.. .HISTORIA DE ESPAÑA..
La negociación de Zapatero con la ETA de 2005 a 2007 y la siguiente.......HISTORIA DE NAVARRA......

El relato de 2011 por Eguiguren de la negociación del PSOE con la ETA desde 2001

LD Mariano Alonso 2011-12-04

El País publica este domingo, 4.12.2011, el adelanto de una obra que estará en los próximos días en las librerías: ETA Las Claves de la Paz Confesiones del negociador . El negociador es el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, que firma la obra junto al periodista del diario de PRISA Luis R. Aizpeolea. Ambos desvelan asuntos claves de una negociación a dos bandas con ETA, mediante sendas mesas, la del Gobierno y los terroristas y la de los socialistas vascos, el PNV y la ilegal Batasuna.

Sin embargo, su relato se contradice en parte con lo publicado por Aizpeolea hace cuatro años, particularmente en lo que afecta a la participación en el proceso de José Luis Rodríguez Zapatero. Quizá el papel del secretario general del PSOE era una de las cuestiones que molestaban a Alfredo Pérez Rubalcaba, quien según el periodista de El Mundo Santiago González detuvo la publicación del libro, que ahora ve la luz de la mano de Aguilar, cuando era ministro del Interior.

Lo cierto es que hace cuatro años, en un amplio reportaje (quizá premio de consolación por no haber podido sacar el libro) titulado Así fue el diálogo con ETA Aizpeolea relataba cómo Eguiguren comenzó sus conversaciones con Arnaldo Otegi en 2001, al mismo tiempo que Zapatero firmaba en La Moncloa con José María Aznar el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo.

Unos contactos de los que, decía el periodista de El País, el presidente de los socialistas vascos informó a su secretario general, Patxi López, y ambos a Zapatero antes de las elecciones de 2004. Esta versión es la que cambia ahora en este libro, donde se dice que Eguiguren "ni conocía" a Zapatero y que le llamó repetidamente a La Moncloa tras su llegada al poder para informarle de sus gestiones sin obtener respuesta.

Fue durante un Congreso del PSE en Guipúzcoa cuando pudo informar personalmente al número dos del PSOE, José Blanco, "nos encerramos en un cuartucho y le conté, de arriba abajo, todo lo sucedido hasta entonces. Me dijo que hablaría con quienes tenía que hablar y que se comunicaría conmigo. A partir de ahí se estableció un cauce más o menos oficial a través de Alfredo Pérez Rubalcaba, que fue nombrado por Zapatero portavoz en el Congreso" y así describe Eguiguren sus primeros contactos con Rubalcaba "Lo que me dejó realmente sorprendido fue que con cuatro cosas que le dije, lo entendió todo al instante. Lo que teníamos entre manos y el riesgo que corríamos. Nunca he conocido a nadie tan rápido de reflejos".

Eguiguren, el negociador, reclama su protagonismo y califica de leyenda la versión (de la que se hizo eco su socio editorial Aizpeolea) de que fue la ETA la que tomó la iniciativa enviándole una carta a Zapatero nada más llegar a La Moncloa para iniciar el diálogo. Dice sobre la misiva que "la envió ETA en el verano de 2004 porque nosotros ya habíamos establecido la manera de hacerlo. Me habían avisado, estando de vacaciones en Badajoz, de que el cartero llamaba. Recogí la carta y se la entregué a Rubalcaba en Santander, para que a su vez la entregara en La Moncloa".

Las advertencias de la ETA antes de la T-4

De lo más novedoso que aporta el libro, a la espera de su publicación íntegra, son los contactos en los días previos al atentado de la T-4 que terminó con la vida de Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate. Acción de la ETA que, como reconoce El País, no impidió que la negociación continuara "en secreto" durante 2007. Los contactos se produjeron entre Jesús Eguiguren y los otros emisarios del Gobierno (el jurista Gómez Benítez y el ex ministro Javier Moscoso) y el jefe etarra Thierry, que había tomado el relevo del prófugo Josu Ternera.

