........ ..Textos... ..Artículos.....INDEX

Llena de gracia

¿Acaso se podría plantear que decir que María es la llena de gracia no es decir mucho, porque la gracia divina que tenga María depende de cuánta sea su capacidad como receptáculo de dicha gracia?

No. Absolutamente. Porque la capacidad para la gracia divina es causada por la gracia y no al revés, condicionada por la capacidad de la criatura. Por consiguiente, ser -más que estar- María llena de gracia significa que María tiene recibida la totalidad del máximo de gracia divina que puede tener una persona creada; más que cualquier criatura, incluidas todas las del cielo, más que todos los santos y todos los innumerables ángeles y arcángeles de todos los niveles y jerarquías y más que todos ellos juntos, porque María al recibir la plenitud de la gracia, recibe, causada por la gracia, la plenitud máxima de capacidad para recibir la gracia que puede recibir una persona creada y esa plenitud inmensa de capacidad de María para la gracia es colmada por la plenitud de gracia divina recibida.

María, llena eres de gracia, significa: María, tienes recibida de la misericordia de Dios la plenitud de capacidad para la gracia y la tienes plenamente colmada de gracia, de presencia divina en tu ser, en tu persona.

María es de los nuestros, hijos de Eva, (y nosotros de los suyos, hijos de Dios, hijos de María), y Ella tiene en un solo y mismo acto de Dios la plenitud de la capacidad para recibir la gracia, la presencia divina y la plenitud colmada de la gracia, la presencia divina máxima como criatura de Dios.

Como Ella misma proclama en el Magnificat, estalla de alegría su alma por la presencia en ella de Dios. Su alma entra en erupción, por la presencia de Dios en ella, por estar colmada de gracia su inmensa capacidad para la gracia recibida al mismo tiempo a causa de esa presencia divina, de esa plenitud de gracia divina recibida. Estalla, entra en erupción, es una traducción más aproximada al original que "magnifica" o "engrandece". (Véase lo que decía sobre ese pasaje el Padre Bover, S.I., en su versión crítica del Nuevo Testamento).

15 de agosto de 2016, la Asunción de María al cielo

----------------------

Canals dice que Dios crea la capacidad de los entes finitos para recibir los bienes que crea en ellos, al crear en ellos esos bienes que les comunica. Y dice que esta es una tesis tomista fundamental. Y que así lo enseñaba el padre Orlandis.

Incluye Canals con el nº 65 entre las 81 tesis tomistas que propuso en 2003 para la síntesis tomista (incluyendo las veinticuatro tesis tomistas aprobadas en 1914 y las 27 que él que propuso en 2001) la siguiente:

65. La estructura del ente finito, bueno participativamente, constituido por capacidad de acto que participa del acto de ser por el que tiene su perfección, es como el reflejo correlativo del bien infinito de Dios, que obra por pura liberalidad, comunicando a los entes los bienes que en ellos crea, creando simultáneamente -no sólo en sentido cronológico, sino ontológico- su capacidad para recibir los bienes comunicados por el acto creador. Así lo enseñaba en su magisterio oral mi maestro Ramón Orlandis.
(
Algunas tesis características de la síntesis filosófica de Santo Tomás [81 tesis tomistas propuestas por Canals en 2003 en RIIAL, incluyendo las 24 aprobadas en 1914 y las 27 propuestas por él en 2001]).

26 de mayo de 2017

Coincide con esta doctrina de san Agustín :
“Toda la vida del buen cristiano es un santo deseo. Lo que deseas no lo ves todavía, mas por tu deseo te haces capaz de ser saciado cuando llegue el momento de la visión. Supón que quieres llenar una bolsa, y que conoces la abundancia de lo que van a darte; entonces tenderás la bolsa, el saco, el odre o lo que sea; sabes cuán grande es lo que has de meter dentro y ves que la bolsa es estrecha, y por esto ensanchas la boca de la bolsa para aumentar su capacidad. Así Dios, difiriendo su promesa, ensancha el deseo; con el deseo, ensancha el alma y, ensanchándola, la hace capaz de sus dones” (De los Tratados de san Agustín, sobre la primera carta de san Juan. Tratado 4: PL 35, 2608.2009).

