Hispanidad Futura......CRISTIANDAD FUTURA.. .HISTORIA DE ESPAÑA........

El papa Francisco reconoce como mártires a 57 españoles de la guerra de 1936

RD/Ep, 28 de marzo de 2013, Jueves Santo

El Papa Francisco ha autorizado la promulgación de nuevos decretos de la Congregación para las Causas de los Santos que reconocen un milagro, 62 martirios y 7 virtudes heroicas, entre los que se encuentran varios españoles.

Así, uno de los decretos reconoce el milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Sierva de Dios María Teresa Bonzel (en el siglo, Regina Cristina Guglielmina Bonzel), fundadora del Instituto de las Pobres Hermanas Franciscanas de la Adoración Perpetua del Tercer Orden de san Francisco, nacida en Olpe, Alemania, en 1830 y fallecida allí en 1905.

Además, el Papa Francisco ha autorizado promulgar este Jueves Santo, 28 de marzo de 2013, los decretos de 62 martirios, entre ellos, varios españoles, después de haber recibido al Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal Angelo Amato, este miércoles, 27.03.2013, por la tarde.

Se tratan del martirio de los Siervos de Dios Manuel Basulto Jiménez, Obispo de Jaén, España, y cinco Compañeros; muertos por odio a la Fe en España, en 1936. El martirio de los Siervos de Dios José Máximo Moro Briz y cuatro Compañeros, Sacerdotes de la Diócesis de Ávila, España; muertos por odio a la Fe en España en 1936.También, el martirio de los Siervos de Dios Joaquín Jovani Marín y 14 compañeros de la Sociedad de los Sacerdotes Operarios Diocesanos; muertos por odio a la Fe en España entre 1936 y 1938.

El martirio de los Siervos de Dios Andrés de Palazuelo (en el siglo: Miguel Francisco González González), Sacerdote profeso de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos y 31 Compañeros; asesinados por odio a la Fe en España entre 1936 y 1937.

Por otro lado, el martirio del Siervo de Dios Vladimir Ghika, Sacerdote diocesano; nacido en Estambul, Turquía, el 25 de diciembre de 1873 y asesinado por odio a la Fe en Bucarest, Rumania, el 16 de mayo de 1954.

El martirio del Siervo de Dios José Girotti, Sacerdote profeso de la Orden de los Frailes Predicadores; nacido en Alba, Italia, el 19 de julio de 1905 y muerto por odio a la Fe en Dachau, Alemania, en 1945. El martirio del Siervo de Dios Esteban Sándor, Laico profeso de la Sociedad de San Francisco de Sales; nacido en Szolnok, Hungría, el 26 de octubre de 1914 y muerto por odio a la Fe en Budapest, Hungría el 8 de junio de 1953

Y el martirio del Siervo de Dios Rolando Rivi, Alumno del Seminario; nacido en San Valentino de Castellarano, Italia, el 7 de enero de 1931 y asesinado por odio a la Fe en Piane de Monchio, Italia, el 13 de abril de 1945.

Por último, decretos de las virtudes heroicas del Siervo de Dios Eladio Mozas Santamera, Sacerdote diocesano, Fundador de las Hermanas Josefinas de la Santísima Trinidad; nacido en Miedes de Atienza, España, el 18 de febrero 1837, muerto en Plasencia, España, el 18 de marzo de 1897. Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Manuel Aparici Navarro, Sacerdote diocesano; nacido en Madrid, España, el 11 de diciembre de 1902 y ahí muerto el 28 de agosto de 1964. Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Moisés Lira Serafín, Sacerdote profeso de los Misioneros del Espíritu Santo, Fundador de la Congregación de los Misioneros de la Caridad de María Inmaculada, nacido en Tlatempa, México, el 16 de septiembre de 1893, fallecido en Ciudad de México, México, el 25 de junio de 1950.

Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Generoso del Santísimo Crucifijo (en el siglo: Angelo Fontanarosa), Sacerdote profeso de la Congregación de la Pasión de Jesucristo; nacido en Vetralla, Italia, el 6 de noviembre de 1881 y fallecido en Mascalucia, Italia, el 9 de enero de 1966. Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Olinto Marella, Sacerdote diocesano, nacido en Pellestrina, Italia, el 14 de junio de 1882 y fallecido en San Lázaro de Savena, Italia, el 6 de septiembre de 1969. Las virtudes heroicas del Siervo de Dios Antonio Kowalczyk, Hermano Laico de la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada; nacido en Silesia, Polonia, el 4 de junio de 1866 y fallecido en Edmonton, Canadá, el 10 de julio de 1947.

Y las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Silvia Cardoso Ferreira da Silva, laica; nacida en Paços de Ferreira, Portugal, el 26 de julio de 1882, fallecida en Porto, Portugal, el 2 de noviembre de 1950.

