menos creyente", cuya conversión fue "como el desenlace del cisma latente", que oponía a los "enriquecidos de tibia fe frente a los modestos artesanos" (Antonio Domínguez Ortiz, Los judeoconversos. 1971. Pág. 18).

Y también hace falta comprobar y demostrar si no fueron del sector de los que escribían obras en las que se atacaba fanáticamente a los judíos siendo ellos conversos (ib.).

---------------

La identificación de la religión con la pertenencia a un pueblo es propia de la Edad Antigua en la que cada pueblo o tribu tiene dioses nacionales. Y los otros dioses son denominados dioses extranjeros. Los que más identifican la religión como nacional son los judíos, que son el Pueblo elegido por Dios mismo.

La Iglesia católica se llama así precisamente porque es para todos los pueblos, naciones, lenguas y razas, porque católica quiere decir universal. Todos se convierten en miembros del Pueblo de Dios, aunque como injertados, como acebuche injertado en el olivo que es Israel, es decir, se convierten en Pueblo de Dios, no por la sangre, sino por la fe y la gracia; y así, como dijo san Juan XXIII "los católicos somos los judíos espirituales".

El problema lo tienen los judíos que creen que por serlo según la etnia, lo deben ser también de religión, los que identifican la religión con la pureza de la raza. Tienen este problema y lo introducen en los demás pueblos.

Según Américo Castro, "el más antiguo texto de una prueba de limpieza de sangre en España" es una certificación judía de un rabino de Barcelona de 1300 que garantiza que dos miembros de su comunidad hebrea son "de descendencia pura", pues no tienen "mezcla de sangre impura", ni en sus "antecesores paternos, ni maternos, ni en sus parientes colaterales", por lo que pueden "matrimoniar con las más honorables familias de Israel". (Antonio Domínguez Ortiz, Los judeoconversos. 1971. Pág. 80).

-------------------------------------

Judíos y cristianos

La Inquisición

Santo Dominguito del Val

El verdadero Israel, heredero del Israel bíblico, es la Iglesia

La limpieza de sangre

La expulsión de los moriscos

-----------------------------------------------------------

Las expulsiones de los judíos

De Navarra fueron expulsados en 1498. No está en la Wiki, por lo visto.

Según la Wiki, las expulsiones de los judíos en Europa son:
Imperio Romano en 51 AD (Claudiano los expulsa de la Urbe); Francia, 1182, 1306, 1321, 1322, 1394; Inglaterra 1290; Austria, 1421; Castilla y Aragón 1492; Sicilia 1493; Lituania 1495; Portugal 1486, 1497; Brandenburgo 1510; Túnez 1535; Nápoles 1541; Génova 1550 y 1567; Baviera 1554; Estados Pontificios (Salvo Roma y Ancona) 1556 y 1593.

El 28 de julio de 1315, Luis el Hutin (el Testarudo), que es Luis X de Francia y I de Navarra (1289 – 1316), vende a los judíos el derecho a regresar a Francia.

-----------------------------------------------------------

LUIS SUÁREZ FERNÁNDEZ, Historiador. Premio Nacional de Historia, máximo especialista sobre Isabel la Católica,
considera que la Reina «cometió un
error garrafal» con la expulsión de los judíos
y que la decisión regia se tomó a causa de
presiones externas para situar a España en el camino de Europa

«El informe para beatificar a Isabel la Católica es favorable: sólo falta la opinión del Papa»

La Razón 18.02.2004

El académico, historiador y catedrático Luis Suárez Fernández lleva 50 años dedicado al estudio de la figura histórica de Isabel la Católica, que este año cumple el quinto centenario de su muerte. Para el profesor Suárez fue un «error garrafal» el episodio de la expulsión de los judíos, aunque matiza que la decisión regia se tomó a causa de presiones externas para situar a España en el camino de Europa. Premio Nacional de Historia, Luis Suárez no se pronuncia sobre el proceso de beatificación de Isabel la Católica porque no es asunto de su competencia, pero subraya que su biografiada «vivió las virtudes cristianas hasta extremos que hoy no podemos entender».
   ¬ ¿Merece Isabel la Católica figurar en el catálogo de los beatos?
   ¬ No lo sé, pero Baltasar de Castiglione, el gran escritor y filósofo renacentista italiano, que la conoció directamente fue el primero que dijo que estaba en el cielo y que, desde luego, era una santa. A partir de ahí se ha mantenido siempre esa opinión, aunque algunos difieren de ella, lógicamente, porque un reinado como el de Isabel trae consigo molestias para determinadas personas y sectores. No hay que olvidar que ella es «culpable» de haber logrado la unidad de España y en estos momentos eso no parece que esté bien. Supongo que al señor Maragall, por ejemplo, no le gustará nada Isabel la Católica.

