Explicaciones y desarrollos. ... Enseñanzas pontificias...EENCÍCLICAS. ...Textos ..... Temas de Historia de España....INDEX.

ARTÍCULOS

Aquí habrá, D.m., textos, noticias y artículos sobre todas las cosas naturales de la vida humana sin omitir lo que las humaniza, que es al mismo tiempo lo que las diviniza, su conexión con el Sagrado Corazón de Jesús y con su reinado.
Y tratarán de todas las cosas así conectadas y regidas. De esta forma sí que podrán verse sub quaedam specie aeternitatis, con una perspectiva de eternidad, que es la que permite captar su realidad; y no como hizo el autor de la frase, el racionalista Spinoza, justo al revés de lo que dijo: encerrar toda la filosofía y la vida en la orfandad del naturalismo extremo, desconectar totalmente de su autor la naturaleza, al pretender suplantarlo, al precio de incapacitar al hombre moderno para conocer, regir y humanizar la vida y de llevar así la civilización a la ruina.
Pero de sus escombros hará Jesucristo surgir en la tierra la civilización del amor en su reinado. "La civilización del amor debe ser el verdadero punto de llegada de la historia humana" (Juan Pablo II, 3.11.1991). El mal está limitado por el bien ontológica y cronológicamente, como dijo ese Papa en su libro de 23.02.2005. Y el Papa Benedicto XVI: "La historia va hacia la humanidad unida en Cristo" (4.01.06).



Kasper

 

Lo más urgente de todo.(22 11 2015) ..

La verdadera reparación al Sagrado Corazón de Jesús es la tan deseada civilización del amor, el reinado del Sagrado Corazón de Jesús

Llena de gracia

Mozárabes y cruzados

Cruzados y Liceístas

La Reconquista

La tarjeta de visita de Jesucristo: «Soy rey»

La conversión de Manuel Azaña

Occidens contra la Cristiandad

En defensa de don Francisco Pérez, arzobispo de Pamplona, en Infocatólica el 29 de diciembre de 2015

El origen de Europa y su futuro

El europeísmo laicista contra la Europa de la Cristiandad

La Hispanidad es la militante, combatiente y expansiva europeidad de la Cristiandad

La síntesis de la religión y de la vida en la Cristiandad futura..

 

La síntesis de la religión y de la vida en la Cristiandad futura

La síntesis de fe y vida ante todo en sí mismo

Política y ética ...

 

Estado confesional católico consecuente

La laicidad en la actual situación de hipótesis constatada por Benedicto XVI

La Hispanidad

La Cristiandad y la Hispanidad

Miembros de la Hispanidad

Qué es ser "un español puro"

 

El complejo de inferioridad typical spanish

Se equivoca Messori el 17 de mayo de 2008 sobre el complejo de inferioridad tan typical spanish, que no hispánico

La dinámica vigente del mal menor es una estructura de pecado
por no reafirmar el bien cada vez que hay que tolerar el mal menor, por renunciar a reivindicar con urgencia el bien mayor todo el tiempo que sea preciso tolerar el mal menor y por colaborar pasivamente e incluso activamente con las censuras neoinquisitoriales que imponen el olvido del bien mayor y de reivindicarlo.

Confesionalidad católica desactivada, inconsecuente e inoperante en la España del XIX y del XX

 

Origen y características constitutivas de España

 

Las noticias optimistas del Evangelio vienen también en el Apocalipsis...

.....Evangelio mutilado

La intervención de santa Teresita en la conversión de Maurras

.. La ley natural...

..... ...Los cristianos somos los verdaderos judíos, los judíos espirituales; y el verdadero Israel es la Iglesia Católica. ...

El indio san Juan Diego y la Virgen de Guadalupe

La fiesta de la Hispanidad el 12 de octubre, día de la Virgen del Pilar

Nuestra Señora del Pilar

Navarra es España y lo defiende con éxito reiterado frente a los repetidos intentos de Francia de conquistarla y someterla

La batalla de las Navas de Tolosa en 1212, manifestación de que Navarra es España

Las Cortes del Reino de Navarra

La Diputación del Reino de Navarra

El Virrey de Navarra

 

 

Artur Mas, zapatero

El Estatuto de autonomía de Cataluña del 8 de septiembre de 2006.(24 11 2015)....

El seny y la rauxa juntos

El nacionalismo catalanista contra el seny

«Per la llibertat de tota Espanya»

Ramón Gelpí (8.04.1944-17.04.2013)

El nacionalismo vasquista

Para que haya democracia y libertad, la ética debe regir la conducta política de los votantes y no sólo de los políticos

 

 

Un partido confesional católico

....La democracia tradicional....

LA TRADICIÓN Y EL TRADICIONALISMO.....

... Gracia y libertad..

Fascismo dialéctico y fascismo histórico

Advertencias de cardenales y obispos fieles

La democracia liberal y la ley del aborto
Reflexión histórica sobre la situación real de España en la transición a la democracia absoluta y su futuro (1)

La democracia liberal y la ley del aborto
Reflexión histórica sobre la situación real de España en la transición a la democracia absoluta y su futuro (y 2)

Las excepciones liberales a la democracia

Las desamortizaciones y desvinculaciones son la ANTIRREFORMA AGRARIA

Estructuras de pecado

Estructuras de pecado en la enseñanza

La dinámica vigente del mal menor es una estructura de pecado
por no reafirmar el bien cada vez que hay que tolerar el mal menor, por renunciar a reivindicar con urgencia el bien mayor todo el tiempo que sea preciso tolerar el mal menor y por colaborar pasivamente e incluso activamente con las censuras neoinquisitoriales que imponen el olvido del bien mayor y de reivindicarlo.

La dialéctica hegeliana y la ley del aborto

La retirada de la reforma de ley del aborto de Gallardón en 2014 y la consulta soberanista de los nacionalistas catalanistas

 

 

Aún falta el documento pontificio equivalente a la Humanae Vitae sobre la AL

Con la seguridad de que el Papa cuando hable como tal guardará la palabra de Dios y no renegará de su nombre


De sabios es rectificar

El papa Francisco rectifica en junio de 2016 sobre cuántos matrimonios son nulos

De la misma manera, el papa Francisco debería rectificar al menos el capítulo VIII de la Amoris Laetitia

Cuanto más sometido a la moral tanto mayor es el deleite del acto sexual, es decir, el de los esposos, el único que está dentro de la moral, el que se realiza dentro del amor irrevocable consagrado por el matrimonio. Así lo enseña en la Suma Teológica (I 98 2 ad 3) santo Tomás de Aquino, que, en sentido amplísimo, podría ser llamado maestro oriental por tener en contra todo lo que impera en Occidente y ser el gran orientador que la Iglesia nos ha dado. Y la tierra es más o menos redonda, ¿no es cierto?
Por lo demás, pienso que de sabios es rectificar y que por consiguiente el Papa obraría sabiamente si realizase la indispensable rectificación al menos del capítulo VIII de AL, que un Papa realizará.
21.07.2016

El Papa Francisco y el beato Pablo VI y sus dos consejeros...

..Reflexiones en la beatificación de Pablo VI....

...El humo de Satanás en la Iglesia...



El Papa Francisco y el beato Pablo VI y sus dos consejeros: el Espíritu Santo, cuando enseñan como Papas, y sus ideas propias o ajenas

Reflexiones en la beatificación de Pablo

La gran crisis posterior a la publicación de la encíclica Humanæ vitæ en 1968, según Iraburu

--------------------------

La Congregación para el Clero publicó el 9.02.1972 un documento crítico sobre las ponencias y conclusiones de la Asamblea Conjunta de Obispos y Sacerdotes de 1971 en España. Decía: “hay orientaciones y planteamientos de fondo, esparcidos en todas las ponencias, que suscitan graves reservas doctrinales y disciplinares” (II,I,5). Y sobre la Ponencia I: “el resultado final es una inversión y deformación de la naturaleza y de los fines de la Iglesia y del ministerio sacerdotal” (II,2).

