......HISTORIA DE NAVARRA.......... ...Hispanidad Futura

Los jugadores del Osasuna besaron la reliquia de San Francisco Javier a pesar de las recomendaciones de la ministra de Sanidad por la gripe A

DIARIO DE NAVARRA MARÍA VALLEJO . JAVIER Miércoles, 26 de agosto de 2009

En Santiago De Compostela no se besa el Apóstol. En Aralar, San Miguel está a buen recaudo del fervor popular. Sin embargo, la imagen de San Francisco Javier fue ayer besada por una legión de rojillos sin miedo al contagio de la gripe A. Y eso que uno de sus miembros la sufrió no hace mucho. Eso sí, la víctima, Krisztian Vadocz, no osó besar el Santo.

Todo ocurrió en la tradicional visita de la plantilla de Osasuna al castillo de Javier, sazonada esta vez por la curiosidad de ver si jugadores y técnicos respetarían las recomendaciones de la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, de no besar reliquias religiosas ni utilizar agua bendita en las iglesias.

Curados de espanto después de la gripe sufrida por el húngaro en la concentración de Jerez, los rojillos desfilaron sin miedo por la reliquia y la besaron, mientras el rector de la comunidad de los padres jesuitas de Javier, José Luis Cincunegui, la sostenía en sus manos y la limpiaba cuidadosamente con un paño entre ósculo y ósculo.

Cincunegui declaraba en este periódico hace unos días que era partidario de facilitar "una información sin alarmismos, clara y científica, sobre una gripe que no se transmite tan fácilmente como parece". Así pues, no fue partidario el padre de dramatizar y sí de normalizar un acto tradicional en el que Osasuna ofrece todos los años sus mejores deseos para la nueva temporada y pide una ayuda del Santo Patrono en cada partido.

La ofrenda de Puñal y Josetxo

Como novedad, el equipo partió rumbo al castillo después del entrenamiento matinal, en lugar de por la tarde como en otras ocasiones. Los jugadores llegaron en torno a la una menos veinte y Patxi Puñal y Josetxo, capitanes de la nave, portaron un enorme centro de flores para colocar en la basílica como ofrenda.

A continuación, jugadores, técnicos y directiva posaron delante del castillo para la tradicional fotografía que año tras año sirve de antesala de la temporada.

Masoud, ausente, en la cama

En esta ocasión, faltó Masoud Shojaei. El iraní, que había entrenado por la mañana en Tajonar, se ausentó después en Javier porque se encontraba con dolor de cabeza y de garganta y "por prescripción médica" se decidió que se quedara en la cama y no acudiera a la cita con sus compañeros. Habrá que ver cómo está hoy el jugador persa, uno de los más en forma de la pretemporada.

La plantilla entró en la basílica y escuchó las palabras de José Luis Cincunegui, quien les recordó que forman "un equipo" en el que los resultados de uno son los de todos, "los dolores, las alegrías, los triunfos", son de todos. "La unión hace la fuerza y la división la reduce", recordó, antes de avisarles de que aunque pidan la ayuda del Santo, deberán trabajar: "A Dios rogando, y con el mazo dando".

En esa línea se manifestó el presidente Pachi Izco a la salida del castillo. "Siempre nos echa una mano. Es una tradición que hay que conservar, siendo como es patrón de los deportistas y de Navarra. Es imprescindible venir, porque es un momento emotivo de la temporada. A lo mejor el año pasado pedimos con poca fuerza, pero al final echó su manita. Como ha dicho el cura, a Dios rogando y con el mazo dando", coincidió Izco. Pues a darle.

De izda. a dcha, Alfredo (tercer entrenador), Ricardo, Patxi Cipriáin (médico), Diego Maquirriain (Fundación), Joshe Viela (preparador físico), Javier Vicuña (entrenador de porteros), Iosu Sesma (readaptador físico), Nacho Monreal, Pedro del Villar (fisioterapeuta), Patxi Puñal, Walter Pandiani, Ángel Vizcay (gerente), Iñaki Ibáñez (delegado), Marcelino (ayudante Camacho), José Manuel Purroy (directivo), Miguel Archanco (directivo), Nacho Zabal, Javier Portillo, Juanfran Torres, José Antonio Camacho, Juan Pascual (vicepresidente), Rúper, Nico Medina, Dady, Miguel Flaño, Roversio, Josetxo, Krisztian Vadocz, Sergio, Oier Sanjurjo, Carlos Aranda, César Azpilicueta, Jorge Galán, Javad Nekounam, Pepe Carcelén (segundo entrenador), Javier Eransus (fisioterapeuta), José Manuel Martínez (médico), Javier Calleja, Pablo Suárez (fisioterapeuta), Roberto Fernández y Jokin Esparza. (FOTO: EDUARDO BUXENS)