Crónica

El Ayuntamiento de Sevilla quiere quitar el nombre de la calle Pío XII por franquista en aplicación de la Ley de la Memoria Histórica

LIBERTAD DIGITAL. (Pasión en Sevilla/ReL) 21.04.2008

En un hecho sin precedentes que supone una agresión a la Iglesia Católica, los grupos municipales del PSOE e Izquierda Unida del Ayuntamiento de Sevilla han pedido que se retire, por franquista, el nombre del Papa Pío XII del callejero de la capital andaluza. Argumentan que durante el pontificado de Pío XII, el Vaticano reconoció explícitamente el régimen surgido en España a partir de la Guerra Civil. Hasta ahora, sólo la Fecapa (Federación Católica de Padres de Alumnos) ha manifestado su malestar por lo ocurrido.

El Ayuntamiento de Sevilla, dentro de la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica que la capacita para retirar nombres de calles vinculadas al franquismo, ha incluido el del Papa Pío XII como una de las 64 calles que pretenden ser retiradas.

Los grupos municipales del PSOE e Izquierda Unida se basan en que, durante el pontificado de Pío XII, el Vaticano reconoció explícitamente el régimen surgido en España después de la Guerra Civil, cosa que por otra parte hicieron muchos otros países del mundo.

Malestar de la Fecapa

La Federación Católica de Padres de Alumnos (Fecapa) de Sevilla expresó ayer su «profundo malestar» por la decisión del Gobierno municipal de incluir en el listado de personajes franquistas al Papa Pío XII. El Ayuntamiento se propone cambiar el nomenclator de las calles de la ciudad a partir del citado listado. La Fecapa reclama que en Sevilla siga existiendo una calle dedicada a la memoria del Pontífice quien, dice la federación, ordenó que se emitieran certificados falsos de bautismo a los judíos para que escaparan de la persecución nazi, entre otras medidas humanitarias. La Federación de padres apoyó la condena de Pío XII a los asesinatos de obispos, sacerdotes y religiosos durante «el periodo de legalidad republicana» e hizo un llamamiento a las autoridades municipales para que dejen «la justa memoria del Pontífice en el sitio que merece y tiene».

Carrero Blanco

Entre las calles que el Ayuntamiento plantea retirar también está la de Carrero Blanco aunque, aunque en el propio gobierno municipal no existe consenso en la conveniencia o no de retirar del callejero sevillano el nombre del que fuera el penúltimo presidente de gobierno durante el régimen franquista y asesinado por ETA.