Pero contra ese documento de Roma y a favor de la Asamblea Conjunta, cuatro teólogos de Salamanca (Sebastián, Setién, Rouco y Olegario de Cardedal) publicaron conjuntamente un Estudio teológico-jurídico sobre el Documento de la Congregación del Clero.

--------------------------

Es hoy cuando más necesaria es la autoridad de la Iglesia.
Que sea aceptada.
Y que sea ejercida.
Y más necesarios que nunca los medios de la Iglesia, además de su autoridad docente, disciplinar y de gobierno:
la dispensación de la gracia, mediante la misa, la oración y los sacramentos

Sobrenaturalizarlo todo, incluso el Romano Pontífice

El Padre Orlandis y el mal menor

La guerra justa como mal menor y la victoria completa

La guerra necesaria hoy para detener la persecución religiosa de Oriente medio y de África

Evangelio mutilado

Kasper

Saneamiento eclesiástico

Aclaración sobre la gracia y los méritos a propósito de un video adventista

¿La resurrección de Jesús es lo más importante?

Cielo e infierno

Las normas de circulación obligan en conciencia

El Sanctus de la misa y su patética suplantación

Culpabilizar a los que sufren desgracias y a quienes tienen hijos que han obrado mal

Lo malo del legalismo y lo peor

El deber social de la religión y el derecho a la libertad religiosa, como Dios manda y enseña su Iglesia Católica

Caducidad de la sana laicidad

Las noticias optimistas del Evangelio vienen también en el Apocalipsis

La educación no lo es todo, como ya se ha comprobado hace años

La suave y humilde palabra de Dios

La gran restauración y el cardenal George

La levadura de los fariseos

La distinción entre los dones naturales dados por Dios y la gracia

QUITAR EL CRUCIFIJO

LA BEATA KAFKA, MÁRTIR POR NO QUITAR EL CRUCIFIJO

La capacidad de la mente humana para conocer a Dios

EL HOMBRE, IMAGEN DE DIOS

La Iglesia y la prueba de Gamaliel

La presencia real de Cristo en la Eucaristía demostrada por la muerte de Cristo

«¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?»

Santo Dominguito del Val

Judíos y cristianos

La Inquisición

La expulsión de los judíos

El verdadero Israel, heredero del Israel bíblico, es la Iglesia

La limpieza de sangre

La expulsión de los moriscos

San Nicolás de Flüe (1417-1487), patrón de Suiza

Una lección de san Ignacio

 

. .La tarjeta de visita de Jesucristo: «Soy rey»lsa

Jesucristo anunció el reino de Dios y efectivamente vino el reino de Dios que es su Iglesia

La devoción al Sagrado Corazón de Cristo Rey

El Reinado de Jesucristo consumado en cada alma y en el mundo por la acción misericordiosa de su Sagrado Corazón

.. ..... ..Jesucristo Rey.. .... .

La fiesta solemne de Cristo Rey

 

La devoción al Sagrado Corazón de Cristo Rey

El Reinado de Jesucristo por la misericordia de su Sagrado Corazón..

...El reinado de Cristo ante el laicismo

.. ..... ..La civilización del amor... .....

 

La laicidad en la actual situación de hipótesis constatada por Benedicto XVI

Tesis, hipótesis, esperanza

Tesis e hipótesis

Política y ética

La coacción mediante la interiorización

NORMAS OBJETIVAS DE MORALIDAD
Y BASES DE LA EDUCACIÓN SEXUAL

Lo que aporta la Iglesia

LA AUTORIDAD Y EL MANIQUEÍSMO MACHISTA

La hominización

LA ILUSTRACIÓN

El despotismo ilustrado

El regalismo

Jovellanos

Las desamortizaciones y desvinculaciones son la ANTIRREFORMA AGRARIA

El liberalismo

LA DEMOCRACIA TRADICIONAL FRENTE A LA DEMOCRACIA ABSOLUTA

 

Libertad y misericordia

 

El itinerario de la Cristiandad al laicismo es un caso particular de la aplicación del mal menor como una estructura de pecado....22 11 2015 ....

La verdad

Santo Tomás de Aquino dice que la verdad es la adaequatio rei et intellectus. Es que se trata de dos adecuaciones: la adecuación de las cosas a su idea ejemplar en el entendimiento divino (verdad ontológica o trascendental); y la adecuación del intelecto a la verdad ontológica o realidad de las cosas (verdad lógica o del conocimiento).

Por consiguiente, no estaba mal decir que la verdad es la adecuación del pensamiento a la realidad.

Y todavía está la verdad en sentido moral o veracidad, que es la adecuación de lo que se dice con lo que se piensa.

LEER MÁS

La cuestión de la verdad en la historia

Cielo e infierno

La ansiedad, definida por la psiquiatría como la anticipación de lo peor, lleva a que las súplicas que se elevan a Dios con angustia, cuando se ven cumplidas, se sustituyan por nuevas súplicas angustiosas, sin pararse a disfrutar con agradecimiento a Dios de la felicidad de lo conseguido de su misericordia generosa.

Si es por ansiedad, como enfermedad psiquiátrica, es un atenuante e incluso un eximente; pero la doble falta de no reconocer y agradecer a Dios lo que nos concede y ni siquiera disfrutar agradecidamente de ello nos pone en la lista de los ingratos, que, como dice Dios en la Sagrada Escritura, lo tienen difícil para que se les concedan nuevos favores.

Las desgracias, como también dice la Sagrada Escritura, nos las envía Dios para que nos apeguemos más a Él. Y, en efecto, nos llevan comúnmente las desgracias a elevar a Dios nuestras plegarias, y la oración es lo que nos une a Dios como resultado principal.

Sabemos por la luz natural de la razón que los fracasos bien aprovechados nos hacen más sabios. De un fracaso bien administrado se puede vivir toda la vida.

Y dice Aristóteles que, en cambio, asimilar y superar los éxitos sólo es propio de las personas superiores. Es una de sus genialidades. Hace falta mucha grandeza para no entontecerse ante un éxito. A los personajes que la antigua Roma les concedía entrar en triunfo en la urbe, un esclavo les repetía incesantemente como antídoto: "Recuerda que eres un mortal". Debería estar tipificada la adulación como grave delito con penas más severas que el de injurias a las altas magistraturas. A los políticos demagógicos actuales ni se les ocurre que ellos tendrán una caída en el vituperio generalizado tan estruendoso como sus antecesores que también decían y creían actuar con la veneración popular.

Dar gracias a Dios por todo lo que nos ha concedido y nos concede nos resulta difícil, incluso cuando no estamos enfermos de ansiedad.

Lo primero que hay que hacer ante las desgracias es ver la mano de Dios en ellas y besar esa mano paterna con amor filial.

También ante los bienes de los que nos colma Dios hay que ver su amorosa mano paterna y besarla con amor y agradecimiento y disfrutar con gratitud de la felicidad de lo que nos concede y más aún de que se fije en nosotros para concedérnoslo.

-------------------------------------

El anticristo y la anomía

Hay muchos anticristos. El anticristo es un colectivo. El de los que no aceptan a un Dios salvador por encima del hombre, ni aceptan las normas morales insertas por Dios en la naturaleza humana, y menos la enseñanza de esas normas por la autoridad divina de la Iglesia. Y tratan de imponer esa anomía. Ya está operando desde la época de los apóstoles san Juan y san Pablo:

«Muchos falsos profetas han salido al mundo. Podréis conocer en esto el espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa a Jesucristo, venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa a Jesús, no es de Dios; ese es el del Anticristo. El cual habéis oído que iba a venir; pues bien, ya está en el mundo». (I Jn 4,1-3).

