...Navarra desde 1975.....HISTORIA DE NAVARRA.....La crisis iniciada en 2007......INDEX

La crisis de Volkswagen desde septiembre de 2015

 

VW asume, en las cuentas del tercer trimestre de 2015, un cargo excepcional inicial de 6.700 millones de euros en relación con el escándalo de las emisiones.

-------------------------------------

El consorcio automovilístico alemán Volkswagen llamará a revisión cerca de 8,5 millones de vehículos en Europa por el caso del software que manipula las emisiones del motor EA 189 EU5, según informó la empresa.
[Fuente: Diario de Noticias, 16.10.2015]

Volkswagen está revisando en octubre de 2015 las inversiones previstas para evitar lo que no sea absolutamente necesario y desechar o retrasar lo que no sea urgente

Volkswagen reconoce que ha engañado durante años en los motores diésel EA 189 con un software que permite al vehículo reconocer que está pasando una prueba y trucar las cifras de emisiones de óxido de nitrógeno

El motor diésel que enmascara las emisiones contaminantes es de la familia EA 189 y está montado en unos 11 millones de vehículos de las marcas del Grupo (Volkswagen, Audi, Seat y Skoda) que se han distribuido por todo el mundo.

Volkswagen reconoce que hay cinco millones de vehículos afectados

Matthias Müller asume la presidencia del grupo de automoción tras la salida de Martin Winterkorn

DN EFE. Fráncfort Alemania 25/09/2015

El grupo automovilístico alemán Volkswagen informó de que cinco millones de vehículos de su marca principal Volkswagen están afectados en todo el mundo por la manipulación de cifras de emisiones contaminantes.

Ciertos modelos y algunos años de fabricación están equipados exclusivamente con el motor diésel EA 189, en el que se detectó en EE UU el software que trucó las emisiones contaminantes que realizaba.

Estos modelos son por ejemplo el Golf de la sexta generación, el Passat de la séptima generación y la primera generación del Tiguan, según Volkswagen.

No están afectados los vehículos nuevos de la marca Volkswagen que cumplen la normativa europea EU6, que incluye los nuevos modelos del Golf, Passat y Touran.

El director de la marca Volkswagen, Herbert Diess, dijo que "trabajamos a toda velocidad en una solución técnica que presentaremos a nuestros socios, clientes y a la opinión pública lo antes posible".

"Nuestro objetivo es informar a nuestros clientes tan rápido como sea posible para que sus vehículos cumplan la regulación", añadió Diess.

"Les aseguro que Volkswagen hará todo lo humanamente posible para recuperar la confianza de nuestros clientes, vendedores y la opinión pública", dijo el director de la marca principal del grupo.

El grupo Volkswagen informará de cuántos vehículos están afectados en cada mercado.

Asimismo la compañía alemana insiste en que trabaja en estrecha colaboración con las autoridades de certificación para buscar soluciones y que los vehículos son seguros técnicamente y funcionan bien.

Volkswagen ha reconocido que ha engañado de forma sistemática durante años al instalar un software en los motores diésel EA 189 que permite al vehículo reconocer que está pasando una prueba y trucar las cifras de emisiones de óxido de nitrógeno.

---------------------------------------------

El escándalo de Volkswagen en septiembre de 2015

D Noti EFE - Arantxa Iñiguez - Viernes, 25 de Septiembre de 2015

 

FRÁNCFORT. El escándalo de manipulación de las cifras de emisiones contaminantes del fabricante automovilístico alemán Volkswagen cuestiona la marca "Made in Germany" y estereotipos como la seriedad y honestidad en el trabajo de los alemanes.

Volkswagen ha engañado de forma sistemática durante años al instalar un software en los motores diesel EA 189 que permite al vehículo reconocer que está pasando una prueba y trucar las cifras de emisiones de óxido de nitrógeno.

La noticia ha impactado en el sector industrial alemán, sobre todo en el automovilístico y el de maquinaria, y ha hecho temer fuertes repercusiones en la economía alemana, la mayor de Europa.

Aunque el mayor daño de este duro golpe será para la reputación de Volkswagen, el "coche del pueblo", un símbolo de la ingeniería y la cultura empresarial alemana, que fue creado en 1938, en pleno régimen nazi, para que la mayor parte de los alemanes pudiera adquirir un automóvil.

En la actualidad, Volkswagen se ha convertido en un gigante, emplea a 600.000 personas, de ellos 270.000 en Alemania, y tiene 100 fábricas en todo el mundo.

