....China Comunista en el siglo XXI.........HISTORIA UNIVERSAL...... ...Hispanidad Futura. ......CRISTIANDAD FUTURA......

 

El presidente de China Comunista insiste en 2015 en que toda religión en China debe someterse a la dictadura comunista

Asia News/InfoCatólica 22/05/15

En una reunión con el Frente Unido, el presidente chino, Xi Jinping, ha reafirmado la dictadura del Partido Comunista en la guía de las religiones y ha advertido contra la dependencia de las fuerzas extranjeras. En la mira los musulmanes de Xinjiang, los budistas del Tíbet, pero también los católicos en comunión con el Papa, obispo de Roma. Las religiones en China, ha sentenciado deben ser «chinas» y libres de cualquier «influencia extranjera», integrarse en la «sociedad socialista» y bajo la dirección del Partido Comunista deben «servir al desarrollo de la nación».

Es cuanto ha señalado el presidente Xi Jinping en su reunión con representantes del Frente Unido que duró tres días y terminó ayer.

El Frente Unido es un grupo que reúne a todos los pequeños partidos no comunistas en China, junto con representantes de las asociaciones de la industria, el comercio y los diversos grupos étnicos y religiones en el país. Los analistas lo ven como un símbolo vacío de la «democracia» en China, que no socava la hegemonía del Partido único. El Frente Unido, de hecho, no tiene poder y está dirigido por el Comité Central del Partido Comunista de China.

La reunión se celebró en la capital, Xi destacó desde el principio que es fundamental para mantener el liderazgo del Partido Comunista de China y que cualquier cooperación de los partidos más pequeños y cualquier política debe estar guiada por el Partido.

En cuanto a las religiones, Xi reconoció que las personas son influenciadas por la religión. El Frente Unido se encarga de recogerlas «para servir mejor al desarrollo, la armonía y la unificación del país.»

«Es necesario - agregó - un esfuerzo activo para incorporar la religión en la sociedad socialista»

Explicó que las religiones en China deben ser «chinas», deben ser «chinizadas». Por esta razón, el desarrollo de las religiones en China debe «ser independiente del exterior».

Mismo discurso de siempre

Las declaraciones de Xi no hacen sino repetir lo que ya se ha dicho muchas veces en el pasado por los dirigentes chinos. El mismo Jiang Zemin, cuando en los años 90 fue secretario general del Partido, había apreciado la contribución de las religiones a la sociedad socialista, pero advirtió al Partido contra la «contaminación ideológica» de Occidente, que también incluía al Cristianismo, visto como una religión occidental.

Un lema típico del maoísmo, que se repite hasta hoy, denuncia «el peligro» de los grupos religiosos que tratan de derribar a China (en este caso, el comunismo en China) «bajo el manto de la religión». Incluso el Vaticano fue acusado por Mao como «el perro callejero del capitalismo», que todavía es vista como una «potencia extranjera», que «bajo el manto de la religión», pretende manipular «los asuntos internos de China».

La psicosis conspirativa dirigida principalmente a los musulmanes de Xinjiang y los budistas tibetanos que, según Pekín, son incitados por los predicadores fundamentalistas islámicos y el Dalai Lama. Pero la psicosis también alcanza a los católicos: el mandato papal que descansa sobre el nombramiento de los obispos se evalúa como «injerencia en los asuntos internos de China». De ahí el énfasis en la «localización» y «chinización» de toda religión.

«En este caso - dice un chino católico - chinizar significa cambiar la naturaleza de nuestra religión, del Papa como un punto de referencia de la unidad espiritual».

Recientemente, el Vaticano y el Papa Francisco han lanzado muchos signos de distensión y amistad hacia China, esperando la apertura de las negociaciones diplomáticas, lo que generó gran optimismo acerca de una respuesta positiva en Beijing y Xi Jinping. En las palabras del Presidente de China en estos días parece que no hay mucha abertura.

El programa de la gran persecución ya ha sido formulado

Los dogmas y la propia Biblia contienen infinidad de formulaciones incompatibles con las normas imperantes en los principales miembros de la ONU. En cualquier momento se hará obligatorio acomodar y adecuar los primeros a las segundas. Esto será mucho más cruento que la persecución existente ya en Asia y África. Pero también mucho más feliz y esperanzador. Y además al final Jesús mismo hará fracasar el poder anticristiano y serán adecuadas y acomodadas las normas a los dogmas y a la Biblia.

Hillary Clinton, a pesar de sus dolencias de las que ha dejado de hablarse, parece que va a ser llevada a ser la cara visible del poder. Y se prefigura como la candidata principal a la nominación por el partido demócrata a la presidencia de los USA. 10 de junio de 2015

Hillary Clinton da la consigna el 24 de abril de 2015 de que los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales

10 de junio de 2015