A la energía nuclear por la política de lucha contra el cambio climático......Calentamiento global y cambio climático.... CRISTIANDAD FUTURA. ...INDEX
Los vikingos tuvieron ciudades en Groenlandia durante 500 años y tuvieron que abandonarlas en la segunda mitad del XV por el enfriamiento global

Groenlandia pierde 7 cienmilésimas partes de su hielo al año

2010-05-24 Daniel Rodríguez Herrera LIBERTAD DIGITAL

Un nuevo sistema de satélites permite "pesar" Groenlandia. Los resultados son catastróficos, según la "Unión de Científicos Preocupados" (Union of Concerned Scientists, UCS): cada año se derriten 200 kilómetros cúbicos, un tercio del lago Eire. Pero puestos en perspectiva quizá no haya motivo para la alarma: es el 0,007% del total.

El mecanismo para medir el peso de Groenlandia es, para qué negarlo, espectacular. El sistema GRACE (Gravity Recovery and Climate Experiment) consiste en dos satélites que vuelan a una altitud de entre 450 a 500 kilómetros y a una distancia entre ellos de 220. Pese a ello, los satélites son capaces de detectar cambios en la distancia que hay entre ellos de incluso un micrómetro (0,000001 metros) de longitud, lo que es aproximadamente una centésima parte del grosor de un cabello humano.

¿Y eso para qué sirve? La fuerza gravitatoria de la Tierra sobre los objetos que la sobrevuelan varía levemente dependiendo de la masa de la zona que se está sobrevolando. GRACE permite percibir los leves cambios de velocidad producidos por el mayor o menor masa de la parte de la Tierra que sobrevuela. De este modo se puede monitorizar a lo largo del tiempo cambios en la masa de una región determinada. De este modo, el científico Scott Luthcke ha podido calcular cuánto hielo pierde Groenlandia cada año.

A diferencia del Ártico, cuyo derretimiento no aumenta el nivel del mar al ser hielo situado directamente en el océano, el hielo que se derrite de Groenlandia sí incrementa ese nivel, al estar situado sobre tierra firme. Aunque no hay una medida exacta del hielo que hay sobre la isla, se estima en aproximadamente 2.800.000 kilómetros cúbicos. Eso significa que, al ritmo actual, de 200 kilómetros cúbicos anuales, tardaría 14.000 años en derretirse. Para hacerse una idea, el ser humano dejó de ser sólo cazador-recolector y empezó a cultivar la tierra y civilizarse hace aproximadamente 12.000 años.

Sin embargo, para la Unión de Científicos Preocupados (Union of Concerned Scientists, UCS), este derretimiento es "una de las pruebas más poderosas del calentamiento global" y la cifra de Luthcke supone un ritmo de derretimiento "más rápido del que nadie esperaba". Habría que ver qué ritmo esperaban que tuviera para justificar tanto alarmismo climático.

En cualquier caso, UCS es una organización que ha sido denunciada por su sesgo progubernamental y contrario al libre mercado por periodistas como John Stossel y organizaciones como Media Research Center. UCS, pese a aparentar ser una organización de científicos sin agenda política marcada, se ha opuesto a los organismos genéticamente modificados, a la "guerra de las galaxias" de Ronald Reagan o al procesamiento de los residuos radioactivos para reaprovecharlos. Por supuestos, es defensora entusiasta de la teoría del origen antropogénico del calentamiento global.