HISTORIA DE ESPAÑA
HISTORIA UNIVERSAL

El Banco de España ha vendido casi la mitad de sus reservas de oro
España pierde 1500 millones de euros por esa venta
Lo importante es a quién han pasado esos 1500 millones de euros y el poder del oro
Los alemanes rechazan los euros del sur de la UE por temor a un futuro descuento frente al euro alemán

Libertad Digital. (M. Llamas) 13.03.2008

El precio del oro ha alcanzado un récord histórico al rebasar hoy 13.03.2008 los 1.000 dólares. Desde 2005, el Banco de España se ha desprendido de casi la mitad de sus reservas de oro, bajo la excusa de que dicho metal “ya no es un activo rentable”, según el ministro de Economía, Pedro Solbes. Como resultado, la decisión del Gobierno arroja unas pérdidas próximas a los 1.500 millones de euros.  

En junio del pasado año 2007, el ministro de Economía, Pedro Solbes, defendió ante el Senado que la decisión de proceder a la venta masiva de las reservas de oro en poder del Banco de España respondía a la necesidad de “mejorar la rentabilidad de sus activos” mediante la adquisición de divisas y bonos extranjeros.  

Sin embargo, la estrategia seguida en este ámbito no ha resultado rentable. Desde 2005, el Banco de España ha vendido 7,78 millones de onzas de oro, casi el 46 por ciento de sus reservas. De haber mantenido estos activos en su balance, la revalorización de estas onzas alcanzaría hoy 4.994 millones de euros, frente a menos de 3.500 millones ingresados por el Banco de España gracias a su venta.  

De este modo, la operación orquestada por el Gobierno arroja un déficit próximo a los 1.500 millones de euros. El pasado mes de enero de 2008, el Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana (IJM)advertía de que, ya entonces, las pérdidas ascendían a 1.200 millones en apenas tres años. Y eso, por el momento, puesto que no faltan los analistas que sitúan el precio de la onza en el entorno de los 2.000 dólares a medio plazo.  

Además, si el Banco de España no hubiera iniciado su programa de ventas de oro, hoy el valor de sus reservas sería de 10.803 millones frente a los 5.809 actuales (casi 5.000 millones de diferencia), en base a las 9,05 millones de onzas que aún conserva.  

La política errática de la Fed   Siguen depreciando el dólar respecto al euro y al oro

La autoridad monetaria española invirtió gran parte de los ingresos obtenidos por estas operaciones en bonos y renta fija estatal, cuya rentabilidad media se sitúa en el 4 por ciento. Por el contrario, el oro se ha revalorizado un 95,3 por ciento desde marzo de 2005 (casi el doble en tres años), y un 31,38 por ciento desde que Solbes predijera la escasa rentabilidad del metal amarillo (junio de 2007).

Ya entonces, algunas entidades internacionales avanzaban que el precio de la onza alcanzaría los 1.000 dólares, tal y como ha sucedido hoy 13.03.2008. Pero, ¿a qué se debe este progresivo encarecimiento?  

La masiva inyección de liquidez en el mercado financiero, junto a la agresiva política de reducción de tipos aplicada por la Reserva Federal de EEUU (Fed), ha provocado “una fuerte escalada de precios en las materias primas”, según advierte el IJM. Así, entre agosto y el pasado mes de enero, la mayoría de materias primas (entre ellas, el oro) se ha encarecido en torno a un 35 por ciento.  

La expansión crediticia de la Fed está “destruyendo el valor del dólar, lo que mueve a los inversores a buscar nuevos depósitos de valor. En la medida en que ni la bolsa ni el mercado inmobiliario pueden actuar como tales, los nuevos fondos afluyen hacia los mercados de materias primas”.  

Desde agosto de 2007, momento en el que estalló la crisis de las hipotecas subprime, propiciando la intervención de la Fed en el mercado financiero internacional, el dólar se ha depreciado casi un 13,5 por ciento con respecto al euro; el precio del petróleo, por su parte, se ha elevado cai un 49,4 por ciento en apenas medio año.

Por tanto, según el citado Observatorio, el “tan repetido argumento de que la inflación actual no es responsabilidad de la política monetaria de los bancos centrales sino por elementos fundamentales de la economía (incrementos de la demanda de India y China, escasez de petróleo…) es completamente erróneo”.  