El 11 de diciembre de 2006 los representantes del Ejecutivo le garantizan al jefe de la banda terrorista que "no obstaculizarán" la legalización de Batasuna, posteriormente Thierry y Eguiguren almuerzan juntos y el etarra, después de decirle que pueden atentar "donde queramos y como queramos" le advierte: "Si se rompe el proceso, esto va a ser Vietnam". Advertencia que llegaría, por los cauces adecuados, al presidente del Gobierno y que no le impidieron comparecer triunfal ante los medios en La Moncloa el día 29 de diciembre de 2006, cuando pronunció su famosa frase: "respecto a ETA, estamos mejor que hace un año y el año que viene estaremos aún mejor". A esa misma hora los etarras colocaban el explosivo que al día siguiente haría trizas la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas y terminaría con la vida de Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate.

El encuentro de Patxi López con Otegi, pactado al milímetro

Antes del atentado de la T-4, Zapatero abrió formalmente el diálogo con la ETA, que en realidad llevaba activo al menos un lustro. Fue en junio de 2006 en los pasillos del Congreso, seis días después de la segunda reunión en Lausana (Suiza) entre Eguiguren y Josu Ternera. Una semana más tarde se reunían en un hotel de San Sebastián, con luz y taquígrafos, dos delegaciones del PSE encabezadas por Patxi López y Arnaldo Otegi, algo por lo que el hoy Lehendakari llegaría a sentarse en el banquillo junto a Juan José Ibarretxe, aunque ambos fueron absueltos por el Tribunal Superior vasco. Sobre ese encuentro dice Eguiguren: "Pensamos que aquella reunión facilitaría la consideración de la izquierda abertzale como interlocutora política. Incluso pactamos con Otegi las declaraciones previas al anuncio de aquella reunión."

Por lo demás, en ETA Las Claves de la Paz se establece el acuerdo básico entre la ETA y el Gobierno Zapatero. La banda terrorista aseguraba que no habría "acciones contra personas" y el Ejecutivo a que no hubiera detenciones.

-------------------------------------------------------------------------

La ETA ofreció en 2009 desmantelarse en 2 años a cambio de un pacto sobre la entrega de Navarra

DN . PAMPLONA 6/12/2011

El jefe político de la ETA, Francisco Javier López Peña, alias Thierry, ofreció a los enviados del Gobierno de Rodríguez Zapatero desmantelar la ETA en dos años si antes se llegaba a un pacto sobre Navarra, para crear un "marco jurídico-político" común con las tres provincias vascas. La oferta llegó en mayo de 2007, cuatro meses después del atentado mortal de la T-4 en Barajas, que puso fin oficialmente al proceso de paz que el Gobierno había iniciado con los terroristas.

Así lo relata el secretario general de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, en una "recreación", publicada ayer por el diario El País, de las "conversaciones" que mantuvieron con los etarras para retomar el diálogo después de aquel atentado. Eguiguren fue uno de los tres interlocutores, junto al ex ministro socialista Javier Moscoso y el abogado y vocal de Consejo General del Poder Judicial, José Manuel Gómez Benítez, elegidos por el entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para hablar con ETA en nombre del Gobierno durante el proceso previo al atentado.

Después de la explosión de la furgoneta bomba en Barajas, que se cobró la vida de dos ecuatorianos, afincados en Madrid, Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio el 29 de diciembre de 2006, la ETA remitió una carta a Zapatero, en la que solicitaba al Gobierno retomar el diálogo para poner fin a la violencia terrorista y calificaba los asesinatos como "un accidente".

Pese a las reticencias iniciales, los contactos con la banda se reanudaron en secreto unos meses más tarde, según relata Eguiguren en el libro "ETA, las claves de la paz" que saldrá publicado estos días y en el que reconstruye cuándo, dónde, con quién y cuántas veces se reunieron los enviados del Gobierno con los etarras. Contactos que durante mucho tiempo fueron negados por el Gobierno de Zapatero.