El proceso se inició en 1952

¬ ¿El proceso de beatificación va a un ritmo lento?
   ¬ Está prácticamente acabado. Se inició en 1952. Se hicieron muchos trabajos de investigación encargados a personas de gran relieve. Las últimas noticias que tengo es que este proceso concluido tiene ya el informe favorable. Lo que pasa es que la Iglesia tiene que decidir si conviene o no tomar ahora una determinación de este tipo. Yo no me pronuncio. Lo que el Papa diga será lo conveniente.
   ¬ ¿Es verosímil que se le beatifique este mismo año, coincidiendo con el quinto centenario?
   ¬ Es verosímil porque para América tiene una importancia enorme. Hay que tener en cuenta que Isabel es la primera que formula la existencia de los derechos humanos en una ley. No en una doctrina, que esto venía de antes, sino en una ley. Es la que orienta lo que debe hacerse en América.
   ¬ Muchas cosas se hicieron mal en la etapa de su reinado
   ¬ Es verdad, igual que en los demás países. En Alemania o en Francia se estaban cometiendo delitos como en todas partes, pero no cabe duda de que en América surgieron naciones con predominio católico y con valores culturales nuestros.
   ¬ ¿Isabel de Castilla vive las virtudes cristianas en grado heroico?
   ¬ En ese aspecto no me atrevo a decir nada. Pienso más en los aspectos políticos. Ahora bien, es una mujer que vive las virtudes cristianas, incluso hasta extremos que hoy no somos capaces de entender. Porque muchas de las cosas que se le atribuyen actualmente no son otra cosa que fidelidad extrema a la Iglesia. Si la Iglesia le hubiera dicho en aquel momento: «Tiene usted que amparar a los judíos», lo habría hecho. Nadie más favorable a los judíos que Isabel. Confirmó las leyes que les protegían. Es la presión exterior la que le obliga después a rectificar para poner a España en el camino de Europa.
   ¬ ¿Le extraña que se vea negativamente la expulsión de los judíos?
   ¬ Es muy lógico. Hubo buena intención en la medida, pero se cometieron errores muy graves. Fue un error garrafal. Era solucionar un problema del modo en el que no se debía hacer. Y, curiosamente, Isabel, que continúa la labor de don Álvaro de Luna, había estado más cerca que ningún otro país de resolver el conflicto para tener aquí una comunidad judía protegida y respetada. Pero hubo presiones y cedió. Indudablemente, fue un error y un perjuicio grande, no un perjuicio económico, como a veces se dice, sino cultural. Es romper el «sefardismo», que tanto había hecho por la cultura europea, y crear una especie de vacío en ese momento.

Inquisición

¬ ¿Los españoles tienen una visión correcta de Isabel la Católica?
   ¬ La mayor parte de los españoles tienen una visión correcta. Pero nunca falta una minoría de gente que está muy dispuesta a hacer la crítica negativa, como es lógico. Se habla de la Inquisición como si la hubieran inventado los Reyes Católicos, cuando la inventó Gregorio IX.
   ¬ ¿Presiona el «lobby» judío para que no sea elevada a los altares?
   ¬ Pienso que no. El punto de vista judío es ahora más aceptable. Las conversaciones que he mantenido con Netanyahu, padre del que fue premier de Israel, son muy reveladoras. El anciano Netanyahu es un gran historiador y su opinión es de un peso enorme. Él no ve ahí el gran problema. Ahora bien, hay que aprovechar la oportunidad para poner las cosas en su sitio, y decir: aquí se hizo bien, aquí se cometió una equivocación, y ser valientes al reconocerlo.