HISTORIA DE NAVARRA.......Crónica del siglo XXI
La crisis económica iniciada en 2007

La nueva pista de aterrizaje de Noáin permitirá ya este año operar a los Boeing 737 de las compañías de bajo coste

DN. ÍÑIGO SALVOCH . NOÁIN Viernes, 27 de marzo de 2009

Los 200 metros que se están añadiendo a la pista de aterrizaje del Aeropuerto de Noáin van a permitir que en el segundo semestre del año puedan operar aviones reactor del tipo Boeing 737. Estas aeronaves son de mayor carga de despegue (permiten más pasajeros) y radio de alcance (más distancia de vuelo), siendo las más utilizadas por las compañías de bajo coste.

En esa labor, la de encontrar compañías que despeguen del aeropuerto de Noáin con nuevos destinos y frecuencias, se encuentra Aena ( la empresa estatal de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), desde donde se asegura que las obras que se acometen en la pista, que va a alcanzar los 2.407 metros de longitud, "permitirán satisfacer la demanda surgida por algunas compañías".

El director del aeropuerto de Pamplona, Pedro García Lasheras, confirmó ayer en la presentación pública de las obras que se acometen en el aeropuerto de Noáin que actualmente hay contactos con compañías interesadas en operar en Noáin. Pedro García Lasheras fue acompañado en la presentación de las obras por Jesús Villarroel, director del Grupo de Aeropuertos de la Zona Norte, y la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz.

La nueva terminal, en 2010

Las obras del nuevo edificio terminal del aeropuerto se realizan en un solar contiguo a la actual terminal y, según indicó Pedro García, permitirán triplicar la capacidad operativa del aeropuerto. Las obras se iniciaron en enero de 2008 y su finalización está prevista para el segundo semestre de 2010.

En total, las nuevas instalaciones aeroportuarias contarán con unos 12.400 metros construidos, incluyendo el bloque técnico, la reubicación de los servicios afectados y la adaptación de los accesos y la urbanización correspondiente.

La nueva terminal contará con ocho mostradores de facturación y dos cintas de seguridad, lo que supone, según los responsables de Aena, "dotar a la terminal navarra de unas instalaciones adecuadas a los requerimientos de las compañías aéreas y los pasajeros, así como conseguir un servicio de la máxima calidad".

Este proyecto incluye también la ampliación de la plataforma de aeronaves, que contará con 3 puestos para aviones del tipo A-320 y 5 para aviación regional. También se ampliará el parking público de vehículos, al que se le añadián 11.000 metros cuadrados con el fin de crear 114 nuevas plazas, lo que dejará un total de 654.

Nueva torre de 20 metros

La modernización del aeropuerto se completa con la construcción de una nueva torre de control de 1.500 metros cuadrados y 20 metros de altura, de tamaño muy similar a la actual. La finalización prevista de los trabajos de la torre se sitúan en el segundo trimestre de 2009.

Tanto la terminal de pasajeros como la torre de control actuales dejarán de estar operativas en el momento en que se inauguren las nuevas instalaciones, aunque, según indicó Pedro García, aún no se ha decidido todavía el uso que se dará a sendos edificios. El año pasado alrededor de 400.000 pasajeros utilizaron el aeropuerto de Pamplona, un 7% menos que el año anterior.