------------------------------------

PROMULGAZIONE DI DECRETI DELLA CONGREGAZIONE DELLE CAUSE DEI SANTI

Mercoledì 27 marzo 2013, il Santo Padre Francesco ha ricevuto in Udienza Sua Eminenza Reverendissima il Signor Card. Angelo Amato, S.D.B., Prefetto della Congregazione delle Cause dei Santi. Nel corso dell’Udienza il Sommo Pontefice ha autorizzato la Congregazione a promulgare i Decreti riguardanti:

- il miracolo, attribuito all'intercessione della Venerabile Serva di Dio Maria Teresa Bonzel (al secolo: Regina Cristina Guglielmina), Fondatrice delle Povere Suore Francescane dell'Adorazione Perpetua di Olpe; nata ad Olpe (Germania) il 17 settembre 1830 ed ivi morta il 6 febbraio 1905;

- il martirio dei Servi di Dio Emanuele Basulto Jiménez, Vescovo di Jaén (Spagna), e 5 Compagni; uccisi in odio alla Fede in Spagna tra il 1936 e il 1937;

- il martirio dei Servi di Dio Giuseppe Massimo Moro Briz e 4 Compagni, Sacerdoti della Diocesi di Ávila (Spagna); uccisi in odio alla Fede in Spagna nel 1936;

- il martirio del Servo di Dio Vladimiro Ghika, Sacerdote diocesano; nato ad Istanbul (Turchia) il 25 dicembre 1873 e ucciso in odio alla Fede a Bucarest (Romania) il 16 maggio 1954;

- il martirio dei Servi di Dio Gioacchino Jovaní Marín e 14 Compagni, della Società dei Sacerdoti Operai Diocesani; uccisi in odio alla Fede in Spagna tra il 1936 e il 1938;

- il martirio dei Servi di Dio Andrea da Palazuelo (al secolo: Michele Francesco González Ganzález), Sacerdote professo dell'Ordine dei Frati Minori Cappuccini, e 31 Compagni; uccisi in odio alla Fede in Spagna tra il 1936 e il 1937;

- il martirio del Servo di Dio Giuseppe Girotti, Sacerdote professo dell'Ordine dei Frati Predicatori; nato ad Alba (Italia) il 19 luglio 1905 e ucciso in odio alla Fede a Dachau (Germania) nel 1945;

- il martirio del Servo di Dio Stefano Sándor, Laico professo della Società di San Francesco di Sales; nato a Szolnok (Ungheria) il 26 ottobre 1914 ed ucciso in odio alla Fede a Budapest (Ungheria) l'8 giugno 1953;

- il martirio del Servo di Dio Rolando Rivi, Alunno del Seminario; nato a San Valentino di Castellarano (Italia) il 7 gennaio 1931 e ucciso in odio alla Fede a Piane di Monchio (Italia) il 13 aprile 1945;

- le virtù eroiche del Servo di Dio Eladio Mozas Santamera, Sacerdote diocesano, Fondatore delle Suore Giuseppine della Ss.ma Trinità; nato a Miedes de Atienza (Spagna) il 18 febbraio 1837 e morto a Plasencia (Spagna) il 18 marzo 1897;

- le virtù eroiche del Servo di Dio Emanuele Aparicio Navarro, Sacerdote diocesano; nato a Madrid (Spagna) l'11 dicembre 1902 ed ivi morto il 28 agosto 1964;

- le virtù eroiche del Servo di Dio Mosè Lira Serafín, Sacerdote professo dei Missionari dello Spirito Santo, Fondatore della Congregazione dei Missionari della Carità di Maria Immacolata; nato a Tlatempa (Messico) il 16 settembre 1893 e morto a Città del Messico (Messico) il 25 giugno 1950;

- le virtù eroiche del Servo di Dio Generoso del Ss.mo Crocifisso (al secolo: Angelo Fontanarosa), Sacerdote professo della Congregazione della Passione di Gesù Cristo; nato a Vetralla (Italia) il 6 novembre 1881 e morto a Mascalucia (Italia) il 9 gennaio 1966;

- le virtù eroiche del Servo di Dio Olinto Marella, Sacerdote diocesano; nato a Pellestrina (Italia) il 14 giugno 1882 e morto a San Lazzaro di Savena (Italia) il 6 settembre 1969;

- le virtù eroiche del Servo di Dio Antonio Kowalczyk, Fratello Laico della Congregazione dei Missionari Oblati della Beata Vergine Maria Immacolata; nato a Dzierzanów (Polonia) il 4 giugno 1866 e morto a Edmonton (Canada) il 10 luglio 1947;

 - le virtù eroiche della Serva di Dio Silvia Cardoso Ferreira da Silva, Laica; nata a Paços de Ferreira (Portogallo) il 26 luglio 1882 e morta a Porto (Portogallo) il 2 novembre 1950.

[00421-01.01] [Testo originale: Italiano]

[B0184-XX.01]

--------------------

Rolando Rivi, un seminarista mártir de 14 años, martirizado por partisanos comunistas

Carmelo López Arias ReL 28.03.2013

Una de los más relevantes entre los primeros decretos martiriales del Papa Francisco es el de un niño de 14 años, Rolando Rivi, por las peculiares circunstancias históricas de su muerte: en la Italia de 1945 y por partisanos comunistas, aclamados por la propaganda de postguerra como luchadores por la libertad.