Pese a ello, los responsables monetarios de EEUU no parecen asumir de momento atisbo alguno de responsabilidad por la situación inflacionaria, tanto presente como pasada (en referencia a las bajadas de tipos aprobadas desde 2001, tanto por la Fed como por el Banco Central Europeo).  

Aunque, el propio presidente del Fed llegó a reconocer recientemente que su política monetaria estaba provocando la depreciación progresiva del dólar en el mercado de divisas, con los riesgos implícitos que ello conlleva.  

No por casualidad, Jim Rogers, uno de los principales y más expertos inversores del mercado de commodities (materias primas) no dudó en afirmar recientemente a la cadena estadounidense CNBC que “habría que cerrar la Fed, porque ningún país ha prosperado depreciando su moneda”. Si esto ocurriera, “nadie imprimiría billetes, no habría inflación, y no tendríamos un dólar colapsado”.  

"Los bancos de inversión han estado yendo hacia la bancarrota desde el principio de los tiempos. Si la gente comete errores y empleas el Estado para salvarlos, eso no es capitalismo, sino comunismo para los ricos", advierte.

-------------------

La onza de oro podría elevarse hasta los 5.000 dólares en los próximos años

Libertad Digital. 23.06.2008

Ni 1.000 ni 2.000. El precio del oro podría aumentar hasta los 5.000 dólares por onza, debido a la subida de la inflación a nivel mundial (superior al 10 por ciento), según Schroder Investment Management Ltd, que supervisa 277.000 millones de dólares de activos a nivel mundial.

El precio de la onza de oro podría alcanzar, no sólo los 1.000 dólares, sino que incluso podría llegar a superar los 5.000 dólares en los próximos años debido a la influencia que ejerce sobre los inversores la presencia de una inflación elevada. “La gente está desesperada por una fuente fiable que retenga el valor”, según Christopher Wyke, gerente de mercados emergentes y de materias primas de Schroders en Londres.   Los inversores se están refugiando en el valor del oro para protegerse de las tasas de inflación (superiores al 10 por ciento) que se ciernen sobre casi dos tercios de la población mundial, según Wyke. Y es que, muy pocos productos de inversión logran rentabilidad (como la renta fija) ante la carrera de precios que está provocando la depreciación de las monedas. Es decir, la reducción del poder adquisitivo.   Los fondos de inversión convencionales están obteniendo últimamente rendimientos negativos. Además, la producción mundial de oro se ha hundido al nivel más bajo desde 1937, y se encuentran pocos yacimientos de oro nuevos, informa Bloomberg.  

Los bancos centrales demandan oro  

La actual situación provocará incluso que los bancos centrales se conviertan en demandantes netos de esta materia prima por primera vez en casi 20 años, según ha afirmado Wyke recientemente en una conferencia celebrada en Hong Kong. Pese a ello, el Banco de España se ha desprendido recientemente de parte de sus reservas.  

La disponibilidad limitada de oro respecto al tamaño del mercado mundial de capitales (5 billones frente a 135 billones de dólares) provoca que un pequeño cambio en la dirección de las inversiones pueda dar lugar a importantes variaciones en el precio del metal amarillo, advierte el analista.   El precio de la onza de oro al contado ha bajado un 2,92 por ciento, cerrando en el mercado de Londres a 881 dólares, frente a los 907,5 dólares de la jornada anterior.

----------------------------

Los alemanes rechazan los euros del sur de la UE por temor a un futuro descuento frente al euro alemán

Libertad Digital. (M. Llamas). 25.06.2008

Los consumidores alemanes han comenzado a rechazar los euros con números de serie procedentes de Italia, España, Grecia y Portugal. El apoyo social a la Unión Monetaria podría estar decreciendo en Alemania, que es el pilar del sistema, y crece el temor a que la crisis económica provoque que el euro del sur pueda cotizar en el futuro con descuento frente al euro alemán.

La confianza social en el Eurosistema se debilita en Alemania. Los ciudadanos alemanes están están empezando a rechazar los billetes de euro impresos en España, Italia, Portugal y Grecia, según recoge el diario británico Telegraph. Tal fenómeno evidencia una preocupación creciente acerca de que el apoyo social hacia la Unión Monetaria disminuya entre los alemanes, uno de los países clave de la política monetaria común.  

