... .. .Explicaciones y desarrollos. .. ...Hispanidad ....CRISTIANDAD FUTURA.

La Iglesia le ahorra al Estado más de 30.000 millones anuales

11.05.2011 DIARIO FORUM LIBERTAS

A pesar de la ingente labor social que la Iglesia católica lleva a cabo en España, de vez en cuando surge alguna voz interesada, con el respaldo de determinados medios de comunicación, que critica unos supuestos privilegios de la Iglesia como beneficiaria del reparto de los recursos del Estado.

Sin embargo, ninguna de estas voces críticas entra a valorar en términos económicos las aportaciones que las entidades católicas hacen a la sociedad y que suponen un ahorro de miles de decenas de millones de euros para las arcas públicas, un ahorro que proviene en gran medida de las aportaciones de los fieles o de contraprestaciones por los servicios que realiza.

De hecho, lo que la Iglesia ahorra al Estado con su labor asistencial, educativa, sanitaria o de mantenimiento del Patrimonio Cultural, entre otras actuaciones, oscila aproximadamente entre 30.000 y 32.000 millones de euros al año. Son actividades, todas ellas, en las que el Estado tendría que invertir dinero si se hiciera cargo de ellas.

En el terreno educativo

Las cifras de la Iglesia católica hablan por si solas. Por ejemplo, en el terreno educativo, con los 5.141 centros de enseñanza concertada existentes que acogen a más de un millón de alumnos, el Estado se ahorró en 2008 un total de 4.148 millones de euros, según datos de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Cabe recordar que lo que el Estado aporta por plaza es inferior al coste real de la plaza si fuera de escuela pública, con lo que el resto se lo ahorra.

Sanidad

Otro tanto sucede con los hospitales, donde el Estado se ahorra más de 5.600 millones; o los ambulatorios, dispensarios, asilos y otros centros de atención social o sanitaria, con un ahorro de más de 4.200 millones de euros.

Los centros de reeducación para marginados sociales, ex prostitutas, ex presidiarios o ex toxicómanos suponen ahorrar otros casi 190 millones; y los orfanatos, más de 98.

Al mismo tiempo, Caritas, Manos Unidas y el Domund ahorran al Estado casi otros 230 millones de euros.

A todo esto habría que sumar que casi la totalidad de las personas que trabajan o colaboran con Cáritas o Manos Unidas, entre otras organizaciones de Iglesia que trabajan para ayudar a los más desfavorecidos, son voluntarios que no cobran nada a cambio del trabajo que realizan para ayudar a los demás.

En ese sentido, cabe preguntarse en cuánto habría que cuantificar su trabajo, que también se ahorra el Estado.

Asimismo, hay que valorar también que la Iglesia católica cubre el 80% del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio histórico-artístico español.