...Reflexiones en la beatificación de Pablo VI.....El Papa Francisco y el beato Pablo VI y sus dos consejeros....CRISTIANDAD FUTURA..........INDEX

Lo de las monjas del Congo y Pablo VI es una leyenda urbana
La autorización de Pablo VI a las monjas del Congo para recurrir a contraceptivos ante el riesgo de ser violadas nunca sucedió, gran post de Jorge Soley

Una nueva estrategia de prensa para el Vaticano

http://infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1011220854-una-nueva-estrategia-de-prens

Bruno, InfoCatólica, 22.11.10 a las 8:54 PM

Participante invitado: El P. Robert Longshanks es un antiguo anglo-católico que cruzó el Tíber hace cincuenta años. Conocido (a sus espaldas) por sus compañeros sacerdotes como Father “Battleaxe” Bob, se comenta que su propio obispo le tiene algo de miedo desde que le dijo que “el problema de Inglaterra ha sido siempre que sus obispos no están dispuestos a morir mártires”. Actualmente ejerce la cura de almas en una pequeña parroquia de Sussex.

……………………………………

¿El problema de la oficina de prensa del Vaticano? Demasiada sutileza en las respuestas. Me explicaré, para ver si así la idea entra en esas duras molleras curiales: La sutileza es adecuada cuando el interlocutor tiene al menos un cierto deseo de conocer la verdad. Cuando ese deseo no existe, ser sutiles, matizar lo que se ha dicho y ofrecer mil explicaciones complicadas es una grave imprudencia. Como si uno se enfrentara a un león con una navaja suiza.

El patrono de los portavoces del Vaticano debería ser San Bonifacio. Este obispo fue enviado, en el siglo VIII, a evangelizar a los germanos. Al ver que los rudos lugareños paganos tenían en sus aldeas un roble sagrado al que adoraban, el santo se dio cuenta de que no había que andarse con sutilezas. Tomó un hacha, se escupió en las manos y la emprendió a hachazos con el roble sagrado hasta que lo redujo a astillas. Después, colocó un abeto en su lugar y les dio una catequesis sobre Cristo, que vive para siempre, al igual que el abeto no pierde sus hojas en invierno. Quizá la intercesión de este santo evite que el portavoz vaticano se plante ante la prensa empuñando un bisturí de disección cuando lo adecuado es, más bien, un hacha de batalla.

Hay que aceptarlo de una vez: por desgracia, la mayoría de los periodistas no quieren conocer la verdad. Tampoco quieren entender lo que dice la Iglesia. No desean en lo más mínimo averiguar si la postura católica sobre algo es razonable o no. Lo único que buscan es un titular. A ser posible, un titular escandaloso. Y, si tiene que ver con el sexo, mucho mejor. Hay que ser consciente de esto y responder a sus preguntas con claridad y sencillez, sin meterse en grandes honduras.

Gracias a Dios, tenemos una cierta ventaja. Los malos periodistas, por el mismo hecho de serlo, son incapaces de hacer verdadero daño a no ser que les ofrezcamos la ocasión en bandeja. Su “táctica” de investigación es muy pobre y consiste en repetir una y otra vez la misma pregunta, confiando en que alguna vez la respuesta sea diferente. Es lo mismo que hacen los niños pequeños en los viajes, preguntando constantemente “¿cuánto falta?”. Así actúan infinidad de malos periodistas, esperando que la quincuagésimo octava vez que preguntan lo que piensa la Iglesia sobre los preservativos obtendrán una respuesta diferente que la quincuagésimo séptima vez.

Teniendo esto en cuenta, quizás el Vaticano podría utilizar una estrategia diferente que yo mismo uso para responder a las preguntas periodísticas sobre el preservativo. Las dos o tres veces que un periodista me ha preguntado sobre la postura de la Iglesia en relación con los anticonceptivos, le he dicho sinceramente: La Iglesia sigue diciendo lo mismo sobre ese tema. Puede leerlo en el Catecismo. Y, luego, le he preguntado yo a él: ¿Y tú, cuánto tiempo hace que no te confiesas? Sí, ya sé que no tiene nada que ver. No importa. A la pregunta sobre la Iglesia y el preservativo, respondo con otra pregunta sobre el tiempo que hace que el periodista no se confiesa.

