...CRISTIANDAD FUTURA......

Santuarios dedicados en la diócesis de Gerona a la Santísima Virgen

ReL

Cari Filii

http://www.carifilii.es/articulo.asp?idarticulo=324 10 08 2015

"La visita a la casa de la Madre siempre nos ayuda a sentirnos hijos y a encontrarnos con Jesús": éste es el leit motiv que figura en las tres cartas semanales que ha consagrado el obispo de Gerona, Francesc Pardo, a los santuarios dedicados en su diócesis a la Santísima Virgen.

Bajo el título común Nuestros santuarios marianos, presenta hasta catorce lugares consagrados a la Madre de Dios,
algunos de los cuales incluyen hospedería.

Por su bellísima ubicación natural o su valor artístico, constituyen un aliciente veraniego más para conocer el extremo noreste de España, peculiar por ser a la vez pirenaico y marinero (la Costa Brava) y, en todo caso y según la geografía que presenta monseñor Pardo, mariano.

Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles
Cada domingo y en fiestas señaladas se celebra la Eucaristía a la una del mediodía. Es un lugar entrañable de peregrinaje para muchos gerundenses, y santuario en el que diversas instituciones, como el GEiEG [Grup Excursionista i Esportiu Gironí] y otras, celebran hechos deportivos, sociales. Es un lugar que permite una magnífica contemplación del paisaje, desde el Montseny, la Selva, el Pla de l’Estany y el Gironés, hasta las islas Medas.

Dispone de una hospedería restaurada y acogedora, que invita a vivir unos días en familia.



Desde hace unos meses dispone de un observatorio del espacio, las estrellas, planetas, constelaciones… que ayuda a descubrir la inmensidad de la creación y a dar gracias a Dios.

Pensando en el futuro, nos proponemos que sea un centro que ofrezca propuestas culturales y de espiritualidad, de redescubrimiento del Evangelio en nuestro mundo cultural y social, de fines de semana de recogimiento, de reencuentro con uno mismo desde la experiencia del amor de Dios y de la compañía de María.

Los santuarios de la Virgen de la Salud de Sant Feliu de Pallerols y de Terrades

Invocación entrañable la de la Virgen de la Salud, porque la falta de salud es la peor de las pobrezas al tiempo que nos permite experimentar nuestra debilidad. En ambos santuarios, se celebra la Eucaristía cada domingo. Disponen de hospederías restauradas recientemente, para así ofrecer un buen servicio a peregrinos y visitantes. Con una magnífica vista panorámica de los valles de Hostoles y de Bas, o con la contemplación del Alto Ampurdán y del Canigó, o, ante los Pirineos, teniendo a los pies el pantano de Boadella-Darnius, podemos orar, descansar, recuperar fuerzas.

Santuario del Mont

A lo alto de un nido de águilas hallamos este santuario a 1.200 metros de altitud, donde veneramos a la Virgen que los ampurdaneses tienen como patrona. Con celebraciones de la Eucaristía dos domingos al mes y cada domingo en verano y diversas romerías, devotos y visitantes pueden gozar de una de las vistas más impresionantes de la comarca, y de los servicios de acogida, restauración y celdas en el entorno de la devoción mariana, en la búsqueda de contemplación, paz y tranquilidad. Desde hace algunos años, se celebran anualmente fiestas y otros acontecimientos en memoria del sacerdote y poeta Jacinto Verdaguer.

Santuario de la Misericordia de Canet de Mar
El próximo año, a partir de diciembre, el papa Francisco ha convocado el jubileo de la Misericordia. Uno de los santuarios donde lo celebraremos será el de la Misericordia de Canet de Mar, con tanta devoción en el Maresme y que es patrona de Canet desde 1703 y de la comarca desde el 17 de septiembre de 1957. Cada domingo se puede participar de la Eucaristía.

Santuario de la Virgen del Collell
La fundación de la primera ermita dedicada a Santa María del Collell se sitúa al entorno del año 780.



Explica la tradición que Miquel Noguer, de la parroquia del Torn, salía de caza cada día con su ballesta por los terrenos donde se ubica el actual santuario. Antes de regresar a su casa, se arrodillaba ante la puerta de la capilla y oraba. El sábado 25 de octubre de 1483, tras rezar, oyó en el interior de la ermita unos lloros acompañados de tristes lamentos. A los pocos instantes, se abrió la puerta de la iglesia y apareció una niña de unos ocho años, vestida de blanco, que se presentó a Miquel Noguer como la Virgen María. Le pidió que transmitiese a los vecinos del Torn, de Mieres, del Sallent y de San Miquel de Campmajor, los siguientes deseos: cumplir con el precepto del santo domingo, el cumplimiento de las leyes de Dios, la práctica de la caridad y la regeneración del santuario.

La talla de la Virgen situada en el actual santuario del Collell fue coronada canónicamente el año 1953 y declarada Patrona del clero gerundense. Actualmente se venera en un nuevo santuario iniciado en 1912 y culminado en 1952. El antiguo colegio es hoy casa de colonias y acoge diversas actividades.

Santuario de la Virgen del Tura en Olot
La Virgen del Tura es la patrona de Olot. Se trata de una de las advocaciones marianas más antiguas de Cataluña. La imagen que se venera actualmente es una talla románica en madera de nogal yálamo, de estilo ripollés, del siglo XII.

