HISTORIA DE ESPAÑA.......HISTORIA DE NAVARRA...Navarra actual........Crónica del siglo XXI....La crisis iniciada en 2007.......INDEX

Navarra pierde 25.000 jóvenes de 14 a 30 años en una década En 2005, eran el 22'15% y en 2014 eran el 17'32% de la población total

DN.ES. PAMPLONA 24/02/2016

Navarra manifiesta un descenso continuado de población joven (14 a 30 años) en los últimos años: si en 2005 este colectivo era el 22,15%, en 2014 su peso demográfico representaba el 17,32% de la población total. De los 640.790 habitantes que constituye la población de la Comunidad foral de Navarra, sólo 110.976 son jóvenes de 14 a 30 años: 56.545 son hombres y 54.431 mujeres, de donde se deduce que hay 104 hombres por cada 100 mujeres.

Así se pone de manifiesto en el
diagnóstico del Observatorio Navarro de la Juventud, órgano encargado de obtener un retrato actualizado de la realidad de los y las jóvenes en la Comunidad foral, y cuyo informe ha sido entregado a los departamentos del Gobierno y presentado hoy por la consejera Ana Herrera y el director gerente del Instituto Navarro de Deporte y Juventud, Rubén Goñi, en sede parlamentaria.

EMPLEO, EMANCIPACIÓN Y EDUCACIÓN

La población joven en situación de desempleo en Navarra ha experimentado un considerable aumento en los últimos años. Se pasa de 8.016 jóvenes desempleados en 2005 a los 11.640 actuales, según encuesta de Población activa del tercer trimestre 2015. Hombres y mujeres se ven afectados de manera similar, si bien en la actualidad, la tasa de desempleo es mayor en un punto entre las mujeres (23% frente al 22%), según datos de la EPA del tercer trimestre de 2015.

El Observatorio realizó unas encuestas sobre emprendimiento juvenil en Navarra en 2015, de la que se deduce que las personas jóvenes solicitan mayores medidas para su fomento, más ayudas para financiar nuevas empresas y cambios en el sistema fiscal que favorezca la creación de nuevos negocios.

Las becas de formación o prácticas en empresas suponen una forma de acceso al primer empleo para los jóvenes. Sin embargo, para el 75% de las personas jóvenes que participaron en la encuesta en 2014 las “prácticas en empresas mediante becas son unan forma de contratación encubierta para un número cada vez mayor de jóvenes.

Sólo el 24,1% de esta población vive fuera del hogar de origen en la Comunidad foral. En valores absolutos, el total de jóvenes emancipados sería de 21.153 personas y 11.079 hogares jóvenes, con una media de 2 personas por hogar. Navarra es la segunda comunidad estatal con una mayor tasa de emancipación juvenil.

La población joven perteneciente al segmento de edad de 25 a 29 años muestra una tasa de emancipación del 50,9%.

Según datos del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, el número de alumnos navarros menores de 30 años matriculado en estudios universitarios oficiales presenciales de Grado y 1º y 2º Ciclo durante el curso 2014/2015 es de 14.373 estudiantes en total. Por género, es mayor el número de mujeres matriculadas en las universidades que los hombres: 7.714 frente a 6.659.

El abandono educativo temprano en Navarra presenta una disminución continuada. En 2013 alcanza el 12,9% para la población joven navarra, muy por debajo de las cifras del conjunto de España donde asciende al 23,6%. Por sexo, las mujeres presentan un menor abandono con datos del 11,8% frente al 13, 9% registrado en hombres.

El gasto público por estudiante en Navarra es de 6.932€. En la media española la cuantía es de 5.766 euros.

MIGRACIÓN Y MOVILIDAD LABORAL

El porcentaje de población joven que se marcha a vivir fuera de Navarra (a otras Comunidades Autónomas españolas o al extranjero) se ha incrementado en los últimos años, pasando del 2,4% registrado en el año 2005 al 3,9% del año 2014. Si bien la tendencia a lo largo de los últimos años resulta ascendente, el dato de 2014 es ligeramente inferior al de 2012 (3,96%) y 2013 (3,98%).

En valores absolutos, el número de bajas registradas es de 3.861, de las cuales 1.950 corresponden a población joven de nacionalidad extranjera y 1.911 a población joven de nacionalidad española.

En relación a quienes se van al extranjero, en los últimos años incrementa la población joven navarra que reside en el extranjero, pasando del 2,49% en 2009 a 4,65% en 2014. Su representatividad y su tendencia a la alza es similar a la que registra el conjunto de la población joven española. En valores absolutos, el total de jóvenes residentes en el extranjero suma las 4.496 personas, cuando en 2009 eran un total de 2.690 personas.

El saldo migratorio es negativo en la Comunidad foral. El balance en 2014 se ha concretado en una ligera pérdida de población de 16 a 29 años, de 1,4 personas menos por cada 1.000 residentes. No obstante, en relación a 2013 y 2012, la pérdida de población joven de Navarra ha sido menos acentuada al equilibrarse con un acrecentamiento de la población joven en los perfiles de 16 a 24 años, donde la inmigración ha sido superior a la emigración.

En cuanto a los movimientos migratorios entre autonomías presentan que en Navarra prácticamente se han compensado las entradas y salidas de la comunidad hacia otras regiones de España.

En el terreno de las ideas, casi la mitad de las personas entrevistadas concibe su futuro inmediato en un lugar fuera de Navarra. El 48,5% de la juventud consultada estaría dispuesta a salir a otras comunidades españolas en busca de trabajo.

