..Sobrenaturalizarlo todo, incluso el Romano Pontífice...Advertencias de cardenales y obispos fieles....Artículos ..Textos ..Hispanidad Futura. ..CRISTIANDAD FUTURA...
....
Reflexiones en la beatificación de Pablo VI.......El Papa Francisco y el beato Pablo VI y sus dos consejeros. .

El papel de los peores obispos alemanes y del pseudocientífico agnóstico en la época de Francisco

Esteban de Alemania el 2.07.2015 en el post de D José Mª Iraburu en InfoCatólica http://infocatolica.com/blog/reforma.php/1507020257-327-sinodo-el-punto-137-del-i

Como feligrés del suroeste de Alemania, que vivió en la Diócesis de Kasper, cuando este era obispo por acá, y en la arquidiócesis de Friburgo, cuando el muy lamentable Zollitsch era su arzobispo, identifico en el punto 137 del Instrumentum Laboris nítidamente el discurso de la Iglesia criptocismática pseudocatólica alemana. Ciertamente las palabras han sido un poco atenuadas, en comparación con las que se hubiera usado en Alemania, para que al menos los más ingenuos entre los lectores en el público internacional no se asusten de inmediato al leerlo.

Lo que en esencia postula el punto 137, es aquella inmoral "teología moral" de la conciencia autónoma, que el entero episcopado alemán aprobó al usarla en su contestación de la encíclica "Humanae Vitae" de Pablo VI. No se niega la existencia de una norma proveniente de la enseñanza moral de la Iglesia, pero se niega el gravísimo deber de la conciencia de cada católico, de, no solamente informarse de esta enseñanza, sino tambien de orientar su conciencia en obediencia a ella, igual que la aguja de la brújula del navegante se orienta hacia el polo norte del campo magnético de la tierra.

Según el concepto de conciencia del episcopado alemán reunido en Königstein en 1968, esta podría legítimamente (!) desobedecer a la norma proveniente de la enseñanza moral de la Iglesia y hacer prevalecer sus propios criterios de conveniencia. Los confesores y dispensadores de sacramentos de la Iglesia, en consecuencia tendrian que respetar esa decisión legítima (!) sin someterla a juicio alguno. En consecuencia no se le podría negar los sacramentos a nadie, que "en conciencia" disienta de la norma moral enseñada por la Iglesia. Obviamente este escandaloso pronunciamiento de los obispos alemanes llevó a que solo poquísimos católicos en Alemania siquiera se interesasen por la enseñanza moral de la Iglesia sobre el acto conyugal agradable a Dios y a que quienes se atuvieran a ella fuesen considerados por el clero como unos pobres escrupulosos o extremistas fundamentalistas. Por supuesto que después de la declaración de Königstein, prácticamente ningún sacerdote alemán enseñaba ya la moral sexual católica, ni dentro ni fuera del confesionario, pues si no fuese ya dilacerado vivo por la feligresía o el consejo pastoral, a más tardar el obispo lo hubiera castigado sin misericordia, ni bien se enterara de este "gravísimo delito".

En esta luz, o mejor dicho oscuridad, alemana, es como ha de entenderse la frase del punto 137: «(..) el acompañamiento de un director espiritual competente, ayudará a los cónyuges a escoger opciones plenamente humanizadoras y conformes a la voluntad del Señor». Esto simplemente quiere decir: Queridos hermanos obispos, compadres sinodales, descargen la responsabilidad de la comunión para los adúlteros sobre los hombros de vuestros sacerdotes confesores, para que ninguno de esos fastidiosos guardianes de la ortodoxia pueda culparlos a Ustedes de promover la herejía. Ustedes así quedan con las manos tan limpias como las de Pilatos y tampoco Vuestros sacerdotes tendrán que preocuparse mucho, pues para ellos hemos preparado la siguiente lavada de manos: «(..) en principio son ellos [los esposos personalmente] los que tienen gracia de estado para hacer bien ese discernimiento. Un director espiritual normalmente no recibe de Dios luz para ese discernimiento, ni tiene por qué recibirla».

