Crónica
La crisis del PSN

Mendive de UPN es elegido alcalde de Barañáin tras la moción de censura con el PSN

- UPN y PSN han votado a favor de la moción de censura que ha quitado de la alcaldía a Floren Luqui, de Nafarroa Bai

- El nuevo alcalde defendió la moción de censura como "un ejercicio de responsabilidad"

DN. Barañáin. Viernes, 25 de abril de 2008

El concejal de UPN José Antonio Mendive es desde hoy el nuevo alcalde de Barañáin tras prosperar la moción de censura presentada por los regionalistas y por el PSN para desalojar de la alcaldía a Floren Luqui, de Nafarroa Bai. La moción fue aprobada con los 14 votos favorables de UPN y PSN y los cinco contrarios de Nafarroa Bai y otro en contra de IUN (en la sesión estuvo ausente otro edil de NaBai).

El nuevo alcalde, José Antonio Mendive, defendió la moción de censura como "un ejercicio de responsabilidad" ante "la incapacidad de Gobierno y la actitud personalista demostrada por Luqui, que ha dejado a la alcaldía huérfana".

Por su parte, Floren Luqui agradeció emocionado a sus compañeros de partido en Barañáin, a los dirigentes de la coalición y a su familia y amigos "el apoyo recibido en las últimas semanas" y aseguró que, aunque con otras responsabilidades, seguirá "trabajando por este pueblo con las mismas energías".

Al pleno extraordinario acudieron varios representantes de UPN como los parlamentarios Sergio Sayas o Eradio Ezpeleta, y de Nafarroa Bai como Uxue Barkos, Patxi Zabaleta y Maiorga Ramirez.

José Antonio Mendive (UPN), alcalde de Barañáin tras prosperar la moción de censura con el PSN

- El regionalista calificó de insostenible la situación de Barañáin con Floren Luqui en la alcaldía

- Los socialistas apoyaron la moción pero Ángel Arrondo anunció su paso a la "oposición responsable"

- Mendive deja las puertas abiertas a colaborar con quienes cumplan unas "condiciones básicas de respeto y pluralidad"

C.A.M. . BARAÑÁIN. Sábado, 26 de abril de 2008

El regionalista José Antonio Mendive tomó ayer el relevo a Floren Luqui (Nafarroa Bai) como alcalde de Barañáin, el tercer municipio navarro. Los diez votos de su grupo, UPN, y los cuatro del PSN hicieron prosperar la moción de censura que los catorce ediles de las dos formaciones habían presentado el pasado 14 de abril a Luqui alegando su incapacidad para lograr acuerdos para hacer gobernable el Consistorio.

Frente a ellos quedaron los ediles de Nafarroa Bai (cinco en la sesión de ayer por la ausencia de Eduardo de las Heras, que representó a la localidad en la fiesta de las policías de la comarca) e IU. Mendive juró su cargo y mostró su disposición a trabajar por sacar a Barañáin de "la crisis" y anunció que sus puertas estarán abiertas para los que quieran trabajar con unas "condiciones básicas de respeto y pluralidad".

José Antonio Mendive recibió la vara de mando de manos de Ángel Arrondo, portavoz del PSN y presidente en la sesión de ayer en su condición de corporativo de más edad. Pasaban 45 minutos de las doce y previamente, en un salón de plenos abarrotado de público, había defendido la moción de censura presentada contra Floren Luqui.

Acusaciones a UPN y PSN

Fue precisamente Ángel Arrondo el encargado de leer la moción de censura. Sus palabras y la lectura de los nombres de los concejales del PSN que lo son desde 2003, Roberto Andión y Lola Salvo, recibieron entonces las primeras críticas desde las sillas ocupadas por el público. Una parte contraria a la moción de censura los argumentos y los gritos de "mentira", "falsos" o "vendidos" se fueron sucediendo sin que Arrondo mandara callar.

Tomó después la palabra José Antonio Mendive como candidato alternativo. El edil regionalista explicó que UPN, ante la "incapacidad del alcalde y la suplantación y actitud asamblearía", había asumido la moción de censura. Se refirió al trabajo de Floren Luqui como el de un "buen concejal de participación ciudadana" que había dejado "huérfana la alcaldía" tras centrarse sólo en algunos "problemas".

Responsabilidad de UPN

Estas palabras también fueron cuestionadas por dos personas del público. Floren Luqui pidió respeto a los que gritaban y sólo entonces Ángel Arrondo cortó la intervención de Mendive para advertir, que, de seguir los insultos no dudaría en desalojar el salón de plenos. El candidato de UPN siguió su discurso acusando a Floren Luqui de dejar "la gobernabilidad a la inercia" y de haber puesto a varios colectivos locales en su contra.

El todavía aspirante a alcalde explicó que la iniciativa de UPN era un "ejercicio de responsabilidad". "Durante diez meses Floren nos ha llamado cobardes y nos ha dicho que nos postulásemos. Lo hacemos ahora como un ejercicio de responsabilidad, pese a que estamos más cómodos en la oposición, y por la situación insostenible. Lo hacemos en tiempo y forma y cuando tenemos el apoyo. Y no somos cobardes porque damos el paso para mejorar la convivencia y el bienestar de los ciudadanos", dijo antes de censurar comentarios como los hechos por representantes de Nafarroa Bai e IU sobre el gobierno de la "extrema derecha o de la derecha más rancia". "En Barañáin hay muchos rancios y hay que tener cuidado con estas expresiones y con la crispación", dijo entre aplausos de su familia, cargos de UPN y por simpatizantes de la formación.

