Los vascones...Historia de España para Bachillerato.....Explicaciones y desarrollos. .. ..Artículos...Historia Universal... HISTORIA DE ESPAÑA...HISTORIA DE NAVARRA....CRISTIANDAD FUTURA.......INDEX

Aparecen los restos de un asentamiento prerromano anterior a Pompelo junto al muro de contención de las calles Aldapa y Cuesta de Palacio con materiales fechados en la II Edad del Hierro

DIARIO DE NAVARRA. AGENCIAS. Pamplona Miércoles, 24 de septiembre de 2008

Las obras de reurbanización del Burgo de la Navarrería han sacado a la luz los restos arqueológicos más antiguos de Pamplona. En la zona trasera del Mercado de Santo Domingo se han encontrado materiales fechados en la II Edad del Hierro. La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona visitó esta mañana las obras de reurbanización del Burgo de la Navarrería y revisó los hallazgos, según explicó hoy el Consistorio a través de un comunicado.

Este descubrimiento, así como los distintos hallazgos arqueológicos localizados en los últimos tiempos en las obras de reurbanización del Burgo de la Navarrería, fueron explicados sobre el terreno a los miembros de la comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona.

Asimismo, la comisión pasó revista a los restos de enlosados y fragmentos de mosaicos romanos o al centenar de enterramientos de la plaza de San José, antiguo cementerio cristiano de la Catedral de Santa María.

Los restos más antiguos

Hasta ahora no se habían alcanzado estratos arqueológicos tan antiguos pero se consideraba probada la existencia de un asentamiento prerromano anterior a Pompelo, la ciudad romana. La información que se tenía de este oppidum prerromano era muy escasa y sólo se documentaba material cerámico recuperado en las campañas de excavación realizadas en el entorno de la Catedral en el año 1972. A este material se añadieron recientemente hallazgos en las calles Merced, Dormitalería y Plaza del Castillo.

Hoy tras un sondeo de 4,50 metros en dirección norte-sur y de 3,50 metros en dirección este-oeste, junto al muro de contención de las calles Aldapa y Cuesta de Palacio, se ha podido comprobar que la base geológica era una formación de ladera siguiendo el desnivel natural del terreno que conduce hacia el barranco de Santo Domingo.

En su punto más bajo, la parte más antigua de sedimentos, se ha podido documentar un estrato que contiene exclusivamente materiales fechados en la II Edad del Hierro. Debido a la posición que ocupan y al desnivel del terreno, resulta poco probable que se puedan localizar estructuras.

Vajilla y cerámica de época protohistórica

Dentro de este estrato fechado en la II Edad del Hierro se han recuperado tanto fragmentos de cerámica a torno, como de cerámica manufacturada.

La presencia de estos materiales parece estar en relación con la ocupación durante la Edad del Hierro del espacio por el que actualmente se extiende la Plaza de San Fermín de Aldapa.

Además de estos restos, en la parte más superficial se han encontrado materiales de muy diferente cronología: protohistóricos, romanos, celtibéricos o medievales.

También se ha documentado la existencia de un 'depósito en hoyo' de cronología medieval, situado junto al cantil sur del área de intervención. Excavado de forma parcial, en su interior se han recuperado varios fragmentos de tejas y cerámica vidriada.

No se ha encontrado la cloaca máxima

Aunque la visita no se ha extendido a la zona de la Mañueta, si se ha explicado a los participantes que las seis catas de sondeo realizadas en esta calle son las primeras actuaciones arqueológicas en esa zona, próxima a edificios públicos (termas de las calles Curia-Compañía) y privados romanos (bajantes de la domus de la Plaza de San Fermín de Aldapa).

En ella se suponía el trazado más propicio para la evacuación general de las aguas de Pompelo, la cloaca máxima. Con carácter previo al trabajo de los arqueólogos comenzaron sondeos geológicos que han llegado hasta 7 y 8 metros de profundidad. El resultado es una composición de barranco de sedimentación -que pudo tener función de vertedero- y que aglutina estratos arqueológicos de muy diferentes cronologías (romana, medieval, moderna...).

