HISTORIA DE ESPAÑA
HISTORIA UNIVERSAL

La hominización

Esta es la cuestión de la hominización, incluida por la LOGSE en el currículo de Historia de Secundaria y que sigue siendo tras la LOE una cuestión histórica primordial:
Puesto que han dejado huellas de que son hombres, ¿cómo y cuándo llegan a serlo?
Son ya hombres (varones y mujeres), porque son racionales, tienen ya inteligencia humana, lo que Aristóteles llamó alma, que no se la han dado a sí mismos los primates, aún animales, de los que procede probablemente su cuerpo, pero no su capacidad de conocer racionalmente y de ser conscientes de ello.
Esta alma racional la tiene el hombre, como se demuestra filosóficamente, porque Dios se la da a cada uno,
lo mismo al primero que entonces pasó así de animal a animal racional,
que hoy a todo hombre (varón o mujer) cuando es engendrado.
Es una demostración filosófica, no teológica.
El
genoma del chimpancé se ha demostrado en 2005 que es en un 99% igual al del hombre actual. Por consiguiente, el australopiteco difiere del primer hombre en menos todavía de ese 1% en su genoma. Esas diferencias entonces y hoy sólo explican la diferencia física entre el hombre y esos animales. Como la diferencia entre el hombre y el animal es inmensamente mayor que esa pequeña diferencia en el genoma, eso demuestra que lo intelectual, que es en lo que difieren, es inmaterial, como también está demostrado filosóficamente por otras vías, porque el alma racional y sus funciones intelectivas y volitivas son inmateriales.

La existencia del alma humana y su creación por Dios se demuestran por la sola razón natural.
Son temas de filosofía.
Como la existencia de Dios y su demostración con la sola luz de la razón.
La fe es otra cosa.
"Este elengantísimo sistema de los planetas y cometas no pudo ser producido más que por y bajo la invención y el dominio de un Ser Inteligente y Poderoso"
(Isaac Newton: Principia Mathematica, 2ª ed., escolio gen.).

---------------------------------

Entoces se dan de hecho dos actitudes, cuando la mente humana llega a atisbar la existencia de Dios, como todo el mundo vislumbra y algunos llegan a demostrar indirectamente y analógicamente, pero con certeza a partir de los seres de la naturaleza material: una actitud es responder con la fe en Dios a la gracia con la que Dios invita y sugiere suavemente a todos a creer en Él, a cuya existencia se ha llegado con la luz natural de la razón, con la fe que está más allá de la razón y de las deducciones de la experiencia de las cosas tangible. La otra actitud es no aceptar esa tenue sugerencia que es la gracia, seguir sin tener fe en Dios y retroceder con mayor o menor alarma de los atisbos a los que la razón natural ha llegado a través de la experiencia de las cosas y de lo que de ellas se deduce; y buscar refugio en el materialismo, en el cientificismo, en la negación del poder de la mente para conocer la realidad natural, las causas, la analogía, o en la espera de algo que explique la causa de la existencia de las cosas del universo y sus propiedades. Ese algo ya le ha llegado a esa mente humana y le llegará una y otra vez.

La razón lleva a la fe, pero no es la fe; la fe no es la demostración de la existencia de Dios; la fe es creer en Dios más allá de esa demostración.

Y la fe es la gracia que consolida a la razón en sus atisbos o demostraciones de la existencia de Dios. Porque esta demostración es de razón natural en sí misma, pero para cada uno tiene sus dificultades que le pueden llevar a volverse atrás. El que no tiene fe y no se decide a tenerla rechaza con un asustado "no puede ser" lo que la razón le presenta y elige el prejuicio frente a la filosofía. Renuncia al amor al saber. Renuncia a atreverse a pensar, porque la razón le lleva a conocer la existencia de Dios. Y lo que viene después es la fe en Dios. Y después, obrar en consecuencia.