Eguiguren cita al menos seis reuniones: tres primeros encuentros los días 30 y 31 de marzo y el 1 de mayo entre Thierry y Gómez Benítez, y otros tres más en mayo, a los que se sumó Eguiguren. Por parte de la ETA sólo acudió el jefe político de la banda. Según el socialista, los contactos no se tradujeron en "una negociación real" puesto que el Gobierno exigió antes a la ETA que condenase el atentado de Barajas y un compromiso de que no habría nuevos atentados para retomar el proceso.

Por su parte, Thierry, además de recordar que la izquierda abertzale no iba a poder concurrir a las elecciones municipales por hallarse ilegalizada, insistió en llegar antes a un "acuerdo político" con la inclusión de Navarra y el "derecho a decidir" de los ciudadanos de los "cuatro territorios" (Navarra y las tres provincias de la Comunidad Autónoma Vasca). El 21 de mayo, ambas partes determinaron que las posturas eran "irreconciliables" y certificaron la "ruptura definitiva " del proceso, siempre según Eguiguren.

Navarra a cambio del cese

Según la reconstrucción de esos encuentros que hace el diario El País, a partir del relato de Eguiguren, Thierry acudió a la reunión del 1 de mayo de 2007 con una "propuesta de acuerdo político" para que la firmasen los partidos antes de las elecciones municipales. En ella, incorporaba el "compromiso de crear un marco jurídico-político para los cuatro territorios y un reconocimiento del derecho a decidir".

En la siguiente reunión, fechada el 14 de mayo de 2007, Eguiguren afirma que el proceso "se ha roto" con la T4 y sólo puede "reiniciarse" si la ETA se compromete a no volver a atentar, aunque advierte de que "el Estado de derecho no va a dejar de funcionar" por ello, si bien "el objetivo de paz del Gobierno es sincero". Por su parte, Thierry achaca la responsabilidad del atentado al Gobierno "por incumplir los acuerdos", pero "no es el fin del proceso de paz". "Queremos que se cree la mesa política; si en ella se llega a un acuerdo sobre la unidad territorial (de Euskadi y Navarra) y el derecho a decidir, ETA será desmantelada" recrea El País en boca del etarra.

El diario añade que, en un aparte con Eguiguren, Thierry abunda en esta oferta: "Tenéis diez días para llegar a un acuerdo sobre Navarra. Te propongo que redactemos una cláusula secreta para fijar el final en dos años". Cuando el socialista vasco le contesta que "esta tanda de reuniones no es de negociación", Thierry le vuelve a ofrecer "un pacto para 5 años".

En la siguiente reunión, el 16 de mayo de 2007, según atestigua Eguiguren, los enviados del Gobierno afirman que "no han ido a hablar de Navarra ni de política" sino del compromiso de alto el fuego de la banda. "Habrá alto el fuego permanente si hay acuerdo político" les replicó Thierry. "¿Va primero el acuerdo político o el militar", inquirió Eguiguren. "Primero, el acuerdo político: Navarra" responde el terrorista, que añade "Y Batasuna debe poder presentarse a las elecciones".

Eguiguren concluye de esto que la ETA "no habla en serio" y solo pretende "responsabilizar" al Gobierno de la ruptura del proceso. Así, en la siguiente cita, el 21 de mayo de 2007, se pone fin a los contactos, porque los emisarios del Gobierno aseguran no tener "nada nuevo que ofrecer", a lo que el etarra responde: "Lo que habéis ofrecido hasta ahora es insuficiente".

