Historia Universal
Historia de España
La época inicial de la dictadura de Franco en España y su consolidación (1936-1956)

Ángel Sanz Briz salvó del exterminio nazi a más de 5.200 judíos

Salvamento de 40.735 judíos por España en la Segunda Guerra Mundial

Luis Antequera http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=9517&mes=6&ano=2010

“Hagamos balance con España. Entre 20.000 y 35.000 judíos pudieron pasar la frontera española (legal o ilegalmente) como refugiados [...] En Francia, entre 1943 y 1944, España reconoció a unos 500 judíos como ciudadanos españoles [...] En Grecia vivían al comienzo de la guerra unos 700 judíos españoles. De éstos, 367 fueron repatriados En Hungría se protegió a unas 3.500 personas; ninguna de ellas era de nacionalidad española”
(pág. 408 de Franco y el Holocausto, 2001, ed. Marcial Pons, obra de Bernd Rother, miembro del centro Moses Mendelssohn de estudios judíos europeos de Potsdam e investigador en la Fundación Willy Brandt).

 Angel Sanz Briz “sostuvo en 1964 que Franco, después del derrocamiento de Horthy [en 1944], le había encargado a través del Ministerio de Asuntos Exteriores salvar a tantos judíos como fuese posible” (ibid., pág 370).          

Angel Sanz Briz era cónsul en Budapest, donde alquiló todo un edificio que adscribió a la embajada para refugiar a judíos húngaros, fue declarado Justo entre las naciones por el Yad Vashem en 1965 por salvar a miles de judíos húngaros; José Ruiz Santaella, agregado en la Embajada española en Berlín, fue declarado Justo entre las naciones en 1988; y Eduardo Propper de Callejón, cónsul en Burdeos, fue declarado Justo entre las naciones en 2007.

“A finales de diciembre de 1942, el rabino Maurice Perlzweig presidente del Comité Político del Congreso Mundial Judío (CMJ) y de su sección británica [a quien, en la pág. 395 define Rother como “liberal de izquierdas”] , se dirigió en Nueva York por primera vez a Juan de Cárdenas [el embajador español] ... Después de un agradecimiento introductorio al Gobierno español por la entrada de miles de refugiados judíos, el CMJ solicitaba autorización para enviar paquetes de víveres de las comunidades de Sudamérica a los refugiados en España” (ibid., pág. 384).

El mismo rabino Maurice Perlzweig en un debate en la Northwestern University Chicago transmitido por radio a todo Estados Unidos el 9 de mayo de 1943, dos años antes del final de la Guerra Mundial, declaraba sobre el auxilio por España en la época de Franco a los judíos:              

“A pesar de que lo digo con renuencia, países como Suiza o España [...] en proporción a sus recursos y poblaciones, han hecho una gran labor, mejor que la de Gran Bretaña y los Estados Unidos” (ib., pág. 385).

El judío nacido en Viena Haim Avni, en su libro España, Franco y los judíos, escrito en 1974 y editado en español por Altalena da estos datos:

“Se puede calcular que se salvaron pasando por España durante la primera mitad de la guerra unos 30.000 judíos” (pág. 89).

“El número de judíos salvados en España durante 1944 puede llegar a lo sumo a 1.500, y por tanto, entre el verano de 1942 y el otoño de 1944, el máximo será de 7.500” (pág. 123).

“El número total de judíos salvados como consecuencia de la protección española en Hungría, Bulgaria y Rumanía fue de unos 3.000. A esta cifra hay que añadir los 235 súbditos españoles de Atenas que se salvaron por medio de la protección que Sebastián Romero Radigales, en nombre de España, les proporcionó de manera desinteresada” (pág. 172).

La suma total es de 40.735 judíos salvados por España en la Segunda Guerra Mundial.

Isaac Revah fue uno de los judíos españoles de Salónica que se salvaron milagrosamente del Holocausto gracias al diplomático español Sebastián Romero Radigales