HISTORIA UNIVERSAL
Educación sexual

Tabaré Vázquez abandona el Partido Socialista por su postura ante el aborto

ReL (AFP) Publicado el jueves, 4 de diciembre de 2008

El presidente uruguayo Tabaré Vázquez renunció al Partido Socialista, por las críticas recibidas desde sus filas por vetar la legalización del aborto y por no apoyar su propuesta de candidato a las elecciones de octubre de 2009, dijeron fuentes partidarias este jueves, 4 de diciembre de 2008, a la AFP. El presidente -afiliado desde 1983- está "molesto" con el PS y la semana pasada remitió una carta a su secretario general, Eduardo Fernández, en la que formalizó su alejamiento, que quedó firme pese a los intentos de varios dirigentes partidarios para que reconsiderara su posición, indicaron las fuentes.

Dos semanas atrás Vázquez vetó los artículos de una ley de Salud Sexual y Reproductiva referidos a la despenalización del aborto, que había sido aprobada por el Parlamento con los votos de la coalición oficialista de izquierda Frente Amplio, de la que el PS es integrante.

El veto a esa ley le granjeó a Vázquez críticas desde la propia coalición, incluyendo desde el PS, que en una daclaración indicó: "Lamentamos profundamente el veto del Ejecutivo y discrepamos con los fundamentos utilizados".

Vázquez, oncólogo de profesión, fundamentó su decisión "en razones de orden jurídico, científico y técnico; identidad filosófica y principios éticos".

"No se puede desconocer la realidad de la existencia de vida humana en su etapa de gestación, como lo revela la ciencia", dijo.

Por otra parte, la dilucidación de la fórmula presidencial del FA para las elecciones de 2009 no encuentra consensos en el seno de la coalición.

Vázquez ha manifestado su apoyo a la candidatura presidencial del ex ministro de Economía Danilo Astori, secundado por el ex ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca y ex guerrillero tupamaro José Mujica.

Pero varios sectores impulsan la fórmula Mujica-Astori, mientras el PS, ante la falta de consenso, puso sobre la mesa la candidatura del ministro de Industria y Energía, Daniel Martínez.