--------------------------------

Mayor Oreja asegura en 2011 que "lo peor está por ver" en el "proceso" diseñado por la ETA y el Gobierno socialista con Otegi lehendakari y "la crisis de España como nación"

En la crisis económica estamos en el tránsito entre la mentira y la verdad

En la crisis de la política antiterrorista estamos en el auge de la mentira más envenenada

LD Pablo Montesinos 2011-12-05

Jaime Mayor Oreja advierte de que aún faltan tres piezas en el "proceso" diseñado por la banda terrorista ETA y el Gobierno socialista, y que tendrá una primera parada en las elecciones autonómicas vascas y como colofón "la crisis de España como nación". Un diagnóstico, elaborado para Libertad Digital, que le lleva a decir que "de esta herencia envenenada, lo más grave está por ver".

Así se lo ha transmitido, tanto en público como en privado, al presidente en ciernes. Y muestra su respaldo a las futuras políticas que emprenda en este sentido Mariano Rajoy porque "soy pieza del PP y si no tuviera confianza en el futuro Gobierno, no militaría". Ahora bien, de su pormenorizado análisis se auguran fricciones importantes.

El primero de los palos de la estrategia Gobierno-ETA no es otro que la presentación de Arnaldo Otegi "como candidato, y no como preso". Recuerda, en este sentido, que en 2012 habrá una resolución clave del Tribunal Supremo que, en caso de favorable, le permitiría presentarse como candidato al Ejecutivo vasco. "Es muy importante que sea el candidato, de lo que se trata es de ganar al PNV que, a día de hoy, no lo tiene".

La política penitenciaria es el segundo de los elementos de interés. Para Mayor Oreja, está constatado el acercamiento de [terroristas] presos a cárceles próximas al País Vasco y "qué duda cabe" que será una de las "reivindicaciones" de la banda. Por último, y como tercer punto, "la legalización de su brazo político, Sortu", tras ceder con Bildu y Amaiur.

Las palabras de Jesús Eguiguren

Un panorama tan complejo que el exministro del Interior asegura que "de la misma manera que en la crisis económica estamos en el tránsito entre la mentira y la verdad, en esta crisis (la de la política antiterrorista) estamos en el auge de la mentira, de la mentira más envenenada". Por lo que, ya pone sobre aviso: "Lo más grave está por ver".

Así lo entiende tras comprobar "hasta qué punto y hasta qué extremo se habían roto los diques del sentido común", una vez el presidente del PSE, Jesús Eguiguren, confirmó la semana pasada el secreto a voces "de los contactos" y, que encima, "quede constancia en un libro, intentando comercializar un tema de tanto dramatismo que tendría que escandalizarnos a todos".

El líder de los populares españoles en la Eurocámara no gasta "un segundo" en pedir "el imposible" de que Eguiguren dimita, y pone el énfasis en que "detrás de él están José Luis Rodríguez Zapatero y todo el PSOE". "Es una ingenuidad pensar que no están detrás de él. No se puede responsabilizar el error en una persona en concreto, detrás está todo el Gobierno", señala.

"Lo que se atenúa con este relativismo es que, en esta sociedad, todo es posible. Hasta el extremo de que los coqueteos de un Gobierno democrático con una organización terrorista se desdramatiza -en el relato de Eguiguren-, cayéndose pilares esenciales", argumenta Mayor Oreja, que se queja de que "¡cuántas veces hemos escuchado que la política de Zapatero ha sido igual que la de Aznar!".

Y lo que viene aún será peor, ya que "de un mal proceso de paz, de un proceso pactado, pasamos a un desafío, a una crisis de nación", y los precedentes no son buenos: "En las primarias entre los nacionalistas ha ganado ETA y a la cabeza de los escaños en el País Vasco también está ETA". Es, en palabras de Mayor Oreja, "un proyecto de ruptura" en el que "se ha llamado paz a una mentira".

