.Las fuentes...Los 25 términos 2022..Todos los temas de Hª de España 2022....Programa de Historia de España para la Selectividad en Navarra 2022....Selectividad en Navarra 2022....Hª de España 2º Bchto... Historia para Bachillerato....INDEX

HISTORIA DE ESPAÑA

La liberación de Barcelona el 26 de enero de 1939, datos y testimonios

Los nacionales aclamados a su entrada en Barcelona

El final del Diario de guerra del Beato Pere Tarrés

El escritor inglés James Cleugh, autor del libro “Furia española. 1936-1939”, describe de este modo el recibimiento del pueblo de Barcelona:

«Los soldados eran obstaculizados en su avance, no por la resistencia del enemigo sino por las densas multitudes de demacrados hombres, mujeres y niños que afluían desde el centro de la ciudad a darles la bienvenida, vitoreándolos en un estado que bordeaba la histeria».

El soldado del Ejército Popular, Juan Font Peydró, que se había escondido, como tantísimos otros en evitación de seguir una retirada inútil, narró así sus impresiones del momento de la liberación:

«Cuando llegamos a la Diagonal, la bandera que vimos pasar desde el balcón, apenas ha podido recorrer unos metros. Los primeros soldados desaparecen entre una muchedumbre que los abraza, que los vitorea, que besa la bandera. Esto no se puede describir. Hay que vivirlo para tener una idea de tales momentos. Van llegando más tropas. Y es un río de gente el que los asalta... Un enorme trimotor vuela bajísimo a lo largo de la Diagonal. Miles de manos le saludan. Unos tanques van caminando airosos; pero casi no se les ve. El gentío se ha encaramado en ellos y tremolando banderas y vitoreando a España y a Franco, los hace desaparecer entre olas de alegría. Ya ha llegado la noticia a todas partes. Barcelona se ha lanzado a la calle. Y se desborda el entusiasmo. Llegamos a la plaza de Cataluña. Brillan algunas luces. Empiezan a rasgarse las tinieblas. Todo parece un sueño. En todas partes, el mismo entusiasmo. Y banderas españolas. ¡Muchas banderas!»

Tagüeña, jefe comunista de un Cuerpo de Ejército

«Nuestras unidades también retrocedían apresuradamente y el enemigo que, con gran prudencia había estado acumulando sus fuerzas en el lindero de la ciudad, se lanzó rápidamente en pequeñas columnas, precedidas de tanques, que rápidamente penetraron por las principales avenidas. Fueron minutos de tremenda confusión. Mientras por una calle entraban los conquistadores, aclamados por los gritos de sus simpatizantes, por la de al lado se retiraban nuestros maltrechos hombres, las piezas de artillería, los tanques, los blindados. Muchos de nuestros soldados, e incluso oficiales, que hasta entonces habían sido magníficos combatientes, tiraban las armas y se entregaban, considerando inútil seguir adelante».
Testimonio de Tagüeña, comunista, a sus 25 años jefe de un Cuerpo de Ejército de 35.000 hombres en la batalla del Ebro, en sus memorias: Testimonio de dos guerras

La 5ª División de Navarra al mando de Camilo Alonso Vega entró por Vallvidrera hacia las 10 de la mañana del 26 de enero de 1939

Las tropas nacionales pertenecientes a los cuerpos de Ejército de Marruecos y de Navarra, mandadas por los generales Yagüe y Solchaga, llegaron a orillas del Llobregat el 24 de enero y al día siguiente el CTV (Corpo Truppe Volontarie) de Gastone Gambara lo cruzó por Martorell, el de Navarra por Molins de Rey y el Marroquí por El Prat, para en un movimiento envolvente, atenazar Barcelona por el sur y el oeste. La vanguardia estaba formada por la 105 División marroquí, mandada por el general Barrón, y las Divisiones navarras 4ª, 5ª –que entró por San Pedro Mártir y Vallvidrera hacia las 10 de la mañana– y 12ª, mandadas por los generales Juan Bautista Sánchez González, Camilo Alonso Vega y José Asensio Cabanillas, respectivamente.

A las tres de la tarde, las tropas navarras alcanzan la cumbre del Tibidabo. Bajaron hacia Sarriá, Pedralbes, Diagonal, Paseo de Gracia, Aragón y plaza de Jacinto Verdaguer, siendo aclamados por la multitud.

La comunista Teresa Pàmies confiesa que huyeron abandonando a sus heridos

En su libro Memòries de guerra i d’exili, Teresa Pàmies recuerda su huida de Barcelona:

«Jamás podré olvidar una cosa: los heridos que salían del Hospital de Vallcarca. Vendados, casi desnudos, a pesar del frío, bajaban a las carreteras pidiendo a gritos que no les dejasen en manos de los vencedores. La certeza de que los republicanos abandonamos Barcelona dejando en ella a esos hombres siempre habrá de avergonzarnos».