La información recoge que los banqueros germanos llevan detectando desde hace algún tiempo un curioso patrón de comportamiento entre sus clientes. En concreto, están retirando dinero en efectivo directamente de las sucursales bancarias (es decir, no a través de los cajeros automáticos), pero discriminando los billetes en función del origen de los mismos. Así, proceden a cambiar los euros impresos en los países del sur de la UE (cada país tiene un número de serie) por billetes impresos en Alemania.  

Cada país de la Eurozona imprime sus propios billetes en función de su peso económico, y bajo las estrictas directrices monetarias impuestas por el Banco Central Europeo (BCE). El euro alemán se diferencia por una X al comienzo de los números de serie, el italiano comienza con una S, mientras que el español inicia la serie numérica con una V.   Las distintas monedas son totalmente intercambiables al contar con una convertibilidad 1:1 gracias al respaldo monetario del BCE. Además, pueden circular libremente a través de la zona euro, al igual que en el ámbito internacional. Sin embargo, algo está cambiando acerca de la confianza social de papel moneda de la UE, en función de su origen.  

Culpan al euro de la elevada inflación  

Los alemanes temen que los euros procedentes del sur puedan perder valor en el futuro ante el surgimiento de una profunda crisis económica que afecte a distintos Estados miembros. De hecho, un proceso similar aconteció en los EEUU bajo la presidencia de Jackson en 1840, cuando el dólar impreso en distintos estados se negociaba en el mercado a diferente valor.   El prestigioso diario alemán Handelsblatt señalaba al respecto que “no hay motivos para que cunda el pánico. El Estado italiano no es Bear Stearns”. Sin embargo, comienza a aparecer una serie de señales preocupantes. Alemanes e ingleses se percataron hace tiempo que sus propiedades inmobiliarias en la costa española y portuguesa se han depreciado.  

De hecho, tal y como avanzó Libertad Digital, los inversores foráneos escaparon del mercado inmobiliario español hacia finales de 2006. Y el peso de la demanda extranjera de vivienda no era cuestión baladí: Casi el 40 por ciento de la adquisición de pisos respondía casi exclusivamente a causas meramente especulativas, según los expertos.  

La preocupación fundamental parece ser el alza de los precios. El consumidor alemán parece culpar a la nueva moneda del fenómeno inflacionario. Alemania ha registrado el IPC más elevado de los últimos 25 años, y la sociedad germana aún mantiene muy viva en su recuerdo colectivo las traumáticas experiencias hiperinflacionarias sufridas en los años 20 y en los años 40, tras la II Guerra Mundial.  

Un alza de precios de consecuencias catastróficas para la economía germana. De este modo, los alemanes acrecientan sus dudas respecto al euro, sobre la base de que el antiguo marco alemán constituía una moneda más fuerte y estable que la comunitaria.  

¿Cotización variable en función del origen?  

Según el Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana (OCE), la idea que subyace de fondo es “el riesgo futuro de que los euros españoles terminen cotizando con descuento frente a los euros de Alemania y que, incluso, España pueda ser expulsada de la zona euro. En este último caso, el valor de la divisa española sólo estaría respaldada por los activos del Banco de España, cuya calidad se ha visto seriamente empeorada debido a las ventas de oro”.

Dicha entidad lleva advirtiendo desde hace tiempo que “las ventas de oro sólo debilitan la situación del sistema bancario emisor de nuestra moneda de curso forzoso, habida cuenta de que el respaldo del euro disminuye y con él las posibilidades de proteger su valor en los mercados internacionales. La política del Banco de España es tanto más irresponsable si tenemos en cuenta el enorme déficit por cuenta corriente que presenta España y que tarde o temprano deberá ser pagado”.  

