Explicaciones y desarrollos

La LOE y la Ley General de Educación de 1970

Por desgracia, el aumento del dinero dedicado a la enseñanza ha sido, desde 1970, aplicado en una dirección equivocada con la Ley General de Educación de Villar Palasí, Ministro de Educación de Franco, cuyos errores educativos se han ido reproduciendo corregidos y aumentados en las leyes siguientes, hasta la LOE de abril de 2006, en cuyo texto se cita dicha LGE de 1970.
Estos errores iniciados por la LGE radican en la opción de mejorar los resultados bajando el listón. Es la opción de los políticos (mediocres). La opción descartada es la de mejorar los resultados exigiendo que los alumnos superen con su esfuerzo el listón, cada vez más alto. Es la opción de los profesores que saben para qué les pagan y quieren ganárselo. La primera es la superprotección o malcrianza, que es dañina para los alumnos en lo educativo, en lo social y en lo psiquiátrico. Es lo deseducativo.

Claro que ya dijo Spinoza que la finalidad de la enseñanza subvencionada no es desarrollar los espíritus, sino limitarlos.
Es lo que hace el Estado que se mete a educador para dominar. Y se domina mejor a los semianalfabetos.
Ahora además, con la proclamación como objetivo del laicismo, funciona lo que Francis Bacon de Verulam, padre de la ciencia moderna, escribió en sus conversaciones De atheismo (XVI):
"Es cierto que la poca filosofía inclina a los hombres al ateísmo, mientras que una ciencia superior los acerca a la religión".

Tomar las palabras de los políticos, en las que hacen propaganda falsificadora, como si fuesen fuentes históricas que expresan la realidad, es lo que hace que los libros de historia que así se elaboran no sirvan para conocer la historia. Bien es verdad que el objetivo de la implantación de libros que repiten los tópicos políticos falsos y de asignaturas basadas en esos libros es la propaganda, el adoctrinamiento y el amaestramiento y no el conocimiento de la realidad y el desarrollo de los alumnos, sino limitar sus espíritus.
La versión oficial de la historia es tomar los textos de los políticos, en los que hacen propaganda falsificadora, como si fuesen fuentes históricas que expresan la realidad.

---------------------------------------------

Estudiar historia es para no olvidar las carencias y avances del pasado, ni creernos que el reino de la felicidad sobre la tierra en el futuro lo hará llegar el hombre con sus solas fuerzas.

----------------------------------------------

Una falsedad repetidamente afirmada será tomada como verdad por los que la oyen a partir de la quinta vez; y a partir de la séptima repetición, llegarán a creer verdadera la falsedad hasta los que la dicen.
[Así lo enseña el sistematizador del politing y de la verdad oficial que es Goebels, dirigente nazi al que siguen muchos de los que dicen ser antinazis más de siete veces].

Aurrera Bolie