Inicial

Un juez determina que el documental de Al Gore sobre el cambio climático contiene nueve errores científicos

DIARIO DE NAVARRA. Jueves, 11.10.2007. AGENCIAS. LONDRES

Según el magistrado, no está comprobado científicamente que la desaparición de las nieves del Kilimanjaro se deba expresamente al calentamiento global
El galardonado documental sobre cambio climático del ex presidente de Estados Unidos, Al Gore, contiene «nueve errores científicos», según ha determinado un juez del Tribunal Superior de Londres. Así lo sostiene en un fallo en el que autoriza al departamento de Educación británico a difundir «Una verdad inconveniente» en las escuelas del país, pero a condición de que se lo presente con una guía sobre esos puntos controvertidos.

La decisión marca una victoria legal para Stewart Dimmock, representante de los padres ante la comisión directiva de una escuela de Kent, en Inglaterra y miembro de una agrupación política llamada Nuevo Partido.

De todos modos se trata de una victoria a medias, ya que el demandante había pedido que se prohibiera totalmente a las autoridades educativas proyectar el documental, acusando al gobierno de intentar «lavar el cerebro» de los estudiantes secundarios con lo que calificó de «propaganda».

Según el juez, distribuir este documental sin que se proyecte acompañado de nuevas guías del gobierno aclarando puntos que contradicen a las principales tendencias de la comunidad científica, sería ofrecer una visión «unilateral» de la realidad, en franca violación a las leyes educativas.

Un fallo inconveniente

Si el planteamiento de la película de Gore es llevar a la opinión pública una verdad que provoca incomodidad en ciertos sectores del poder político y económico, eso es precisamente lo que a su vez podría representar este fallo para el ex vicepresidente estadounidense.

Aunque el gobierno británico no se ve muy afectado, la polémica podría llevar al público a pensar de que existen dudas científicas sobre hechos relacionados con el calentamiento del planeta. Entre los «errores» que señala el juez figuran algunas afirmaciones que ciertos científicos consideran «alarmistas», poco probables o cuyas causas no estarían debidamente probadas.

Así por ejemplo, según el magistrado, no sería totalmente correcto asegurar que en el futuro cercano, el nivel de los mares aumentará como consecuencia de deshielos en Antártida Occidental o Groenlandia. Tampoco está comprobado científicamente que la desaparición de las nieves del Kilimanjaro se deba expresamente al calentamiento global o que algunos osos polares hayan muerto ahogados mientras nadaban largas distancias para poder encontrar hielo.

Tras el fallo, el secretario para Asuntos de la Infancia del ministerio de Educación británico, Kevin Brennan, salió a defender la decisión del gobierno de difundir el documental en las escuelas y las «verdades» de Gore: «Es importante aclarar que los argumentos centrales de ' Una verdad inconveniente' -esto es que el cambio climático es causado principalmente por el hombre a través de la emisión de gases de efecto invernadero y las consecuencias adversas de esto- se apoyan en la opinión científica de mayor peso. Nada de lo que dice hoy el juez le quita méritos a estos argumentos».

-------------------------

PREFIERE LA "HUMILDAD" DE LA CIENCIA

Un científico del IPCC critica el alarmismo de Gore y la concesión del Nobel

Libertad Digital. 2.11.2007

Al Gore se refiere a los científicos del IPCC como si fuera un cuerpo unívoco a los que el propio Gore se limita a prestar su voz. Si hay alarmismo en su mensaje es por el mero hecho de que son los científicos quienes llegar a tales conclusiones. Pero lo cierto es que en la comunidad científica hay mucho más debate que el que pretende Gore. Recientemente uno de los científicos del IPCC, John R. Christy, ha escrito un artículo en The Wall Street Journal que dice que no incluirá en su currículo "mi 0,0001 de Premio Nobel", ya que se ha concedido por un "alarmismo" que "no está refrendado por las observaciones" ni por la ciencia del clima. Christy, por su posición, sería llamado "enemigo de la ciencia" por el diario El País.

