.....HISTORIA UNIVERSAL..Crónica del siglo XXI......El ataque islamista.........La Iglesia pide la intervención militar frente al genocidio islamista.........CRISTIANDAD FUTURA....INDEX

Cuatro monjas de la Madre Teresa de Calcuta martirizadas y un sacerdote salesiano secuestrado en Yemen el 4 de marzo de 2016. Otras 12 personas fueron también asesinadas en el asalto a un asilo de ancianos

La hermana Sally sobrevivió a la masacre de Yemen porque los islamistas sorprendentemente no la vieron


La hermana Judit (de Kenia), la hermana Reginette (de Ruanda), la hermana Marguerite (de Ruanda) y la hermana Anselm (de
Bihar, la India)

El secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, declara al diario Avvenire: “Verdaderamente son mártires porque me contaban que habían recibido amenazas y aun así prefirieron quedarse, algo que les costó la vida”. Parolin se ha unido así al sentir del papa Francisco que el domingo, 6.03.2016, durante el rezo del ángelus, aseguró que las religiosas asesinadas eran mártires que habían derramado su sangre por la Iglesia.

----------------------------------------------------------------

El martirio de las hermanas en Yemen en la narración de sor Sally, la única sobreviviente

Aden (AsiaNews) 18/03/2016 http://www.asianews.it/noticias-es/El-martirio-de-las-hermanas-en-Yemen-en-la-narración-de-sor-Sally,-la-única-sobreviviente-36985.html

La superiora de la comunidad de Aden confió a una hermana, sor Rio, las dramáticas fases del asalto a la casa de cura para ancianos y discapacitados. Las hermanas murieron por la “fidelidad” a su misión, estando listas para “recibir al esposo”. Un sacrificio de sangre en la esperanza que sea “brote de paz para Medio oriente y para que sirva para frenar al Isis”.

“A causa de su fidelidad, ellas estaban en el lugar justo y en el momento justo, preparadas para recibir al su esposo”. Con estas palabras, sor Rio describió el sacrificio de sus hermanas Misioneras de le caridad masacradas en Aden, en Yemen el 4 de marzo pasado por “motivos religiosos”. La religiosa recibió el dramático testimonio de sor Sally, superiora de la casa para ancianos y discapacitados, teatro del ataque de los milicianos del Estado islámico (EI). Única sobreviviente, sor Sally confió a una hermana, sor Rio, la narración del ataque, las violencias de los milicianos, las violencias realizadas a causa de la fe.

La narración fue transcrita en un segundo momento por una tercera religiosa, sor Adriana, que difundió el texto entre las varias comunidades religiosas de los EEUU. En los días pasados mons. Edward Rice, obispo auxiliar de la arquidiócesis de Saint Louis, citó diversos párrafos de la dramática narración de sor Rio, elogiando el sacrificio realizado por las hermanas por la fe y su servicio hacia los otros. Un servicio que refleja el carisma de la fundadora de la congregación, Madre Teresa de Calcuta.

A continuación la dramática narración de la mañana del ataque, recogido por las hermanas de la Caridad y publicado en el National Catholic Register. Traducción a cargo de AsiaNews:

Como todas las mañanas, las hermanas asistieron a misa y luego desayunaron. Según las costumbres, el sacerdote permaneció en la capilla  rezando y luego comenzo a preparar las cosas que quedaron pendientes en ese lugar.

A las ocho de la mañana, las hermanas rezaron el ofrecimiento del Apostolado de la Oración por las intenciones del Papa y luego fueron hacia la casa.

A las ocho y treinta un grupo de milicianos del Estado islámico, vestidos de azul irrumpieron, matando a un guardia y al chófer.

Cinco jóvenes etíopes, de religión cristiana, han comenzado a correr hacia donde estaban las hermanas, para decirles que los miembros del Isis habían irrumpido y que estaban allí para matarlas. Los cinco fueron asesinados uno  detrás del otro. Los milicianos los ataron a los árboles, les dispararon a la cabeza y luego les rompieron el cráneo a golpes.

Las hermanas comenzaron a correr, de a dos, en diversas direcciones al interior de la estructura; en ese momento había varios huéspedes, hombres y mujeres. Cuatro mujeres que trabajaban en el complejo empezaron a gritar: "¡No maten a las hermanas! ¡No maten a las hermanas!". Una de ellas fue cocinera por quince años en el centro. Los milicianos las han asesinado también a ellas.

Ellos han tomado primero a sor Judith y a sor Reginette, las han atado y les dispararon a la cabeza y les han roto el cráneo. Mientras las hermanas corrían en diversas direcciones al interior del convento para tratar de advertir al p. Tom.  

En un segundo momento han capturado a sor Marguerite y a sor Anselm, las han atado y les dispararon a la cabeza y después las sepultaron en la arena.

Mientras tanto la superiora, si bien lo intentó no logró llegar al convento. No se sabía cuántos hombres del Isis había en la estructura.

Vi a todas las hermanas y a los ayudantes asesinados. Los milicianos del Isis querían entrar en el convento, por esto la hermana superiora se ocultó en la cámara frigorífica, porque en ese momento la puerta estaba abierta. Había miembros del Isis por todos lados buscando a la superiora, porque sabían que las hermanas presentes en la casa eran cinco. Entraron al menos tres veces en la celda frigorífica. Sor Sally no se había escondido, permaneció de pie detrás de la puerta y ellos no la vieron. Esto es un verdadero milagro.

Mientras tanto, en el convento, el p. Tom sintiendo los gritos consumió todas las hostias consagradas. Él no tuvo tiempo de consumir la hostia más grande y tiró el aceite de la lámpara al agua.

Un vecino vio a los asaltantes, empujar al p. Tom dentro del automóvil de ellos. Y de él no se encontró más ninguna huella. Todo el material sagrado y los objetos de carácter religioso los tiraron al suelo y los destruyeron: la estatua de la Virgen, el altar, el tabernáculo, el crucifijo, el ambón, los libros de oraciones y las biblias, completamente destruidos.

Entre la 10 y las 10.15, los milicianos del Estado islámico concluyeron su ataque y se fueron.

Sor Sally fue a recoger los cuerpos de sus hermanas y las puso a todas juntas. Luego visitó a los pacientes y huéspedes, uno por uno para verificar que estuviesen bien. Y todos estaban sanos y salvos. Ninguno estaba herido.

Uno de los hijos de la cocinera (asesinada en el asalto) la estaba llamando a su celular. Desde el momento que no tenía respuesta, él llamó a la policía y con los agentes fue al complejo, donde se les presentó la escena de la masacre. La policía y el hijo llegaron hacia las 10,30 de la mañana.

La policía trató de llevarse a sor Sally, pero ella se opuso decididamente, diciendo que no habría abandonado a estas personas que lloraban. “No nos abandones, quédate con nosotros”, gritaban los huéspedes de la estructura. No obstante, la policía se la llevó por la fuerza porque sabían que los milicianos del EI sabían que en el interior de la casa eran cinco las hermanas y que no se detendrían hasta matarla también a ella. Por esto, al final ha aceptado el hecho y se fueron. Tomó un recambio de hábitos y los cuerpos de las hermanas, la policía las llevó hasta un hospital cercano dirigido por los “Médicos sin fronteras”, al interior del cual hallaron protección. Dado que no había espacio suficiente en la cámara mortuoria del hospital, la policía llevó los cadáveres a una estructura más grande.