¿Han entendido, hermanos obispos? ¿No somos geniales, nosotros los alemanes? Ustedes obispos descargan la responsabilidad sobre sus sacerdotes, supuestamente para que puedan discernir cada caso y conciencia individualmente. Y sus sacerdotes a su vez descargan esa misma responsabilidad sobre los laicos casados, aunque sea en enésima nueva unión 'irreversible', aludiendo a que solo ellos dispondrían de la 'gracia de estado' necesaria para discernir esos asuntos de conciencia matrimoniales. Usando el viejo truco de la conciencia, como nosotros ya lo hemos practicado exitosamente en 1968 con Pablo VI., ignoramos y abolimos toda la pesada enseñanza moral tradicional, sin tener que derogarla formalmente, lo que causaría un gran conflicto con los africanos tribales y el espeso Müller en Roma, aunque Burke ya salió con fiebre de Malta.

El escándalo de la errónea enseñanza de los obispos alemanes sobre la conciencia fue analizado y denunciado muy clara- y severamente por el P. Dominik Schwaderlapp en una conferencia de la academia de verano de Dießen, el 6 de septiembre de 2003, titulada "Conciencia, verdad y dignidad humana - acerca de la enseñanza de Juan Pablo II. sobre la conciencia" (publicada enteramente en "Der Fels", 07/2006, ...der-fels.de/2006/07-2006.pdf y en ...ik-augsburg.de/pdf/berichte/Buch2003.pdf). En este evento participaron tambien otros personajes renombrados de la Iglesia: El Cardenal Leo Scheffczyk (alumno de Michael Schmaus, igual que Joseph Ratzinger), el ahora Cardenal Gerhard Müller, el profesor Manfred Spieker y el profesor de dogmática Anton Ziegenaus, que sacó una dogmática de ocho tomos junto con el Cardenal Scheffczyk. En otros años estuvieron presentes el Cardenal Meisner y, muy frecuentemente, el Cardenal Brandmüller y el profesor Manfred Hauke, aparte de muchos otros no tan conocidos internacionalmente.

Este P. Dominik Schwaderlapp fue posteriormente nombrado vicario general de Colonia en 2004 por el Cardenal Meisner y su obispo auxiliar en 2012 por Benedicto XVI. Como único obispo auxiliar de Colonia con fuerte capacidad teológica en temas de matrimonio y familia, antes de renunciar al ejercicio activo del ministerio petrino, Benedicto XVI así lo había puesto en posición óptima para la suceción del Cardenal Meisner como Arzobispo de Colonia, o para otra sede cardenalicia, Sin embargo finalmente resultó Arzobispo de Colonia el Cardenal Woelki y Arzobispo de Berlin Mons. Heiner Koch, ambos tambien anteriores obispos auxiliares de Colonia, igual que Schwaderlapp, pero dotados de una fuerte valoración de uniones homosexuales antes de sus recientes nombramientos. Así Mons. Heiner Koch, el entendedor de los homosexuales, representa el episcopado alemán en el Sínodo de este año, mientras el especialista en familia, matrimonio y conciencia se queda impartiendo el sacramento de la Confirmación a los jóvenes en Colonia.

Una última palabra: Como alemán crecido en gran parte en Latinoamérica, reconvertido a la fe católica en un movimiento nacido en Latinoamérica, casado muy fecundamente con una mujer latinoamericana por un ahora arzobispo latinoamericano, tengo la impresión, de que nunca antes en la historia de la Iglesia los obispos alemanes han tenido tanta influencia en la Iglesia universal, como en estos dos años del pontificado del Papa argentino, que muchos dicen que hubiese acabado con el eurocentrismo en la Iglesia. Yo en cambio diría, que podrá haber disminuído el peso de los obispos italianos y españoles, quizá en parte para entregárselo a uno que otro argentino, brasileño o centroamericano, pero sobre todo ha introducido un germanocentrismo bárbaro, del que los obispos criptocismáticos alemanes solo podían soñar bajo el pontificado del Papa alemán, que los mantenía muy cortos y bajo cuarentena. Los peores obispos alemanes son los que en realidad, como hemos visto, dictan ahora la agenda de dos Sínodos de Obispos en Roma, representan a toda Europa (!) en el consejo de los 8-9 cardenales y un pseudo-científico agnóstico alemán, consejero de Angela Merkel y adepto de la "mística" cuasi-panteista de la Gaia, recibe un rol fundamental en la redacción final y presentación de la Encíclica ecologista "Laudato Si".
--------------------------------------
JMI.-El comentario no es nada ejemplar en cuanto a su extensión.
Pero es ejemplar en cuanto al valor de lo expuesto en él Gracias.