Crónica del siglo XXI
Los crímenes de la ETA y su castigo
La negociación de Zapatero con la ETA de 2005 a 2007

Detenido en Francia el 28 de febrero de 2010 Ibon Gogeascoetxea máximo jefe de la ETA

AGENCIAS. Madrid Domingo, 28 de febrero de 2010


Ibon Gogeascoetxea

Ibon Gogeascoetxea ha sido detenido en la región de Normandía junto a otros dos miembros de la banda, Beñat Aguinagalde y José Lorenzo Ayestarán Legorburu.

Los dos presuntos etarras detenidos hoy en Francia junto al jefe del 'aparato militar' de la organización terrorista eran dos "liberados" (fichados y a sueldo de la banda), que constituían un "comando especial" dispuesto para pasar a España, según informa el Ministerio del Interior.

La operación policial que ha permitido la detención de Beñat Aguinagalde, Gregorio Jiménez Morales y del jefe del 'aparato militar' y máximo responsable de ETA Ibon Gogeascoetxea se ha producido en una vivienda rural de la pequeña localidad francesa de Cahan, situada en la Baja Normandía, en el departamento 61.

La vivienda había sido alquilada con documentación falsa y sus ocupantes utilizaban un Peugeot 407 también con placas falsas.

En el interior de la casa rural se han hallado por el momento tres armas cortas así como diversa documentación y material informático y enseres personales.

Con esta operación, que continúa abierta, se vuelve a asestar un nuevo golpe al denominado "aparato militar" de la banda, que en un año y medio ha visto 'caer' a Mikel Garikoitz Azpiazu Rubina, "Txeroki" -el 17 de noviembre de 2008-, a Aitzol Iriondo Araza -el 8 de diciembre del mismo año 2008- y a Jurdan Martitegui -el 18 de abril de 2009-.

La detención de Gogeascoetxea, que llevaba trece años en las estructuras de la banda, afecta además al máximo órgano de dirección de la banda, al comité directivo.

Gogeascoetxea, natural de Guernica (Vizcaya), de 55 años, huyó a Francia el 13 de octubre de 1997 tras la desarticulación del "comando Kattu", que intentó colocar ese día doce granadas en las inmediaciones del museo "Guggenheim" de Bilbao (Vizcaya), que fue inaugurado por el Rey cinco días después.

Las fuerzas de seguridad creen que Ibon ayudó a los dos integrantes del comando, a su hermano Eneko y Pedro Arronategui Azurmendi, a preparar las jardineras que éstos intentaron colocar cerca del museo. Además, era el conductor del coche con el que, según los planes iniciales, iban a huir.

Pero los miembros del comando fueron sorprendidos por una patrulla de la Ertzaintza cuando iban a cometer el atentado y éstos dispararon a uno de los agentes, José María Aguirre Larraona, quien murió al día siguiente a causa de las heridas.

Ibón huyó a Francia, realizó tareas de logística y pasó a ser en la actualidad el jefe del "aparato militar" y máximo dirigente de la ETA. En suelo francés fue condenado en rebeldía en 2006 a siete años de prisión, aunque también estaba en busca y captura por la Audiencia Nacional por la acción contra el Guggenheim.

---------------------------

Beñat Aguinagalde, nacido en Hernani (Guipúzcoa) y de 26 años, se encontraba en paradero desconocido desde marzo del año pasado tras la desarticulación del "comando Asti", al que se le atribuyen los asesinatos de Isaías Carrasco en Mondragón (Guipúzcoa) el 7 de marzo de 2008 y de Ignacio Uría en Azpeitia el 3 de diciembre de ese año.

También, la colocación de un coche bomba, un mes antes, en la Universidad de Navarra, en el que resultaron heridas una veintena de personas, y la explosión de varios artefactos, uno en un repetidor de televisión de Hernani en enero de 2009 y otro en la sede de Lazcano en febrero.

Un año antes, el 14 de febrero de 2008, había participado en el incendio de un autobús urbano y en varios ataques a bancos, así como en el lanzamiento de cócteles molotov contra una patrulla de la Policía Autónoma Vasca en la localidad de Hernani.

Aguinagalde firmó en 2005 para la constitución electoral Aukera Guztiak para su candidatura a las elecciones autonómicas al Parlamento Vasco, que fue anulada por el Supremo.