«Muchos seductores han salido al mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Ese es el Seductor y el Anticristo». (II Jn 0,7).

«Tiene que venir la apostasía y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición, el Adversario que se eleva sobre todo lo que que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta el extremo de sentarse él mismo en el Santuario de Dios y proclamar que él mismo es Dios... Porque el misterio de la anomía ya está actuando. Tan sólo con que sea quitado de en medio el que ahora le retiene, entonces se manifestará el Impío, a quien el Señor destruirá con el soplo de su boca, y aniquilará con la Manifestación de su Venida». (II Tes 2,3-8).

Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el "Misterio de iniquidad" bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Te 2, 4-12; 1Te 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22). (CIC 675).

----------------------

Pueblo ilusorio, nación fatua
«Ellos me han dado celos con lo que no es Dios, me han irritado con sus vanos ídolos;
¡pues yo les daré celos con un pueblo ilusorio, los irritaré con una nación fatua!»
(Dt 32,21)

El nacionalismo catalanista contra el seny

El nacionalismo vasquista

El PNV no quiere plantear todavía en 2014 un referéndum soberanista para someter Navarra a Euzkadi

La denominación oficial pseudovasca como versión oficial

¿De dónde viene el nombre de Basoko de Pamplona?

Tras la jornada de ayuno y oración por intercesión de la Reina de la Paz, se frustra el ataque decidido por Obama sobre Siria en septiembre de 2013

Tras la jornada de ayuno y oración por intercesión de la Reina de la Paz, ésta ha hecho encaje de bolillos con la diplomacia que ha inspirado a las cancillerías: el desliz de Kerry, su inmediato aprovechamiento por Lavrov para tomarle la palabra como si fuese una exigencia de paz al régimen de Siria, la acogida de esta exigencia de paz por Al Muallem como agarrarse a un clavo ardiendo para no caer bajo las bombas del complejo industrial militar norteamericano, el ofrecimiento de Ban Ki Moon para presentar e instrumentalizar el caso inmediatamente al Consejo de Seguridad. El presidente galo Hollande se ve obligado a renunciar a su belicismo, el premier Cameron, ya maniatado por su Parlamento, ve con alivio que no está solo fuera de la guerra y el propio Obama se ve obligado a renunciar al ataque por esta vez. Y el primero que recibe la inspiración es el propio papa Francisco que al día siguiente de la jornada de oración, en las palabras que dirige al mundo en el rezo del Ángelus, desvela un poco la motivación del plan de ataque frustrado, que es la venta de armas y de otros suministros a los que gobiernos que preparan el ataque y la venta ilegal de armas a los insurrectos de Siria:

“¿De qué sirve declarar la guerra, tantas guerras, si tú no eres capaz de declarar esta guerra profunda contra el mal? No sirve para nada. No funciona... Esto comporta, entre otras cosas, esta guerra contra el mal comporta decir no al odio fratricida y a los engaños de los que se sirve; decir no a la violencia en todas sus formas; decir no a la proliferación de las armas y a su comercio ilegal. ¡Hay tanto de esto! ¡Hay tanto de esto! Y siempre permanece la duda: esta guerra de allá, esta otra de allí —porque por todos lados hay guerras— ¿es de verdad una guerra por problemas o es una guerra comercial para vender estas armas en el comercio ilegal? Estos son los enemigos que hay que combatir, unidos y con coherencia, no siguiendo otros intereses si no son los de la paz y del bien común".
(Francisco, 8.09.2013).

(Leer más)

---------------------

La guerra de España fue una Cruzada "por Dios y por España", no sólo para acabar con el terror persecutorio marxista, sino para sanear la sociedad permitiéndole ser cristiana.

La dictadura de Franco se limitó al anticomunismo y desvirtuó la Cruzada, sustituyéndola por un poder personal que se acercó a Occidente, que es la suplantación de la Cristiandad por su versión descristianizada por el liberalismo.
Pero la dictadura de Franco, reducida al anticomunismo, impedía en gran parte que sufriese el terror marxista la población española, en especial los asalariados. Y sin el terror podían trabajar y así hicieron el desarrollo. Y sin el terror el marxismo no pudo hacer nada, porque sin el terror no es nada el marxismo.

Franco se dejaba llamar por sus aduladores "Centinela de Occidente". Hizo en 1962 que su gobierno firmara la solicitud de entrada en la hoy llamada UE, entonces las Comunidades Europeas, en las que la doctrina Birckelbach exigía para ser miembro tener un sistema liberal con partidos políticos. Es la conexión con el europeísmo que marca el inicio de la transición. El europeísmo ha sido el vehículo de la transición. La Europa del europeísmo es contraria a la Europa de la Cristiandad. El núcleo del europeísmo es el liberalismo enemigo de la Cristiandad, porque propugna la separación, no la autonomía de la vida política en lo técnico respecto a la autoridad de la Iglesia, a la que debe estar vinculada como autoridad infalible en la moral, que es obligatoria para todos incluidos los políticos. La Cristiandad es el conjunto de Estados que acataban en la moral la autoridad de la Iglesia en virtud de su fe en la divinidad de Jesucristo, lo cual proclama la Iglesia en el Concilio Vaticano II que se producirá plenamente en el futuro de forma universal: "La Iglesia, juntamente con los profetas y con el mismo Apóstol, espera el día, que sólo Dios conoce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con voz unánime y le servirán hombro con hombro" (Nostra aetate, 4).
Lo que es proclamar con toda seguridad la confesionalidad de todos los pueblos y que obrarán en consecuencia en el futuro.

La guerra y la Iglesia

Intentar desmarcarse de la dictadura de Franco los eclesiásticos en los años 70, rechazando su vinculación a la Cruzada, era lo mismo que hacían los gobiernos de Franco. Pero declararse enemigos de la guerra era oponerse a lo que apartó la hegemonía del terror sobre la población, abrirle de nuevo el camino.

Tratan de utilizar lo que dijo el beato Juan XXIII en 1963 en la Pacem in Terris, n 127, y lo que dijo el Concilio repudiando la guerra en las circunstancias presentes de la existencia del armamento nuclear en los nn 80 y 82 de la Gaudium et Spes. Tratan de utilizarlo contra la acción bélica de uno de los bandos aplicándolo a una época en que no había armamento nuclear, olvidando además lo que dice el Concilio en el n 79 de la Gaudium et Spes misma.

San Juan XXIII en 1963 en la Pacem in Terris, n 127

"Por esto, en nuestra época, que se jacta de poseer la energía atómica, resulta un absurdo sostener que la guerra es un medio apto para resarcir el derecho violado".

Éste es el texto de san Juan XXIII que cita el Concilio Vaticano II en la Gaudium et Spes, n 80, al afirmar:

"Todo esto nos obliga a examinar la guerra con mentalidad totalmente nueva".

Y a continuación cita las demás condenaciones de la guerra mundial realizadas por éste y los demás Papas de la época, Pío XII, san Juan XXIII y el beato Pablo VI:

Gaudium et Spes, 80

"Teniendo esto en cuenta, este Concilio, haciendo suyas las condenaciones de la guerra mundial expresadas por los últimos Sumos Pontífices, declara:
Toda acción bélica que tienda indiscriminadamente a la destrucción de ciudades enteras o de extensas regiones junto con sus habitantes, es un crimen contra Dios y la humanidad que hay que condenar con firmeza y sin vacilaciones".