El grupo tiene doce marcas: Volkswagen, Skoda, Seat, Audi, Lamborghini, Ducati, Scania, MAN, Porsche, Bugatti y Bentley.

En los últimos días el valor de marca de Volkswagen ha caído un 5 %, hasta 9.300 millones de euros, calcula la empresa asesora Spirit für Brands.

El vicecanciller alemán y ministro de Economía, el socialdemócrata Sigmar Gabriel, insistía en el Salón de Fráncfort en que "es incuestionable que los productores automovilísticos alemanes y sus suministradores son líderes en innovación en muchas áreas y eso debe mantenerse en el futuro".

Posteriormente la revista especializada "Auto Bild" informaba de que las emisiones contaminantes del X3 xDrive de BMW son demasiado elevadas y desataba de nuevo el pánico en bolsa, pese a que aclaraba después que no "había indicios de manipulación".

Un 15 % de los empleos en Alemania están vinculados de alguna forma al sector automovilístico, que representa un 2,75 % del producto interior bruto (PIB) del país.

La industria automovilística representa el 17 % de la producción industrial, seguida de la de maquinaria y equipamiento con un 14 %, según cifras de Capital Economics.

El escándalo ha creado un tsunami en bolsa y le ha llevado a Volkswagen a perder más de una tercera parte de su capitalización bursátil y a otras empresas del sector automovilístico a bajar con fuerza en bolsa.

Sin embargo, la analista de Capital Economics Jennifer McKeown considera que "el escándalo pasará sin importantes efectos económicos a largo plazo" y que la dimisión del presidente de VW, Martin Winterkorn, ayudará a restaurar esa reputación.

Sí que prevé un daño a corto plazo en la confianza del consumidor y empresarial, pero que se podría compensar con la actividad empresarial que generen las llamadas a revisión.

El economista jefe para Alemania de UniCredit, Andreas Rees, opina que el escándalo influirá negativamente en la confianza empresarial de octubre.

"De todas formas, es demasiado pronto para derivar cualquier estimación fiable del impacto macro de Volkswagen. Todavía hay demasiadas cantidades desconocidas", según Rees.

La industria automovilística genera unos 270.000 millones de euros en el valor añadido bruto alemán anuales, según cifras de UniCredit.

De ellos 100.000 millones de euros son de efecto directo, como la producción de automóviles y 170.000 millones de euros de efecto indirecto, como los suministradores de metal, sistemas electrónicos, plásticos, productos químicos, etc.

El presidente del fabricante estadounidense de vehículos eléctricos Tesla, Elon Musk, decía en una entrevista con el diario alemán "Handelsblatt" que "los equipos líderes de más alto rango (en los fabricante automovilísticos alemanes) todavía son demasiado de la vieja escuela y no aceptan el futuro".

El escándalo es un duro golpe a la campaña diesel de los fabricante alemanes.

El presidente de la industria automotriz alemana (VDA), Matthias Wissmann, dijo tomarse muy en serio el escándalo y pidió que no se sospeche de cientos de fabricantes automovilísticos y de componentes.

Asimismo defendió el diesel, en concreto la normativa europea Euro 6, y su importancia para reducir las emisiones de CO2.

Uno de cada dos automóviles que se matricula en Europa occidental es diesel, según la VDA.

El 77 % de la producción automovilística alemana se exporta, exportaciones que representan 200.000 millones de euros, una quinta parte de las exportaciones totales de Alemania.

-----------------

 

El Gobierno español garantiza el empleo y las inversiones de VW en Navarra

DN EFE. MADRID 25/09/2015

El Gobierno español condicionó la adopción de medidas por el caso Volkswagen a que se conozcan "todas" las circunstancias que han llevado al grupo automovilístico alemán a engañar en las emisiones de buena parte de sus motores diésel en todo el mundo.

Así lo aseguró la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros al ser preguntada por el tema.

Según indicó, el Gobierno está teniendo contactos "al máximo nivel" con el Grupo Volkswagen y con la Comisión Europea.

El ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria, está teniendo la "máxima interlocución" con el grupo automovilístico, que le ha garantizado el empleo y las inversiones de 4.200 millones de euros anunciados en las plantas de SEAT en Martorell (Barcelona) y de Volkswagen en Landaben (Navarra), afirmó Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta explicó que, una vez que se conozcan las circunstancias en las que se ha producido la manipulación de los datos de emisiones, se adoptarán "las medidas pertinentes".

No obstante, precisó que el problema de Volkswagen "afecta a los 28 estados miembros" de la Unión Europea, por lo que están trabajando con la comisaria responsable en la materia para que haya una respuesta "conjunta y coordinada".