Esto tiene tres ventajas. En primer lugar, hace que las preguntas sobre los preservativos se reduzcan al mínimo, porque a quien sólo desea incordiar no le gusta que le pregunten sobre el tiempo que hace que no se confiesa. Y, si hay alguna cosa que teme más que oír esa pregunta, es oírla en relación con el sexto mandamiento. En segundo lugar, existe la posibilidad de entablar una conversación y dar el primer paso para conseguir la conversión del periodista en cuestión, cosa que vale más que todas las políticas informativas del mundo. La prensa es un ente abstracto, pero cada periodista es una persona por la que nuestro Señor derramó su sangre en la Cruz.

¿Y la tercera ventaja? La tercera ventaja consiste en que, con esa pregunta, se exorciza al demonio que, probablemente, en ese momento está pinchando al periodista con el tridente en su periodístico trasero. Es el tipo de pregunta que el demonio no quiere que se haga bajo ninguna circunstancia. Por eso, si su táctica de promover repetitivamente el preservativo lleva a que se haga a menudo en voz alta esa pregunta sobre la confesión, el demonio cambiará de táctica. Es sencillo y eficaz.

Las preguntas sobre los preservativos no son simplemente una manía periodística. Son la manifestación de una podredumbre moral específica de esta época y relativa al libertinaje sexual, de la que el demonio está justamente orgulloso. Y, como las tinieblas aborrecen la luz, esta época odia, más que nada en el mundo, que haya alguien que ponga de manifiesto esa podredumbre. Odia que alguien afirme que es posible actuar de otra manera.

No nos dejemos distraer. No se trata del sida, ni del aumento de la población, ni de la casuística, ni de las circunstancias ni de nada por el estilo. Todo eso son excusas y no hay que darles demasiadas vueltas. El mundo, en el sentido teológico de la palabra, quiere que le digan que hace bien al reducir la sexualidad a una utilización de cualquiera, en cualquier momento y de cualquier forma. Quiere, ante todo, acallar la voz de su interior que le repite que está haciendo mal. Por eso no soporta que alguien diga que es posible el compromiso, el matrimonio para toda la vida, la castidad. Y por eso persigue a la Iglesia, pensando que si consigue acallarla, también callará la voz de su interior.

-------------------

Comentarios

Luis I. Amorós

Oye, Bruno, vas a acabar conmigo. Este reverendo padre ¿existe en realidad o, como parece según todos los indicios, pertenece al mismo universo que el teólogo disidente Higinio Fernández?

Por cierto, un artículo muy bueno y, sobre todo, elegante. Gracias. 22/11/10 9:04 PM

luis

El mundo, además, quiere que la Iglesia diga que se ha equivocado, que ha cambiado su doctrina y que por ende, no es infalible, porque el mundo odia la verdad, y una doctrina que cambia, forzosamente, no es verdadera. Por esoquiere desesperadamente que la Iglesia cambie, aunque mas no sea una letra, de la moral católica. Para decir que no hay verdad moral posible, para decir que la pretensión de la Iglesia es una quimera, , para convertir a la Iglesia en una máquina sancionadora de la "función social" y de la "responsabilidad" en el uso de la sexualidad.

