Explicaciones y desarrollos

SI VIS PACEM

El adagio «SI VIS PACEM, PARA BELLUM», «Si quieres la paz, prepárate para la guerra», proviene de un antiguo texto romano, Epitoma rei militaris, escrito por Flavio Vegecio -a fines del siglo IV después de Cristo-.

«Igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum; qui victoriam cupit, milites imbuat diligenter; qui secundos optat eventus, dimicet arte, non casu. Nemo provocare, nemo audet offendere, quem intellegit superiorem esse pugnaturum»

Traducción: «Así pues, el que desee la paz, que se prepare para la guerra. Quien quiera conseguir la victoria, que entrene a sus soldados con diligencia. Quien aspire al éxito que luche con estrategia, y no lo deje al azar. Nadie se atreve a provocar u ofender a quien ve como superior en el combate».

(Flavius Vegetius Renatus, Epitoma rei militaris, 3. Praef.) para la guerra, para el combate, y así tendremos más posibilidades de mantener la paz.

Para evitar agresiones hay que fortalecerse.

El que se debilita ayuda a los agresores.

El que desarma a las fuerzas del orden es cómplice de los agresores y agrede a las víctimas.

El que hace concesiones a los agresores para apaciguarles y evitar así la agresión, tiene el deshonor y tendrá también la agresión y la guerra.

«El bien común implica, finalmente, la paz, es decir, la estabilidad y la seguridad de un orden justo. Supone, por tanto, que la autoridad asegura, por medios honestos, la seguridad de la sociedad y la de sus miembros. El bien común fundamenta el derecho a la legítima defensa individual y colectiva» (CIC nº 1909).