Navarra pierde casi 6.000 jóvenes en un año según el padrón del inicio de 2015 y tiene más de 40.000 habitantes mayores de 80 años

DN J.E.G. PAMPLONA 29/04/2015

El envejecimiento de la población navarra es una tendencia que parece consolidarse, según el último padrón del Instituto Nacional de Estadística, con fecha de 1 de enero de 2015. Mientras crece el número de personas mayores de 80 años, la población de entre 20 y 39 años se ha reducido en casi 6.000 personas en el último año.

Dentro de este tramo de edad, destaca la caída en el número de ciudadanos de entre 30 y 34, que ha sido de 2.911 personas. Se trata del grupo que mayor descenso registra en la Comunidad foral en el último año.

Un dato que el presidente de la Asociación Navarra de Sociología y profesor de la UPNA, Teodoro Hernández de Frutos, atribuye a “la salida forzosa de los jóvenes para encontrar trabajo, sobre todo a Madrid” y lamenta que “es un hecho que se lleva advirtiendo a las instituciones desde hace tiempo”.

La situación de este colectivo se debe, principalmente, a “la reforma laboral”, que según destaca, “se ha cebado con los jóvenes porque ha aumentado la temporalidad y los contratos basura”.

Añade con tristeza que “Navarra está gastando mucho dinero en formar a las personas para que luego se aprovechen otras zonas del país, como su capital”.

Como solución, el presidente de los sociólogos apunta a la creación de empleos de calidad y a la inversión en centros tecnológicos. “Esto es absolutamente primordial”, concluye Hernández de Frutos señala en este aspecto que “el mercado laboral en Navarra está colapsado para la gente preparada”.

Por otra parte, la población mayor de 80 años supera ya la barrera de las 40.000 personas, lo que supone el 6,3% del total, y no deja de aumentar. “Este envejecimiento es un cóctel molotov que explotará dentro de no mucho”, alerta el presidente de los sociólogos.

Hernández de Frutos añade que es otro problema la baja reposición de la natalidad, y eñala que “Navarra necesita 2,3 hijos por mujer” cuando en la actualidad el índice es un punto menor.

Otro colectivo en el que la pérdida de ciudadanos ha tenido una mayor incidencia es el de los extranjeros. En este caso, la caída ha sido de 3.773 personas.

En cuanto al total de la población, la Comunidad foral se queda con 640.154 habitantes tras perder 636 personas con respecto a 2014.

España tenía 46,6 millones de habitantes inscritos en el Padrón al inicio de 2015 y Navarra tenía 640.154