Por eso persigue a la Iglesia, porque Ella es indefectible. Ella. 22/11/10 9:06 PM

luis

Y la insuperable ventaja de contestar con una pregunta al periodista, sirve también para exorcizar al demonio interior de ser políticamente correcto, de dar una respuesta "humanista" y moderna al pecado rampante, de aparecer como un "intelectual comprensivo". Nadie está libre de esa tentación, que el mismo Señor experimento cuando el Príncipe de este Mundo le pidió la sumisión

Muy recomendable el método de Father Bob, sí señor 22/11/10 9:15 PM

Fr. Longshanks

Mr. Luis:

Good point. Did you by any chance study at Oxford, too? 22/11/10 9:18 PM

Bruno

Luis Ignacio:

Considero muy probable que D. Higinio y Father Longshanks se hayan encontrado alguna vez. Dejo a la imaginación de los lectores el resultado del encuentro... mejor dicho, del encontronazo. 22/11/10 9:20 PM

Higinio Fernandez

Pues sí que nos encontramos. Yo iba a un encuentro interreligioso sobre Sacerdocio Femenino en Lambeth. Acababa de dejar los hábitos, así que no sé por qué me invitaron, en realidad mi tesis era que el sacerdocio es tan inadecuado para los varones como para las mujeres, pero hice furor.

Cuando bajé del estrado, me encontré con el dichoso Father Longshanks. Me preguntó cuanto hacía que no me confesaba. Le contesté que la verdadera confesión es cuando Dios se disculpa con el hombre, no cuando el hombre pide perdón a Dios, pues el hombre nunca ofende a Dios cuando vive con autenticidad sus impulsos. Escuché fuerte un "Indeed!" y lo último que recuerdo es despertar en la enfermería de Lambeth.

Qué bruto. 22/11/10 9:30 PM

Bruno

Carmen:

Yo diría que, masticando el catecismo, se puede saber más teología que muchos teólogos.

Saludos. 22/11/10 9:30 PM

Yanky, que no gringo

This is funny!!!! Lo necesitaba. 22/11/10 9:37 PM

Guillermo Juan Morado

Este artículo es brillantísimo. Felicidades, Bruno.

"Es el tipo de pregunta que el demonio no quiere que se haga bajo ninguna circunstancia. Por eso, si su táctica de promover repetitivamente el preservativo lleva a que se haga a menudo en voz alta esa pregunta sobre la confesión, el demonio cambiará de táctica. Es sencillo y eficaz".

Genial. 22/11/10 9:51 PM

luis

Caramba, encontré esto en el Jesus de Nazaret, de un tal Ratzinger, P.P.Benedictus XVI:

"No hace falta decir que este libro de ninguna manera constituye un ejercicio del magisterio, sino que es solo una expresión de mi búsqueda presonal del Rostro del Señor. Todos son libres, pues de contradecirme. Solo les pediría a mis lectores la buena voluntad inicial sin la cual no puede haber comprensión"

Parece que "hace falta decirlo": TODOS SON LIBRES DE CONTRADECIR AL PAPA CUANDO SE EXPRESA EN FORMA PRIVADA. LO DICE EL PAPA. 22/11/10 11:17 PM

Higinio Fernandez

"Parece que "hace falta decirlo": TODOS SON LIBRES DE CONTRADECIR AL PAPA CUANDO SE EXPRESA EN FORMA PRIVADA. LO DICE EL PAPA".

Pues a mí. luis, me trae algunas dudas, porque yo siempre contradije al Papa por principio. Si el Papa me dice que soy libre de contradecirlo, pues por pura contradicción no lo contradiré, y acataré todo lo que diga.
Es un problema lógico que con mi Teología Multiplural y Antropocéntrica no logro superar. Ya lo lograré, la ciencia todo lo puede. 22/11/10 11:28 PM

Luis I. Amorós

Dado que este hilo está en plan humorístico, voy a enviar mi e-currículum al Vaticano, como asesor del Santo Padre (me moría por decirlo, ya se sabe que todos los ultras soñamos con ser "asesores" del papa, y decirle lo que debe hacer).
Aquí, mi aportación.