----------------------------------------------------------------------

Historia de una claudicación

La hoja de ruta del Gobierno socialista, plagada de guiños y cesiones a la ETA

LD MARIANO ALONSO 2011-10-22

Desde que llegó a la secretaría general del PSOE en el año 2000, Zapatero ha prestado especial atención a la ETA. Pero si con una mano firmaba el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo con la otra, y a la espalda del PP y de la opinión pública, abría una auténtica negociación política con los etarras. Un proceso en el que ha sido clave el presidente de los socialistas vascos, Jesús Egiguren, y para el que el presidente del Gobierno siempre confió en el hoy candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. El relato de los hechos se remonta una década atrás, y comienza en el muy solemne salón de tapices de La Moncloa.

2001

Zapatero firma en La Moncloa el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo con Javier Arenas, secretario general del PP, y el presidente del Gobierno José María Aznar. Él mismo lo propuso, cuando Nicolás Redondo Terreros lideraba el PSE.

Pocos meses después, el presidente de los socialistas vascos, Jesús Egiguren, empieza a pergeñar el proceso de negociación en encuentros secretos con Arnaldo Otegi en el caserío gipuzcoano de Txillarre, propiedad del antiguo militante troskista Pello Rubio. Contactos negados muchas veces por el propio Zapatero, por ejemplo en una entrevista en El País de abril de 2005:

Pregunta: Otegi ha hablado de contactos con socialistas...

Respuesta: En absoluto. El Partido Socialista no ha mantenido ninguna relación con personas que puedan representar a la extinta Batasuna. No ha habido ni hay relación alguna, ningún diálogo.

Según el periodista del diario de PRISA, Luis R. Aizpeolea, Egiguren informó de sus encuentros con Otegi al líder de los socialistas vascos Patxi López y ambos a Zapatero poco antes de las elecciones que le llevarían a la Moncloa.

2004

Mayo: el día 22 (el mismo que la boda de los Príncipes de Asturias) Egiguren intenta infructuosamente que la Iglesia se implique en el proceso, pero recibe la negativa del Cardenal vasco-francés Roger Etchegaray, con quien se reunió en Roma

Agosto: En su primer verano en La Moncloa, Zapatero recibe una carta de la ETA, de la que ha hablado mucho pero que nunca ha enseñado. Según su versión, en la misiva la banda terrorista le ofrecía entablar una negociación para dejar el terrorismo sin recibir nada a cambio a nivel político.

Noviembre: Otegi, en el celebérrimo mitin de Anoeta, habla de las dos mesas de diálogo (una Gobierno-ETA para hablar de presos y otra de los partidos, incluida Batasuna) para decidir el futuro político del País Vasco.

2005

Enero: Otegi le envía una carta a Zapatero, supervisada por Egiguren, proponiéndole "un final dialogado de la violencia". El presidente del Gobierno responde afirmativamente "si se dan las condiciones necesarias" al día siguiente durante un mitin en San Sebastián.

Junio: comienzan las negociaciones en Ginebra, con la Fundación Henri Dunant de testigo. Las llevan a cabo Jesús Egiguren y el etarra Josu Ternera, que le expresa al socialista su satisfacción porque la interlocución sea "política" y no "judicial". Egiguren se mantenía en estrecho contacto telefónico con Rubalcaba, entonces portavoz parlamentario del PSOE.

Julio: Tras 22 días de intensas negociaciones se alcanza un acuerdo por el que la ETA anunciaría un alto el fuego y el Gobierno relajaría la actividad policial y permitiría la vuelta de Batasuna a la legalidad. Las actas de ese acuerdo están en poder, como es lógico, de la fundación Henry Dunant, presidida hoy por el socialista Javier Solana. Ese mismo verano Zapatero informó a Rajoy de lo acordado.

Noviembre: el acuerdo termina de perfilarse en Oslo, también a través del centro Henri Dunant. Los servicios secretos noruegos se ocupan de las labores de seguridad.

Diciembre: el último día del año Ternera le comunica a Egiguren que en unas semanas llegará el comunicado de la ETA.

2006

Marzo: el día 22 la ETA declara el alto el fuego.