John R. Christy ha escrito este jueves un artículo en el diario The Wall Street Journal titulado "Mi momento Nobel" en el que se distancia con ironía de la parte que le corresponda como miembro del IPCC, al que junto con Al Gore se le ha concedido el de la Paz. "No creo que incluya mi 0,0001 de Premiado por el Nobel en mi currículo". También ironiza sobre que la otra mitad del premio se lo hayan concedido a Al Gore, "cuyas huella en emisiones de carbono aplastaría a todo mi vecindario", dice.   El alarmismo no se sostiene   Ese premio se concedió por la Academia sueca por "el mensaje de la temperatura de la Tierra se está elevando debido a las emisiones humanas de efecto invernadero". "Estoy seguro de que la mayoría, pero no la totalidad de mis colegas del IPCC se enrojecerán cuando oigan esto", continúa, "pero no veo ni la catástrofe en camino ni la pistola humeante", es decir, la evidencia, "de que haya que culpar a la actividad humana de la mayor parte del calentamiento que observamos".   Además, "a medida que recogemos los datos sobre el clima", sigue John R. Christy, "no nos encontramos con que la teoría alarmista concuerde con las observaciones".   Prefiere la "humildad" de la ciencia   Critica a los "partidarios de dar un salto a las conclusiones" en lugar de quienes, como él, prefieren optar por la "humildad" del científico. "La Madre Naturaleza simplemente opera a un nivel de complejidad que está, en este momento, más allá del entendimiento de los meros mortales (tales como los científicos) y de las herramientas que están a nuestro alcance". Continúa diciendo que "no he observado ese tipo de humildad últimamente" y que "este es mi turno de avergonzarme cuando observo la sobre-confianza de aquellos que describen la evolución del clima global en los próximos 100 años".   "Otros nos rascamos la cabeza intentando entender las causas verdaderas detrás de lo que observamos", continúa. Y recala en que "descartamos la posibilidad de que todo esté causado por la actividad humana, ya que todo lo que hemos visto en el clima ha ocurrido antes" de que el hombre hubiese podido influir.   Los medios de comunicación   Nada de ello es tenido en cuenta por los medios de comunicación que, con contadas excepciones, prefieren sumarse al alarmismo a recoger una visión más amplia o más real. John R. Christy se fija en el caso del reportaje de la CNN "El planeta en peligro", que dedicó "un tiempo considerable discutiendo el retraimiento del Ártico". Pero "La CNN no tuvo en cuenta que el hielo invernal en la Antártica el pasado mes alcanzó un registro máximo (sí, máximo) desde que comenzaron las mediciones aéreas".   El científico también insiste en su artículo en The Wall Street Journal en los beneficios del consumo de energía para la vida humana: "Mi experiencia como profesor misionario en África abrió mis ojos sobre este simple hecho: sin acceso a la energía la vida es brutal y breve".

-----------------------------

Al Gore a todo gas: su jet emitió 20 toneladas de CO2 en una semana
EN SU GIRA POR ESPAÑA

Libertad Digital. 29.10.2007

Quizás la mayor contradicción del discurso de Al Gore no sean los cuantiosos errores científicos contenidos en su oscarizado documental "Una verdad incómoda" sino su propio estilo de vida. Según publica el diario La Nueva España en su edición digital del domingo, el jet privado del ex vicepresidente norteamericano emitió unas 20 toneladas de CO2 en una semana de gira por España. Gore se desplazó con un modesto Gulfstream de Asturias a Madrid, de Madrid a París y de París a Madrid; de Madrid a Asturias y de Asturias a Sevilla. Si detrás del supuesto calentamiento se encontrase la mano del hombre, la del ex político estaría seguro.

Overbooking en el aeropuerto de Oviedo después de la celebración de los Premios Príncipes de Asturias pero no precisamente de pasajeros sino de jets privados. En una noticia publicada en el periódico La Nueva España, se informa de que el aeropuerto asturiano  registró la mayor concentración de aeronaves de lujo de los últimos tiempos, con 22 entradas durante la semana y 18 salidas previstas para ayer (domingo).   Entre los que acapararon más atención fue el del mesias del apocalipsis medioambiental, Al Gore, que viajó con su modesto Gulfstream, propio de los hombres de negocios. Aunque a diferencia de éstos, el ex vicepresidente norteamericano no se dedica a crear riqueza sino que a nutrirse cobrando por realizar discursos alarmistas en torno a la contribución del hombre en el calentamiento del globo con las emisiones de CO2.   En este sentido, si se toma como refernecia los cómputos de consumo de aeropuertos estadounidenses para jets de la gama del de Gore se llega a la conclusión que el mesías del calentamiento global emitió unas 20 toneladas de gases contaminantes en sus desplazamientos por España y Europa en siete días.   El recién nombra do Nobel de la Paz y director del oscarizado documental "Una verdad incómoda", aterrizó en Asturias el pasado día 24. Se marchó con su Gulfstream al día siguiente a Torrejón (Madrid) desde donde voló a París, regresó de nuevo a Madrid y después a Asturias donde estuvo hasta ayer (sábado), fecha en la que salió con destino Sevilla.    Después de Gore, el Boeing 767 del multimillonario Sheldon Adelson para su estricto uso personal -un avión preparado para 200 pasajeros- ha sido el segundo más destacado. Adelson es promotor inmobiliario de Las Vegas y el tercer hombre más rico de Estados Unidos. A las dimensiones de su 767 se suman sus traslados.   El avión llegó el viernes, a las 11 de la mañana, de Asturias trasladó a su familia a Bilbao a visitar el Guggenheim y regresó para la ceremonia, pero tuvo que volver a Bilbao para pasar la noche debido el tamaño de la nave no podía permanecer en el aeródromo asturiano. El domingo, al parecer, regresó para recoger a sus tripulantes y puso rumbo a casa.

