Navarra es la séptima comunidad autónoma con menor porcentaje de ocupados en el sector primario
El 4,7% de los ocupados navarros trabajaba en este sector frente al 4,6 nacional a finales del año 2006
Aportaban algo menos del 2,5% del PIB foral

DIARIO DE NOTICIAS. Miércoles, 12.04.2007. Juan Ángel Monreal. Pamplona.

La agricultura y la ganadería han pasado de dar empleo a 32.700 personas en 1976 a ocupar a sólo a 13.600 en 2006, lo que supone un descenso de casi un 59% en 30 años. Esta caída resultó mucho más acusada entre 1976 y 1986, cuando miles de personas abandonaron sus ocupaciones habituales en el campo para buscar trabajo en otros sectores. Aquella década, que coincidió asimismo con una importante crisis industrial en toda España, vivió uno de los mayores incrementos en los índices de paro de su historia reciente.

Se trata de una de las principales conclusiones de la encuesta sobre la materia que realiza periódicamente el Instituto Nacional de Estadística y que disecciona la realidad de un sector que aporta algo menos del 2,5% del PIB foral y que empleaba a finales del año 2006 a unas 13.600 personas, según la Encuesta de Población Activa.

Peso poblacional a finales del año 2006

Navarra es la tercera comunidad que menos población emplea en la agricultura, la séptima en términos porcentuales por detrás de Madrid, Comunidad Autónoma Vasca, Cataluña, Canarias, Cantabria y Comunidad Valenciana y se encuentra ligeramente por encima de la media nacional. El 4,7% de los ocupados trabaja en este sector frente al 4,6 nacional. Extremadura, Galicia y Murcia continúan ocupando las primeras posiciones con porcentajes entre el 11% y el 9% y la Comunidad de Madrid no llega al 1%.

La evolución en la aportación de la agricultura y la ganadería al PIB resulta asimismo igual de significativa, con caídas consecutivas en el último lustro, que seguramente tengan continuidad una vez que se conozcan los datos definitivos de 2006. Así, ha pasado de suponer el 3,8% a quedar seguramente por debajo del 2,5% en 2006.

Procesos de concentración

Todo esto ha coincidido con un descenso paulatino en el número de explotaciones agrarias, que ha caído más de un 24% entre 1997 y 2005, último año del que existen datos.

Una de cada cuatro explotaciones agrícolas ha desaparecido en Navarra en la última década. De las 23.090 que existían en la Comunidad Foral en 1997 se ha pasado a 17.530 en 2005 (-24,07%), en una tendencia descendente que se ha mantenido invariable, pero que no ha supuesto una caída en el número de hectáreas utilizadas, que ha crecido de modo ligero.

Las que más han descendido han sido, además, las explotaciones pequeñas, dedicadas en muchos casos a la subsistencia o regentadas por pequeños productores. Así, el número de parcelas de menos de diez hectáreas se ha reducido de 13.760 a 9.353, mientras que se ha incrementado, sin embargo, el número de explotaciones de grandes dimensiones: las que superan el centenar de hectáreas han pasado de 1.070 a 1.179. El descenso ha superado el 50%, por ejemplo, en las parcelas de menos de una hectárea, que se han reducido a menos de la mitad: de 2.234 a 1.035.

Así, los datos del INE reflejan por ejemplo los procesos de concentraciones parcelarias impulsados por la Administración y que han afectado a buena parte de los regadíos de Navarra. El Canal de Navarra, que afectará a una décima parte de las hectáreas utilizadas en Navarra, acentuará en los próximos años esta tendencia. La concentración resultará imprescindible para tender los cientos de kilómetros de tuberías que llevarán el agua de Itoiz y darán paso a nuevos cultivos.