Mayo: un chivatazo policial desbarata una operación en el bar Faisán de Irún contra la trama de extorisón de la ETA. El conocido a partir de entonces como Caso Faisán permanece archivado por el juez Garzón tras las primeras pesquisas de Fernando Grande Marlaska. Después de la suspensión de Garzón como magistrado, su sustituto Pablo Ruz reanuda la investigación y llega a procesar a tres ex altos cargos de Interior, incluido el ex director general de la Policía, Víctor García Hidalgo, hoy secretario de organización del PSE en Álava. Un pleno especial de la Sala de lo Penal convocado el pasado septiembre por su presidente, Javier Gómez Bermúdez, decide que no hay pruebas suficientes contra esos tres mandos policiales y le pide a Ruz que vuelva a elaborar el auto.

Junio: El día 29 Zapatero, siguiendo lo acordado con Ternera, anuncia el inicio del diálogo en los pasillos del Congreso. Durante aquellos días, según cuenta Santiago González en su reciente libro Lágrimas Socialdemócratas el presidente del Gobierno les dijo a unos diputados socialistas en los pasillos del Congreso: "Dentro de unos meses vais a ver cómo ETA se rinde ante este general" mientras se tocaba repetidamente la punta del esternón con el dedo índice.

Septiembre: se pone en marcha la mesa de partidos entre PSE, PNV y Batasuna, la encargada de abordar la negociación política. Los encuentros se celebran en la localidad gipuzcoana de Loyola.

Octubre: la ETA roba 350 pistolas en Francia.

Diciembre: Encuentro Gobierno-ETA al que ya no acude Josu Ternera pero sí Egiguren, junto al ex ministro de Felipe González Javier Moscoso. Los terroristas plantean sus exigencias políticas, la autodeterminación y la anexión de Navarra. Los emisarios del Ejecutivo aceptan una institución común compartida entre el País Vasco y la Comunidad Foral.

El día 29 Zapatero pronuncia su famosa frase "estamos mejor que hace un año y el año que viene estaremos mucho mejor". Mientras lo decía un comando de ETA colocaba el explosivo que al día siguiente destrozó el aparcamiento de la T-4 y terminó con la vida de Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate.

2007

Pese a que se afirmó que "el proceso está roto" como dijo un indignado Rubalcaba en respuesta a las dudas del entonces portavoz de Justicia del PP, Ignacio Astarloa, lo cierto es que se reanudó pese a la T-4. Y que se hizo con un emisario muy cercano al ya ministro del Interior, José Manuel Gómez Benítez, hoy vocal del CGPJ. A esa nueva tanda de negociaciones el Gobierno se presentó con nuevas cesiones en su hoja de servicios, principalmente dos: el traslado a un hospital de San Sebastián del etarra De Juana Chaos tras un simulacro de huelga de hambre y la aceptación de la mitad de las listas de ANV, la nueva franquicia etarra, para las municipales de 2007. De esta forma, el brazo político de la ETA pasó a gobernar cuarenta ayuntamientos y a tener más de cuatrocientos concejales en municipios vascos y navarros. Todo siguiendo la doctrina del Fiscal General, Cándido Conde Pumpido, de que las togas debían mancharse "Con el polvo del camino".

SEGUNDA LEGISLATURA

En su segundo mandato, la política de Zapatero en materia antiterrorista ha estado marcada por los siguientes guiños a la ETA.

Acercamientos de terroristas presos de la ETA a la cárcel alavesa de Nanclares de Oca. Rubalcaba llegó a decir, en el verano de 2010, que no había reclusos terroristas.

Facilitación del trabajo de los llamados mediadores internacionales, en particular del sudafricano Brian Currin. Algo que culmina en octubre de 2011 con la celebración de la llamada Conferencia de Paz.