El motor diésel que enmascara las emisiones contaminantes es de la familia EA 189 y está montado en unos 11 millones de vehículos de las marcas del Grupo (Volkswagen, Audi, Seat y Skoda) que se han distribuido por todo el mundo.

El Grupo Volkswagen tiene previsto difundir  un lista de los coches afectados.

-----------------

 

Semana negra para todas las firmas automovilísticas en la Bolsa

DN COLPISA Sábado 26/09/2015

La presión que ha ejercido la crisis de Volkswagen ha sido de tal calado que prácticamente ninguna compañía automovilística ha podido escapar de las dudas sembradas sobre el sector. La estigmatización del sector ha sido generalizada en una semana en la que las acciones de sus compañías se ha desplomado sin piedad.

Sólo algunos fabricantes consiguieron salvarse este viernes. Pero el balance bursátil, desde que saltara a la luz el escándalo la semana pasada en Estados Unidos, es desolador: las acciones de Volkswagen han caído finalmente un 35%.

El susto más inesperado se lo llevaron los títulos de BMW, después de que la revista Autobild afirmara el jueves, 24.09.2015, que uno de los vehículos de la empresa también emitía hasta once veces más gases contaminantes de lo que la compañía indicaba. Las acciones de BMW se desplomaron un 5% ese día, aunque la posterior rectificación de la publicación permitió este viernes al valor recuperarse un 4,2%. En cualquier caso, ha retrocedido un 11% en las cinco últimas sesiones. Y así uno tras otro, todos los fabricantes de vehículos, además de las empresas auxiliares que cotizan en Bolsa.

Las acciones de Renault han retocedido esta semana un 15,5%, las de PSA Peugeot Citroën un 12,8% y las de Daimler un 12,7%. En menor medida han caído las del fabricante estadounidense Ford (-6% en cómputo semanal) o las del japonés Toyota (-1,8%), debido a su mayor apuesta por los vehículos híbridos, menos contaminantes frente a los de la tipología diésel.

Para Javier Urones, analista de XTB, "el verdadero miedo que tienen los inversores, que han apostado por vender títulos automovilísticos, es que el problema de Volkswagen se extienda al resto del sector". Incluso va más allá al alertar sobre alguno de los riesgos que podría suponer para la economía, porque "esta industria está llamada a liderar el crecimiento" económico. Se trata de uno de los sectores empresariales más cíclicos, que empujan más cuando la recuperación se mantiene en auge, como está ocurriendo en los últimos meses.

En el caso de España, la fabricación de bienes de equipo -donde se encuadra la actividad- es el epígrafe con más tirón económico del PIB, gracias al crecimiento del 9,2% en el segundo trimestre, según el INE.

Antes del escándalo, las compañías automovilísticas tampoco estaban pasando por su mejor momento en los mercados bursátiles. La mayoría se encontraban en mínimos de los últimos años. No solo los inversores han perdido la confianza en la firma alemana, y de paso, en casi todo el sector. También lo han hecho las agencias de calificación. Standard & Poor's puso este viernes en vigilancia con implicaciones negativas el rating del fabricante sueco Scania, filial de Volkswagen que el pasado mes de mayo integró con el también fabricante de camiones MAN.

La propia S&P alertó el jueves, 24/09/2015, de que podría revisar a la baja la calificación de Volkswagen, la misma decisión que adoptó Moody's el miércoles, 23.09.2015. Incluso el Banco Central Europeo (BCE) podría haber suspendido las compras de valores respaldados por activos de Volkswagen, según indicaron fuentes cercanas a la institución.

El BCE estudiará la próxima semana cualquier decisión definitiva sobre si se debe excluir de forma permanente este tipo de activos. También la deuda emitida por la compañía germana en los mercados se ha sacrificado en esta crisis de las emisiones medioambientales.

Sus bonos han estado sujetos a una fuerte presión vendedora. En el caso de la deuda senior -la de mayor calidad- "tienen una calificación Aa3 y A, según Moody's y S&P respectivamente, mientras que los bonos perpetuos tienen un rating de Baa1 y BBB+", explica Michael Boye, experto en renta fija de Saxo Bank.

Para este analista, "los inversores temen que las repercusiones financieras del escándalo de las emisiones que está protagonizando la compañía puedan conducir a Volkswagen a una degradación mayor por parte de las agencias de calificación", lo que podría a su vez dejar a los bonos de deuda perpetua sin su estatus de 'grado de inversión', un respaldo básico que determina la confianza que tenían los mercados en esta compañía.

----------------------