Sor Sally le dijo a sor Rio que estaba triste porque se había quedado sola y no pudo morir con sus hermanas. Sor Rio le respondió que Dios la quiso como testigo, para que refiriese sobre la masacre y agregó: "¿Quién habría encontrado los cuerpos de las hermanas y quién habría podido contar lo que había sucedido? Dios quería que lo supiésemos”.

El secretario particular del papa Francisco contactó diversas veces a las autoridades de Yemen, al menos una vez por semana para saber sobre la condición de las hermanas y para hacerles saber sobre su cercanía. Hoy, el secretario del Papa envió un mensaje:

“Quiero agradecerles, pequeñas misioneras de la Caridad, hoy mártires”.

Él también agregó que ofrece las cuarenta horas de oración que inician el primer viernes del mes.

Sor Sally narró a sor Rio que el p. Tom, les decía todos los días: “Estamos preparados para el martirio”.

Sor Judith: han tratado en todos los modos de hacerle terminar sus estudios de primer nivel, pero no lograron sacarla de Yemen.

Sor Reginette: para ella estaba previstos cursos de primer nivel, pero no fue posible llevarla. Dios quería que permanecieran allí.

Aden es la capital portuaria y rica. Aden quería crearse una propia autonomía estatal y administrativa, por eso favorecieron el ingreso de los milicianos del Isis para combatir contra las autoridades de Yemen. Es por esto que el Isis venció en Aden. Este es el resultado de la guerra del año pasado, con todos esos bombardeos. Han ganado, así terminó, pero el Isis no se irá. Ellos quieren apoderarse del poder y erradicar la presencia cristiana. Ellos no han matado a las hermanas en el contexto de la guerra, porque no tenían ningún interés político en perder tiempo con ellas. Pero hoy, que son la única presencia cristiana, el Isis quiere deshacerse de toda mínima huella o presencia de cristiandad. Es por esto que las hermanas son verdaderas mártires, porque murieron por el sólo hecho de ser cristianas. Habrían podido morir durante la guerra, pero Dios quiso que fuese así, para que resultase claro que ellas son mártires por la fe.

Sor Rio cuenta que sor Sally se dejó ir, se abandonó en las manos de Dios. La policía trató de sacarla de ahí, porque los milicianos estarán tras ella hasta que lograran matarla. Se abandonó y le dijo a sor Rio que Dios haga de ella lo que quiera. Dijo que los otros musulmanes las trataban con respeto. Dijo también que recen para que la sangre de ellas sea un brote de paz para Medio Oriente y para que sirva para detener al Isis.

También agregó que si han raptado al p. Tom (del cual no se tienen noticias ciertas a distancia de dos semanas después del ataque, ndr) esperarían un par de días y que luego pedirían casi seguramente un rescate en dinero para liberarlo o a condición que se libere a un grupo de milicianos detenidos en la prisión.

Sor Rio dijo que eran tan fieles, que por esto el Isis sabía muy bien cuando irse y cuando irrumpir. Es a causa de su fidelidad, que ellas fueron encontradas en el lugar justo y en el momento justo y las encontraron listas para recibir al esposo.

Sor Adriana considera que el haberles roto el cráneo podría tener una relación malvada con el pasaje bíblico “y Ella aplastará la cabeza de la serpiente”, en signo de desprecio o como señal ulterior de su maldad.

A continuación los nombres correctos de las hermanas:

Sor M. Sally, MC (Superiora, la única sobreviviente de la masacre)

Sor M, Anselm, MC.(Bihar, India)

Sor M. Marguerite, MC (Rwanda)

Sor M. Judith, MC (Kenya)

Sor M. Reginette, MC (Rwanda)

 

---------------------------------------------------------------

Francisco: Madre Teresa acompañe al paraíso a sus “mártires de la Caridad”, víctimas también de la indiferencia

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) 6/03/2016 http://www.asianews.it/noticias-es/Papa:-Madre-Teresa-acompañe-al-paraíso-a-sus-“mártires-de-la-Caridad”,-víctimas-también-de-la-indiferencia-36870.html

Antes de la oración mariana del Ángelus, Francisco comenta la parábola del hijo pródigo: “Como el padre del Evangelio, también Dios continúa considerándonos sus hijos, incluso cuando estamos perdidos y viene a nuestro encuentro con ternura cuando volvemos a Él. Los errores que cometemos, aunque sean grandes, no disminuyen la fidelidad de su amor”. Inmediatamente después, recordó a las cuatro Misioneras de la caridad asesinadas en Yemen e hizo un pedido para mantener los corredores humanitarios para los refugiados. Hoy se inician los ejercicios espirituales del Papa y de la Curia romana.  

Madre Teresa “acompañe al paraíso a sus hijas mártires de la caridad e interceda por la paz y el sagrado respeto de la vida humana”. Ellas “no son noticia, no están en los periódicos, pero dan la sangre por la Iglesia. Son víctimas no sólo de quienes las asesinaron, sino también de la indiferencia”. Lo dijo el Papa Francisco después de la plegaria mariana del Ángelus, expresando su solidaridad a la congregación de las Misioneras de la Caridad por el asesinato de cuatro hermanas en Aden- en Yemen- hace dos días. El deseo del pontífice fue acogido con un gran aplauso por los fieles reunidos en la plaza de san Pedro.

Antes de la oración, Francisco comenta la parábola del hijo pródigo “o mejor aún, del padre misericordioso”. Es la última del “tríptico” de las parábolas de la misericordia del Evangelio de Lucas: “¡Hoy sería hermoso que cada uno de nosotros tomásemos el evangelio en este 15° capítulo de Lucas y leyésemos sus parábolas!”.

La narración, dice Francisco, “nos hace percibir algunas características de este padre: es un hombre listo para perdonar y que espera contra toda esperanza. Llama la atención, ante todo, su tolerancia ante de la decisión del hijo más joven de irse de casa: habría podido oponerse, sabiendo que era aún inmaduro, un joven muchacho o bien podría haber buscado algún abogado para no darle la herencia estando aún vivo. En cambio, le permite partir, si bien prevé los posibles riesgos. Así obra Dios con nosotros: nos deja libres, también de equivocarnos, porque creándonos nos ha dado ese gran don de la libertad y así Dios me maravilla siempre”.

Pero la separación de ese hijo, subraya el Papa, “es sólo física; el padre lo lleva siempre en el corazón; espera confiado en su regreso; ¡mira siempre el camino para ver si vuelve! Y un día lo ve aparecer a lo lejos (cfr.20). ¡Pero esto significa que este padre cada día subía a la terraza para ver si volvía! Entonces se conmueve, corre a encontrarlo, lo abraza, lo besa. ¡Cuánta ternura! Este hijo había hecho cosas graves….”