---------------------

 

Hallazgos del asentamiento prerromano de la II Edad del Hierro en Pamplona junto al muro de contención de las calles Aldapa y Cuesta de Palacio
Restos de termas romanas en la calle Curia

Marivi Salvo DIARIO DE NOTICIAS. Pamplona. 24.09.2008

Más allá de la época de la Pompelo romana, con motivo de las catas realizadas para la urbanización de las calles de la Navarrería han aparecido en la zona del zacatín de Santo Domingo (junto al mercado) restos que datan de la II Edad del Hierro (fechada entre el siglo V y el IV antes de Cristo), aproximadamente. Se trata de una docena de trozos de cerámica a torno y cerámica manufacturada, y un fragmento de una pequeña copa lisa, con la superficie bruñida.

El arqueólogo del Gabinete Trama, José Antonio Faro, explicó que hasta el momento no se habían alcanzado estratos arqueológicos tan antiguos, como los localizados en esta formación de ladera (junto al muro de contención de las calles Aldapa y Cuesta de Palacio), aunque se consideraba probada la existencia de un oppidum prerromano por material aparecido en torno a la Catedral en el año 1972. Entonces sólo se documentó material cerámico, al que se añadieron recientemente hallazgos en las calles Merced, Dormitalería y plaza del Castillo. La presencia de estos materiales parece tener relación con el poblamiento, durante la Edad del Hierro, del espacio que hoy ocupa la plaza de San Fermín de Aldapa. En estratos superiores, además, se han encontrado materiales de diversa cronología: protohistóricos, romanos, celtibéricos y medievales.

Estos hallazgos fueron dados a conocer ayer a la comisión de Urbanismo, con motivo de la visita que realizó a las obras de Urbanización de la Navarrería. Para estas obras, se han realizado cinco zonas de excavación. En la calle Curia, se ha localizado un muro semicircular de 1,20 metros de ancho, entre los portales 11 y 13. Según los arqueólogos pertenecería al complejo termal romano que hubo en la ciudad entre las calles Curia y Compañía.

Enterramientos en la plaza de San José

Además, en la plaza de San José se han localizado tres niveles distintos de enterramientos hasta completar un centenar de sepulturas desde época medieval (en torno a 1276) y hasta el siglo XVIII. Como ocurre con la plaza situada frente a la catedral, la de San José fue utilizada como recinto funerario, formando parte del cementerio cristiano. Los enterramientos más superficiales se encontraban a sólo 20-40 cm. de profundidad. Delante del INAP también se están localizando nuevos enterramientos (4 por ahora). Como en los otros casos, la mayoría estaba ubicada en fosa simple, en la que únicamente se solía colocar alguna piedra para delimitar el espacio de la cabecera. Algunos tienen una piedra entre el cuello y el tórax. En la fachada norte de la catedral también se está trabajando en el estudio de una canalización antigua que recogía las aguas de pluviales.

En la calle Mañueta, a pesar de que se preveía la existencia de la evacuación general de las aguas de Pompelo, es decir la cloaca máxima, ésta no se ha localizado. También se descarta que la mineta del siglo XVIII que llega hasta la calle Curia se hubiera superpuesto o construido con vestigios de una canalización anterior, porque aparentemente toda la mineta fue obra nueva.

Conclusiones

Un complejo termal romano. Se calcula que se ubicaba entre las calles Curia y Compañía. Además del muro, han aparecido mosaicos, y restos de una calzada que llevaría a las termas.
Un cementerio. En la plaza de San José y junto al INAP hay restos del cementerio que se ubicó en el entorno de la Catedral desde época medieval y hasta entrado el siglo XIX. Han aparecido más de cien tumbas.
Un asentamiento prerromano. La aparición de restos de la Edad del Hierro demuestran que pudo haber un oppidum prerromano en torno a la plaza de San Fermín de Aldapa, lugar alto y estratégico.

Hallados en la calle Ansoleaga los restos humanos más antiguos de Pamplona datados en el siglo I

Aparecen en Navarrería restos de un gran edificio del siglo I y del enlosado de una calle

Hallazgos arqueológicos romanos de los siglos I y II cerca de la parroquia de San Saturnino

En Navarra, Roma aprendió a ser Roma