Para concluir que la prohibición absoluta de toda guerra es algo que hay que preparar para el futuro:

Gaudium et Spes, 82

Bien claro queda, por tanto, que debemos procurar con todas nuestras fuerzas preparar un época en que, por acuerdo de las naciones, pueda ser absolutamente prohibida cualquier guerra.

Pero sin negar el derecho a la legítima defensa mientras sigamos en la época en que sigue existiendo el riesgo de guerra:

Gaudium et Spes, 79

Mientras exista el riesgo de guerra y falte una autoridad internacional competente y provista de medios eficaces, una vez agotados todos los recursos pacificos de la diplomacia, no se podra negar el derecho de legitima defensa a los gobiernos.

Y el CIC de 1992:

Catecismo de la Iglesia Católica nº 2309

Se han de considerar con rigor las condiciones estrictas de una legítima defensa mediante la fuerza militar. La gravedad de semejante decisión somete a ésta a condiciones rigurosas de legitimidad moral. Es preciso a la vez:

- Que el daño causado por el agresor a la nación o a la comunidad de las naciones sea duradero, grave y cierto.

- Que todos los demás medios para poner fina la agresión hayan resultado impracticables o ineficaces.

- Que se reúnan las condiciones serias de éxito.

- Que el empleo de las armas no entrañe males y desórdenes más graves que el mal que se pretende eliminar...

Estios son los elementos tradicionales enumerados en la doctrina llamada de la guerra justa.

Pero esos eclesiásticos pretenden que así está condenada la guerra de España de 1936, en lo que tiene de acción defensiva de un bando, ya se entiende. De aquel del que se quieren desmarcar, el que acabó con la persecución religiosa desencadenada en la zona roja durante la guerra y en toda España en la época precedente.

El PNV justifica la guerra si es para proteger a los barcos de los armadores vascos y requiere la protección de las tropas españolas
Las armas de guerra del atunero Artza evitan el abordaje de los piratas

Santa Juana de Arco es un «ejemplo de santidad para los laicos comprometidos en la vida política»
(Benedicto XVI, Audiencia General, miércoles 26 de enero de 2011)

Santa Teresa del Niño Jesús decía que querría ser un guuerrero y un cruzado y llamaba a santa Juana de Arco "mi hermana".

-------------------------

Las raíces de Europa, o más bien la raíz de Europa en sus tres componentes sintetizadas es la cristianización de la civilización grecorromana clásica asumida por los pueblos prerromanos primero y por los invasores bárbaros (germánicos y otros) posteriormente.

Las raíces de España son las mismas de forma militante combatiendo en su defensa y entregándose a su expansión por todo el mundo. Un espíritu, no una etnia. La hispanidad está en todos los que tienen esta militancia combatiente en defensa de la Cristiandad expansionada a las etnias de las Indias de las cuatro partes del mundo y mantenida en algunos de todas las etnias.

Lo que ha desvirtuado por ahora la Cristiandad es la descristianización: Occidente es la versión descristianizada, impuesta por los dirigentes anticristianos, que suplanta a la Cristiandad

Lo que hace perder la identidad es la separación entre la religión y la vida que lleva a la descristianización.

Los pueblos de todos los países, entre ellos España, son biológica y culturalmente una mezcla en ellos de las múltiples etnias conocidas en los 30 siglos de historia y de las mucho más abundantes y desconocidas de los 30.000 siglos de prehistoria.

El pueblo judío, el Pueblo Elegido por Dios para ser su portavoz obediente, ya con anterioridad sufrió de manos de sus dirigentes la suplantación identitaria, la autoafirmación en su ascendencia, en su etnia, como base determinante falsamente de su primacía y supremacía religiosa, política y económica. Unos, seguidos por la mayoría, dicen ser judíos por su etnia, pero "dicen ser judíos y no lo son sino que mienten", son "la sinagoga de Satanás", son los pseudojudíos judaizantes. El resto de Israel sigue siendo de Dios. San José es un judío, hijo de David, la Virgen María, es judía, Jesús, el Hijo de Dios, el Mesías prometido, es un judío, de ascendencia davídica a través de san José, su padre legal. Los apóstoles, cimientos del nuevo Pueblo de Dios, son judíos, san Pablo es judío, etc. Son judíos no principalmente por ser descendientes de Abraham, no por la carne, sino por su espíritu de fidelidad a Dios. Los cristianos somos los judíos espirituales.

El prejuicio y la idolatría identitaria, creer que la etnia es la base de la identidad pasó de los pseudojudíos judaizantes a los otros pueblos, y, cuando con el liberalismo cundió el nacionalismo, se extendió el racismo por todos los países: hubo racismo francés, inglés, alemán, vasco, etc., etc.

Este racismo se radicalizó en el nazismo y llevó al antijudaísmo, siempre presente, a la locura sangrienta de la soah, el holocausto de seis millones de judíos exterminados. Una triste realidad ahora negada por los revisionistas, neonazis en realidad.

Al frente de Occidente, versión descristianizada de la Cristiandad, sus líderes (caudillos, jefes) son descristianizados descristianizadores: los izquierdistas y los ultraizquierdistas; los liberales y los conservadores. Son descristianizados descristianizadores los europeístas. Y también son descristianizados descristianizadores los jefes de los antieuropeístas identitarios xenófobos. Todos padecemos los disparates criminales de todos ellos y de los islamistas, que se basan en la misma reducción de la religión a la política de los pseudojudíos identitarios judaizantes de la que la copiaron ya sus primeros jefes y califas. Hasta que Jesucristo nos libere.

27 de agosto de 2016

----------------------------------------

 

La paz de Cristo en el Reino de Cristo y la paz del mal menor

Desde que se nos dice que la paz vendrá de las reuniones incesantes de las instituciones internacionales y que el requisito para la paz es crear más organismos dedicados a ello, ¿cuánto de ello se ha hecho y se nos ha hecho pagar, cuántas de esas reuniones se han celebrado y cuántos de esos organismos se han creado con nuestro dinero? Y ¿con qué resultado? ¿Hay paz en 2016? No dejan de proclamar: "paz, paz"; y no paran de reunirse para seguir proclamando: "paz, paz", y no dejan de crear más y más organismos en los que proclamar: "paz, paz"

"La paz a que aspiran los pontífices romanos, la paz que esperan del Corazón de Jesús, la paz de Cristo en el Reino de Cristo, no es aquella paz precaria y circunstancial que puede dar la diplomacia, o los tratados internacionales. No es una paz condicionada a las tristes circunstancias actuales. Esta es la paz del mal menor, a la cual es prudente acogerse, cuando no puede alcanzarse el bien mayor. Será una paz que un pontífice romano admitirá prudentemente, como la habrían admitido tantos pontífices romanos. Pero no es la auténtica Pax Romana: la paz de Cristo en el Reino de Cristo".
(Ramón Orlandis, SI:
El arco iris de la «Pax Romana»).

Lo que está pasando en realidad es lo que ya por medio del profeta Jeremías censuró el propio Dios: no dejan de proclamar: "paz, paz", pero no hay paz.

Han curado el quebranto de la hija de mi pueblo a la ligera, diciendo: «¡Paz, paz!», cuando no había paz.
¡Hemos pecado contra Yahveh! Esperábamos paz, y no hubo bien alguno; el tiempo de la cura, y se presenta el miedo (Jer 8,11, 15).

Así dice Yahveh Sebaot: No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan. Os están embaucando. Os cuentan sus propias fantasías, no cosa de boca de Yahveh.
Dicen a los que me desprecian: «Yahveh dice: ¡Paz tendréis!» y a todo el que camina en terquedad de corazón: «No os sucederá nada malo».
Yo no envié a esos profetas, y ellos corrieron. No les hablé, y ellos profetizaron (Jer, 23, 16-17, 21).