La misma actitud “el padre reserva hacia el hijo mayor, que siempre permaneció en la casa y ahora está indignado y protesta porque no entiende y no comparte toda aquella bondad hacia el hermano que se ha equivocado. El padre sale al encuentro, también, de este hijo y le recuerda que ellos siempre estuvieron juntos, tienen todo en común (v.31), pero es necesario recibir con alegría al hermano que finalmente ha vuelto a casa. Y esto me hace pensar en una cosa: cuando uno se siente pecador, se siente realmente poca cosa, como he sentido de algunos: “Pero, padre yo soy una porquería. En cambio, cuando uno se siente justo, “yo siempre hice las cosas bien”, también el Padre te va a buscar: porque esa actitud es equivocada, viene del Diablo, es la soberbia. ¡El Padre espera a los pecadores, pero va a buscar a aquellos que se sienten justos!

En esta parábola, dice también, “se puede entrever también a un tercer hijo, ¡escondido! Es aquel que “no considera un privilegio ser como (el Padre), que se anonadó a sí mismo, asumiendo una condición de siervo (Fil 2,6-7). Este Hijo-Siervo es Jesús, es la extensión de los brazos y del corazón del Padre: Él recibió al pródigo y ha lavado sus pies sucios; Él ha preparado el banquete para la fiesta del perdón. Él, Jesús nos ama más allá de cualquier medida, espera siempre nuestra conversión cada vez que nos equivocamos; espera nuestro retorno cuando nos alejamos de Él pensando poder prescindir de Él; está siempre listo para abrirnos los brazos, incluso cuando ha sucedido cualquier cosa. Como el padre del Evangelio, también Dios continúa  considerándonos sus hijos cuando nos hemos perdido y viene a nuestro encuentro con ternura cuando volvemos a Él. Y nos habla, con tanta bondad, cuando nosotros creemos que somos justos. Los errores que cometemos, aunque sean grandes, no mellan la fidelidad de su amor. En el sacramento de la Reconciliación podemos siempre partir de nuevo: Él nos acoge, nos restituye la dignidad de hijos suyos. Y nos dice, ve adelante, estás en paz, ¡Levántate! ¡Ve adelante!

Después de la plegaria mariana, el Papa dice: “Queridos hermanos y hermanas, expreso mi solidaridad a las Misioneras de la caridad por el grave luto que les ha tocado hace dos días por el asesinato de cuatro religiosas en Aden, en Yemen, donde asistían a los ancianos. Rezo por ellas y por las otras personas asesinadas en el ataque y por los familiares. Éstos son los mártires de hoy. Ellos no están en la tapas de los periódicos, no son noticia. Ellos dan la sangre por la Iglesia. Ellos son víctimas del ataque de aquellos que los han matado y también de la indiferencia, por los cual “no importa”…Madre Teresa acompañe al Paraíso  a estas hijas suyas mártires de la caridad e interceda por la paz y el sagrado respeto por la vida humana”.

Como signo concreto de compromiso por la paz y la vida, concluye Francisco: “Quisiera citar y expresar admiración por la iniciativa de los corredores humanitarios para los refugiados, iniciada últimamente en Italia. Este proyecto-piloto, que une la solidaridad y la seguridad, permite ayudar a personas que escapan de la guerra y la violencia, como los cientos de refugiados ya transferidos a Italia, entre los cuales hay niños enfermos, personas discapacitadas, viudas de guerra con hijos y ancianos. Estoy contento, también, porque esta iniciativa es ecuménica, siendo apoyada por la Comunidad San Egidio, la Federación de las iglesias Evangélicas Italianas, Iglesias Valdeses y Metodistas”. Después de los saludos habituales, el Papa pide “por favor un recuerdo en la oración por mí y por mis colaboradores, que desde esta tarde hasta el viernes haremos los Ejercicios Espirituales. A todos les deseo un buen domingo. Buen almuerzo y ¡hasta luego!

En la tarde, a las 18, Francisco y los miembros de la Curia romana parten, de hecho, para Ariccia, donde permanecerán hasta el 11 de marzo para llevar a cabo los ejercicios. Las meditaciones serán predicadas por el padre Hermes Ronchi, de la Orden de los Siervos de María, y tendrán como hilo conductor: “Las crudas preguntas del Evangelio”.

-----------------------------

Cardenal Gracias: Las hermanas de Madre Teresa asesinadas en Yemen son testigos del amor de Cristo

Mumbai (AsiaNews)- 4/03/2016

El conmovido recuerdo del arzobispo de Mumbai por las cuatro religiosas asesinadas hoy junto a diez civiles en una incursión realizada “por motivos religiosos” por hombres armados en Adén. Ellas han desarrollado hasta el final la tarea de las Misioneras de la caridad: saciar la sed de Cristo a través del servicio a los últimos. Durante la noche se realizó una adoración eucarística y oraciones por el padre Tom Uzhunnali, sacerdote salesiano raptado en el ataque. 

El espeluznante homicidio de las cuatro Misioneras de la caridad puso a la Iglesia de India y de Asia en una profunda tristeza: estamos de luto por esta tragedia. Se trat también de una pérdida personal para la Iglesia en India, dado que sor Anselma era una de nosotros, que ha sacrificado todo para servir a Jesús en Adén. No obstante las situaciones de precariedades, estas valientes y altruistas Misioneras de la caridad rechazaron dejar el país si bien la lucha se intensificó.

Las Misioneras de la Caridad han continuado a apagar la sed de Jesús en Adén a través del amor, la gentileza, la compasión y sirviendo en modo desinteresado- sin ninguna consideración por su seguridad- las víctimas más desventajadas. A través de su trabajo y sus actividades humanitarias en hospitales, centros para ancianos y enfermos y casas para pobres y jóvenes abandonados, han donado todo,  también arriesgando la vida por la población local.

¿Cómo puedo saciar esa sed de Dios? Esta es la oración cotidiana de estas Misioneras de la Caridad en Yemen. Los combates en curso- en particular en el interior de Adén- han  hecho más difícil más que nunca este servicio. Pero justamente como la beata Madre Teresa de Calcuta, el único deseo de las cuatro Misioneras de la caridad fue el de aplacar esta sed por las almas. Un servicio hecho por amor personal en relación con Jesús, a través de su servicio por el pueblo de Yemen.

Mientras lloramos y conmemoramos la pérdida de estas preciosas vidas, nos consuela que ahora estén viendo la belleza de Cristo: la sangre de ellas traerá frutos de paz para el pueblo que servían. Dios las bendiga con la felicidad eterna en Su Presencia.

La Iglesia en India y en Asia reza también por el retorno seguro otro de nuestros hijos, el p. Tom Uzhunnalil, que proviene de Kerala y ha estudiado teología en el colegio Jyoti Bangalore Kristu por algunos años, el p. Tom sdb es una salesiano de la provincia de Bangalore pero ha trabajado en Yemen por unos años. Los salesianos de India (de la provincia de Bangalore) tienen comunidades en Yemen.

