.....Historia de España para Bachillerato....Primera Guerra Carlista...Historia de España...HISTORIA DE NAVARRA....HISTORIA UNIVERSAL......Explicaciones y desarrollos.......INDEX..

ESQUEMA DEL CONTEXTO HISTÓRICO DEL TEXTO 2 (Tema 3)

Ley de modificación de fueros de 1841 [La Ley "Paccionada"]

>>>>>>>>>>>>>>>>(Véase el texto íntegro de la LEY PACCIONADA DE 16 DE AGOSTO DE 1841 )

 

El Convenio de Vergara de 1839

La Ley de 25.10.1839 de "Confirmación" (supresión) de Fueros

REAL DECRETO DE 16 DE NOVIEMBRE DE 1839

“Doña Isabel II (…) y en su Real nombre D. Baldomero Espartero (…) sabed: que las Cortes han decretado y Nos sancionado lo siguiente:

Art. 5º. Los Ayuntamientos se elegirán y organizarán por las reglas generales que rigen o se adopten en lo sucesivo para toda la Nación.

Art. 6º. Las atribuciones de los Ayuntamientos, relativas a la administración económica interior de los fondos, derechos y propiedades de los pueblos, se ejercerán bajo la dependencia de la Diputación provincial, con arreglo a su legislación especial.

Art. 8º. Habrá una Diputación provincial, que se compondrá de siete individuos, nombrados por las cinco merindades, esto es, uno por cada una de las tres de menor población, y dos por las de Pamplona y Estella, que la tienen mayor, (…)

Art. 10º. La Diputación provincial, en cuanto a la administración de productos de los Propios, rentas, efectos vecinales, arbitrios y propiedades de los pueblos y de la provincia, tendrá las mismas facultades que ejercían el Consejo de Navarra y la Diputación del Reino, y además las que, siendo compatibles con éstas, tengan o tuvieren las otras Diputaciones provinciales de la Monarquía.

Art. 15º. Siendo obligación de todos los españoles defender la Patria con las armas en la mano cuando fueren llamados por la Ley, Navarra, como todas las provincias del reino, está obligada, en los casos de quintas o reemplazos ordinarios o extraordinarios del Ejército, a presentar el cupo de hombres que le corresponda (…)

Art. 16º. Permanecerán las aduanas en la frontera de los Pirineos, sujetándose a los aranceles generales que rijan en las demás aduanas de la Monarquía (…)”

Amejoramiento del Fuero 1841-1982. Pamplona, 1982

Referencias del autor, significado de la época y lugar: los liberales del gobierno central de Madrid y los liberales de la Diputación provincial con Yanguas Miranda como principal artífice de la negociación y probablemente del contenido. Yanguas Miranda fue secretario de la Diputación desde 1834 hasta su muerte en 1863. El contenido es pactado y de ahí le vendrá a esta ley el nombre de Ley Paccionada, aunque el pacto es entre dos grupos del bando liberal que no tienen ninguna representatividad en Navarra, pero a la que vencido en la primera Guerra Carlista por la traición de Maroto. Como ley es impuesta por las Cortes centralistas controladas por el gobierno central, que ahora es el del Partido Progresista durante el periodo de la Regencia de Espartero (1840-1843).

Clasificación del texto

Esquema del contexto histórico:

Contexto histórico remoto y antecedentes lejanos:

Contexto histórico próximo y antecedentes cercanos:

Significado del texto en función de esas circunstancias

Navarra pasa de reino a provincia perdiendo su autonomía constitucional y política, pero manteniendo un residuo de autonomía administrativa. Porque Navarra ha sido vencida y porque los vencedores, los liberales son centralistas. Pero los liberales de aquí pactan con los de allí, los del gobierno central, para controlar ellos la administración del sistema recaudatorio de Navarra. Por eso le queda a Navarra esta autonomía administrativa residual.

La Comunidad foral de Navarra pagará al Estado por el Convenio Económico 539 millones de euros en 2012.

FINAL DEL REINO DE NAVARRA
Es el liberalismo y el nacionalismo que viene con él lo que suprime el reino de Navarra e impone el centralismo, tras los primeros intentos con la Constitución de Cádiz en 1812 y 1820, definitivamente al vencer en la Primera Guerra Carlista (1833-1840).

Los reinos que constituían España sin problemas no empezarán a ser sometidos a la unicidad de un Estado único hasta la Edad Moderna, pero no terminará de ser impuesta esa unicidad -contraria a la unidad- hasta la imposición del liberalismo en el XIX. Esa unicidad es uno de los factores de la posterior crisis de la unidad de España. Es la unicidad del Estado, sinónimo de Nación desde la revolución liberal. El liberalismo basa su ideología en la doctrina del Pueblo Soberano o de la Soberanía de la Nación como soberanía absoluta y tiene su concreción política en el parlamentarismo, que es la atribución de ese poder absoluto al parlamento como representante del Pueblo y el ejercicio de ese poder como instancia suprema, que no reconoce ninguna otra por encima, ni humana, ni divina.

Lo mismo el nacionalismo españolista de la Constitución de Cádiz y las siguientes, que el nacionalismo antiespañolista del vasquismo son contrarios a la autonomía de Navarra.
El nacionalismo españolista y los nacionalismos antiespañoles de los independentistas iberoamericanos de principios del XIX y de los catalanistas y vasquistas antiespañoles de finales del XIX, no sólo tienen las mismas ideas, sino que es el mismo nacionalismo aplicado a una u otra "Nación" o "Pueblo", al que proclaman como soberano absoluto en nombre de la doctrina de los hechos diferenciales.

No se pueden basar las autonomías en la doctrina del Pueblo Soberano. No puede haber varios Pueblos Soberanos. Pero desde que se proclama un pueblo como Pueblo Soberano nada puede impedir que se proclamen otros pueblos como soberanos tras autodefinirse como un pueblo distinto en nombre de la doctrina de los hechos diferenciales. Desde que se proclama la doctrina del Pueblo Soberano o de la Soberanía de Nacional, que entiende la soberanía del Estado como absoluta por actuar en nombre del Pueblo, sólo hay o sometimiento de pueblos o independentismo, y encima enfrentamientos y rivalidades por basarse en lo que diferencia y no en lo que une. No hay ya convivencia y solidaridad de pueblos autónomos.

Sólo puede haber pluralidad, coexistencia y convivencia de pueblos, o naciones, así con minúscula, si no se pretende atribuirles la Soberanía, y ponerlos con mayúscula como Dios. La experiencia popular expresaba la autonomía compatible con la convivencia en la fórmula:

"Cada uno en su casa y Dios en la de todos".

segundo