----------------------------------

“Están pues muy equivocados los que creen y esperan para la Iglesia un estado permanente de plena tranquilidad, de prosperidad universal, y un reconocimiento práctico y unánime de su poder, sin contradicción alguna; pero es peor y más grave el error de aquellos que se engañan pensando que lograrán esta paz efímera disimulando los derechos y los intereses de la Iglesia, sacrificándolos a los intereses privados, disminuyéndolos injustamente, complaciendo al mundo ‘en donde domina enteramente el demonio’, con el pretexto de simpatizar con los fautores de la novedad y atraerlos a la Iglesia, como si fuera posible la armonía entre la luz y las tinieblas, entre Cristo y el Demonio. Son éstos, sueños de enfermos, alucinaciones que siempre han ocurrido y ocurrirán mientras haya soldados cobardes, que arrojen las armas a la sola presencia del enemigo, o traidores, que pretendan a toda costa hacer las paces con los contrarios, a saber, con el enemigo irreconciliable de Dios y de los hombres”.
San Pío X

“Retirarse ante el enemigo o callar cuando por todas partes se levanta un incesante clamoreo para oprimir la verdad, es actitud propia o de hombres cobardes o de hombres inseguros de la verdad que profesan.
La cobardía y la duda son contrarias a la salvación del individuo y a la seguridad del Bien Común, y provechosas únicamente para los enemigos del cristianismo, porque la cobardía de los buenos fomenta la audacia de los malos. El cristiano ha nacido para la lucha” (León XIII).

"¡Ven, Jesús! ¡Ven y transforma el mundo! ¡"Ven ya", hoy, y que triunfe la paz!"

------------------------------

--------------------------------------------------

Los pueblos amerindios en Iberoamérica

La acepción que utiliza como sinónimos América Latina e Iberoamérica, es la más frecuentada.

Iberoamérica a principios del XXI

Mestizos 30'3%
Amerindios 9'2%
Blancos Criollos 36'1%
Negros, Mulatos, creoles y garífunas 23'7%
Asiáticos 0'7%

Lenguas amerindias más habladas en Iberoamérica:

  1. Quechua: de 9 a 14 millones de hablantes (en Perú, Bolivia, Chile y Ecuador)
  2. Guaraní: de 7 a 12 millones de hablantes (en Argentina, Paraguay y Bolivia)
  3. Aymara: 2 a 3 millones de hablantes (en Argentina, Bolivia y Perú)
  4. Náhuatl: 1,3 a 5 millones de hablantes (en México)
  5. Maya; de 0,9 a 1,2 millones de hablantes (en Guatemala, El Salvador y México)

Leer más

----------------------------


La paz de Cristo en el Reino de Cristo y la paz del mal menor

Desde que se nos dice que la paz vendrá de las reuniones incesantes de las instituciones internacionales y que el requisito para la paz es crear más organismos dedicados a ello, ¿cuánto de ello se ha hecho y se nos ha hecho pagar, cuántas de esas reuniones se han celebrado y cuántos de esos organismos se han creado con nuestro dinero? Y ¿con qué resultado? ¿Hay paz en 2016? No dejan de proclamar: "paz, paz"; y no paran de reunirse para seguir proclamando: "paz, paz", y no dejan de crear más y más organismos en los que proclamar: "paz, paz".

"La paz a que aspiran los pontífices romanos, la paz que esperan del Corazón de Jesús, la paz de Cristo en el Reino de Cristo, no es aquella paz precaria y circunstancial que puede dar la diplomacia, o los tratados internacionales. No es una paz condicionada a las tristes circunstancias actuales. Esta es la paz del mal menor, a la cual es prudente acogerse, cuando no puede alcanzarse el bien mayor. Será una paz que un pontífice romano admitirá prudentemente, como la habrían admitido tantos pontífices romanos. Pero no es la auténtica Pax Romana: la paz de Cristo en el Reino de Cristo".
(Ramón Orlandis, SI:
El arco iris de la «Pax Romana»).

Lo que está pasando en realidad es lo que ya por medio del profeta Jeremías censuró el propio Dios: no dejan de proclamar: "paz, paz", pero no hay paz.

Han curado el quebranto de la hija de mi pueblo a la ligera, diciendo: «¡Paz, paz!», cuando no había paz.
¡Hemos pecado contra Yahveh! Esperábamos paz, y no hubo bien alguno; el tiempo de la cura, y se presenta el miedo (Jer 8,11, 15).

Así dice Yahveh Sebaot: No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan. Os están embaucando. Os cuentan sus propias fantasías, no cosa de boca de Yahveh.
Dicen a los que me desprecian: «Yahveh dice: ¡Paz tendréis!» y a todo el que camina en terquedad de corazón: «No os sucederá nada malo».
Yo no envié a esos profetas, y ellos corrieron. No les hablé, y ellos profetizaron (Jer, 23, 16-17, 21).

----------------------------------

“Están pues muy equivocados los que creen y esperan para la Iglesia un estado permanente de plena tranquilidad, de prosperidad universal, y un reconocimiento práctico y unánime de su poder, sin contradicción alguna; pero es peor y más grave el error de aquellos que se engañan pensando que lograrán esta paz efímera disimulando los derechos y los intereses de la Iglesia, sacrificándolos a los intereses privados, disminuyéndolos injustamente, complaciendo al mundo ‘en donde domina enteramente el demonio’, con el pretexto de simpatizar con los fautores de la novedad y atraerlos a la Iglesia, como si fuera posible la armonía entre la luz y las tinieblas, entre Cristo y el Demonio. Son éstos, sueños de enfermos, alucinaciones que siempre han ocurrido y ocurrirán mientras haya soldados cobardes, que arrojen las armas a la sola presencia del enemigo, o traidores, que pretendan a toda costa hacer las paces con los contrarios, a saber, con el enemigo irreconciliable de Dios y de los hombres”.
San Pío X

“Retirarse ante el enemigo o callar cuando por todas partes se levanta un incesante clamoreo para oprimir la verdad, es actitud propia o de hombres cobardes o de hombres inseguros de la verdad que profesan.
La cobardía y la duda son contrarias a la salvación del individuo y a la seguridad del Bien Común, y provechosas únicamente para los enemigos del cristianismo, porque la cobardía de los buenos fomenta la audacia de los malos. El cristiano ha nacido para la lucha” (León XIII).

"¡Ven, Jesús! ¡Ven y transforma el mundo! ¡"Ven ya", hoy, y que triunfe la paz!"

------------------------------

----------------------------

La Iglesia del siglo XXI celebra la fiesta solemne de Cristo Rey

La Iglesia de la época del Concilio Vaticano II y del siglo XXI tiene como festividades con categoría de solemnidad tanto la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, como la fiesta de Cristo Rey. Esta última, además ha sido situada después de dicho Concilio en el último domingo del año litúrgico, porque cuando fue instituida en 1925 se situó en el último domingo de octubre. Es escandaloso que haya eclesiásticos que se nieguen a difundir el significado de ambas solemnidades. Combatir por omisión la devoción a un santo es no sentir con la Iglesia. Pero combatir por omisión la difusión del reinado de Cristo en cada persona y en la sociedad, y la devoción al Sagrado Corazón de Cristo Rey, o reducirla al ámbito individual y de jaculatorias, es hacer algo similar a lo que hacen los lefebrianos. La Iglesia tiene y mantiene la fiesta del Sagrado Corazón con rango de solemnidad y la fiesta de Cristo Rey con rango de solemnidad. Y lex orandi es rex credendi. Lo que está en las celebraciones litúrgicas expresa la fe de la Iglesia. El que combate por omisión al Sagrado Corazón de Jesús y a Cristo Rey hace algo del tipo de los lefebrianos, pero mucho peor en grado. El prefacio de la misa de la solemnidad de Cristo Rey está literalmente en el Concilio Vaticano II (Lumen Gentium, 36). Los lefebrianos dicen todavía repudiar el texto del Concilio Vaticano II y más aún lo hacen los que repudian la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y lo que expresa la solemnidad de Cristo Rey tal como lo indica la Iglesia en la liturgia de la misa de dicha solemnidad, y en los textos conciliares y pontificios:

Significado de la fiesta solemne de Cristo Rey: Pío XI, el Papa que instituyó esta fiesta en 1925, explica en 1928 su significado en su Encíclica «Miserentissimus»:

«Al hacer esto no sólo poníamos en evidencia la suprema soberanía que a Cristo compete sobre todo el Universo... sino que adelantábamos ya el gozo de aquel día dichosísimo en que todo el orbe, de corazón y de voluntad, se sujetará al dominio suavísimo de Cristo Rey».