Sólo hace cuatro años la Iglesia ha celebrado el jubileo de plata de la presencia salesiana en Yemen, una fiesta celebrada el 7 de septiembre de 2012 en Sana´a, capital de Yemen. Este país está bajo el Vicariato Apostólico de Arabia meridional de nueva constitución. Los salesianos de Don Bosco, pertenecientes a la provincia de Bangalore, fueron a Yemen por pedido de Mons. Bernardo Gremoli, entonces Vicario Apostólico de Arabia.

Las Misioneras de la caridad (MC) fueron formalmente invitadas por el gobierno de Yemen para ocuparse de los leprosos y los ancianos. La beata Madre Teresa aceptó la invitación, con la condición que también se permitiese la entrada a los sacerdotes al país para ofrecer ayuda espiritual a las misioneras. Y así hoy cinco salesianos trabajan en Taiz, Hodeidah, Sana´a y Adén. Estos hermanos se ocupan de las necesidades espirituales de las hermanas y también de una comunidad parroquial en esos lugares. La población católica está constituida exclusivamente por trabajadores extranjeros de India, Filipinas, Pakistán, Sri Lanka, etc.

La Iglesia en la India reza para el seguro retorno de nuestro p. Tom y esta noche realizará una Adoración eucarística por su persona.

(Colaboró Nirmala Carvalho)

-----------------------------------------------

En julio de 1998 otras tres hermanas de las Misioneras de la Caridad fueron asesinadas en Yemen: sor Lilia y sor Anneta de la India y sor Michelle de Filipinas

Saná (AsiaNews) 4/03/2016

http://www.asianews.it/noticias-es/Vicario-de-Arabia:-por-motivos-religiosos,-fueron-asesinadas-las-hermanas-de-la-Madre-Teresa-en-Yemen-36859.html

En julio de 1998 otras tres hermanas de la orden de las Misioneras de la Caridad, fundada por la Madre Teresa de Calcuta, fueron asesinadas en Yemen por un hombre armado, mientras salían del hospital de la ciudad de Hodeida. Las autoridades de Saná dijeron en aquél momento que el agresor era un “desequilibrado saudita”. Dos de las misioneras muertas, sor Lilia y sor Anneta, eran de nacionalidad india, mientras que la tercera, sor Michelle, era oriunda de Filipinas.

Desde enero del año pasado, las naciones del Golfo son teatro de un sangriento conflicto interno que enfrenta a la plana de líderes sunitas, apoyada por Arabia Saudita, con los rebeldes Houthi, cercanos a Irán. En el mes de marzo, los sauditas, jefes de una coalición, lanzaron ataques aéreos contra los rebeldes, en un intento por liberarla capital, Saná, y entregar nuevamente  el país al presidente Abdu Rabu Mansour Hadi (quien primero estuvo en el exilio, pero luego regresó al país).

Para Arabia Saudita, los Houthi, aliados de las fuerzas leales al ex presidente Ali Abdullah Saleh, son apoyados por Irán en el plano militar; una acusación que Teherán rechaza con indignación. En el país hay, por otro lado, grupos extremistas activos que están vinculados a al Qaeda y milicias yihadistas ligados al Estado islámico, que han contribuido a aumentar la espiral de violencia y terror.

-----------------------------

El Dom Tom Uzhunnalil salesiano secuestrado tras la masacre de Adén

Roma (AsiaNews)- 10/03/201

El sacerdote de Kerala era capellán de las hermanas de Madre Teresa, cuatro de las cuales fueron asesinadas en su convento. Estaba como misionero en Yemen desde hace cuatro años. Su tío Matteo, también salesiano, fue el fundador de la misión. El p. Tom había decidido permanecer en el país, a pesar de que tenía la posibilidad de abandonarlo. Los salesianos están presentes en Yemen desde el año 1987 y se ocupan de brindar atención a los pocos católicos del país y a los muchos trabajadores migrantes.

Después de casi una semana, no hay ninguna noticia sobre la suerte del p. Tom Uzhunnalil (v. foto), el sacerdote salesiano raptado por probables terroristas después de la masacre de las cuatro hermanas de Madre Teresa y de otras doce personas el 4 de marzo pasado. El p. Francesco Cereda, vicario del Rector mayor, explica a AsiaNews el compromiso de las autoridades indias y de Kerala (pueblo de origen del p. Tom), del Vaticano, del Vicariato para Arabia del sur y de la Conferencia episcopal india para obtener información y entablar tratativas con los raptores. Al mismo tiempo, el p. Cereda cuenta sobre la cantidad de oraciones que se hacen en todo el mundo salesiano, dado que “para Dios todo es posible”. El vicario del Rector mayor recuerda que el p. Tom- que en los últimos meses había sufrido algunos episodios de violencia (su iglesia fue quemada)- había decidido permanecer en el país, que está en guerra, para apoyar a las Misioneras de la Caridad y a los fieles católicos presentes en Yemen, casi todos ellos trabajadores migrantes que provienen de la India, de Filipinas, de Sri Lanka e Indonesia.

El p. Tom tiene 56 años, nació en Ramapuram, cerca de Pala (Kottayam, Kerala), en una familia profundamente católica. Su tío Matteo, muerto el año pasado, también era salesiano, y fue el fundador de la misión en Yemen. El p. Tom se encontraba en Yemen desde hacía cuatro años.

A continuación publicamos la entrevista que el vicario del Rector mayor nos ha dado. (BC).

P. Cereda: ¿Qué noticias se tienen sobre el p. Tom Uzhunnalil y sobre su posible liberación?

Hasta ahora, no tenemos ninguna noticia sobre la situación del p. Tom. El ministro indio de Relaciones Exteriores, Sushma Swaraj, aseguró que el gobierno hará todo lo posible para localizar y tratar de obtener la liberación del p. Tom, y espera que lo devuelvan  sano y salvo. También el Premier del Estado Federal de Kerala, Oommen Chandy, aseguró toda su ayuda posible; él está en frecuente contacto con el gobierno central y con el inspector de la comunidad salesiana de Bangalore, que es la inspectoría de origen del p. Tom. Este interés se explica, porque el p. Tom es originario de Kerala.

También la Conferencia episcopal india y Mons. Paul Hinder, el Vicario Apostólico de Arabia del Sur, están llevando a cabo todas las iniciativas posibles. Ellos están en contacto con la Secretaria de Estado vaticana, la nunciatura en Kuwait y el gobierno de los Emiratos.

Además de tener abiertos todos los canales para cualquier tratativa posible, hay también una cadena de oraciones entre los salesianos, la gente de Adén y todos vosotros que nos dan su solidaridad. Nuestro obrar está apoyado por la eficacia de la oración, porque “todo es posible para Dios”.

¿Cuál es el compromiso de los salesianos en Yemen?

