HISTORIA DE ESPAÑA

JOVELLANOS (1744-1811)

Es el más famoso de los ilustrados. Y es católico, pero la religión es para los ilustrados un asunto privado que no debe conectarse y menos regir las actividades públicas políticas y económicas.

Es un precedente del liberalismo conservador del XIX, muy diferente del tradicionalismo carlista. Jovellanos mantiene, en efecto, que la soberanía está en el monarca y no en "la Nación", aunque dice que ésta tiene la supremacía originaria que cedió al monarca, pero que podría revocarla.

En economía defiende la liberalización del mercado interior y el proteccionismo respecto al exterior, como había hecho la Revolución Francesa en sus primeras fases y como hará el liberalismo en la España de la mayor parte del XIX y del XX. Se trata de una postura ecléctica intermedia entre el postmercantilismo y el liberalismo económico (en su modalidad librecambista).

Fue ministro de Justicia de Carlos IV y Godoy. Pero sus enemigos lo derribaron y encarcelaron durante siete años.
No aceptó formar parte del primer gobierno afrancesado de José Bonaparte en 1808, pese a que apareció su nombre entre los que habían sido nombrados ministros, y rechazó la invitación a colaborar con los afrancesados que se le reiteró después.
En cambio, fue miembro de la Junta Central que encabezó la lucha contra Francia y volvió a rechazar la nueva invitación a colaborar con los afrancesados que se le repitió en 1809.
(Texto: Carta de 1809 del general Horace Sebastiani, General en Jefe del 4º Cuerpo del Ejército Francés, a Jovellanos)
(Véase también la respuesta de Jovellanos del 24 de abril de 1809).

En la Junta Central, propugnó que las Cortes que se convocasen fueran bicamerales, postura típica del moderantismo y entroncada con las doctrinas de Montesquieu y con los que propugnaban "una monarquía a la inglesa", que daban un gran papel a la alta sociedad en el gobierno y en el parlamento. Era propugnar moderadamente la ruptura, la violación de la ley, porque las Cortes, según la ley vigente, eran estamentales, de tres cámaras, no de dos; y eran Cortes representativas, no soberanas con soberanía absoluta en nombre de la Nación. La ruptura se produjo, pero no en el sentido moderado de Jovellanos, que decía allí, en la Junta Central, que proclamar la soberanía de la nación era "una herejía política", sino en el sentido liberal radical de unas Cortes monocamerales y autoproclamadas soberanas como las Cortes de Cádiz; aunque la ruptura moderada que él propugnaba, contribuyó a abrir paso rápidamente a la más radical.

-------------------------------------------

La Ilustración es la creencia racionalista de que la ciencia y la educación al margen de la Iglesia llevará al hombre a su perfección moral.
El despotismo ilustrado es la culminación de la monarquía absoluta cuando los ilustrados son dueños del Antiguo Régimen en la segunda mitad del XVIII. Su objetivo dicen que es "hacer a los individuos virtuosos y a los pueblos felices", arrancándoles de sus tradiciones populares a las que los ilustrados llaman supersticiones, especialmente a la religión católica. Todo para el pueblo, pero sin el pueblo.
Como racionalista que es, la Ilustración, es un intento de revolución con orden, mediante la educación y multitud de proyectos económicos, manteniendo las riendas del poder. Pero les estalla la revolución liberal, que procede de la Ilustración por vía de ruptura. Las ideas de los ilustrados, los autodenominados filósofos, causaron la crisis de la monarquía en cuyo nombre actuaban. La crítica de Cevallos a la Ilustración la mostraba como
crimen de Estado, además de falsa filosofía.
Pretenden que el pueblo crea que será llevado a su perfección y a la felicidad al margen de la religión y gracias a la educación y a los proyectos económicos de los ilustrados bajo el poder absoluto de la corona que ellos ejercen.
Los proyectos de los ilustrados los realizarán los liberales, la nueva generación formada en las ideas inculcadas por los ilustrados, pero que descubren que pueden ejercer un poder aún más absoluto en nombre del Pueblo, que en nombre del rey. Se beneficia la alta sociedad oligárquica en ambas situaciones.

La Ilustración (ampliación)