Negar a Dios contra su razón también es considerarse el ser supremo, individualmente, él mismo, lo cual es una locura; o bien considerar como ser supremo al hombre colectivamente, lo cual lleva a todas las tiranías y atrocidades; o bien a la creencia de que la materia es omnipotente y produce lo inmaterial, la mente humana, su voluntad y amor, lo cual es absurdo, contrario a la razón y a la experincia, es anticientífico. Son refugios que no ponen bien a cubierto de lo que dice la razón y lo que indican las cosas sobre la existencia de Dios, ni impiden las continuas aunque tenues llamadas del propio Dios a creer en Él, que son las ideas u ocurrencias de que Dios existe y que hay que creer en Él

------------------------------------------------------

White y Lovejoy han demostrado que el hombre no desciende del australopitecus, sino que ambos descienden de un hipotético antepasado común. Así lo dieron a conocer en octubre de 2009 en Science, como resultado de diecisiete años de investigaciones.

La evolución supone una creación previa y la teoría de la evolución puede ser considerada como algo más que una mera hipótesis

«Actualmente conocemos varias especies de posibles candidatos a primeros miembros de nuestra familia biológica, la de los homínidos, pero no estamos seguros de cuál fue el primero en separarse de la rama evolutiva que condujo a los chimpancés. Ahí tenemos un nuevo eslabón perdido.

»Tampoco conocemos cuál fue el género de homínido que dio lugar a los australopitecos, lo que representa un nuevo eslabón perdido. Ni cuál fue el australopitecino que dio lugar a los primeros humanos, si es que fue de una especie de australopiteco de la que apareció el género humano. Lo que implica un nuevo eslabón perdido.

»Igualmente se discute cuál fue la primera especie humana existente. Y así muchas otras cuestiones. De modo que ya no estamos ante un eslabón perdido, sino ante un buen número de ellos».

«A principios de los años noventa se pensaba que los humanos actuales descendían de Ramapithecus, que habrían evolucionado hacia los Australopithecus, de los que solo se conocían dos especies; una de las cuales habría dado lugar a Homo habilis, éste a Homo erectus del que habrían surgido los neandertales y los Homo sapiens, nosotros.

»Pues bien, hoy todo esto ha cambiado radicalmente Empezando por el hecho de que ya no se acepta la existencia de los Ramapithecus, y continuando por el descubrimiento de tres posibles géneros de primeros homínidos anteriores a los australopitecinos, de los que se han descubierto cuatro nuevas especies a sumar a las dos ya conocidas. Y lo mismo sucede con las especies humanes existentes. En las dos últimas décadas, algunos investigadores proponen la existencia de numerosas especies humanas (Homo georgicus, Homo antecessor, Homo cepranensis y tantas otras)».

«Si por “hipótesis de Darwin” entendemos que la vida se ha desarrollado evolutivamente, a partir de un antepasado común a todos los vivientes, entonces podemos decir que numerosas ramas de la ciencia, infinidad de experimentos y una enorme cantidad de investigadores han proporcionado evidencias de la veracidad de esta idea; de modo que la teoría de la evolución puede ser considerada como algo más que una mera hipótesis. Hay muchos datos que la avalan.

»Otra cosa bien distinta es si la evolución procede siempre a través de los mecanismos descritos por Darwin. Aquí las discusiones entre los especialistas todavía despiertan pasiones.

«Para que haya evolución ha de haber habido antes creación. La creación no implica necesariamente la evolución, pero la evolución sí que supone una creación previa».

(Carlos Alberto Marmelada, exdirector del departamento virtual de Evolución Humana del Gobierno de Murcia,
en entrevista de
Enrique Chuvieco / ReL 7 de febrero de 2014)

El Adán cromosómico Y es de la misma época que la Eva mitocondrial y de ellos desciende toda la humanidad actual, según los hallazgos de 2013 para el Adán cromosómico Y y de 1986 para la Eva mitocondrial