Calidad de los activos de garantía  

Según estos  expertos, “aunque pueda sonar extraño que el euro español pueda cotizar con descuento frente al euro alemán, hay que tener presente que si ahora mismo no están cotizando con descuento es porque formalmente existe una convertibilidad 1:1 respaldada por la política del BCE. Sin embargo, nada impide que la gente discrimine pasivos de calidad distinta”. Y es que, “no es lo mismo el sistema bancario alemán que el español, incluyendo sus bancos centrales”, asevera.   El euro es un pasivo del banco central y, por tanto, un activo de sus tenedores. Obviamente, no es lo mismo la calidad de los activos de cada banco central.
Según el OCE, el riesgo implícito en todo este proceso que se comienza a percibir en Alemania consiste en un fenómeno “bastante similar a lo que sucedió en Argentina durante el corralito”. Los depósitos bancarios (incluyendo los derechos contra ellos, como los cheques) podían tener un valor nominal de X pesos. Sin embargo, “cuando se impidió la retirada de los depósitos, aparecieron los arbolitos, gente que se situaba detrás de los arbustos y que compraba cheques a cambio de pesos en efectivo.   A pesar de que en teoría el peso del cheque tenía el mismo valor que el peso en efectivo (convertibilidad 1:1), el peso del cheque comenzó a cotizar con descuento frente al peso en efectivo. “Y es que los individuos no valoran igual los activos que las promesas de entrega de activos”, de cuyo valor futuro se desconfía.  

El Tesoro español rechaza la deuda pública de Italia

Por otra parte, la discriminación de papel no sólo está afectando a los billetes de euro que se emplean a nivel de usuario. El mercado secundario también ha comenzado a percibir un fenómeno similar. Así, el Tesoro Público de España anunció recientemente que ya no estaba dispuesta a aceptar la deuda emitida por el Gobierno italiano como colateral (garantía crediticia) para la concesión de préstamos a corto plazo, informa Bloomberg.  

Tal decisión pone de relieve la escasa confianza que tiene el organismo nacional sobre la posibilidad de que Italia logre reequilibrar sus deterioradas finanzas públicas para 2011, tal y como prevé el Gobierno de Berlusconi. En este sentido, el Tesoro español tal sólo aceptará a partir de julio la deuda pública de mayor calidad (con calificación crediticia AAA) para respaldar la concesión de préstamos a corto plazo, ante la sequía que todavía pervive en el mercado financiero internacional.  

De este modo, la deuda italiana quedaría excluida, ya que goza de un rating (nota) de peor calidad (A+), según la  calificación de Standard & Poor´s.

--------------------------

España pierde cinco puestos en la lista de países con más reservas de oro

Libertad Digital. 20/06/2007

Las ventas de oro por parte del Banco de España, que en tres meses han sido del 26 por ciento de sus reservas, dejan a nuestro país en el puesto 16 del mundo, cinco por debajo de donde estábamos en diciembre de 2006. España queda por debajo de Venezuela en reservas de oro, según los datos recogidos por el World Gold Council.

El Banco de España realizó unas ventas muy importantes de sus reservas de oro en los meses de marzo y abril, a razón de 40 toneladas por mes, lo que supuso el 20 por ciento de sus reservas. Son las ventas más cuantiosas de cuantas se han producido dentro del acuerdo Central Bank Gold Agreement, que firmaron hace más de siete años varios bancos centrales europeos. En mayo vendió otras 28 toneladas.   Esta venta de activos de oro del Banco de España ha tenido su reflejo en la posición de España en el mundo, por lo que se refiere a la acumulación de reservas de oro. España ha estado en el puesto once del mundo por bastante tiempo, y en el informe del World Gold Council de diciembre de 2006 todavía ocupaba ese puesto.  

El siguiente informe, que corresponde al mes de marzo de 2007, España ya perdía una posición, hasta el puesto 12, al ser superado por Taiwán. Pasó de contar con 425 toneladas de oro en diciembre de 2006 (entonces suponían el 43,8 por ciento del total de las reservas del Banco de España) a 416,8 (el porcentaje sobre las reservas pasó en marzo al 45,2 por ciento).  

Pero el informe de junio de 2007 indica una notable caída en las reservas de oro, que pasan a 337,1 toneladas de oro, que pasan a representar el 40,1 por ciento de las reservas del Banco de España.  

