.. ........ .. .Explicaciones y desarrollos...... ..Artículos. ...... Textos . Inicial

 

El Padre Orlandis y el mal menor

 

El Padre Orlandis enseñaba que cuando hay que acogerse al mal menor, entonces es tanto más necesario reafirmar la tesis católica, cuanto más, más:

"En ciertas ocasiones, en sobradas ocasiones, por desgracia, es necesario y lícito contentarse y aun acogerse al mal menor ", siendo el ideal católico la realización del Reinado de Cristo sobre la tierra, la aceptación voluntaria por las naciones de la Soberanía Social de Jesucristo, que todas las naciones acepten y acaten el magisterio de la Iglesia y disfruten de los bienes que en esta buena nueva se les ofrecen.
"Cuanto más dista el mundo de la plena realización de este ideal, cuanto mayores son las exigencias malaventuradas de la hipótesis, más necesario es conservar puro y vivo en la mente y en el corazón este ideal, y profesarlo públicamente" (
¿Somos pesimistas?).

La tesis católica es que los pueblos reconozcan a Cristo como rey, acaten la autoridad de la Iglesia en el dogma y la moral y que las normas que rijan en el Estado sean conformes en su componente moral con lo que enseña la Iglesia. Y que esta ejerza activa y asiduamente su autoridad doctrinal y disciplinar sobre el dogma y la moral y dispense abundantemente los medios espirituales para que todos individual y colectivamente puedan acatarla.

Se nos dice que en la situación de laicismo actual, son irrealizables las normas católicas. Pero, ¿cuesta mucho alimentar la esperanza recordando a menudo lo que enseña el Concilio Vaticano II en Nostra Aetate, 4?, que con toda seguridad todos los pueblos creerán que Jesucristo es Dios y obrarán en consecuencia, también en la vida política:

"La Iglesia, juntamente con los profetas y con el mismo Apóstol, espera el día, que sólo Dios conoce, en que todos los pueblos invocarán al Señor con voz unánime y le servirán hombro con hombro" (Nostra aetate, 4).

Lo que es proclamar con toda seguridad la confesionalidad de todos los pueblos y que obrarán en consecuencia en el futuro.

Sí, cuesta mucho: no se menciona esto nunca.

---------------------------

"La paz a que aspiran los pontífices romanos, la paz que esperan del Corazón de Jesús, la paz de Cristo en el Reino de Cristo, no es aquella paz precaria y circunstancial que puede dar la diplomacia, o los tratados internacionales. No es una paz condicionada a las tristes circunstancias actuales. Esta es la paz del mal menor, a la cual es prudente acogerse, cuando no puede alcanzarse el bien mayor. Será una paz que un pontífice romano admitirá prudentemente, como la habrían admitido tantos pontífices romanos. Pero no es la auténtica Pax Romana: la paz de Cristo en el Reino de Cristo".
(Padre Ramón Orlandis, SI:
El arco iris de la «Pax Romana»).

----------------------------

La dinámica del mal menor es una estructura de pecado