-------------------

El jet de Al Gore emitió en los días de su estancia en Asturias 20 tonelas de CO2

LA NUEVA ESPAÑA. Domingo, 28.10.2007. Avilés

Mientras en la tarde-noche del viernes se hablaba en el Campoamor de respeto ambiental, el aeropuerto de Asturias disparaba las emisiones de dióxido de carbono. El aeródromo asturiano registró la mayor concentración de jets privados de los últimos tiempos, con 22 entradas a lo largo de la semana y 18 salidas previstas para ayer; pero los aviones de ejecutivo fueron insuficientes para alguno de los asistentes a la gala: el multimillonario norteamericano Sheldon Adelson aterrizó en Asturias con un Boeing 767 para su uso personal; un avión de la gama del Airbus, para doscientos pasajeros.
El hombre de la «verdad incómoda», el estadounidense Al Gore, aterrizó en su jet privado el pasado día 24. Su modelo, un Gulfstream, habitual en los hombres de negocios, partió el día siguiente a Torrejón (Madrid) de donde voló a París, regresó a Madrid y regresó nuevamente para quedarse en Asturias hasta ayer, fecha en la que Gore salió con destino Sevilla. Tomando como base cómputos de consumo de aeropuertos estadounidenses para jets Gulfstream, el avión del infatigable luchador del cambio climático emitió en esta semana a la atmósfera unas 20 toneladas de dióxido de carbono. La comparación: la central eléctrica de Soto de Ribera emite unas 500 veces más cantidad por día de media. Sin embargo, la palma del efecto atmosférico de los desplazamientos con motivo de los premios «Príncipe» seguramente se la lleve Sheldon Adelson, promotor inmobiliario de Las Vegas, el tercer hombre más rico de Estados Unidos. A la envergadura de su 767 hay que sumar la oportunidad de sus viajes. El avión llegó el viernes, a las 11 de la mañana, de Asturias trasladó a su familia a Bilbao a visitar el Guggenheim y regresó para la ceremonia, pero tuvo que volver a Bilbao para pasar la noche dado el tamaño de la nave. Ayer regresó a recoger a sus tripulantes y surcó de vuelta el océano.

------------------

Al Gore siembra el caos en Sevilla: "Andalucía será una de las regiones que reciba mayor impacto"
ÚNICA CONFERENCIA SIN COBRAR, FLANQUEADO POR SUS "APÓSTOLES"

Libertad Digital. 27.10.2007

Gran expectación ante la única conferencia no remunerada de Al Gore en España. Tras pasar la gorra por las distintas ciudades en las que ha anunciado sus proféticas teorías, el Premio Príncipe de Asturias ha aterrizado en Sevilla donde ha anunciado que Andalucía "será una de las regiones que reciba mayor impacto del cambio climático". Al acto ha acudido Chaves, quien ha aprovechado para lanzar una crítica velada a Mariano Rajoy. El presidente de la Junta considera una actitud "indecente" ignorar este fenómeno porque "no hace falta" esperar 300 años para ver sus efectos. Gore también ha estado flanqueado por alguno de sus "apóstoles".