A preguntas del senador popular Javier Sánchez Simón sobre las razones por las que el Banco de España vendía cantidades tan altas del oro de sus reservas (un 26 por ciento en tres meses), el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, alegó que "el oro no es ya rentable". Este metal ha pasado de cotizar a 250 dólares en 2001 a los 659,90 a que ha cerrado en el mercado de Nueva York esta mañana. Los expertos creen que podría alcanzar los 2.000 dólares.

--------------------------

SOLBES DECÍA QUE EL ORO NO ES RENTABLE

Las reservas de oro del Banco de España disminuyen

Libertad Digital. 8/06/2007

Las reservas de oro del Banco de España siguen menguando. Si en sólo dos meses, marzo y abril vendió un 20 por ciento de sus reservas, en mayo continuó con las ventas, también a un alto ritmo: 28 toneladas. Pedro Solbes, ministro de Economía, achaca las ventas a la rentabilización de las reservas, pero los analistas prevén nuevas subidas del oro, cuya cotización podría alcanzar los 2.000 dólares (en la actualidad cotiza a 661,50).

El Banco de España ha vendido 28 toneladas de oro en el mes de mayo, según se desprende del último informe de Activos de Reservas, que se suman a las 80 toneladas vendidas en los meses de marzo y abril. De este modo, en tres meses el Banco de España se ha desprendido del 25 por ciento de sus activos en oro.   El senador popular Javier Sánchez Simón preguntó este miércoles al ministro de Economía, Pedro Solbes, sobre las razones del órgano regulador de realizar las ventas de oro en marzo y abril. La respuesta de Solbes fue que "se pretende, vendiendo oro, activo no rentable, convertirlo en bonos de renta fija, que sí tienen rentabilidad". Y añadió "En base a este marco legal, el Banco de España ha llevado a cabo un proceso de fortalecimiento de su situación patrimonial tratando de mejorar la rentabilidad de su activo". "El oro ya no es rentable", sentenció. En mayo las ventas han continuado.  

La onza podría alcanzar los 2.000 euros  

El oro es un activo monetario, y de hecho fue la base de las monedas nacionales, junto con la plata, hasta que los bancos centrales las fueron desvinculando de los metales. No obstante sigue teniendo una gran relevancia, como demostró en 1980; entonces llegó a cotizar a cerca de 860 dólares, lo que equivaldría a cerca de 2.000 dólares de 2006. Varios expertos consideran que el exceso de liquidez en dólares, la debilidad cada vez más clara de esta moneda y las previsiones de inflación hacen pensar que muchos inversores vuelvan a refugiarse en el oro. En tal caso, podría volver a alcanzar niveles como los de 1980. De ser así, las razones de rentabilidad no serían tan claras.  

Un informe del pasado año firmado por el banco británico Cheuvreux, de Crédit Agricole, apuntaba precisamente a la posibilidad de que la onza alcance los 2.000 dólares, ya que funciona "como una alerta temprana de crisis" y en la actualidad "hay un déficit de oferta sobre la demanda de unas 700 toneladas. El informe considera que las reservas reales de los bancos centrales podrían estar de 10.000 a 15.000 toneladas por debajo de las 31.000 reconocidas en ese año.  

Hay numerosos analistas que observan un comportamiento consensuado y coordinado por los bancos centrales para vender oro y evitar de este modo que su cotización suba demasiado y actúe como "chivato" de una eventual crisis financiera. Es el caso del Gold Anti Trust Action Committee (GATA) o de analistas como John Embry. No obstante, estas ideas no son universalmente compartidas.  

Las ventas de los bancos centrales  

El 26 de septiembre de 1999 catorce bancos centrales europeos más el BCE firmaron el "Central Bank Gold Agreement", por el que acordaron limitar las ventas conjuntas de oro a 400 toneladas anuales. En 2004, cuando vencía el acuerdo, se renovó, pero aumentando la cantidad máxima de 400 a 500 toneladas anuales entre los 15 bancos centrales. Las ventas en 2006 alcanzaron las 390 toneladas, pero una reciente información apunta a que podrían volver a subir el nivel de ventas hasta las 500 toneladas.  

No obstante, no todos los bancos centrales tienen la misma política. Fuentes del mercado apuntan a que Rusia, quinto productor mundial de oro, compró toda la producción de 2006 para depositarla en su banco central. En 2006 las reservas de oro y divisas de Rusia aumentaron en 121.500 millones de dólares, lo que supuso un incremento del 66,7 por ciento respecto al año anterior. Podría ser el caso también de China, aunque la opacidad de ese país no permite saberlo con total seguridad.