Floren Luqui fue el siguiente en tomar la palabra para defender su gestión y el trabajo de su grupo. Anunció que, como "jefe de la oposición y referente de iniciativas sociales desde la izquierda", seguirán con el "mismo compromiso y la misma ética". Agradeció, intercalando expresiones en euskera, el apoyo de los dirigentes de NaBai, el trabajo de los empleados municipales y, sobre todo, de sus compañeros de grupo. De ellos valoró su "entrega, lealtad, saber hacer y saber estar". Su discurso quedó entrecortado, por la emoción, al agradecer el apoyo a su familia y amigos, y especialmente a su pareja. Los dirigentes de NaBai presentes en la sala y parte del público que increpó a regionalistas y socialistas se puso en pie al escucharle.

En el turno de los grupos, Miguel Ángel Aizcorbe, de IU, auguró que Mendive no será un buen alcalde para Barañáin. Arrondo, por el PSN, explicó que apoyaban la moción para "construir un nuevo espacio público en el que se puedan despegar políticas razonables". Anunció su paso a la "oposición responsable" y pidió respeto a los "diferentes". Por NaBai, Manolo Burguete, reconoció los errores y logros de su equipo, defendió los pactos de progreso y abogó por la colaboración en asuntos de interés vecinal.

Dirigentes de UPN, PSN y NaBai llenaron el salón de plenos y apoyaron a sus compañeros. Se dieron cita cargos municipales de UPN en la Comarca de Pamplona, así como la plana mayor de Nafarroa Bai

C.A.M. 26 de abril de 2008 .A.M. . PAMPLONA. Sábado, 26

COMO en las grandes ocasiones, que en Barañáin se han asociado últimamente a los plenos de investidura tras las elecciones, el salón de plenos del Ayuntamiento se quedó pequeño mientras se debatió y se votó, a mano alzada, la moción de censura que llevó a la alcaldía a José Antonio Mendive. Y eso a pesar de que los empleados municipales, en previsión de la masiva afluencia, habían colocado dos filas más de asientos.

Aunque se había anunciado la presencia de algún consejero del Gobierno de Navarra, ninguno de ellos se dejó ver por el salón de plenos. Los cargos públicos o dirigentes políticos se repartieron por las dos hileras de bancos y entre ellos algunos simpatizantes locales de cada formación. En una de las hileras, llenaron los asientos de las primeras filas el secretario de organización de UPN, Eradio Ezpeleta, y el presidente de Juventudes Navarras, Sergio Sayas. Ambos parlamentarios forales, como también lo es Luis Valero, concejal en la cendea de Galar, y que también estuvo presente en la sesión. El alcalde del valle de Egüés, Josetxo Andía, también acompañó a su ahora compañero en el cargo dentro de la comarca. La lista de cargos regionalistas se completaban con la concejal de UPN en Pamplona Ana Elizalde, concejales de esta formación en Zizur Mayor, como el ex alcalde Luis Mª Iriarte; el portavoz de UPN en Burlada, José Enrique Escudero, su compañera Pilar Valle o el que fuera concejal en Barañáin y aspirante en Burlada, Javier Cruz. También ocupó una de las primeras filas Estefanía Clavero, concejal regionalista en el valle de Egüés e hija del ex alcalde socialista en Barañáin Gregorio Clavero. El eurodiputado de UPN Javier Pomés acudió también al pleno.

En nombre de Nafarroa Bai y como apoyo al que era principal alcalde de la formación, al ser Barañáin el tercer municipio navarro, acudió parte de la permanente de la coalición, con Patxi Zabaleta (de Aralar como Floren Luqui), Uxue Barkos o Maiorga Ramírez (EA). Los tres se sentaron junto a la parlamentaria Asun Fernández de Garayalde y se pusieron de pie al término de la intervención de Floren Luqui. También se dejaron ver el alcalde de Zizur Mayor, Pedro Huarte, de Nafarroa Bai, concejales de la formación en Pamplona, como Itziar Gómez, o de la comarca, como Francisco Javier Orzaiz (Berrioplano), el ex concejal de Aralar en Pamplona Javier Eskubi y simpatizantes locales.

A los concejales del PSN les acompañaron en esta ocasión los miembros de la ejecutiva regional José Luis Izco y Anai Astiz. Esta circunstancia contrastó con la presencia, en junio pasado cuando los ediles socialistas apoyaron a NaBai por mandato de la dirección del partido, de Roberto Jiménez.

Por el salón de plenos también se dejaron ver el ex alcalde y ex concejal Joaquín Olloqui (CIB), la que fuera su compañera en el PSN y CIB y luego concejal no adscrita Mª Ángeles Aristu; Fermín Pastor, ex concejal de CDN, el antiguo secretario municipal, Teodoro Domeño. Junto a los policías municipales que velaron por el orden en el salón de plenos, varios técnicos municipales presenciaron el intercambio en la dirección política del Consistorio.

En la calle, integrantes de la izquierda abertzale se concentraron junto a una treintena de personas. Habló en nombre de todas ellas Xanti Kiroga, ex parlamentario de EH y ahora concejal en Huarte.