Estamos en el país desde 1987. Estamos allí para reunir y dar atención desde el punto de vista sacramental y espiritual a una número de católicos migrantes provenientes de la India, Filipinas y de otros lugares, que trabajan en los hospitales, en los asilos, en las empresas de negocios. En Saná, la capital, los salesianos se ocupan también de la atención pastoral de los católicos presentes en el cuerpo diplomático. Somos los únicos sacerdotes presentes en Yemen y nos hemos convertido en un gran apoyo para las Misioneras de la Caridad, que se ocupan de los enfermos, ancianos, niños necesitados en las ciudades de Saná, Adén, Hodeida y Taiz.

La situación del país no es favorable para el diálogo (con los musulmanes- ndr). Así, los salesianos se limitaron a ofrecer, ante todo, sus servicios en las instituciones dirigidas por las hermanas y los migrantes católicos, ayudando también a la población local en sus necesidades. Hay que recordar que son poquísimos los católicos yemenitas: muchos han abandonado el país o han abandonado la fe.

Desde hace un año la situación en Yemen se ha precipitado con la guerra. ¿Cómo es que permanecen todavía allí?

Éramos conscientes de que la situación empeoraba día tras día. El gobierno de la India pidió a sus connacionales que abandonasen el país, cerró su embajada y en 2014 llevó a casa a miles de indios. El Superior de la provincia salesiana de Bangalore, a la cual está confiada la misión en Yemen, discutió sobre qué hacer con Mons. Hinder. Entendíamos que el hecho de irnos implicaría privarse de la única presencia católica organizada en Yemen. Al mismo tiempo, no se podía obligar a nadie a permanecer. Así que se dejó a cada persona la posibilidad de decidir si se quería quedar o no. De los cinco salesianos presentes en el país, tres decidieron volver a India; dos decidieron permanecer, para asistir particularmente a las Misioneras de la Caridad,, junto a los pocos católicos que trabajan en sus centros. Los dos sacerdotes que permanecieron, uno de ellos es el p. Tom, han ofrecido su servicio pastoral entre los grandes riesgos que existen, en particular por su seguridad, cuando deben trasladarse de una comunidad a otra donde están presentes las hermanas de Madre Teresa.

¿Qué perspectivas ve para el futuro?

En este momento nos preocupamos por resolver la situación de emergencia, y por conocer el paradero de nuestro hermano el p. Tom. Aún no hemos tomado en consideración otras perspectivas para el futuro.

---------------------------------------

ANTECEDENTES

Sanaa en el caos

Sanaa (AsiaNews/Agencias)- 21/01/2015 http://www.asianews.it/noticias-es/Sanaa-en-el-caos,-los-rebeldes-atacan-el-palacio-presidencial.-Condena-de-la-Onu-33243.html

El líder rebelde Abdel Malek al-Houti habla de fase "crítica" del país y acusa al presidente Hadi de poner sus propios intereses delante del bien de la población. Ayer violada la frágil tregua, con el ataque a la residencia del jefe de Estado. El Concejo de seguridad de las Naciones Unidas confirma su apoyo a Hadi, autoridad "legítima" del país.

Yemen vive una fase "crítica" de su propia historia y en estos días "se podría decidir el futuro del país". Es cuanto afirma el líder de los rebeldes chiitas Abdel Malek al-Houthi, el cual acusa al presidente Abdrabbuh Mansour Hadi y a las autoridades del gobierno de poner sus propios intereses delante del bienestar de la población yemenita. Precedentemente los rebeldes Houthi habían asumido el control de la residencia del jefe de Estado y atacado con granadas la casa privada del presidente, con el objetivo de derrocar al ejecutivo en el poder. El concejo de seguridad de la Onu condenó el ataque y confirmó el apoyo al presidente Hadi.

Dirigiéndose a la nación, el líder Houthi acusa a la dirigencia política en Sanaa, culpable de haber difundido en los más altos niveles la "corrupción y la tiranía". "La nación- agrega- inició a moverse hacia una condición trágica y al colapso total. La situación empeoró en todos los frentes, político, social, económico, en la seguridad"

El jefe del movimiento rebelde chiitas acusa además al gobierno de alentar la difusión de al-Qaeda en Yemen, un país considerado estratégico para los EEUU en la lucha contra el movimiento de matriz islámica. "Los han ayudado a desarrollarse en todas las provincias- acusa Houthi- y el presidente se negó a dar la orden al ejército de haber desatado una guerra contra ellos".

Los Houthi son un grupo étnico de religión chiita originario del norte de Yemen, pertenecientes a la comunidad Zaidi; desde el 2004 promueven ataques contra el poder central y las milicias filo-gubernamentales sunnitas. Durante la revuelta del 2011 han adquirido poder y una autonomía creciente en la provincia septentrional de Saada, infligiendo pesadas derrotas a los tribales apoyados por el Islah en la provincia vecina de Amran. En septiembre pasado ellos han invadido la capital, pero sin quitar al presidente y al gobierno los centros claves del poder.

Los pesantes bombardeos de ayer llegaron a sólo 24 horas de distancia del acuerdo por el cese del fuego alcanzado por los rebeldes Houthi y las guardias presidenciales; una frágil tregua que no parece destinada a durar, mientras el país precipita siempre más en el caos. En un comunicado subscrito por todos los 15 Estados miembros, el Concejo de seguridad de la Onu confirmó que el presidente Hadi es "la autoridad legítima" en la guía del país e invita a todos los actores a "mantener a la nación en la huella de la estabilidad y de la seguridad".

Desde la caída de ejecutivo guiado por Saleh, sucedida después de 33 años consecutivos en 2012, los miembros del gobierno nacional han tratado de contrastar la creciente presencia de al-Qaeda en Yemen, a menudo con la ayuda de ataques realizados por drones estadounidenses. En noviembre de 2014 se formó un nuevo gobierno, que está tratando de calmar las tensiones políticas nacionales. En un cuadro medio oriental conocido por las violencias y los focos de guerra, para Washington y los países árabes la estabilidad de Yemen es una prioridad absoluta, por la cercanía con Arabia Saudita y la presencia de rutas comerciales marítimas (a través del golfo de Aden) de importancia estratégica.

-----------------------------

La operación “Tempestad de firmeza” . Unidades del ejército se unieron a los rebeldes Houthi. Una guerra entre sunnitas y chiíes, entre Arabia saudita e Irán.

Paul Dakiki
Beirut (AsiaNews)- 26/03/2015

Arabia saudita y las monarquías del Golfo han iniciado una serie de ataques contra los rebeldes Houthi para salvar al presidente, Abedrabbo Mansour Hadi. El embajador saudita en los EEUU, Adel al-Jubeir, declaró que Riad pbró “para defender al legítimo gobierno” de Hadi. Junto a Arabia saudita están Qatar, Kuwait, Bahrain y los Emiratos. Otro apaíse, como Egipto, Paquistán, Jordania, Marruecos y Sudán han  “expresado el deseo de participar a la operación” contra los rebeldes, que el reino saudita nombró como “Tempestad de firmeza”.

Fuentes militares afirman que los ataques- iniciados en las primeras horas del día- han centrado las posiciones Houthi en diversas localidades de Sana´a, entre las cuales bases aéreas, el aeropuerto internacional y el complejo presidencial ocupado por los Houthi el pasado enero.