Legalización de Bildu por el Tribunal Constitucional, en contra del criterio del Tribunal Supremo, lo que ha permitido a la nueva franquicia etarra aumentar su representación institucional tras las municipales y forales de mayo de 2011. Una legalización que se produjo por la mínima (seis votos a cinco) después de muchos pronunciamientos del nacionalismo vasco y del PSOE para que se enmendase la plana al Supremo. Bildu gobierna ahora la Diputación de Gipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastián. Muchos concejales del PNV en pueblos dominados por la franquicia etarra intentan huir de su control fiscal.

Si no hay ninguna decisión judicial en contra, Bildu concurrirá a las generales del 20-N con mejores perspectivas que nunca. Algunos pronósticos hablan de grupo parlamentario propio e incluso que pueda amenazar la hegemonía del PNV en el Parlamento español como representante máximo del nacionalismo vasco. Preludio todo ello del que puede ser el gran momento del mundo batasuno, la victoria en las autonómicas de 2013, que podría llevar a Arnaldo Otegi al Palacio de Ajuria Enea. Por lo escuchado y leído desde el comunicado de la ETA, hay quien piensa que, si llegara el caso, la llamada izquierda aberzale renunciaría a sus objetivos políticos.

---------------------------------------

Eguiguren revela en 2011 que la ETA y el Gobierno hablan "desde hace tiempo" y que el texto de la conferencia de San Sebastián fue un pacto entre el Gobierno y los proetarras

Libertad digital 2011-12-02

El presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, cree que ETA y el Gobierno del PSOE están hablando "desde hace tiempo" y que el documento que se aprobó en la Conferencia de Paz celebrada en el Palacio de Aiete fue consensuado entre el Ejecutivo y la izquierda abertzale. Además, ha destacado que la banda "ya conoce cuál va a ser su futuro", que el Ejecutivo "sabe dónde está cada miembro" y que está todo "controlado".

En una entrevista concedida a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, Eguiguren ha considerado que, aunque "el PP ha hecho todo lo posible los últimos 20 años para estropear cada intento" del Gobierno del PSOE, ahora que estará al frente del Ejecutivo, "por responsabilidad y por otro por pasar a la historia", dará pasos. "Y si no lo hace, no somos muchos, pero creo que todos los vascos deberíamos ponernos en contra. Por eso dije que, si el PP no ayudaba, no había que gobernar con el PP en Euskadi", ha recordado.

A su juicio, la declaración de la Conferencia de Aiete "estaba pactada entre el Gobierno y la izquierda abertzale". "Aunque nosotros nos mostramos como que estábamos en contra, creo que esos textos estaban pactados, no por Rufi Etxeberria y Rubalcaba sentados en una mesa, pero es algo fácil poniendo a otro en la mitad", ha indicado.

El dirigente socialista ha insistido en que cree que el Gobierno y ETA "están hablando desde hace tiempo" y que lo de la Conferencia de Paz estaba acordado. "De lo contrario, ¿crees que Kofi Annan y todos los que vinieron iban a venir a San Sebastián sin conocer lo que se estaba haciendo?", ha preguntado.

De esta forma, ha dicho que, en su opinión, eso "estaba en marcha desde hace tiempo". "Detrás de ese papel había algo. Creo que había muchas cosas hechas antes de llegar a esos papeles", ha aseverado.

Jesús Eguiguren ha precisado que "la dirección de ETA y demás ya conocen más o menos cuál va a ser su futuro". "Y creo que el Gobierno ya sabrá dónde está cada miembro de ETA. De lo contrario, estaríamos ante un riesgo muy grande. Creo que todas esas cosas están controladas", ha insistido.

En cuanto a un posible adelanto de las elecciones autonómicas, ha considerado que "no conviene a nadie" y, por lo tanto, "es mentira" que ciertas formaciones apelen a unos comicios anticipados. "Al PNV le conviene que se agote la legislatura porque no está en su mejor momento. A Bildu-Amaiur no le conviene porque todavía tiene a dirigentes en la cárcel, tiene el partido sin crear, y creo que no le conviene", ha indicado.