LEER MÁS

------------------------------------------

El Reinado de Jesucristo consumado en cada alma y en la Tierra por la acción misericordiosa de su Sagrado Corazón

La implantación del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo consumado en la Tierra

La segunda venida de Jesucristo tendrá como consecuencia, entre otras, el triunfo de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. Y no al revés. No es a consecuencia de un triunfo debido a un proceso de crecimiento de la Iglesia como se producirá la consumación en la Tierra del Reinado Social de Jesucristo por su misericordia y la consiguiente época profetizada de paz y prosperidad en la Iglesia (CIC 677, 673, 672, 675, 674). Este Reinado ha de venir ciertamente. Y será consecuencia de la segunda venida de Jesucristo que producirá con su manifestación gloriosa la ruina de la apostasía y el hundimiento del régimen anticristiano, que ahora ya domina y que aún llegará a imperar de forma total.

La segunda venida de Cristo, en gloria y poder, no será precedida, sino seguida por la conversión de Israel, porque será consecuencia suya. Aunque ya algo antes de la segunda venida de Jesucristo se producirá por su gracia misericordiosa la conversión de algunos judíos (Ap 3,9), en la época de la Iglesia de Filadelfia, nuestra época.

«Te voy a entregar algunos de la Sinagoga de Satanás, de los que se proclaman judíos y no lo son, sino que mienten; yo haré que "vayan a postrarse delante de tus pies" (Is 45,14), para que sepan "que yo te he amado" (Is 60,14)».
(Ap 3,9)

Tras la quiebra de la apostasía y el hundimiento del imperio anticristiano a consecuencia de la Parusía de Jesucristo, vendrá sin obstáculo el proceso de recristianización mediante el auge de la devoción a la Virgen María y de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús. El triunfo de estas devociones tras la segunda venida de Jesucristo traerá la implantación consumada del reinado social de Nuestro Señor Jesucristo en la Tierra como aseguran respectivamente san Luis María Grignon de Monfort y el padre Orlandis:

“La salvación del mundo comenzó por medio de María y por medio de Ella debe consumarse. María casi no se manifestó en la primera venida de Jesucristo (...) Pero, en la segunda venida de Jesucristo, María tiene que ser conocida y puesta de manifiesto por el Espíritu Santo, a fin de que por Ella Jesucristo sea conocido, amado y servido”
(San Luis María Grignion de Montfort, Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen María, cap. III titulado María en los últimos tiempos de la Iglesia).

"Como consecuencia del triunfo de esta devoción ha de venir la época profetizada de paz y prosperidad en la Iglesia, coincidente con el Reinado Social de Jesucristo"
(El padre Orlandis explicando la devoción al sagrado Corazón en la fiesta de Cristo Rey del 25 de octubre de 1942).

El reinado de Cristo Rey en cada alma, la dimensión personal del reinado del Sagrado Corazón, que es la primordial por cierto, se produce ya plenamente como consecuencia de la devoción al Sagrado Corazón. Y ésta sí que llega a su plenitud en las almas a las que Jesús se la concede ya en esta época anterior a su segunda venida.

LEER MÁS

---------------------------------------

El reinado de Cristo ante el laicismo

La proclamación de Cristo como rey fue el 11 de junio de 1899 con la consagración del mundo al Sagrado Corazón de Jesús por el papa León XIII. Consagró a todo el género humano al Sagrado Corazón. Incluidos los que no creen en Jesucristo y los que no son miembros de la Iglesia, ni aceptan la autoridad pontificia. La fundamentación teológica de que se consagrase también a estas personas es, como enseñan san Agustín y santo Tomás, que la doctrina de la Iglesia es que aunque los que no católicos no están bajo la autoridad de Jesucristo y de su Vicario en cuanto al ejercicio de su autoridad (quantum ad executionem potestatis), todos los hombres les están sometidos en cuanto a su autoridad en sí (quantum ad potestatem), porque según recuerdan san Agustín y santo Tomás, Jesucristo murió para redimir a todos, como revela el Espíritu Santo por medio de san Pablo: «el Cristo se ha entregado para la redención de todos».

Esta doctrina nos da también el significado de la proclamación de la realeza universal de Jesucristo mostrando su Sagrado Corazón. Y es que la autoridad de Jesucristo es universal sobre todos los hombres; y el Papa, su Vicario en la tierra, tiene esta autoridad sobre todos los hombres en materia de fe y de moral, incluidos los aspectos éticos de la política; pero no la ejerce sobre los que no acatan aún la autoridad del Papa y de la Iglesia.

Cristo es rey, pero su reinado no ha llegado aún a su plenitud y consumación.

Esta doctrina de san Agustín y santo Tomás es también la clave para entender la diferenciación, que data del siglo XIX, entre tesis e hipótesis. La tesis católica es que los pueblos, los Estados con sus gobernantes a la cabeza tienen el deber para con Dios, y necesitan para su buen funcionamiento, acatar la autoridad de Jesucristo ejercida por el Papa, su Vicario en la tierra. Pero esto es posible si toda o casi toda la población es católica. En el siglo XIX, cuando el liberalismo se fue apoderando de los Estados y a consecuencia de ello comenzó la descristianización de los pueblos, se formuló por los teólogos católicos que en la hipótesis de que la población no sea católica, entonces la Iglesia no debe reivindicar la confesionalidad del Estado y debe limitarse a reivindicar la libertad de poder realizar su misión básica de evangelizar.

Esta distinción entre la realeza universal de Jesucristo y la plenitud aún no realizada del ejercicio de su reinado, o lo que es lo mismo, la distinción entre la universalidad de la autoridad del Papa y de la Iglesia sobre la fe y la moralidad de los actos, incluso políticos y sociales, y la posibilidad de su ejercicio y acatamiento, es la clave para explicar que las autoridades eclesiásticas se limiten a reivindivar hoy en día, la sana laicidad, mientras que el Concilio Vaticano II lo que enseña en realidad es:
"La Iglesia, juntamente con los profetas y con el mismo Apóstol, espera el día, que sólo Dios conoce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con voz unánime y le servirán hombro con hombro"
(Nostra aetate, 4).
Lo que es proclamar con toda seguridad la confesionalidad de todos los pueblos y que obrarán en consecuencia en el futuro.

LEER MÁS

-----------------------------

La tarjeta de visita de Jesucristo: soy rey t..El Reinado de Jesucristo por la misericordia de su Sagrado Corazón....El reinado de Cristo ante el laicismo...El reinado de Dios en las enseñanzas de la Iglesia

Jesucristo Rey.. tt..La devoción al Sagrado Corazón de Cristo Reyt.t.La civilización del amor ..... ....Jesucristo anunció el reino de Dios y efectivamente vino el reino de Dios que es su Iglesia ..