Los ataques centraron también la base de Al-Anand, en el sur, cercano a Adén que fue conquistada ayer por los rebeldes. Riyad Yassin, que obra como ministro de Exteriores del depuesto gobierno, ha amenazado a los rebeldes que si conquistan Adén, la segunda ciudad del país, esto daría inicio a “la guerra civil”.

Las fuerzas Houthi, son dirigidas por el hijo del ex presidente Ali Abdullah Saleh, depuesto en el año 2011 y se aliaron con algunas unidades del ejército. Ayer éstas, han conquistado el aeropuerto internacional de Adén, pero hoy Arabia saudita afirmó que los había “liberado”.

El presidente Hadi, escapó el mes pasado de Sana´a a Adén, ahora se encuentra en una localidad desconocida. Algunos piensan que haya huido al extranjero, si bien estas voces son desmentidas oficialmente.

Yemen está en manos de la inseguridad y los enfrentamientos desde cuando el pasado 22 enero, los Houthi han ocupado el complejo presidencial en Sana´a, haciendo escapar al presidente y al gobierno.

Los Houthi son un grupo político al interior de los Zaidi chiíes, originario del norte de Yemen; desde 2l 2004 piden mayores derechos y realizan ataques contra el poder central y las milicias filo-gubernamentales sunnitas.

Las tensiones en Yemen son vistas por todos los observadores como una guerra entre sunitas y chiíes, entre Arabia saudita- que apoya a Hadi- e Irán, que apoya a los Houthi. Pero más que un elemento religioso es un elemento político y de poder el que prevalece. Lo que también hace crecer las violencias en el país, es la presencia de grupos que se refieren a Al-Qaeda y miembros del Estado islámico, que combaten al gobierno sunnita y a los rebeldes Houthi.

---------------------------------

 

 

 

 

---------------------------------------------

--------

El sacerdote salesiano Tom Uzhunnalil secuestrado en este asalto del 4 de marzo de 2016 en Adén

EFE ARH-01 Aden, Yemen, 4 de marzo de 2016 –

Los atacantes secuestraron al sacerdote salesiano Tom Uzhunnalil, que estaba rezando en la capilla, y que residía en el un asilo de ancianos atendido por las misioneras, desde que en septiembre de 2015 su parroquia (la de la Sagrada Familia en Adén) fuera saqueada e incendiada por hombres armados no identificados.

Según la Agencia Fides, entre los asesinados se cuentan “el conductor y al menos otros dos colaboradores etíopes de la comunidad”.

La capital de Yemen fue reconquistada hace meses por las fuerzas leales al presidente Abdel Rabbo Mansour Hadi, en lucha con los rebeldes Houthi, pero en ella siguen actuando grupos vinculados a la red de Al Qaeda. Monseñor Hinder declaró que “sabíamos que la situación era difícil y que las hermanas corrían cierto riesgo”, pues ya habían sido atacadas, sin embargo “decidieron permanecer a pesar de ello, pues eso era parte de su espiritualidad”, afirmó el prelado, residente en Abu Dabi, distante 2.652 kilómetros por carretera de Adén.

“Estaba claro que el área no era segura, incluso si no había signos particulares. Era difícil obtener información”, pero según Hinder “la señal es clara: tiene algo que ver con la religión”.

En julio de 1998, un asaltante al que las autoridades yemeníes calificaron como “un saudí desequilibrado” mató a tiros a tres Misioneras de la Caridad cuando salían de un hospital en Al Hudaydah (Hodeida), ciudad yemení en la costa del Mar Rojo, al oeste de la capital, Saná. Dos de ellas eran indias (hermana Mary Zilia y Mary Aletta) y la tercera filipina (hermana Mary Michael).

La actual guerra civil enfrenta en Yemen desde enero de 2015 al gobierno suní, apoyado por Arabia Saudí, contra los rebeldes Houthis, vinculados al expresidente Ali Abdullah Saleh y apoyados por Irán. En marzo de 2015 comenzaron los ataques aéreos de la coalición pilotada por Arabia Saudí, tratando de recuperar la capital Saná. El 25 de mayo de 2015, informaciones de Abouna.org aseguraban que en Yemen permanecían 20 Misioneras de la Caridad, en cuatro casas de Saná, Taiz, Hodeida y Adén. Mientras que tres de los cuatro sacerdotes que había en esas regiones habían sido evacuados, las monjas se quedaron argumentando: ¿Adónde irá toda esta gente que vive en nuestras casas?

Las monjas de la Madre Teresa ya atendían a mediados de los 80 una colonia para leprosos llamada “La Ciudad de la Luz” en Taiz, situada 170 km al norte de Adén y más de 300 al sur de Saná.

--------------------------

Vicar of Arabia: Sisters of Mother Teresa killed for religious reasons

Sanaa (AsiaNews) – 4.03.2016 YEMEN http://www.asianews.it/news-en/Vicar-of-Arabia:-Sisters-of-Mother-Teresa-killed-for-religious-reasons-36859.html

For Mgr Paul Hinder, the "signal is clear: it has something to do with religion". A clergyman who lived at the nuns’ convent was abducted. The facility’s superior saved herself by hiding. Four nuns and ten civilians were killed. For the Vicar, they "sacrificed their lives by following their own charism."

In a dramatic statement, Mgr Paul Hinder, apostolic vicar to Southern Arabia, spoke to AsiaNews about this morning’s “religiously-motivated” attack against the convent of the Missionaries of Charity in Aden, in southern Yemen.

At 8:30 am, the prelate said, "People in uniform stormed the compound where the Missionaries of Charity live. After they killed the security guard and all the employees that stood in their way, they came for the nuns and opened fire, killing four [sisters]. One managed to hide and survive. Now she is in a safe place.”

The victims are Sister Anselm from India, Sister Marguerite from Rwanda, Sister Judit from Kenya and Sister Reginette also from Rwanda.

The attackers seized Fr Tom Uzhunnalil, a Salesian priest who lived at the facility. At the time of the attack, he "was in the chapel praying."

Overall, 14 people lost their life: four religious and ten lay people, employees of the community that also housed senior citizens and disabled people.

"We knew that the situation was difficult and that the sisters were running a certain risk,” Mgr Hinder said. In fact, the nuns had been attacked in the past. However, "they decided to stay no matter what because this was part of their spirituality.”

At the same time, “It was clear that the area was not safe, even if there had been no special signs [of trouble]. Getting information was hard." For the prelate though, the "signal is clear: it has something to do with religion".

In July 1998, a gunman shot and killed three nuns of the Missionaries of Charity founded by Mother Teresa of Kolkata as they left a hospital in the city of Al Hudaydah.

Yemeni authorities said at the time that the assailant was an “unbalanced Saudi”. Two of the murdered nuns were from IndiaSister Lilia and Sister Anneta – whilst the third, Sister Michelle, was from the Philippines.

Since January 2015, Yemen has been the scene of a bloody civil war pitting the country’s Sunni leadership, backed by Saudi Arabia, against Shia Houthi rebels, close to Iran.