--------------------------

El Banco de España vende el 20 por ciento de sus reservas de oro en dos meses

Libertad Digital. 28.05.2008

El Banco de España ha vendido en sólo dos meses, marzo y abril de este año, 2'6 millones de onzas, que suponen el 19,4 por ciento del oro que poseeía en sus reservas en febrero. La noticia fue adelantada por Oro y Finanzas y ha tenido eco en The Daily Telegraph. Los bancos centrales europeos llevan años reduciendo sus reservas de oro, especialmente desde la entrada del euro como moneda común europea. Pero las ventas realizadas por el Banco de España son notablemente más altas de lo habitual. Fuentes del mercado indican que el órgano regulador sigue realizando ventas durante el mes de mayo.

Las reservas de oro en poder del Banco de España han caído hasta los 10,8 millones de onzas, después de que vendiera en los meses de febrero y marzo 80 toneladas de oro, o el 19,4 por ciento. Según informa The Daily Telegraph también se ha deshecho de títulos del Tesoro de los Estados Unidos “y otros activos a un ritmo similar”.

Oro y Finanzas, que adelantó la noticia, destaca en una nota que según los datos oficiales del Banco de España las "altísimas ventas" de las reservas de oro realizadas en los meses de marzo y abril del 2007 "ascendieron a 2,6 millones de onzas, el equivalente a 80 toneladas".

Un nivel de ventas muy alto

Este ritmo de 40 toneladas por mes es anormalmente alto. El 26 de septiembre de 1999 catorce bancos centrales europeos más el BCE firmaron el "Central Bank Gold Agreement", por el que acordaron limitar las ventas conjuntas de oro a 400 toneladas anuales. En 2004, cuando vencía el acuerdo, se renovó, pero aumentando la cantidad máxima de 400 a 500 toneladas anuales entre los 15 bancos centrales.

Desde el comienzo las ventas totales coincidieron con el límite máximo, pero el último rally del oro ha aconsejado a los bancos un freno en tales ventas. De hecho en el año transcurrido hasta el 26 de septiembre de 2006 las ventas quedaron lejos de las 500 toneladas, ya que se cerraron en 390 toneladas, a una media de 32,5 al mes. El Banco de España ha vendido en marzo y abril 80 toneladas.

Los bancos europeos han estado vendiendo oro

El artículo de The Daily Telegraph relaciona estas ventas con el déficit por cuenta corriente, que en España ha alcanzado niveles récord. El diario británico llega incluso a hablar de una eventual "crisis bancaria", si se produce una dura corrección en el mercado inmobiliario, pero Goldmand Sach lo califica de "historia de terror". Es más, Goldman Sach menciona que se ha de tener en cuenta el saneamiento de las cuentas públicas. El Instituto de Estudios Económicos ha dado a conocer este lunes un análisis según el cual España será uno de los tres países con menor porcentaje de deuda pública sobre el PIB en 2010, con el 35 por ciento, junto con Irlanda y Luxemburgo.

De hecho, estas ventas de oro las han estado realizando los bancos centrales europeos en los últimos años, si bien el ritmo de ventas ha caído notablemente en los últimos meses, en coincidencia con la subida de los precios del oro. A finales de 2005 rompió la barrera de los 500 dólares por cada onza troy, ha llegado a alcanzar los 725,25 dólares y al cierre del mercado de Nueva York cotiza a 654,90. Por otro lado, uno de los criterios que utiliza el Banco de España en la gestión de sus reservas es el de la rentabilidad, si bien el órgano no ha aclarado los motivos concretos que han llevado a realizar las fuertes ventas de febrero y marzo.

Las ventas podrían continuar

Fuentes del mercado apuntan a que se están realizando importantes ventas de oro en el mes de mayo, y que al menos parte de las mismas podrían proceder del Banco de España. Recientemente, Oro y Finanzas recoge la opinión del analista de metales de UBS en Londres, John Reade, quien considera que "no me sorprendería que continuaran las recientes ventas a gran escala por parte del Banco de España".