Parte oficial de Guerra de los nacionales del 26 de enero de 1939

«Los Cuerpos del Ejército de Tropas voluntarias y de Navarra son los que, en brillantísimos combates, envuelven y arrollan la defensa roja al Norte de Barcelona, mientras el Cuerpo del Ejército Marroquí, operando inmediato a la costa, avanza por el Oeste, clavando la bandera de España en la fortaleza de Montjuich. Fuerzas legionarias, de Navarra y marroquíes cruzan en las primeras horas de la tarde la capital, tomando posesión del puerto y lugares estratégicos, siendo aclamados con entusiasmo delirante por la población. El rápido avance de nuestras tropas ha permitido liberar 1.200 hermanos cautivos en la fortaleza de Montjuich».

El Himno Nacional por Radio Asociación de Cataluña

Frente de Cataluña.– La emisora E.A.J.-15 acaba de comunicar: Radio Asociación de Cataluña, a las cinco menos ocho minutos lanzaba por su micrófono las notas del Himno Nacional español y la noticia de que toda la ciudad de Barcelona acababa de ser conquistada por las tropas de España, con las siguientes palabras:

«Hace poco menos de una hora el segundo regimiento de la 105 División del Cuerpo de Ejército marroquí que manda el general Yagüe ha entrado en Barcelona. Los soldados de Franco han entrado en Barcelona como lo que son, como caballeros, con los brazos abiertos y reflejando en sus rostros la emoción de su victoria. Todas las propagandas que hasta hoy se habían hecho han caído ante la verdad del Caudillo. Uno de los primeros soldados que entraron en Barcelona, José García Juncal, dirigió a sus familiares un saludo desde este micrófono de E.A.J.-15 Radio Asociación».

El secretario de la Juventud Tradicionalista de Barcelona convocó a todos sus miembros y dirigió unas palabras por el micrófono.

Radio Toulouse da la noticia

Toulouse 26, 12 noche.– La emisora francesa, a pesar de estar al servicio de los Frentes Populares, no pudo ocultar la verdad de la victoria de las tropas españolas en el frente de Cataluña liberando la ciudad de Barcelona.

Radio Toulouse, después de comunicar la entrada de las fuerzas en la capital de Barcelona, añadía que las tropas del Cuerpo de Ejército de Navarra, del Cuerpo de Ejército marroquí y destacamentos legionarios fueron los primeros en llegar a la ciudad. Los batallones y tercios hicieron su entrada con las banderas desplegadas, con esas banderas sucias de tantos meses de guerra y con las bandas de música a la cabeza. La población de Barcelona ha recibido a las fuerzas liberadoras con muestras de entusiasmo, aplaudiéndolas frenéticamente.

Martirio de don Anselmo Polanco, obispo de Teruel

En Barcelona tenían encarcelados los del Frente Popular a monseñor Anselmo Polanco, obispo de Teruel y al coronel Rey d’Harcourt, prisionero en la batalla de Teruel. El 27 de enero de 1939 se los llevaron a Ripoll, y desde allí, a pie, a San Juan de las Abadesas. El día 31 los trasladaron a Pont de Molins. El 1 de febrero de 1939 llegó un camión militar, con un comandante, un teniente, un comisario político, dos sargentos, seis cabos y treinta soldados, exigiendo la entrega del obispo Polanco, la de Rey d’Harcourt y de otros 38 presos. Maniatados por parejas, los llevaron a un barranco, el de Can Tretze, entre Pont de Molins y Les Escaules, donde los acribillaron a tiros y luego prendieron fuego a los cuerpos, tras rociarlos con gasolina.

-------------

El socialista Juan Simeón Vidarte, sobre esto trae lo siguiente:

«Años más tarde, hablando en la emigración con el general José Asensio Torrado, éste me dio una explicación de todo lo ocurrido, que transcribo por lo que valga: El coronel Claudín había proyectado con más de ocho meses de anticipación un plan de defensa de Barcelona, en un radio de acción de más de cincuenta kilómetros. Comenzó unas obras de defensa que principiaban en el Perelló, pasaban por los Bruchs y enlazaban cerca de Manresa. Para su ejecución la CNT había ofrecido un cuerpo de voluntarios para la construcción de trincheras, parapetos, nidos de ametralladoras. No se pedía más que la autorización y el material necesario para cierto tipo de fortificaciones. [...] Cajas sindicales correrían con aquella parte de trabajo que no pudiera ser totalmente gratuito. No se nos hizo caso y de aquella línea de defensa que ellos llamaban la ‘Maginot de Barcelona’, no se hizo nada».

