HISTORIA UNIVERSAL
La crisis económica iniciada en 2007

El Gobierno de EEUU ejecutará en varias fases su salida del capital de General Motors
Se habrían perdido 1,8 millones de empleos en 2009 y 2010 sin intervención

DN AGENCIAS. Detroit (EE UU) Martes, 28 de julio de 2009

El Tesoro estadounidense ejecutará en diferentes fases su salida del capital de la nueva General Motors Company, donde ostenta actualmente el 60,8% del capital, y descarta por completo la venta de su participación en una sola transacción.

Así lo aseguró el responsable del Grupo de Trabajo sobre Automoción y consejero del Tesoro de Estados Unidos, Ron Bloom, en unas conferencias en la Facultad de Derecho de la Universidad de Wayne, según el diario 'The Detroit Free Press'.

Bloom puntualizó que cualquier operación que ejecute la Administración con su participación en General Motors estará condicionada a la recuperación del dinero aportado por los contribuyentes.

En este sentido, explicó que la venta de una sola vez de la participación pública podría depreciar la valoración de las acciones y limitar el retorno de la aportación pública, que asciende a 30.100 millones de dólares (21.200 millones de euros).

Respecto a las quejas de los tenedores de bonos de General Motors sobre la reestructuración de la corporación, el responsable del Grupo de Trabajo sobre Automoción admitió que "les habría ido mejor sin la intervención pública", pero acto seguido añadió que "les habría ido mucho peor si la empresa se hubiera declarado insolvente".

Los efectos de la 'no intervención'

Sobre este particular, el economista jefe del Centro para la Investigación del Automóvil de Ann Arbor, Sean McAlinden, presentó un informe que cifra en 1,8 millones el número de puestos de trabajo que se habrían perdido en la industria automovilística si el Gobierno no hubiera intervenido en General Motors y Chrysler.

En el escenario actual, con la superación de la suspensión de pagos por parte de las dos empresas, McAlinden estima que se perderán 242.600 empleos en dos años (63.200 en 2009 y 179.400 en 2010). Además, cifra en 114.000 millones de dólares (80.300 millones de euros) el coste que habría supuesto para el PIB estadounidense la no intervención pública.

Ron Bloom, que cifró en 8.200 millones de dólares (5.775 millones de euros) las ayudas públicas recibidas por Chrysler, avanzó que tanto esta compañía como General Motors comenzarán a publicar resultados trimestrales a finales de este año, de acuerdo con los criterios del supervisor financiero estadounidense, la Securities and Exchange Commission (SEC).