A semejanza de otras advocaciones marianas, como la de Nuria, la fiesta de la Virgen del Tura se celebra el día de la Natividad de María, el 8 de septiembre, y coincide con las fiestas de la población, las Fiestas del Tura.

Santuario de la Virgen del Vilar en Blanes
Este santuario, situado en la sierra de Marina, a unos 4 kilómetros de Blanes, actúa como centro espiritual de la comarca. Según la tradición popular, la imagen de la Virgen del Vilar, la halló una humilde pastorcilla en la finca Vilá, próxima a la fuente donde se sitúa el actual santuario, el 5 de agosto del año 1012.



Blanes celebra en el santuario el voto de la villa que recuerda la victoria sobre el ejército francés en 1795.

La imagen de la Virgen del Vilar es de estilo románico, probablemente del siglo XIII, realizada en madera policromada. La Virgen está sentada en un trono y en su mano derecha sostiene un fruto de la tierra (una manzana). Con la otra sostiene el Niño Jesús sentado en su regazo.

Santuario de la Virgen de Els Arcs
Está situado en el término municipal de Santa Pau, comarca de la Garrotxa. Es una iglesia románica del siglo XII de una sola nave, reformada a lo largo del siglo XVIII. Inicialmente fue la iglesia parroquial de Santa Pau, hasta que se construyó el templo actual en el centro urbano, junto al castillo. Las primeras noticias documentadas datan del año 878.

Santuario de la Virgen de Las Salinas, en Maçanet de Cabrenys
Buena muestra de santuario pirenaico que mantiene la devoción a la Madre de Dios, desde su fundación en 1271, acogiendo romerías y a cuantos fieles lo visitan.

Santuario de la Virgen de Farners
Este templo, consagrado por el obispo de Gerona a principios del siglo XIII, fue profundamente reformado en la época barroca: se prolongó la nave, se añadió el crucero, con cúpula elíptica, y un gran atrio porticado, cubierto con un tejado a dos aguas. El dintel de una ventana tiene grabada la fecha de 1766.



La imagen de la Virgen de Farners es una talla románica de madera restaurada en diversas ocasiones —la última en 1998— que representa a la Madre de Dios con su hijo sentado en sus rodillas, con el orbe en la mano izquierda mientras que con la derecha levanta el índice en señal de bendición y protección. La Madre tiene la mano derecha medio cerrada protegiendo a su Hijo, mientras que la izquierda se abre acogedora al peregrino y al devoto. Dispone de diversos vestidos bordados y bellamente elaborados. Durante la Guerra Civil (1936-1939), dos jóvenes salvaron la imagen, y el 21 de mayo de 1939 fue retornada en solemne romería a su camarín de Farners. Actualmente, y por razones de seguridad, la imagen románica se ha trasladado a una capilla lateral de la parroquia de Santa Coloma de Farners, y en el santuario se ha colocado una copia.

Santuario de la Virgen de Argimon
Situado en la montaña del mismo nombre, a 450 metros sobre el nivel del mar, el actual santuario corresponde al siglo XVIII. La imagen actual de la Virgen de Argimon es una copia del original, de barro policromado, realizada en 1994. La talla original se guarda en Riudarenes. Es de madera, y data de finales del siglo XIX.

Hasta hace pocos años, era tradicional que las madres que acababan de dar a luz, subiesen con sus hijos a la ermita para dar gracias a la Virgen.

Santuario de la Virgen del Campo
Este santuario está situado en el municipio de Garriguella, en la comarca del Alto Ampurdán.

En el recinto del santuario hay un edificio rectangular aislado, correspondiente a la aula/museo del centro de Reproducción de Tortugas, que actualmente ocupa dicho espacio. En el exterior, junto a la valla que delimita el recinto, hay una cruz de piedra que está situada sobre una pequeña columna con capitel decorado, que a su vez lo está sobre un basamento grabado conmemorativo, con la inscripción: “Santa Misión del 16 al 27 nov. 1949”.

Santuario de la Virgen de Rocacorba
El santuario de la Virgen de Rocacorba está situado en lo alto del macizo del mismo nombre, en Canet de Adri, a unos 929 metros de altitud, junto a un altozano denominado Sou. Se erige solemne en este rincón del mundo, sobre una roca en forma de proa de navío, desde donde en días claros puede verse el cabo de Creus, el Montgrí, las islas Medas, las Gavarras, el Montseny y el Puigmal.



Se venera la imagen de la Virgen de la Pera, una talla gótica del siglo XIV, (en la actualidad una copia), hecha en alabastro policromado y que se conserva en el Museo Diocesano de Gerona. Se la llama así porque en su mano derecha sostiene una fruta semejante a una pera, y con la izquierda sostiene al Niño Jesús.

La Virgen de Rocacorba, como popularmente se la conoce, es una de las imágenes más populares del valle, venerada por sus habitantes para solicitar protección contra el pedrisco. El santuario sigue siendo hoy en día un lugar de peregrinaje para los devotos de la comarca de Girona, con un encuentro el Lunes de Pascua Florida.

* * *

Monseñor Pardo cierra cada una de las tres pastorales con la misma sentencia, para grabarla a fuego en los fieles y animar a la peregrinación: "La visita a la casa de la Madre siempre nos ayuda a sentirnos hijos y a encontrarnos con Jesús".