El socialista Julián Zugazagoitia, sobre la huida:

«El Estado, en su forma más miserable, estaba derrumbado por calles y plazas. Archivos, mesas, sillas, y en el mismo grado de abandono, ministros, subsecretarios, jefes de administración y la masa anónima, en grupos, de los burócratas, a los que lo precipitado del viaje, la velada y el frío de la noche habían derrotado toda compostura».

-------------------------------------

Julián Gorki, preso y encausado en el célebre proceso contra los dirigentes del POUM, aporta estos datos que delatan a qué extremos había llegado la situación:

«Los últimos meses de 1938 son verdaderamente trágicos para el pueblo español de la zona republicana: no hay casi nada que comer. Antes les quedaba un recurso a los habitantes de las ciudades: ir en busca de alimentos a los pueblos rurales. Pero ahora, los pueblos pasan hambre también. Todo el mundo desprecia el dinero; únicamente se consiguen algunos productos a cambio de tabaco, de medicinas, de aceite... Nos señalan de la calle un hecho espantoso: las empresas funerarias se niegan a proporcionar ataúdes y a enterrar a los muertos si no es a cambio de productos. Se comercia con todo; hay mujeres que se entregan por un pan, medio kilo de arroz o un paquete de cigarrillos. Nuestro rancho carcelario se compone, generalmente, de un cazo de lentejas dos veces por día, y no recibimos más que sesenta gramos de pan. A veces faltan incluso las lentejas. Nos hemos visto condenados a comer nabos durante diez días seguidos, unos nabos duros y amargos que provocan náuseas. Sin embargo, los presos recién llegados suelen exclamar. “¡Lentejas o nabos que hubiera en la calle!”».

Manuel Tagüeña escribe:

«Pocos durmieron en la gran ciudad aquella noche del 25 al 26. Unos esperaban con ansiedad y otros con temor la inminente llegada de las tropas enemigas».

Según el escritor y combatiente republicano, Eduardo Pons Prades,

«muy poca gente parecía admitir que la capital catalana pudiera caer sin ser defendida. Corrían rumores, incluso, de que los anarquistas, como en Irún, se disponían a organizar grupos de defensa y a disputar la ciudad al enemigo calle por calle y casa por casa. Este proyecto era prácticamente inviable entre otras razones, según se pudo comprobar, por el estado de abatimiento y de postración en que se encontraba la población civil. Es decir, poco inclinados a gestas numantinas ni nada por el estilo...»

---------------------------------------------------------

Las primeras divisiones que penetraron en Barcelona fueron:

La 105 del coronel López Bravo y la 13 del general Fernando Barrón Ortiz, adscritas al Cuerpo de Ejército Marroquí, que mandaba el general Yagüe, así como la 4 y la 5, a las órdenes respectivas de los generales Camilo Alonso Vega y Juan Bautista Sánchez González, integradas en el Cuerpo de Ejército de Navarra, cuyo jefe era Solchaga. Al alba, las tropas del Cuerpo de Ejército de Navarra ocupan Vallvidrera sin lucha y descienden sobre Pedralbes. Otras fuerzas del mismo Cuerpo de Ejército encuentran leve resistencia en el Tibidabo, que al mediodía cae en manos de los Nacionales. Montjuich se rindió a los soldados de Yagüe, que liberaron, entre aclamaciones y lágrimas a 1.200 presos que estaban encarcelados en el Castillo, siendo izada la Bandera Nacional en la fortaleza.

Desde “Terminus”, que es el puesto de mando avanzado del Cuartel General del Generalísimo, Franco va dando órdenes. En el mapa del Estado Mayor se van clavando las banderitas sobre los puntos que señalan los teléfonos de los puestos de mando de Solchaga y Yagüe. El ritmo de la entrada ha sido minuciosamente preestablecido por el Mando Supremo y se cumple rigurosamente por los jefes de las tropas.

Del Cuartel General sale el primer parte precursor:

“En estos momentos se está terminando de rodear Barcelona, habiéndose ocupado la Rabassada, el Tibidabo, Vallvidrera y Montjuich. Nuestras tropas están empezando a entrar en la población".

A las doce horas, “Terminus” envía a toda España el parte de la victoria:

"Las tropas Nacionales terminan de rodear la ciudad de Barcelona, ocupando Montjuich y el Tibidabo. A las 12 comienzan las tropas Nacionales a entrar. Las fuerzas que entran en Barcelona son el Cuerpo de Ejército Marroquí, el Cuerpo de Ejército de Navarra y una fracción perteneciente al Cuerpo de Ejército de Flechas".