Tras señalar que sólo "le conviene" al PSE-EE, ha preguntado si no sería "más sensato tomarse el tiempo, que las cosas se normalicen, que la paz se vaya afianzando" y que todos estén en las elecciones "en las mismas condiciones".

A su juicio, a Euskadi "le conviene es un poquito de tranquilidad y que se agote la legislatura". "Además, falta un año para que se acabe la legislatura, y un año pasa sin darte cuenta. Enseguida llega la Navidad, y el verano siguiente ya estaremos en campaña. Por lo tanto, ¿qué adelanto vamos a hacer?", ha añadido.

En este contexto, ha recordado que todos tienen "entre manos el asunto más importante de los últimos 40 años", el de la pacificación, "y esté quien esté gobernando", la totalidad de los agentes deberían trabajar en ello.

A preguntas sobre las declaraciones del presidente del Senado, José Bono, que dijo que quería un líder del PSOE que pueda gritar, "sin complejos", 'Viva España', Eguiguren ha manifestado que, si los socialistas deben decir algo, es 'Viva la Constitución'".

"España no existe, es un mapa, existen los españoles. Con Euskadi pasa lo mismo, es un mapa, existen los vascos. Creo que es mejor que un secretario general que sea capaz de decir 'Gora Euskadi' o 'Visca Cataluña', que uno que sea capaz de decir 'Viva España'", ha aseverado.

Asimismo, se ha referido a los posibles aspirantes a liderar el PSOE y ha subrayado que él sabe "quién es el mejor" de los que se habla para estar al frente del partido. "Pero lo debería pensar mil veces antes de darle mi apoyo", ha concluido.

------------------------------------------

Blanco niega que el Gobierno pactara el texto de la conferencia de San Sebastián y que sigan negociando con la ETA.

LD KETTY GARAT 2011-12-02

Ha sido una de las contadísimas ocasiones en las que la contundencia no se ha hecho esperar. Y tampoco el desmentido. Las declaraciones del presidente del PSE, Jesús Eguiguren, afirmando que la banda terrorista ETA y el Gobierno del PSOE están hablando desde hace tiempo y que el documento que se aprobó en la Conferencia de Paz celebrada en el Palacio de Ayete fue consensuado entre el Ejecutivo y la ETA, han provocado una de las negaciones más rotundas del ministro portavoz en funciones, José Blanco, en un Consejo de Ministros en el que cargaba contra un dirigente del PSOE.

Primera pregunta y primera respuesta contundente:

"Lo que ha dicho Eguiguren no es cierto y en este asunto, el señor Eguiguren no sabe de lo que habla". Su tajante respuesta no ha aplacado el ánimo de los periodistas sino más bien al contrario. Preguntado por Libertad Digital sobre si el desmentido afectaba a las dos cuestiones que planteaba Eguiguren, tanto la negociación con la ETA como lo relativo a la Conferencia de San Sebastián, respondía: "Ni ha asistido en nombre del Gobierno" a la Conferencia de San Sebastián "ni es cierto que hubiera contactos" entre el Gobierno y ETA.

Tras zanjar el asunto diciendo que "al Gobierno no le consta ningún tipo de contacto ni negociación", fue preguntado sobre si esa desautorización al líder de los socialistas vascos se iba a traducir en alguna medida contra quien todavía ostenta la presidencia del PSE: "Yo estoy hablando en nombre del gobierno de España. Lo que ha manifestado el señor Eguiguren no es cierto".

Y dejaba la cuestión para un PSOE donde tanto la Ejecutiva Federal como el grupo parlamentario son provisionales, interinos, y en donde todavía no se han registrado candidaturas de cara a renovar la Secretaría General los próximos días 3, 4 y 5 de febrero en el 38º Congreso del PSOE, que se celebrará en Sevilla.