Dos años de felicidad
Rolando nació en 1931 en San Valentino, cerca de Castellarano (Reggio Emilia), como el
segundo de los tres hijos de Roberto y Albertina, granjeros de profunda fe y religiosidad. Muy pronto sitió la vocación sacerdotal, e ingresó en 1942, con sólo once años, en el seminario de Marola. El 1 de octubre lo apuntó como el día más feliz: fue cuando tomó la sotana.

Solía animar a sus compañeros con estas palabras: "Un día, con la ayuda de Dios, seremos sacerdotes. Yo seré misionero. Quiero llevar a Jesús a quienes no Le conocen. Nuestro deber como sacerdotes es rezar mucho y salvar almas para llevarlas al paraíso".

Los meses más duros
En 1944, cuando Italia cambió de bando en la Segunda Guerra Mundial y fue invadida por los alemanes, el adolescente Rivi tuvo que abandonar los estudios, porque los nazis cerraron el centro y dispersaron a los seminaristas enviándolos a sus casas.

Fuera del seminario y sin haber recibido ni las órdenes menores, Rolando no tenía obligación de llevar la sotana, pero siguió haciéndolo mientras mantenía su colaboración con la Acción Católica y daba catequesis en la iglesia. Y eso que los tiempos eran peligrosos. En su región había numerosas partidas comunistas que realizaban acciones de sabotaje contra los alemanes, pero que preparaban también el futuro del país mostrando su odio a la Iglesia, con el asesinato de varios sacerdotes.

La sotana, señal de pertenencia a Jesús
"
¡Quítate la sotana! Es mejor que no la utilices", le rogaban sus padres. Pero el niño daba muestras de determinación: "Pero ¿por qué? ¿Qué mal hago llevándolo? No tengo ninguna razón para dejar de usarlo. Estudio para ser sacerdote y debo vestir en señal de que pertenezco a Jesús". En alguna ocasión, los partisanos de la zona le habían insultado con obscenidades al encontrarse con él en algún camino. En el pueblo le conocían como "el curita". "No tengo miedo ni estoy asustado. No puedo esconderme. Pertenezco a Dios", respondía a quien le aconsejaba que vistiese de seglar.

Rolando continuó sus prácticas de piedad en la parroquia de su pueblo, donde el párroco, Olinto Marzocchini, fue atacado en una ocasión por los comunistas, así como el joven sacerdote Alberto Camellini, recién llegado a San Valentino.

El chico tenía gran admiración por su párroco: "¡Qué hermoso ser como él! ¡Celebrar misa con Jesús en mis manos, llevar el alma de Jesús...!". Con esa devoción, el 10 de abril de 1945 tocó el organo y acompañó al coro en la misa solemne, y al terminar recogió sus cosas y, ataviado con su inseparable sotana, atravesó el bosque camino a su hogar, adonde nunca llegó.

El crimen, la gloria
Sus padres y vecinos temieron lo peor. Se le buscó durante tres días, hasta que su padre y Don Alberto encontraron el cadáver, plagado de señales de tortura y martirio. Como se supo después, el joven seminarista padeció tres días continuados de tormentos y humillaciones, con insultos a Dios, Cristo y la Iglesia. Lo primero que le hicieron fue quitarle la sotana y pegarle a conciencia con un cinturón.

Al final le llevaron entre los árboles de Piane di Monchio, dejando un reguero de sangre por las heridas causadas. El niño lloró pidiendo que le perdonasen la vida, pero cuando recibió una patada como respuesta, comprendió que todo era inútil. Sólo rogó que le dejasen rezar antes de morir. Lo hizo por sus padres y por sus asesinos. Luego recibió dos tiros, uno en la cabeza y otro cerca del corazón, y le semienterraron. La sotana se la quedaron los asesinos como trofeo y la anudaron para convertirla en pelota de fútbol.

Tras un entierro sumario, después de la liberación, el 29 de mayo, recibió el homenaje de todos los parroquianos, y su tumba comenzó a ser lugar de peregrinación, con diversas curaciones atribuidas a su intercesión. En 2006 se abrió en la diócesis de Modena su causa de beatificación, y tras certificar en mayo de 2012 la correspondiente comisión de la Congregación que su muerte fue un martirio in odium fidei, este Jueves Santo, 28.03.2013, el Papa Francisco lo proclamó para todo el mundo, preludio de su beatificación.

Un sueño hecho realidad de otra forma

Pocos días antes de morir, justo el Jueves Santo de 1945, Rolando había escrito este pensamiento: "Jesús, te doy gracias porque te nos has dado en la Santa Hostia y estás siempre con nosotros. Ayúdame a volver pronto al seminario para convertirme en sacerdote". Jesús hizo algo mejor: asimilarle a su Calvario para llevarle más deprisa a la gloria.