Del Tibidabo y Vallvidrera empiezan a bajar las divisiones de Navarra. Al pie del Funicular, unos mozos de escuadra esbozan una breve resistencia. Una gran explosión destruye los talleres de las Escuelas Salesianas de Sarriá, donde los rojos fabricaban material de guerra. De algunas terrazas se oyen los restallidos de los últimos pacos. Grupos de soldados rojos tiran sus fusiles y huyen a ocultarse.

La ocupación de San Gervasio y Gracia es completada por las fuerzas motorizadas de las tropas Legionarias mixtas que penetran en Barcelona por Vallcarca y los Penitentes desfilando por la calle de Salmerón [calle Mayor de Gracia]. A las 17:30 todas las barriadas altas de la capital estaban ocupadas.

Por Las Corts se abre la Diagonal, el camino del triunfo por donde a las 17 horas empiezan a bajar ordenadamente los carros de combate seguidos del grueso de las fuerzas.

Se forman los primeros grupos de ciudadanos estallando las primeras aclamaciones. Corren multitudes saludando brazo en alto y cantando el himno de Falange. Cuando llegan al convento de Pompeya, Diagonal esquina al Paseo de Gracia, convertido en policlínica, les saluda la primera Bandera Nacional que se iza en Barcelona tremolada por una enfermera.

Los soldados son abrazados, apretujados. Se besan las banderas, los muchachos se suben a los camiones, a los tanques. Se cantan himnos, se salta, se baila.

-----------------------------------------

Manuel Tagüeña, el último jefe militar en abandonar Barcelona, manifestó:

«Mientras por una calle entraban los conquistadores aclamados por los gritos de sus simpatizantes, por la de al lado, se retiraban nuestros maltrechos hombres...»

--------------------------

El viernes 27 de enero reaparece La Vanguardia que se subtitula Diario al servicio de España y del Generalísimo Franco. Los carabineros, antes de retirarse, entraron en las instalaciones de la calle Tallers y causaron grandes destrozos, por lo que el diario salió solamente con una sencilla hoja. El 19 de julio de 1936 se publicó el número 22.574 y el del 27 de enero de 1939 es el 22.575. Nada se quiso saber de los dos años y medio en el que el periódico estuvo bajo el poder de los rojos. En este número singular aparecía la siguiente nota:

«Automáticamente, con la sola presencia en nuestras calles de las heroicas fuerzas nacionales mandadas por el glorioso general Yagüe, ha quedado restaurada, como tantas otras cosas, la propiedad de La Vanguardia, de la que inmediatamente se han hecho cargo los responsables autorizados del señor conde de Godó».

También salió a la calle El Correo Catalán que había dejado de aparecer desde el 20 de julio de 1936. Sus instalaciones las ocupó el POUM y en ellas se confeccionó La Batalla.

El Correo se hizo en los locales y talleres de Treball, ocupados por las Juventudes Tradicionalistas.

------------------------------------------------------------

La multitudinaria misa de acción de gracias en la Plaza de Cataluña de Barcelona el 28 de enero de 1939

La apoteosis del triunfo tuvo su escenario grandioso en la Plaza de Cataluña, con la primera y multitudinaria Misa de campaña celebrada en una ciudad en la que tanto se ensañaron contra toda idea religiosa. Una descomunal muchedumbre que llenaba la plaza siguió la ceremonia con gran devoción, inmensa alegría y enorme emoción, haciendo saltar las lágrimas de los barceloneses y catalanes, que no habían podido asistir a ningún acto religioso, durante toda la contienda. Sólo pocos, y gracias a la organización secreta del Socorro Blanco, habían conseguido en la clandestinidad mantener el culto en casas privadas y con todas las prevenciones. En esa magnífica Misa en la Plaza Cataluña, el altar había sido revestido con unos manteles que provenían del vestido de novia de una «margarita» carlista. Estaba a punto de casarse antes del inicio de la contienda; el novio escapó al bando nacional para alistarse con los requetés y perdió la vida en el campo de combate. Todavía hoy se conservan y usan en ocasiones especiales en una iglesia de Barcelona que la discreción nos impide desvelar. Igual que en otro lugar de Barcelona se usa para la adoración eucarística una custodia en forma de Laureada de San Fernando que Franco regaló. Por desgracia, el temor a que esos objetos sean retirados ha obligado al silencio de los pocos que conocen esos vestigios de la memoria de la Barcelona liberada.

