Crónica del siglo XXI
La crisis económica iniciada en 2007

El IPC español armonizado alcanza otro mínimo histórico en junio de 2009 y se sitúa en el -1 por ciento, tras cuatro meses de caída de la tasa de la inflación

DN AGENCIAS. Madrid Lunes, 29 de junio de 2009

La tasa española de inflación armonizada -medida igual en todos los países de la zona euro- alcanzó en junio otro mínimo histórico y se situó en el -1 por ciento, una décima por debajo de la de mayo. Se trata del cuarto registro negativo consecutivo interanual de la historia de este indicador que comenzó a elaborarse en 1997. Así lo refleja el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) difundido hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que, de coincidir con la inflación general (IPC), también supondría la cuarta caída de precios, pero en este caso desde hace 47 años, desde 1962, primer año del que se tienen datos homologables.

Hasta que se conozcan los datos definitivos, el 10 de julio, es de prever que la caída de la tasa de la inflación se deba, principalmente, al intenso abaratamiento del petróleo.

Así, en junio del pasado año el precio del barril de Brent se situaba en 133,74 dólares, casi el doble de los 69,15 dólares de este mes, de ahí el fuerte efecto que tiene sobre la tasa interanual.

No obstante, a pesar de la caída registrada en tasa interanual por los precios en junio, la última caída de precios en tasa mensual se produjo el pasado enero, tanto en el caso del IPCA como del IPC, y desde entonces se han mantenido o se han encarecido, lo que aleja la posibilidad de que en España se produzca deflación, según los cálculos tanto de los expertos macroeconómicos como del Ejecutivo.

Tras aumentos históricos de los precios de los carburantes que llevaron la tasa del IPC al 5,3 por ciento el pasado julio, en agosto los precios, medidos en tasa interanual, comenzaron a moderarse hasta llegar a alcanzar registros negativos por primera vez en marzo pasado.

La tasa interanual de la inflación avanzada hoy por el INE es 6,1 puntos inferior a la registrada en el mismo mes del año anterior, cuando los precios crecieron el 5,1 por ciento.

El dato avanzado hoy por el INE corresponde al indicador adelantado del IPCA, que mide los precios de forma armonizada con el resto de países de la zona del euro, y hasta el próximo 10 de julio (fecha en la que también se publicará el IPC general), el INE no dará a conocer el dato definitivo que, normalmente, no suele variar en más de una o dos décimas.

El INE elabora este indicador para incorporarlo al cálculo del índice adelantado del IPCA en toda la zona del euro y que difunde Eurostat, con el objetivo de ofrecer datos equiparables a los que se elaboran en Estados Unidos.

El indicador adelantado se calcula utilizando la misma metodología que la que se emplea para el cálculo del IPC, con la salvedad de que para el primero se hace una estimación de los datos de los que aún no se dispone en el momento de la publicación.