Por otra parte, la mitad de esta población ve probable o muy probable su salida al extranjero en búsqueda de oportunidades laborales (53,3%), mientras que el 22,9% saldría a otra comunidad. Por género, es ligeramente superior el dato en mujeres dispuestas o muy dispuestas a salir al extranjero (32,8%) frente a los hombres (29,4%).

SALUD, PRÁCTICA DEPORTIVA, CONSUMO DE ALCOHOL, TABACO, DROGAS Y SEXO

Las personas jóvenes valoran con muy buena puntuación su estado de salud (79 puntos, en una escala de 0 a sobre 100). Esta valoración es ligeramente superior en hombres que en mujeres y se puede observar también que la puntuación desciende ligeramente con la edad. Los malestares más frecuentes son cansancio y agotamiento (49%) seguido de dolor de cabeza y dolor de espalda (40%).

La tasa de discapacidad entre la población joven navarra se mantiene estable desde el año 2011, y situándose en el 17,76% durante el año 2014, y se aprecia un aumento en el porcentaje de población con mucho o moderado estrés. En chicas, se pasa de un 33% en 2007 a un 49% en 2013. No obstante, se observa una estabilización en la población con riesgo de mala salud mental (15,8%).

En cuanto al deporte, un 82,4% de los jóvenes navarros elige practicar deporte en su tiempo de ocio según la Encuesta de Consumo e Integración social realizada en 2015 por el Observatorio Joven. La práctica de deporte está más presente en la agenda de los chicos (86%) que en la de las chicas (78,7%). Por edad, los jóvenes del grupo de 15 a 19 años son quienes más deporte practican, y desciende con la edad.

La edad de inicio de consumo de alcohol en 2013 se sitúa en los 14,7 años, manteniéndose constante desde el año 2007. Desciende también el dato de jóvenes fumadores. El porcentaje de fumadores diarios pasa del 31,7% en 2007 al 21,6% en 2013, descendiendo así diez puntos porcentuales en el caso de los varones.

En el caso del cannabis, desciende el porcentaje de consumidores diarios, pasando del 4,1% al 3,1% respectivamente.

La edad media de la primera relación sexual completa se sitúa en torno a los 17 años, dato que permanece estable desde 2007. Se aprecia un descenso en el uso del preservativo como método anticonceptivo regular, que es elegido por el 53%.

OCIO, ECONOMÍA, RIESGO DE POBREZA, VIOLENCIA MACHISTA Y NUPCIALIDAD

En 2015 la juventud de entre 15 y 30 años destina una media de 29 horas semanales al tiempo libre; 9,1 horas menos que en 2012, cuando se señalaba como media 38,1 horas semanales de ocio.

Las bajeras se han convertido en el principal espacio de reunión y ocio. Los datos evidencian una presencia consolidada y continua de las mismas en el panorama municipal, desvelando un espacio de reunión, ocio e intervención juvenil de primer orden. Cabe destacar que de todos los municipios analizados, un 75% cuenta con ordenanzas reguladoras de las bajeras, aunque presentan diferentes niveles de regulación, control y aplicación.

Cerca de la mitad de los jóvenes entrevistados, el 48,5% depende económicamente en la actualidad de los ingresos de otras personas; un dato que alcanza el 85,4%, cuando nos referimos a los menores de 20 años.

El 17,5% vive exclusivamente de sus ingresos ; el 17,7% lo hace de sus ingresos, con la ayuda de otras personas; y el 16,4%. Lo hace principalmente de los ingresos de otras personas, con algunos ingresos propios.

En cuanto a las cuantías administradas por los y las jóvenes, se maneja desde un mínimo de 101 euros en el caso de quienes estudian, a los 806,8 euros de media de quienes se han incorporado al mercado laboral.

La encuesta de Condiciones de Vida de la Población Navarra de 2013 situaba en el 27,7% la tasa de riesgo de pobreza entre los jóvenes de 16 a 29 años, calculada con los ingresos percibidos por los hogares en 2013, una cifra que aumentaba considerablemente para el mismo grupo de edad respecto al 19,2% registrado en 2012.

Respecto al número de denuncias por violencia machista, constan 274 denuncias de jóvenes de 14 a 30 años, cifra que supone el 35% del total de denuncias (785). Predomina la violencia física y psíquica con 171 denuncias registradas; le sigue en segundo lugar las denuncias por quebrantamiento de la orden de protección y la violencia sexual, ambas con 34 denuncias. Las amenazas, el acoso, vejaciones, coacciones y la corrupción de menores son la causa de 18 denuncias. Por último, la violencia psicológica alcanza las 17 denuncias.

En cuanto a nupcialidad, los últimos años, la tasa específica de nupcialidad muestra un descenso continuado, tanto en hombres como en las mujeres. En 2013 la tasa media de nupcialidad de las mujeres, entre 15 y 29 años, es del 1,37 por cien, casi el doble de los datos registrados en el caso de los varones, que es el 0,76%.

La tendencia registrada en Navarra resulta muy similar a la de la población joven española, que muestra un descenso generalizado de las pautas de nupcialidad entre la población joven.

En cuanto a los matrimonios celebrados entre parejas del mismo sexo, la tasa de población joven navarra que contrae matrimonio con pareja de su mismo sexo asciende en el año 2013 al 6,7‰, mostrando valores inferiores a los de la tasa que presenta la población joven española. Son los varones los que presentan mayor incidencia en matrimonios con personas de su mismo sexo. En Navarra este indicador resulta variable sin presentar una tendencia clara.

Por su parte, desde 2008, la tasa de fecundidad experimenta una tendencia decreciente que además muestra valores por debajo de la media del resto del país. En 2013, la tasa específica de fecundidad en población joven es del 2,7%, mientras que en España el dato asciende al 3,2%.