-----------------------------------------

La laicidad en la actual situación de hipótesis constatada por Benedicto XVI

 

"La civilización del Amor es el Reino del Corazón de Cristo"

"Sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia, podrá levantarse la civilización del Amor, el Reino del Corazón de Cristo"
(San Juan Pablo II, 5.10.1986. Carta al General de la Compañía de Jesús. Insegnamenti, vol. IX/2, 1986, p. 843)

"La civilización del Corazón de Cristo"

"Sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia podrá edificarse la civilización del Corazón de Cristo"
(Benedicto XVI, 15.05.2006, Carta sobre el culto al Corazón de Jesús, repitiendo las palabras de san Juan Pablo II de 5.10.1986, Insegnamenti, vol. IX/2, 1986, p. 843).

"La civilización del Amor punto de llegada de la historia humana"

"La civilización del amor debe ser el verdadero punto de llegada de la historia humana"
(San Juan Pablo II, 3.11.1991. Homilía en la Parroquia de San Romualdo de Roma. L'Oss. 21.11.91).

La civilización del amor es el reinado social en la tierra del Sagrado Corazón de Jesucristo

El reinado de Cristo ante el laicismo

La devoción al Sagrado Corazón de Crist

uLa tarjeta de visita de Jesucristo: soy rey t

-----------------------------

El abandono no es la inacción, sino por el contrario, aplicarse con todas las facultades a lo que Dios manda cada día

Santa Joaquina Vedruna en una carta a uno de sus nueve hijos le exhortaba al abandono en manos de la divina Providencia. Ahora se oye hablar en ambientes buenos del abandono, pero a la Providencia no se la nombra, al revés de lo que se hacía en la época de esta santa. Y Dios, Padre amoroso, cariñoso y misericordioso sigue actuando providentemente, sigue permanentemente actuando la divina Providencia.

San Claudio de la Colombière, propulsor de esta espiritualidad del abandono en la misericordia de Dios, lo concreta luminosamente en la divina Providencia. Y aclara que el abandono no es la inacción, sino todo lo contrario. Esto es muy importante tenerlo claro, porque se oye tanto decir que "lo único" que tenemos que hacer es abrirnos a la gracia, que "lo único" que tenemos que hacer es dejar actuar a la gracia, que nos podría parecer que no tenemos que hacer nada, sino que todo lo hará la gracia, menos abrirnos o abandonarnos, que eso es lo que hemos de hacer nosotros. ¡Como si abrirnos y dejar actuar a Dios no fuese también una gracia! Y algo que sólo podemos hacer movidos por la gracia. Pero es que la gracia nos hace actuar y nos mueve a no parar y a hacer todo lo que está en nuestra mano para cumplir la voluntad de Dios. Esto es lo que se ve que Jesús dice continuamente en los Evangelios: que obremos, que hagamos lo que Dios quiere, lo que Jesús manda. Dice san Claudio de la Colombiére:

"Llena de la alegría que le inspira también suaves palabras, el alma recibe con respeto esta dichosa disposición, todos los acontecimientos presentes de manos de la divina Providencia y espera todos los venideros con una dulce tranquilidad de espíritu, con una paz deliciosa. Vive como un niño al abrigo de toda inquietud. Pero esto no quiere decir que permanezca en una espera ociosa de las cosas teniendo necesidad de ellas o que descuide el aplicarse a los asuntos que se presenten. Al contrario, hace por su parte, todo lo que depende de su mano, para llevarlos bien, emplea en ellos todas sus facultades; pero sólo se da a tales cuidados bajo la dirección de Dios, no mira su propia previsión más que como sometida enteramente a la de Dios y le abandona la libre disposición de todo, no esperando otro éxito que el que está en los designios de la voluntad divina". (El abandono confiado a la divina Providencia. Ed. Balmes. Pág. 62-63).

-------------------

 

La existencia de Dios es accesible por la luz natural de la razón. Este conocimiento aún no es la fe. Es un preámbulo de la fe. Para la fe en Dios, es decir para creer en Dios por su autoridad, prescindiendo de los motivos racionales de credibilidad, hace falta la gracia, no para el conocimiento de su existencia con la luz natural de la razón (Santo Tomás de Aquino, S.Th., 1-2, q. 109 a. 1 ).

QUITAR EL CRUCIFIJO

LA BEATA KAFKA, MÁRTIR POR NO QUITAR EL CRUCIFIJO

La capacidad de la mente humana para conocer a Dios

EL HOMBRE, IMAGEN DE DIOS

La distinción entre los dones naturales dados por Dios y la gracia

-----------------------

 

La normativa ética de la política está entre en las materias sobre las que el Papa tiene autoridad infalible, porque es infalible en materia de fe y moral, lo mismo que lo es la Iglesia Católica.

La autoridad del Papa para declarar las normas morales es infalible cuando la ejerce con ese carácter, no cuando no la ejerce.

Cristo constituyó a los Apóstoles y a sus sucesores «intérpretes auténticos de toda ley moral, es decir, no sólo de la ley evangélica, sino también de la natural» (Beato Pablo VI, enc. Humanæ vitae 25-VII-1968, 4). [Citado por Iraburu en Infocatólica, 14.12.2012]

----------------------------

La pseudoconferencia Episcopal Tarraconense o CET fantasma o pirata

¿La resurrección de Jesús es lo más importante?

La resurrección de Jesús es lo más importante para nosotros (quoad nos). Pero en sí lo más importante es que Jesús es Dios y murió en la cruz por nosotros y así nos salvó. Para nosotros pecadores y hombres de poca fe, la resurrección de Jesús desmiente la apariencia de que, al haber muerto a manos de sus enemigos, no es el Mesías, no es el Hijo de Dios, no es Dios; como pareció evidenciarse ya en el momento de su muerte en el Calvario para todos sus enemigos y para casi todos sus seguidores, con la pequeña excepción de los que, inmersos en un amor ardiente, estaban abrumados por el dolor aplastante. Cuando los seguidores de Jesús evidenciaron que Él había resucitado, entonces creyeron que sí era verdad que era Dios. Y que su muerte fue consentida y ofrecida por Él para salvarnos. Fue su resurreción lo que a ellos y a nosotros nos dio a comprender el sentido y el significado de su muerte. El significado que su muerte tenía ya en sí mismo. Es la sangre de Cristo lo que nos salva, redime y nos abre las puertas del cielo. Jesús es Dios y murió por nosotros y así nos mereció la misericordia infinita de Dios para perdonarnos todo siempre y concedernos el gozo eterno del cielo, es decir, gozar para siempre del mismo Dios, y salvarnos del infierno, que es la privación eterna de Dios, cuya posesión y gozo es lo único que nos puede satisfacer, como experimentaremos después de esta vida eternamente, tras la cual también la privación de Dios se experimenta como totalmente insoportable en cada instante de la eternidad. De esto es de lo que Jesús con su muerte nos ha salvado si, por obra de su gracia, queremos. Y con su resurrección lo hemos sabido si, por obra de su gracia, creemos el testimonio que da la Iglesia desde el principio.

-----------------------------------------------

 

Mozárabes y cruzados
No a todos y en todas las circunstancias manda Dios aceptar el sometimiento a los enemigos de Dios vencedores, como mandó por medio de Jeremías a los judíos deportados a Babilonia:

«Así dice Yahveh Sebaot, el Dios de Israel, a toda la deportación que deporté de Jerusalén a Babilonia:
Edificad casas y habitadlas; plantad huertos y comed su fruto;
tomad mujeres y engendrad hijos e hijas; casad a vuestros hijos y dad vuestras hijas a maridos para que den a luz hijos e hijas, y medrad allí y no mengüéis;
procurad el bien de la ciudad a donde os he deportado y orad por ella a Yahveh, porque su bien será el vuestro (Jer 29,4-7).