El ex candidato a la presidencia de Los Estados Unidos, Premio Nobel de la Paz y Premio Príncipe de Asturias Al Gore ha advertido que Andalucía "será una de las regiones que reciba mayor impacto del cambio climático" por lo que la ha alentado para siga desarrollando las energías renovables.   Gore, que inauguró esta mañana en Sevilla, junto al presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, el "I Encuentro español de líderes en cambio climático", ha destacado "el interés de esta región por las energías renovables", en alusión a la eólica, a la solar y a la biomasa y dijo que debe aprovechar "su oportunidad única de desarrollo" de estas energías por sus condiciones geográficas y climatológicas.   "Andalucía tiene una conciencia social basada en el bienestar de su pueblo", ha señalado Gore, quien ha confiado en que esa misma conciencia social lleve a la región a impulsar las energías renovables y "a cambiar la forma de pensar de la sociedad en general".   El Premio Nobel de la Paz ha dicho que esta reunión de Sevilla, que se celebrará este sábado y domingo, "será un modelo para otras sesiones de formación en el resto del mundo" y ha mostrado su satisfacción porque se celebre en Andalucía la primera de estas reuniones que no transcurrirá en inglés, ya que las anteriores han sido en Estados Unidos, Australia y Reino Unido.   Gore, que agradeció a las consejerías andaluzas de Innovación, Ciencia y Empresa y de Medio Ambiente, que se hayan implicado en la organización del encuentro, ha destacado la asistencia al mismo de participantes procedentes de Argentina, México y Grecia.   El ex candidato a la Presidencia de los Estados Unidos, en su discurso, ha dicho a los doscientos asistentes al encuentro que a partir de mañana se sumarán a los 1.500 colaboradores que su movimiento contra el cambio climático tiene ya en todo el mundo para difundir la gravedad de este problema y buscar soluciones para evitarlo.  

"No hace falta esperar 300 años para ver las evidencias"  

Por su parte, el presidente de la Junta, Manuel Chaves felicitó al ex presidente de EEUU por la concesión del Premio Príncipe de Asturias y Nobel de la Paz y aseguró que "la celebración de este evento en la Comunidad es un motivo de orgullo y satisfacción" teniendo en cuenta "el papel de Andalucía como intersección cultural y geopolítica de Europa, África y América Latina".   El jefe del Ejecutivo autonómico subrayó que "el cambio climático no es un episodio más, propio del planeta", ya que está influenciado por "cambios inducidos por la actividad humana". Según añadió, "aunque las consecuencias más graves vendrán en un futuro más o menos inmediato, ya se pueden advertir los efectos" de este fenómeno, por lo que "no hace falta esperar 300 años para ver las evidencias".  

Compromiso andaluz  

En este sentido, consideró que "ignorar el cambio climático no sólo es inexcusable, sino que es una muestra de irresponsabilidad, porque el cambio climático cambia las expectativas de los seres humanos" y agregó que ignorarlo no es una actitud "inocente".   Por ello, Chaves garantizó el compromiso de Andalucía con la lucha contra el cambio climático y subrayó que "si hay un problema sin fronteras, que afecta a todos y requiere de soluciones globales es el cambio climático".   El objetivo de las jornadas es formar a 200 "líderes" residentes en España para concienciar a la sociedad de la urgencia de frenar la destrucción del planeta. Estas personas, que han superado un proceso de selección previa, son anónimas, procedentes de todos los ámbitos culturales y sociales, cuya preocupación común es el cambio climático.   "The Project Climate Spain", el chiringuito climático que gestiona el negocio de Gore en España, pretende que estas personalidades difundan los contenidos del documental Una verdad incómoda, facilitando la puesta en práctica de soluciones reales al calentamiento global del planeta. Tras la formación de Sevilla, los hombres y mujeres elegidos trabajarán e influirán en su entorno para que ciudadanos y gobiernos recojan sus iniciativas, por lo que impartirán conferencias por todo el país trasladando el mensaje de Al Gore.  

Famosos y políticos  

Entre otros participantes que se vieron en los salones del Hotel Barceló Renacimiento de Sevilla estaban Adolfo Domínguez, Agatha Ruiz de la Prada, los escritores Lucía Echevarría y Alberto Vázquez Figueroa, Juan Fernando López Aguilar, ex ministro de Justicia, el diputado andalucista Ildefonso Dell'Olmo, algunos de los cuales forman parte de esos 200 "apóstoles" reclutados por Gore.   Está previsto que asistan también José Antonio Maldonado, que conduce el espacio de información del tiempo en TVE; Miriam Santamaría, la meteoróloga de La Sexta; Paca Sauquillo, eurodiputada y presidenta del Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad; Soraya Rodríguez, secretaria de Medio Ambiente del PSOE; Domingo Berriel, consejero de Medio Ambiente del Gobierno canario; Luis Recoder, alcalde de CiU en Sant Cugat del Valls, y Luis Asúa Brunet, concejal del PP, o la periodista Ana Rosa Quintana.