Peter Seewald: In Africa you stated that the Church’s traditional teaching has proven to be the only sure way to stop the spread of HIV. Critics, including critics from the Church’s own ranks, object that it is madness to forbid a high-risk population to use condoms.
Benedicto XVI: En África el SIDA se extiende porque han aumentado la fornicación, el adulterio y la prostitución, y esos vicios aparecen cuando se desobedece a Cristo. Lo que deben hacer los africanos es volver sus ojos a Cristo y seguirle. Entonces es cuando se acabará con la transmisión del SIDA. Siguiente pregunta (next question).

Evidentemente, yo no soy tan inteligente ni estoy tan formado como el papa, y desde luego no tengo su capacidad y tacto con la prensa. O sea, que no creo que me acepten como asesor.
Eso sí, con una respuesta tal, no te pilla ningún periódico anticatólico. 23/11/10 12:27 AM

Higinio Fernandez

Pues yo ya lo mandé. Quiero sustituir a ese tal Lombardi. Mis declaraciones son mucho más confusas, y puedo oscurecer cualquier cuestión que me sometan. Es más, yo traduciría "prostituto" por "ninfa de las altas cumbres", y les daría caña con eso a todos los integristas. 23/11/10 12:32 AM

Bruno

"Quiero sustituir a ese tal Lombardi. Mis declaraciones son mucho más confusas, y puedo oscurecer cualquier cuestión que me sometan".

Buenísimo. 23/11/10 12:36 AM

Higinio Fernandez

Este muchacho Catholicus tiene buena pasta de teólogo progre. Ignora la tradicion, primer requisito. Me gusta. 23/11/10 11:39 AM

 

 

San Juan Pablo II:

"Al describir el acto anticonceptivo como INTRINSECAMENTE ilícito, Pablo VI quiso enseñar que la norma moral es tal que NO ADMITE EXCEPCIONES. Ninguna CIRCUNSTANCIA PERSONAL O SOCIAL ha podido, puede ahora o podrá jamás HACER QUE TAL ACTO SEA LICITO. La existencia de normas particulares, en relación con la manera de obrar de los hombres en el mundo, las cuales están dotadas con una fuerza obligatoria que EXCLUYE SIEMPRE Y EN CUALQUIER SITUACION la posibilidad de excepciones, constituye una enseñanza constante del MAGISTERIO de la Iglesia y de la TRADICION, que no pueden ser materia de discusión de los teólogos católicos".
23/11/10 3:16 PM

 

San Juan Pablo II:

"Es moralmente ilícito propugnar una prevención del SIDA basada en medios y recursos que violan el sentido auténtico de la sexualidad, y que son un mero paliativo para un malestar profundo, en el que está en juego la responsabilidad de los individuos y de la sociedad. Y la recta razón no puede admitir que la fragilidad humana, en vez de ser motivo para empeñarse más, se traduzca en pretexto para una cesión que abra la vía a la degradación moral".

Discurso de Juan Pablo II a la Conferencia internacional sobre el SIDA, Roma, 1989

23/11/10 4:13 PM

Higinio Fernandez Concuerdo Gonzalo en tu crítica a Luis, Santo Tomás está superado, escribió hace mucho tiempo. Mucho peor San Agustín, que escribió hace el doble de tiempo. Y no te cuento San Pablo, escribió hace dos mil años. Momias intelectuales, verduras de las eras...

Me animo a agregar que el Concilio también, han pasado cincuenta años, las circunstancias han cambiado. Como dijo tu compatriota Neruda "nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos"

En puridad, creo que él único pensamiento teológico vigente es el actual. Y del actual, el mío, para ser más preciso. Porque es el único que me sitúa en el aquí y en el ahora.

Pero eso entraña un compromiso: renovar permanentemente la Teología, para que no se quede superada. Por eso, cada mes actualizo prácticamente todo lo que he escrito, para estar seguro de no quedar rezagado. Es un esfuerzo enorme, pero es la única manera de que tu Teología no quede rezagada. Me sumerjo en el río de Heráclito casi cotidianamente, para fijar por un instante la verdad, y vuelta a empezar.