Otras veces lo que está mandado es no someterse a los enemigos de Dios, sino sublevarse y luchar contra ellos, como manda Dios por medio del profeta Joel:

Publicad esto entre las naciones: ¡Proclamad la guerra, incitad a los bravos! ¡Que avancen y suban todos los hombres de guerra!
Forjad espadas de vuestros azadones y lanzas de vuestras podaderas; y diga el débil: «¡Soy un bravo!» (Jl 4,9-10).

Sí, lo contrario de la paz que Dios tiene prometida por medio de Isaías en la plenitud del reino mesiánico en la tierra (Is 2,4).

Hay tiempo de ganar y tiempo de perder; tiempo de someterse y tiempo de luchar y tiempo de disfrutar de la paz que traerá Jesucristo en la plenitud de su reinado en la tierra.

San Agustín, como doctor de la Iglesia que es, explica que los cristianos deben soportar las persecuciones, pero que en ocasiones deben reprimir a los enemigos. Deben hacerlo en las ocasiones en que puedan, esto es cuando tienen una fuerza suficiente para vencer y no provocar males mayores:

"La ciudad celestial, en cambio, conoce a un solo Dios..., no puede tener comunes con la ciudad terrena las leyes religiosas. Y por éstas se ve en la precisión de... ser una carga para los que sienten lo contrario y soportar sus odios y sus violentas persecuciones, a menos de refrenar alguna vez los ánimos de sus enemigos con el terror de su multitud, y siempre con la ayuda de Dios"
(San Agustín, La Ciudad de Dios, XIX; 17).

Aquí, en este texto de san Agustín tenemos el núcleo de la diferencia de situaciones en las que se debe ser mozárabe y en las que se debe ser cruzado. Por voluntad de Dios en todo caso. Y también tenemos el núcleo de la doctrina desarrollada por santo Tomás de Aquino de las condiciones para una justa sublevación y para una guerra justa.

«Hay infieles que nunca han recibido la fe, como los gentiles y los judíos. Estos no deben ser obligados de ninguna forma a creer, porque el acto de creer es propio de la voluntad. Deben ser, sin embargo, forzados por los fieles, si tienen poder para ello, a no impedir la fe con blasfemias, incitaciones torcidas o persecución manifiesta. Por esta razón, los cristianos suscitan con frecuencia la guerra contra los infieles, no para obligarles a aceptar la fe, pues si los vencen y hacen cautivos los dejan en su libertad de creer o no creer, sino para forzarles a no impedir la fe de Cristo»
(Santo Tomás, Suma Teológica, II-II, q. 10, a. 8, in c).

Santo Tomás enseña además que «muy bien puede fundarse una Orden religiosa para la vida militar, no con un fin temporal, sino para la defensa del culto divino, de la salud pública o de los pobres y oprimidos» (STh II-II, 188,3).

Es lo que hizo San Raimundo de Fitero al fundar la Orden Militar de Calatrava y al encabezarla al principio con la regla del Císter

LEER MÁS

-------------------------------------------------------------------------

“San Jerónimo precisa incluso, en su De Viris Illustribus, cap. 3 (Migne, vol. XXIII, col. 613), que un ejemplar del Evangelio hebreo de Mateo se encontraba todavía en su tiempo (en 392) en la biblioteca de Cesarea"
(Jean Carmignac, La naissance des Évangiles synoptiques, François-Xavier de Guibert, Quatrième édition, Paris 2007, p. 67, n. 22).

--------------------------------------------------------------

Más que ardua, imposible, si no se cimenta en la aceptación de la soberanía de Dios, la tarea de la sociedad civil y política de organizar y encarnar en la justicia y en la solidaridad, en el derecho y en la paz, una vida cada vez más humana. Y ciertamente, proponer e invitar al reino de Dios prometido por Jesucristo, que es la Iglesia católica, no es buscar una cierta hegemonía de los cristianos, sino servir al hombre, a todo el hombre y a todos los hombres. El Concilio Vaticano II proclamó con seguridad: "La Iglesia, juntamente con los profetas y con el mismo Apóstol, espera el día, que sólo Dios conoce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con voz unánime y le servirán hombro con hombro" (Nostra aetate, 4).
Lo que es proclamar con toda seguridad la confesionalidad de todos los pueblos y que obrarán en consecuencia en el futuro obedeciendo a Dios.

--------------------------

San Juan Pablo II proclamó que la civilización del amor es el reino del Corazón de Cristo:

La devoción al Corazón de Jesús alimenta la esperanza de que

“sobre las ruinas acumuladas por el odio y la violencia, se establezca la civilización del amor, el reino del Corazón de Cristo
(Juan Pablo II, Mensaje al Prepósito General de la Compañía de Jesús, P. Peter Hans Kolvenbach, entregado en la capilla de san Claudio la Colombière de Paray le Monial el 5 de octubre de 1986).

La civilización del amor es el reinado social en la tierra del Sagrado Corazón de Jesucristo

------------------

 

Estructuras de pecado

La dinámica del mal menor es una estructura de pecado

La dialéctica hegeliana y la ley del aborto

El poder absoluto del parlamento es una estructura de pecado

Todo poder absoluto es una estructura de pecado

La constitución que lo impone es una estructura de pecado

La monarquía parlamentaria sometida a tal parlamentarismo es otra estructura de pecado; y también la monarquía constitucional sometida a tal tipo de constitución es una estructura de pecado

Los partidos políticos mayoritarios en España se han constituido en «verdaderas estructuras de pecado» (Mons. Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, 25.09.2014).

------------------------------------

Estructuras de pecado en la enseñanza

El currículo oficial es una estructura de pecado, porque impone un enfoque de las asignaturas al margen o contrario a la Iglesia o simplemente a la verdad natural.

Las asignaturas planteadas contra la Iglesia y contra la educación católica son estructuras de pecado.

El Estado educador es una estructura de pecado, máxime si es un Estado agnóstico o ateo.

El Estado impone con el nombre de educación sexual un sistema al margen de la moral y que enseña la inmoralidad y lo impone como obligatorio también en los centros católicos. Esa pseudoeducación sexual al margen de la moral es una estructura de pecado.

Las autoridades educativas aprueban libros de texto materialistas, ateos, abortistas, homosexualistas, antinatalistas, anticristianos en general. Y estos libros de texto se imponen de forma obligatoria en los centros eductivos católicos, como en los que no lo son. Estos libros de texto son otra estructura de pecado.

LEER MÁS

----------------------------------------

-----------------------

Medio mundo se ríe del otro medio [y recíprocamente].

La risa va por barrios.

Ríe mejor el que ríe último.

¡Ay de los que reís ahora!, porque tendréis aflicción y llanto. (Lucas 6, 25).


Codo con codo es una cuerda de presos

Es penoso oír a personajes políticos decir que van a actuar codo con codo queriendo decir que van a actuar todos unidos. Emplear la expresión con este significado es una incorrección resultante de mezclar las expresiones: hombro con hombro, que significa que todos colaboran unidos; y codo a codo, que significa que todos actúan hermanados

En cambio ir codo con codo lo que significa es formar parte de una cuerda de presos. Que es como antiguamente eran conducidos. Se puede visualizar en el cuadro realizado por Antonio Gisbert en 1888, El fusilamiento de Torrijos en la playa de Málaga, que se encuentra en el Museo del Prado. Se observa como va atado por los codos Torrijos a otros de sus compañeros. (Véase la imagen).