In March 2015, a Saudi-led coalition launched air strikes against the rebels in an attempt to free the capital For Saudi Arabia, the Houthis, who are allied to forces loyal to former President Ali Abdullah Saleh, are militarily supported by Iran, a charge the latter angrily rejects.

Groups linked to al Qaeda and jihadist militias linked to the Islamic State group are active in the country, which adds to the spiral of violence and terror.

---------------------------------

Card. Gracias: Sisters of Mother Teresa killed in Yemen, witnesses to the love of Christ

Mumbai (AsiaNews), card. Oswald Gracias, 4.03.2016 http://www.asianews.it/news-en/Card.-Gracias:-Sisters-of-Mother-Teresa-killed-in-Yemen,-witnesses-to-the-love-of-Christ-36862.html

The Archbishop of Mumbai’s moving testament to the for four religious killed today along with 10 civilians in a raid "for religious reasons" by armed men from Aden. Until the end, they carried out the task the Missionaries of Charity: quench the thirst for Christ through service to the needy. In the evening, Eucharistic adoration and prayer for Fr. Tom Uzhunnalil, Salesian priest kidnapped in the attack.

- The gruesome murder of the 4 Missionaries of Charity has plunged the Church of India and Asia into deep sadness. We are grieving beacause of this tragedy, it is a personal loss for the Church in India, as Sister Anselm was one of our very own, who sacrificed everything to serve Jesus in Aden.  Despite of precarious situations, these brave and selfless Missionaries of Charity refused to leave even as fighting intensified.  The Missionaries of Charity continued to quench the thirst of Jesus in Aden, through  love, kindness, compassion, and selflessly .served without any consideration of their own safety, the most disadvantaged victims, through their work on humanitarian activities in hospitals, centers for the aged and the infirm and homes for poor and disadvantaged youth, they sought to risk their lives for the local people.

“How can I satiate that thirst of God?”  was the daily prayer of these Missionaries of Charity in Yemen, the current fighting particularly  within Aden, has made it more difficult than ever, yet like Bl Mother Teresa of Kilkatta the only desire of the 4 Missionaries of Charity was to quench that thirst for souls was done out of personal love for Jesus," kept quenching the Thirst of Christ through their service for the people of Yemen. While we grieve and mourn the  snuffing off of their precious lives, we are consoled, that now as they behold the Beauty of Christ, their Blood will bring fruits of Peace for the people they served. God bless them with eternal happiness in His presence.

The Church in India and Asia also prays for the safe return of another of our children, Fr. Tom Uzhunnalil, who hails from Kerala and studied theology at the College Kristu Jyoti Bangalore, Fr. Tom, sdb, is a Salesian from Province of Bangalore but has worked in Yemen for several years. The Salesians of India (the province of Bangalore) have communities in Yemen.

Only four years ago, the Church celebrated the silver jubilee of the Salesian presence in Yemen, on September 7 2012 in Sana'a, Yemen's capital. This country is under the Apostolic Vicariate of Southern Arabia in the new constitution. The Salesians of Don Bosco, belonging to the Province of Bangalore, went to Yemen on the request of Msgr. Bernardo Gremoli, the then Vicar Apostolic of Arabia.

The Missionaries of Charity (MC) were formally invited by the government of Yemen to take care of lepers and the elderly. Blessed Mother Teresa accepted the invitation, provided that it also allowed for priests to enter the country to offer spiritual help to the Missionaries. And so today, five Salesians work in Taiz, Hodeidah, Sana'a and Aden. These brothers are taking care of the spiritual needs of the sisters and also a parish community in those places. The Catholic population is made up exclusively of foreign workers from India, Philippines, Pakistan, Sri Lanka, etc...

The Church in India prays for the safe return of our Fr. Tom, and tonight will offer Eucharistic Adoration for his wellbeing.
(Nirmala Carvalho, collaborated)

------------------------

Sor Sally, superviviente de Yemen, emocionó a todos con un bello testimonio sobre la Providencia

ReL 4.09.2016 http://www.religionenlibertad.com/sor-sally-superviviente-yemen-emociono-todos-con-bello-51713.htm

Este sábado, 3.09.2016, se celebró en la Plaza de San Pedro la audiencia del Papa a los voluntarios y operarios de la misericordia. Uno de los momentos más impactantes fue el testimonio de la Madre Superiora del Hogar de Ancianos de las Misioneras de la Caridad en Yemen, Sor Sally, brindó su testimonio sobre cómo actúa la Providencia en la Congregación fundada por la Beata Madre Teresa de Calcuta, la cual se dedica a suplir las necesidades materiales y espirituales de los más necesitados.

El espíritu de la congregación de Madre Teresa
“Desde el principio de la fundación de las Misioneras de la Caridad, nuestra fundadora, la Madre Teresa de Calcuta se encontró con Jesús. Y a partir de Él, ella recibió su vocación a nuestra forma de amar y poner nuestra confianza en Dios. Ella vivió en total dependencia de Dios en sus propias necesidades y en las de los pobres bajo su cuidado”, dijo Sor Sally en la víspera de la canonización de la Madre Teresa.

Proveniente de Kerala (India), Sor Sally se convirtió en Misionera de la Caridad y luego fue enviada al Medio Oriente para servir a los más necesitados. Vivió en el monasterio de la orden en Adén, República de Yemen, hasta marzo de este año luego de salvar su vida durante el ataque en el que fueron masacradas cuatro religiosas de su comunidad.


Sor Sally detalló los días previos al martirio de sus cuatro compañeras.

“La Madre dijo que Él estará con nosotros, y cuando Él esté allí, no nos hará falta nada. Al igual que San Pablo, podemos proclamar: Yo sé en quién he puesto mi confianza. Nosotras rezamos todos los días, adoramos todos los designios de su Divina Providencia, volcándonos enteramente a su voluntad”, detalló a los participantes del Jubileo de los voluntarios y operarios de la misericordia.

Durante su testimonio la religiosa dio algunos ejemplos de la acción de Dios en la vida de la comunidad fundada por la Madre Teresa.

Así fueron los días de la masacre
He aquí el resto de su testimonio, recogido por
Aciprensa:

“El 25 de marzo de 2015, en Yemen, había disparos y bombardeos por todas partes. Teníamos 64 inquilinos, 14 ayudantes, 5 hermanas y no había comida. Nos encontramos en una situación de total impotencia.

»El 30 de marzo, a las 7:30 pm, no había electricidad. Estaba muy oscuro y llamaron a la puerta. Todas corrimos hacia la puerta con miedo y ansiedad, pero fue anunciada una buena noticia: nos trajeron frutas y verduras. Dios trabaja con nosotras en nuestra vida diaria. Nosotras creímos y experimentamos su gracia. Al igual que la viuda de Sarepta.

»Al día siguiente, a las 5:30 AM, hubo un golpe en la puerta. La providencia de Dios estaba trabajando de nuevo. Un hombre trajo pan fresco que era suficiente para todo el mundo. Durante 10 días nunca dejó de llevar el pan, y en el décimo día trajo la harina y el trigo. Después de la Santa Comunión, oramos: 'Haznos dignas, Señor, para servir a nuestros semejantes. Dales, a través de nuestras manos un pan de cada día y a través de nuestro amor comprensivo darles paz y alegría'.

