...Artículos........INDEX.

Elecciones en la pseudodemocracia que impera en España en 2019

.

Es urgente pensar, desde la fe católica, la verdad del sentido de la democracia actualmente imperante en España, y de decir lo que se piensa a quien pueda aprovechar.

----------------

Elecciones autonómicas, municipales y europeas en España, 26.05.2019
No hay democracia, porque, para que haya democracia, no ha de haber corrupción, ni en los políticos al gobernar, ni en los electores al votar; sino hacerlo según las normas objetivas de moralidad, por lo que es ilícito votar a favor de las opciones contrarias a dichas normas objetivas de moralidad.

Ayuntamientos del 15 de junio de 2019 tras las elecciones del 26 de mayo de 2019

Las principales alcaldías de Navarra en 2019

Para que haya democracia y libertad, la ética debe regir la conducta política de los votantes y no sólo de los políticos

Elecciones generales España, 28.04.2019
No hay democracia, porque, para que haya democracia, no ha de haber corrupción, ni en los políticos al gobernar, ni en los electores al votar; sino hacerlo según las normas objetivas de moralidad, por lo que es ilícito votar a favor de las opciones contrarias a dichas normas objetivas de moralidad.

Al PSOE le da resultado el truco Miterrand de subdividir la derecha. Y más, la compra masiva de votos mediante los decretos de los viernes sociales de la precampaña. Y más todavía, la corruptora corrupción ideológica y moral generalizada desde la derecha, la izquierda y el centro, aparte de la corrupción económica de la que fue acusada una serie de jefes peperos, que fue judicializada como responsabilidad del partido. Y encima "denuncia" el PSOE que hay tres derechas y utiliza el "que viene la ultraderecha" como aglutinante de apoyos hasta derechistas.

....Elecciones del 26.06.2016..Elecciones del 20D 2015..

El modelo que se siguió en la Constitución de 1978 fue como el de la redacción previa del proyecto constitucional de 1931: separar la Iglesia del Estado, reconociendo la existencia sociológica de hecho de la Iglesia y estableciendo cauces de colaboración entre la Iglesia y el Estado. Era el modelo de la persecución con anestesia. El que permite la existencia de los católicos siempre que no se comporten coherentemente como tales en política, como preconiza el liberalismo y radicaliza el socialismo, al exigir que los católicos no actúen de acuerdo con su fe en que la Iglesia tiene una autoridad infalible en materia de ética o moral y no sólo de fe. Dado que la actuación en política no debe de estar al margen de las normas objetivas de ética o moral, ni por parte de los políticos, ni del pueblo a la hora de elegirlos democráticamente. Y si no, no es democracia, sino democracia liberal.

El proyecto puesto en marcha desde 2003, fue el de la eliminación y sustitución de ese modelo de la transición de 1978 por el laicismo ateo radical y abiertamente persecutorio sin anestesia, para volver al Frente Popular de 1936. Este proyecto quedó aparcado por el fracaso de sus promotores ante la crisis económica iniciada en 2007, a juicio del electorado que les desalojó del poder en 2011.

En junio de 2018, un amplio frente popular dio el poder al PSOE acaudillado por Pedro Sánchez, pero éste, en febrero de 2019, tuvo de nuevo que aparcar el proyecto por la crisis planteada esta vez por los catalanistas indepes.


LAB vuelve a ganar en 2019 las elecciones sindicales de funcionarios y contratados de la Administración foral de Navarra, Afapna sube al segundo puesto y ELA baja al quinto. perdiendo 7 representantes
Lo cual confirma que no hay democracia, porque, para que haya democracia, no ha de haber corrupción, ni en los políticos al gobernar, ni en los electores al votar; sino hacerlo según las normas objetivas de moralidad, por lo que es ilícito votar a favor de las opciones contrarias a dichas normas objetivas de moralidad.

Las excepciones liberales a la democracia...
Tras la revolución liberal, los gobiernos se proclaman legítimos si tienen la mayoría en el parlamento, también basan su poder en tener la mayoría en el parlamento, hagan lo que hagan después con el poder así obtenido, sobre la base del parlamentarismo, según la cual los representantes del Pueblo Soberano tienen el poder absoluto y pueden mandar lo que quieran, con las normas éticas que quieran admitir. En el siglo XX y en el XXI este legitimismo liberal ha hecho crisis varias veces. El propio liberalismo, que pone todo el poder en el parlamento que sale de las elecciones, ha llegado desde la segunda mitad del siglo XX a no reconocer como democrático el resultado de las elecciones y de las decisiones de la mayoría parlamentaria en algunos casos: (Leer más)

---------------------

Un gobierno democrático es aquel en que los gobernantes actúan según la moral (legitimidad de ejercicio); y dichos gobernantes han sido elegidos con la participación de todo el pueblo eligiendo y votando según la moral (legitimidad de origen), por lo que es ilícito votar a favor de las opciones contrarias a las normas objetivas de moralidad.

Un partido totalitario no se convierte en democrático por muchos votos que obtenga.

Un partido que actúa al margen de la moral es totalitario y convierte la democracia en democracia absoluta.

La normativa ética de la política está entre en las materias sobre las que el Papa tiene autoridad infalible, porque es infalible en materia de fe y moral, lo mismo que lo es la Iglesia Católica.

La autoridad del Papa para declarar las normas morales es infalible cuando la ejerce con ese carácter, no cuando no la ejerce.

Cristo constituyó a los Apóstoles y a sus sucesores «intérpretes auténticos de toda ley moral, es decir, no sólo de la ley evangélica, sino también de la natural»
(San Pablo VI, enc. Humanæ vitae 25-VII-1968, 4).

La democracia, como todo lo humano debe ser redimida, no es redentora. Sólo es posible actuar siempre según la moral los electores y los gobernantes reconociendo la soberanía de Dios y obrando según Él, aceptando los medios que para poder obrar según la moral, Él ha puesto por haber sido ganados por Jesucristo en la cruz para nosotros. Y es que la moral es posible conocerla por la luz natural de la razón, porque consiste en obrar según nuestra naturaleza racional de personas, de la que no somos autores, por cierto. Pero conocerla con seguridad en los casos de normas discutidas, debido a que muchas veces cuesta cumplirlas, requiere seguir la autoridad que Jesucristo ha puesto en su Iglesia con carácter de infalibilidad en materia moral, como en materia de fe. Este acatamiento es lo que se producirá universalmente de forma consecuente en el Reinado Social de Jesucristo, cuando Él lo establezca en la Tierra en su venida gloriosa, ante la que se hundirá el régimen anticristiano que ya impera y que imperará de forma total antes de esa Parusía de Jesucristo.

Esta democracia redimida es muy diferente de la propugnada y ejercida por los partidos democristianos, que es contraria al Reinado Social de Jesucristo.

-------------------------

San Juan Pablo II denunció en su época (1987-2005) el relativismo como falseador de la democracia. Benedicto XVI en su época (2005-2013) lo que tuvo que denunciar ya fue la dictadura del relativismo.

-------------------------

Para que haya democracia y libertad, la ética debe regir la conducta política de los votantes y no sólo de los políticos

La democracia tradicional frente a la democracia absoluta... .