8 de dicembre de 2018

------------------------

La esperanza, virtud que infunde Dios, aumenta la capacidad de obtener dones de Dios. Cuanto más se desea más se obtiene.

-----------------------

La Virgen María, cuando queda embarazada en la Encarnación de Jesús, Verbo hecho carne en sus entrañas, es aún más santa y pura que en su Inmaculada Concepción sin pecado original.

Jesucristo, al instituir la Eucaristía, su mayor prodigio, el de su presencia real en el pan consagrado, nos hace este mismo don infinito de estar en nuestro interior.

2021

El título fundamental de la siempre virgen María es el de Madre de Dios (título proclamado en el Concilio de Éfeso). Claro está que es la Virgen María es madre de Jesús en su naturaleza humana, por ser Jesús una persona divina y tener dos naturalezas, su naturaleza humana asumida y su naturaleza divina, pero se es madre de la persona; y por eso María es Madre de Dios.

Por su título de Madre de Dios, María está en el orden hipostático, claro está que per accidens, accidentalmente, y no sustancialmente. De las categorías que encuentra Aristóteles en el ser, sustancia y nueve acidentes, ser madre entra en el cuarto accidente de los aristotélicos, es el accidente de relación, que entre las personas es muy especial, muy destacado, muy cercano a sus núcleos sustanciales, porque expresa su conexión..
(Canals decía : "Entre mi madre y yo hay algo muy metafísico").
Y por consiguiente, también está en el orden hipostático san José por ser el marido de la siempre virgen María.

La coronación por Dios de la Virgen María como Reina de cielos y tierra es consecuencia de ser Madre de Dios y al mismo tiempo expresión más plena de su semejanza con Jesucristo Rey.

"La Virgen Inmaculada ... asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial fue ensalzada por el Señor como Reina universal, con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo, Señor de señores (Ap 19,16) y vencedor del pecado y de la muerte". (Lumen Gentium, n. 59).

Por eso en algunos países e idiomas se denomina Nuestra Señora a María, que incluye y prologa el de Madre de Dios. En otros se conserva el título primordial de Madre de Dios. En catalán se dice por ejemplo La Mare de Deu de Monserrat; como en castellano se la denomna la Virgen del Pilar, o Nuetra Señora de Fátima. Y en francés Notre Dame de Lourdes

En valenciano se la llama entrañablemente la Maredeueta e incluso la Cheperudeta a la Virgen de los Desamparados, porque el escultor la representó inclinada sobre los sus hijos y parece que tenga una chepa o joroba.

Ser María Reina de cielos y tierra, como es para asemejarse más plenamente a su Hijo, según dice el Concilio Vaticano II, ha de ser por consiguiente como es Rey Jesús, el Verbo hecho carne, que es rey de todas las maciones, porque primordialmente es rey de cada uno de nosotros; y cuando establezca plenamente su reinado, reinará en todos y cada uno de los que vivan en la tierra en aquella época o día del Señor; sí en todos; y consiguientemente reinará en todas las naciones; sí, en todas.

De la misma manera, venerar y proclamar a María como Reina, como hace el Concilio y como se proclama cada día en el quinto misterio de gloria, no debe ser una bandera externa de combate, sino ante todo el acatamiento suplicado de que reine personalmente en el que lo pide para él, para cada uno de los demás y para todas las naciones. Esto estaba ya enseñado por san Luis María Grignion en su doctrina de la esclavitud mariana; es urgente aprenderlo y ejercitarlo.

12 de abril de 2021.

------------

 

..Explicaciones y desarrollos... ..Textos... ..Artículos............INDEX