En rigor, sólo está actualizada al segundo siguiente de haberla corregido, y aún así, me angustia que a cada minuto que pasa, mi doctrina se desactualiza. Es como la piedra de Sísifo, tu entiendes.

Lo explico en mi opusculo "Egocentrismo e instantaneismo teológico, paso adelante en la humanización de la Teología" (Edit. Cronocenter, 1963, edic. actualizada la semana pasada).

23/11/10 10:13 PM


Higinio Fernandez, Teologo Antropocentrista. 23/11/10 11:00 PM

Higinio Fernandez (Releo mi comentario anterior, escrito hace unos minutos, y advierto con angustia que ya ha sido superado por una nueva concepción teologica que ha surgido en mi conciencia, un nuevo tiempo histórico que no es el mismo de hace cinco minutos. En fin, son los martirios del instante...) 23/11/10 11:04 PM

Higinio Fernandez Efectivamente, Gonzalo, aunque con algunos problemas de orden lógico, como siempre, sostengo tu misma tesis en mi Opúsculo "Fair is foul and foul is fair. Hacia una escatología escatológica", Edit. John Milton, 1968.

Sostengo que sólo los pervertidos -los verdaderos buenos- entrarán en el Cielo, mientras que los buenos -en realidad pecadores farisaicamente malos- irán al Infierno.

El problema es que si los pecadores (prostitutas irredentas y personas que usan condón y lo seguirán usando) en realidad son los buenos, deberían en definitiva ir al Infierno por ser buenos. Lo mismo, si los buenos son realmente los pecadores, deberían ir al Cielo por ser los verdaderos pecadores. Pero alto ahí: si van al Infierno, son malos, y si van al Cielo son buenos, y vuelta a empezar.

Lo estoy trabajando con una lógica no aristótelica, y lo voy a resolver, esperemos que antes de irme a... no sé, adónde corresponda. Total, Juan Pablo II dijo que el Infierno no existe. O leí que dijo eso. O lo dijo alguien que dijo eso. No estoy seguro. Ya publicaré mi folleto "Narnia y el Infierno. Aproximaciones míticas", Edit. Aleister Crowley, 1968. 25/11/10 1:53 PM

Higinio Fernandez Hubo una crisis religiosa, Fredense.
A partir del 70, comencé a tener mis dudas sobre la existencia de un Dios inmanente, que se identifica con el hombre, que se adapta a las necesidades de la humanidad y la sirve. Durante años, tuve la tentación de creer en un Dios Trascendente, fin último del hombre, frente al cual las criaturas son una brizna de hierba.

Pero vencí la tentación y aquí me ves, firme en el culto del Hombre. Lo cuento en mi autobiografía, "La lucha de Jacob con el Angel, y cómo venció Jacob", Edit. Grigori Efimovich, 1968. 25/11/10 10:39 PM

 

Higinio Fernandez "ASÍ LO ASEGURÓ SU PRESIDENTE, EL CARDENAL CAMILO RUINI
La Fundación Joseph Ratzinger pretende crear el «premio Nobel de teología»"


Mis ruegos han sido escuchados... Pido a todos mis admiradores hagan llegar la propuesta de un servidor para la candidatura como primer Nobel.

Ya me imagino a Su Santidad asistiendo a la ceremonia y entregándome el Premio. Su Santidad el Dalai Lama, por supuesto.
El Papa también puede venir, desde ya estaría invitado. 27/11/10 3:05 PM

Loretta Apostolidis de Fernandez

La que suscribe adhiere a la pujante candidatura de Higinio Fernandez. Como teóloga de género, he experimentado la profunda influencia de esta gloria de la teología antropocéntrica. Y como pareja comprometida con los anhelos y necesidades de este mundo sufriente, me identifico con este hombre que no marcha ni atrás ni adelante mío, sino junto a mi, tomado de mi mano, en dirección al Punto Omega que el Padre Pierre nos trazara hace ya seis décadas.

Fuerza, Higinio. Amor omnia vincit, et nos cedamus amore. 28/11/10 2:54 AM