CRISTIANDAD FUTURA
Artículos

La beata Kafka
Quitar el crucifijo

"EL HOMBRE, IMAGEN DE DIOS"

Sobre el hombre, imagen de Dios, Royo Marín dice:

"El hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios. Sin embargo, esta imagen divina no es unívoca y perfecta, sino analógica e imperfecta" (Dios y su obra. BAC.Madrid.1963. pág. 450).

Y lo explica con las palabras de santo Tomás:

"Hay, pues, en el hombre una imagen de Dios, pero no perfecta, sino imperfecta. Y esto da a entender la misma Sagrada Escritura cuando dice que el hombre está hecho «a imagen de Dios», porque la preposición «a» indica acercamiento, que sólo es posible entre cosas distantes...es imagen por la semejanza; pero es «a imagen» por la imperfección de esa semejanza" (ST, I, 93, 1 ad 2).

Cuando ya se dé por entendido, y lo sea, que el hombre es una imagen imperfecta de Dios, no hay inconveniente, parece, respecto a buenos entendedores, en decir para abreviar "el hombre, imagen de Dios", como hace el padre Royo Marín, que titula esta parte: "EL HOMBRE, IMAGEN DE DIOS"; y el propio santo Tomás, que acabamos de ver que dice: "el hombre, en cambio, es imagen por la semejanza".

También el Papa Juan Pablo II se expresa así cuando dice que "cada hombre es imagen de Dios" en la carta apostólica Mulieris dignitatem (n. 7).

Y el papa Benedicto XVI lo expresa igual cuando dice (7.09.2005), explicando en su catequesis pontificia de los miércoles la epístola de san Pablo a los Colosenses en la que aparece Jesucristo como "imagen de Dios invisible":

"San Pablo emplea con frecuencia el término griego eikwn, icono. En sus cartas lo usa nueve veces, aplicándolo tanto a Cristo, icono perfecto de Dios (cf. 2 Co 4, 4), como al hombre, imagen y gloria de Dios (cf. 1Co 11, 7)".

------------------------------------------------------------------

El hombre es imagen de Dios, porque fue hecho a su imagen y semejaza:

"Dios creó al hombre para la incorruptibilidad, le hizo imagen de su misma naturaleza" (Sb 2 23).

-----------------------------------------------------------------

Así lo enseña a decir el papa Benedicto XVI:

"El hombre sigue siendo imagen de su Creador" (11 de mayo de 2011).

El Catecismo de la Iglesia católica afirma que el hombre sigue siendo imagen de Dios incluso siendo hombre pecador:

«Por la creación Dios llama a todo ser desde la nada a la existencia... Incluso después de haber perdido, por su pecado, su semejanza con Dios, el hombre sigue siendo imagen de su Creador. Conserva el deseo de Aquel que lo llama a la existencia. Todas las religiones dan testimonio de esta búsqueda esencial de los hombres» (n. 2566).

-----------------------------------------------------------------

La plenitud de la semejanza la alcanzaremos cuando veamos a Dios:

"Ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando Él se manifieste, seremos semejantes a Él, porque lo veremos tal cual es" (I Juan 3,2).

 

La beata Kafka
Quitar el crucifijo