Fuente: barraycoa.com

https://images.app.goo.gl/VGXwYn6PbB1EBEkW7

https://images.app.goo.gl/uFEdDPjMNbG2ZoAv5

https://images.app.goo.gl/V34bhqsE5X61abMW6

https://images.app.goo.gl/eNhxdFMWFXSqiHHh9

https://images.app.goo.gl/y79eqBMR1vZpNvzY8

https://images.app.goo.gl/dZhtZaiXJDvV5ERAA

https://images.app.goo.gl/5WtXaQtvnkGT33TQ6

https://images.app.goo.gl/PmJbQPcSQWcohPAF8

https://images.app.goo.gl/2T9VG7HK8pimWsDS9

https://images.app.goo.gl/qmDnPiTV464DyoLy7

https://images.app.goo.gl/W8xVqboXzghSDj3DA

https://images.app.goo.gl/t6qBaQkbqoRtK9Jz9

https://www.rtve.es/play/videos/documentales-b-n/guerra-civil-espanola-diputacion-barcelona-1939/2846073/

------------------------------------------------------------

El día 5 de febrero de 1939 se abrió la frontera francesa, y ese mismo día el presidente de la II República española Manuel Azaña Díaz, que se había instalado en La Bajol, abandonaba el territorio nacional. La entrevista entre los dos presidentes [Azaña y Negrín] fue seca y agria. Azaña quería ir a Francia, anunciándole a Negrín que no quiere acceder a tomar plaza en ningún avión, ante el temor de que le condujeran a la zona Centro-Sur. Para él la guerra está perdida y es una demencia pretender continuarla. Juan Negrín le comunica que el Gobierno ha decidido que se instale momentáneamente, en la Embajada en París.

Acompaña a Azaña el ministro sin cartera, José Giral Pereira. La caravana presidencial hace el recorrido de La Bajol a Les Illes. En el pueblecito francés, Azaña se despide de Negrín, el cual regresa a España. Dirigiéndose a Zugazagoitia, le dice:

«Debería haberle obligado a acompañarme. Hubiese hecho observaciones de mucho valor psicológico».

El testimonio prosigue:

"¡El pobre Azaña es bien digno de lástima! Tiene una encarnadura medrosa, propia de su naturaleza. El miedo le descompone como si fuese un cadáver y toma un color amarillo verdoso. Da lástima."

De regreso, el doctor Negrín se cruza con la caravana de Companys, Aguirre, Irujo... Comenta que no podía esperar tropezarse con ellos, aunque los más sorprendidos habrán sido los que huyen, pues habrían sospechado que él abandonaba el país sin notificarles su decisión. Negrín quiso proseguir la resistencia, confiando en que el horizonte europeo, lleno de nubarrones, no tardaría mucho en descargar la tormenta de la II Guerra Mundial.

A continuación pasaron la raya fronteriza el presidente de la Generalidad de Cataluña Luis Companys Jover y el lendakari José Antonio de Aguirre.

El 10 de febrero de 1939, las tropas nacionales ocuparon todos los puestos fronterizos. Había finalizado la liberación de Barcelona y la ocupación de Cataluña.

-----------------------------

El final del Diario de guerra del Beato Pere Tarrés

El beato Pere Tarrés 1905 1950

--------------------------

La liberación de Barcelona el 26 de enero de 1939 Por Javier Barraycoa 2019
La liberación de Barcelona (1): no hubo otro 11 de septiembre 2 de marzo de 2019
La liberación de Barcelona (2): y Barcelona no ardió 3 de marzo de 2019
La liberación de Barcelona (3): y aparecieron miles de banderas españolas 4 marzo de 2019
La liberación de Barcelona (y 4): mitos del catalanismo y del exilio 6 de marzo de 2019

-------------------------------------------------------

.Las fuentes...Los 25 términos 2022..Todos los temas de Hª de España 2022....Programa de Historia de España para la Selectividad en Navarra 2022....Selectividad en Navarra 2022....Hª de España 2º Bchto... Historia para Bachillerato....INDEX

...............Los 35 términos en unas 10 líneas
.....
Textos en su contexto histórico.....GRÁFICAS Y TABLAS...25 respuestas resumidas....25 PREGUNTAS...CINCUENTA PREGUNTAS....Temario antiguo. ..Temario 2017....La Prueba Final 2017...Historia para Bachillerato.
La crisis iniciada en 2007....Aprovechan el Covid 19 para explicar la crisis constatada en 2019.....textos de Historia.......Textos.....Artículos
.........El prusés......Navarra actual.....HISTORIA DE NAVARRA...HISTORIA DE ESPAÑA....Historia Universal.