»En medio de esta situación peligrosa, nuestra querida Superiora general, Sor Prema, nos llamó de Calcuta y habló con nosotras en forma individual. Nos dio la opción de permanecer o abandonar el lugar. Todas nosotras tuvimos una respuesta: "Elegimos permanecer, vivir o morir con nuestros pobres". Es el fruto de nuestra oración diaria.

»Nos quedamos sin el suministro de medicamentos para nuestros inquilinos. La hermana superior llamó a la puerta del tabernáculo, y le dijo a Jesús: ‘Tú eres el dueño de esta casa, haz algo’. Por la tarde, un hombre trajo los mismos medicamentos que nuestros pobres necesitaban.

»El momento crítico llegó cuando nos quedaba sólo un tanque de agua. Nuestros vecinos y otras personas llegaron con sus botellas vacías, pidiendo agua potable. Con el calor y el peligro de cada día, ¿quién puede negar agua potable a una persona sedienta o familiar? Dimos hasta la última gota. Nos recordó las palabras de nuestra querida madre: ‘La sed no es solo de agua, sino también para entender el amor, la justicia y la paz’.

»Una vez más la Providencia de Dios: un camión cargado con botellas de agua llegó a nuestro complejo. Fuimos llenados de agua hasta el borde, agradeciendo a Dios. Jesús dijo, ‘Tuve sed y me disteis de beber agua. Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros’.

»Con el corazón lleno con un amor más grande y entusiasmo, rogamos a Dios para seguir usando nuestra pequeñez para hacer presente a la Iglesia en el mundo de hoy, a través de la misión confiada a nosotros por nuestra Madre Teresa, incluso en medio de un entorno peligroso.

»Con la ayuda del Corazón Inmaculado de María, causa de nuestra alegría, continuamos la búsqueda de los más pobres entre los pobres para llevarles el tierno afecto de Dios a través de nuestras humildes palabras de amor, pequeñas obras de paz, brindadas a costa de nuestras vidas”.

----------------------------

Las mártires de Yemen muy presentes en la canonización

ReL, domingo, 4.09.2016 http://www.religionenlibertad.com/las-martires-yemen-muy-presentes-canonizacion-sacerdotes--51715.htm

En la canonización de la Madre Teresa de este domingo van a estar muy presentes las cuatro misioneras de la caridad mártires en Yemen, donde fueron asesinadas el 4 de marzo: la hermana Anselm (India, 59 años), la hermana Reginette (Ruanda, 33 años), la hermana Judith (Kenia, 41 años) y la hermana Margarita (Ruanda, 44 años).

Sobre la situación en aquella comunidad en los días previos a la masacre
habló el sábado, 4.09.2016, ante el Papa la hermana Sally, que se salvó aquel día del martirio y pudo ser evacuada junto con los sesenta ancianos que atendían.

Y el viernes, 2.09.2016, en el
Simposio Internacional sobre la Madre Teresa convocado por Asia News, ofreció detalles de la situación actual el obispo Paul Hinder, vicario apostólico para Arabia meridional (Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen).

He aquí el
texto completo de su intervención:

Me cogéis por sorpresa, porque no pensaba tener que hablar delante de vosotros. Tenía que llegar solamente mañana a Roma, para participar en la canonización de Madre Teresa, pero esta mañana supe que podía partir de Abu Dhabi.

Sufro por la situación que se ha creado en Yemen, donde siete millones de personas mueren de hambre; no hay seguridad para nadie, no es una cuestión de ser cristianos o musulmanes. La inseguridad es general en todo el país, a causa de la guerra civil.

En esta situación de inseguridad, hemos visto que la hermanas de la Caridad aún trabajan en el sur, donde fueron masacradas. Con mucha fortuna, una logró salvarse. La comunidad que se encontraba en Ta´izz tuvo que dejar la casa, porque se encontraba en medio de las dos partes en guerra y tuvieron que transferirse a Sanaa, esperando poder volver, pero en este momento es realmente imposible.


Paul Hinder, un obispo que tiene que tomar decisiones difíciles, como autorizar el envío a Yemen, zona de guerra y martirio, a sacerdotes y religiosas.

El problema más grande -y después hablaré con su superior general- es que tenemos dificultades para hacer entrar a sacerdotes y hermanas. El único que sigue allí es el
padre Tom [Uzhunnalil, salesiano indio], que aún sigue en manos de sus raptores. Tenemos a algunos dispuestos a partir, pero no les dan la visa. Nos encontramos en una situación en la cual las hermanas viven desde hace meses sin la Eucaristía. Y podéis imaginar lo que supone esto para ellas, si conocéis a la Madre Teresa, ya santa.

Mi predecesor se encontró muchas veces con Madre Teresa en Sanaa y decía: “Gracias a ella tenemos curas aquí entre nosotros. Los Misioneros de la Caridad respaldan las visas para los curas de Sanaa y Taiss. Existe una colaboración muy estrecha con ellos, pero no sé cómo podrá continuar. Siempre las he admirado: cuando fui a visitarlas, su espíritu de simplicidad y alegría… Veía siempre a las hermanas sonreír. Mi predecesor decía: pero, ¿cómo hacen para vivir en esta situación?”.

Algunos días después del asesinato de las hermanas el 4 de marzo, me encontré con la única sobreviviente. Lo primero que me dijo fue: “Quiero volver, apenas pueda y apenas me dé el permiso”. Imagínense este celo en esta situación de  martirio. Refleja el virus que fue colocado en la Congregación por la fundadora. Os invito a rezar: rezad por las hermanas que se quedaron y por aquellas que se preparan para partir. Y recen por el padre Tom, esté muerto o vivo. Nosotros no lo sabemos.

Les ruego recen por el sacerdote que está listo para partir y para que otros puedan unirse a ellos. La misión en situación de guerra, no obstante todas las dificultades, debe continuar. El padre Tom fue secuestrado: había vuelto a Yemen, pidiéndome permiso y a su superior. Yo le dije: “Si quieres, te ayudaré a entrar al país”. Ciertamente, hoy, para mí es muy doloroso pensarlo. Pero sigo estando convencido de haber sido justo. Durante una guerra nunca puedes saber qué puede suceder.

Cuando se inició la guerra en marzo de 2015, las hermanas me dijeron: “Nosotras no dejamos el país, nos quedamos con nuestros pobres y con los discapacitados”. Y yo quiero expresar mi gratitud a la Congregación por este testimonio, que os honra a vosotras y a la fundadora. Las mártires asesinadas el 4 de marzo 2016 están sepultadas en Aden con las otras tres hermanas asesinadas en 1998. Esta tumba fue hecha por un cristiano local, corriendo un gran riesgo: ninguno de nosotros podía entrar. Espero un día poder ir a abrir un santuario y celebrar los ritos fúnebres.
Dios os bendiga a todos. Os pido que tengáis a la Península arábiga en vuestras oraciones. Gracias.