--------------------

José Lorenzo Ayestarán Legorburu

El tercer detenido en la región normanda de Cahan (Francia) junto al máximo responsable de ETA, Ibon Gogeaskoetxea y Beñat Aguinagalde es José Lorenzo Ayestarán Legorburu, según informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

José Lorenzo Ayestarán Legorburu, alias 'Basari' y 'Fanecas', nacido en Lezo (Guipúzcoa) hace 52 años, es uno de los últimos integrantes de una generación de terroristas que se beneficiaron de la Ley de Amnistía de 1977 y que se marcharon a países de Sudamérica tras años de intensa actividad criminal en España.

Se trata por tanto de uno de los veteranos terroristas, que como José Luis Eciolaza Galán, alias 'Dienteputo' en los últimos años habría vuelto a integrarse en las filas de ETA y a ocupar cargos de confianza para reforzar una banda acosada por los éxitos policiales.

En concreto, Ayestarán Legorburu vivió durante años en Cumaná un región del Estado de Sucre (Venezuela)y en varias ocasiones se había solicitado su extradición sin que ésta llegara a producirse.

Se benefició de la Ley de Amnistía, para a continuación integrarse en el "comando Axulari". Consiguió huir de la policía española al ser descubierto en febrero de 1979, después formó parte del "comando Araba", cometiendo numerosos atentados como miembro de ambos comandos.

La Audiencia Nacional tiene dictadas varias órdenes de búsqueda y captura contra él en, al menos, diez sumarios. Sus primeros crímenes se enmarcan en el año 1980, en el que se le atribuye

el asesinato del jefe de los Miñones de Álava, Jesús María Velasco, el 10 de enero de 1980;

el asesinato del comandante del Ejército Eugenio Lázaro Valle, jefe de la Policía Municipal de Vitoria, el 13 de marzo de 1980

y, el 4 de octubre de 1980, en Salvatierra (Alava), el asesinato de los guardias civiles

José Vázquez Plata,

Avelino Palma Brioa

y Angel Prado Mella .

El 16 de julio de 1982 el asesinato del delegado de Tabacalera en Vizcaya, Alberto López Jaureguizar

y el 22 de septiembre de 1982 el asesinato del brigada de Marina Emilio Fernández Arias en Erandio (Vizcaya).

En 1983 el asesinato de Domingo Javier García González, propietario del bar 'Nicolás' de Algorta (Vizcaya);

El 13 de julio de 1983 el asesinato del agente de Policía Nacional Francisco García San Miguel en Sopelana (Vizcaya),

y el 9 de noviembre de 1983 el asesinato del ex legionario Angel Martínez Trelles en Bilbao, .

-----------------------------

Una víctima de ETA denuncia que Ayestarán quedará impune

LD 2010-03-01 Agencias

Ana Velasco Vidal-Abarca, hija de Jesús Velasco Zuazola, asesinado por el etarra Lorenzo Ayestarán, dijo estelunes sentir "una profunda amargura" porque teme que el terrorista va a quedar "impune" de sus asesinatos ya que éstos han prescrito.

En un comunicado, la hija de Jesús Velasco Zuazola, asesinado en Vitoria en el año 1980, supuestamente por Lorenzo Ayestarán, declaró este lunes que siente "una profunda amargura". Así, denunció que "después de 30 años de vivir plácidamente en libertad sin ser detenido, primero por las vergonzantes negociaciones y después por estar protegido por Venezuela, este individuo no va a poder ser juzgado por la mayoría de sus al menos diez asesinatos, ya que estos han prescrito."

Velasco recordó que "el trabajo de los terroristas es matar y el del Estado impedirlo" y ha pedido que "si no lo consigue, al menos se haga Justicia". En su caso, dijo que su familia siente "un intenso dolor" porque entiende que el Estado de Derecho les ha "fallado" de manera "flagrante" y les dejó "indefensos" en tres ocasiones.

Una primera ocasión "cuando benefició a este sanguinario criminal, Lorenzo Ayestarán, con la amnistía de 1977, que le permitió quedar en libertad para asesinar a nuestro padre". "En segundo lugar, ahora, cuando después de treinta años, su crimen va a quedar impune sin que ni siquiera se le pueda juzgar por él", ha agregado.

Y tercero, porque durante veintiséis años se ha consentido que un parque infantil de Hernani haya llevado el nombre de otro de los presuntos asesinos de su padre, José Aristimuño, "sin que ni una sola institución actuase para poner fin a semejante ignominia", criticó.

Por último, denunció "la nula información" que reciben las familias por parte de la Administración sobre los procesos judiciales en los que están involucrados los presuntos asesinos de sus familiares.