...Crónica del siglo XXI...... ...Hispanidad Futura. .....CRISTIANDAD FUTURA

Zapatero acompañará a Obama en el "desayuno de oración" el 4 de febrero de 2010 en Washington

DN PAULA DE LAS HERAS . COLPISA. VIENA/BRATISLAVA Viernes, 15 de enero de 2010

El presidente del Gobierno ha sido invitado a participar en el desayuno de oración nacional del próximo 4 de febrero. El acto, de origen religioso, ha acabado por convertirse en un foro político económico y social del que son anfitriones los miembros del Congreso, pero aún conserva parte de su vocación inicial. De hecho, quien lo organiza es la Fellowship Foundation, una organización cristiana conservadora.

El acontecimiento central de esta jornada -"significativa y singular", en palabras del jefe del Ejecutivo español- es un discurso matinal ofrecido, desde hace años, por el presidente de Estados Unidos y, otro más, a cargo de un invitado cuya identidad se mantiene en secreto hasta el momento justo de su aparición ante los invitados. Salvo este año.

Blair y Teresa de Calcuta

El papel co-estelar ha recaído en años anteriores en reconocidos católicos como el ex primer ministro británico Tony Blair, el cantante Bono o la madre Teresa de Calcuta. Todos ellos incluyeron en sus discursos referencias a la fe como elemento vital en sus vidas. "Para billones de personas, la fe motiva, galvaniza, compele e inspira, no a excluir sino a abrazar; no a provocar conflicto sino a intentar hacer el bien. Eso es fe en acción", dijo Blair el año pasado.

Su intervención venía precedida de la primera actuación de Obama en este foro que arrancó así: "La fe ha sido siempre una fuerza conductora en la vida de nuestras familias".

Fue el propio presidente estadounidense quien explicó, ante los algo más de 3.000 invitados de todo el mundo, que el origen de este acto se remonta a la Gran Depresión, cuando abrumados por los altos índices de desempleo y pobreza, los líderes de la comunidad de Seattle decidieron hacer "algo más" por aquellos que más sufrían y se reunieron para rezar, sin importar la afiliación religiosa de cada cual.

El hecho de que Zapatero, un dirigente político que ha hecho del laicismo una de sus principales señas de identidad, acuda a una celebración con semejantes connotaciones resulta llamativo. Él desestimó ayer el carácter religioso del evento. Interrogado al respecto durante una rueda de prensa en Bratislava, a donde acudió como presidente de turno de la UE, reclamó que no se entienda de esa manera.

"Me sorprende la capacidad para interpretar una invitación, el origen de ese acto y la voluntad del presidente Obama -replicó enérgico-; creo que son los que invitan los que tienen que interpretar y desde luego no voy a ponerme yo en su lugar y espero que nadie lo haga".

Dicho esto, recondujo su respuesta hacia el halago para con sus anfitriones y añadió que, en todo caso, es una "demostración de la grandeza democrática de EE UU que se invite a personas de distintas condiciones".

Agenda económica

El desayuno de oración no es, en todo caso, el único motivo de la visita de Zapatero a Washington. Tenía pendiente un viaje de carácter económico desde hacía meses y está previsto que, entre el 3 y el 4 de febrero, se reúna con la Cámara de Comercio y con dos think-tanks de tendencia demócrata. Su visita precede, además, a la que realizarán los Reyes entre el 17 y 18 de febrero, invitados por Obama a la Casa Blanca.

------------------------------

Ministros de Franco precedieron a Zapatero en el rezo con líderes de EEUU

LIBERTAD DIGITAL 17 de enero de 2010

La sorprendente cita entre Obama y Zapatero en un acto de marcado carácter religioso tiene algunos precedentes en España, como la invitación que recibió el ex líder de AP Antonio Hernández Mancha. Ministros de Franco también acudieron buscando, como él, contactar con las autoridades de EEUU.

Pese a que desde Moncloa se quiere llenar de trascendencia el acto, medios como ABC apuntan que, en realidad, está reservado, al menos en el ámbito político, a líderes de segundo nivel o miembros de la oposición de países aliados. Así, antes que Zapatero han estado, por ejemplo, Antonio Hernández Mancha en su condición de líder de la extinta Alianza Popular. También acudió Tony Blair como invitado pero cuando ya había dejado de ser primer ministro. Incluso asistieron a la cita ministros de Franco.

El encuentro, en cualquier caso, resultará posiblemente muy incómodo a un Zapatero que se ha jactado siempre de su laicismo. Un periodista que asistió a uno de ellos, José María Carrascal, explica este sábado en el diario de Vocento que es una cita tan religiosa "como una ceremonia eucarística o una bendición papal".

El diputado Gustavo de Arístegui lleva asistiendo cinco años y, en declaraciones a LD, ha aportado más datos sobre este desayuno "de oración", que se celebra desde los años cincuenta. Su filosofía inicial fue la de encontrar un elemento que "uniese a demócratas y republicanos" para hablar de algo que no fuera política. Según ha dicho, hay distintos grupos de este tipo en varios países y de varias confesiones que se unen para orar.

En su opinión, "lo chocante" de todo esto es que un "laico militante" como Zapatero, "muy escéptico", participe en un acto de este tipo, con "cierto grado de espiritualidad" junto a Obama, que sí se declara creyente. "Aunque Zapatero diga que no se reza, sí se reza", ha recordado el diputado.

Arístegui destacó además que Zapatero rezará con el presidente estadounidense y varios miles de personas más. Según explicó, hay ocasiones en que se citan más de seis mil invitados sentados en más de quinientas mesas. Lo que sí ocurre siempre es que esté presidido por el presidente de Estados Unidos.

Precisamente el diario El País, el antaño amigo de Zapatero, se mofaba de este carácter multitudinario del evento para ridiculizar al ex presidente de Alianza Popular Antonio Hernández Mancha por su asistencia al acto. "No logrará la deseada entrevista personal con Ronald Reagan y tendrá que conformarse con asistir a un masivo Desayuno de Oración", decía el diario de Prisa en 1988.

El País también metía el dedo en la llaga recordando que "ya en época de Franco algunos de sus ministros, concretamente Federico Silva Muñoz, acudían a estos desayunos anuales, que se utilizaban para decir que habían estado con el presidente de Estados Unidos". Veinte años después, este extracto del artículo serviría para retratar el nuevo encuentro entre Zapatero y Obama. 

Entretanto, Moncloa prepara ya la que será la próxima foto con Obama más allá del chocante escenario. Fuentes del Gobierno han explicado a El Mundo que Zapatero tomará la palabra y dará un discurso en el que, cómo no, habrá alusiones a la Alianza de Civilizaciones. La imagen, que promete, llegará en un momento en el que el Gobierno trata de salvarse del hundimiento que predicen las encuestas por su gestión de la crisis.

......................