......HISTORIA DE NAVARRA.......Crónica del siglo XXI
La crisis económica iniciada en 2007

Las chicas sacan mejores notas que los chicos en todos los niveles porque estudian más

Cada puesto escolar cuesta 3.500 euros anuales en la concertada y 7.300 en la pública, pero a la enseñanza privada y concertada sólo se le permite dar plazas al 34% de los alumnos en Navarra

El fracaso escolar es mucho menor entre las chicas

DIARIO DE NAVARRA. B. ARMENDÁRIZ. PAMPLONA Domingo, 14 de junio de 2009

Los datos están ahí. No mienten. Tanto en la enseñanza obligatoria como en la universitaria las mujeres sacan mejores notas. Y no es algo nuevo. En un momento en el que el fracaso escolar se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los responsables educativos, planteando incluso becas para evitar que los estudiantes dejen las aulas sin obtener un título, es bueno hacer balance.

En nueve años, parece que las políticas educativas encaminadas a evitar que los alumnos abandonen la escuela sin acabar la enseñanza obligatoria no han logrado sus frutos. Lejos de disminuir la tasa de fracaso escolar en este tiempo, lo cierto es que los porcentajes de alumnos sin titulación básica han aumentado. Si en el año 2000, el fracaso escolar se situó en el conjunto de España en el 26,6%, en 2006 la tasa era del 30,8%. No obstante, estas cifras ocultan una diferencia entre chicos y chicas más que notable. Según los últimos datos de la publicación Magisterio, especializada en información educativa, en 2006 el índice de fracaso escolar entre los alumnos de Secundaria era del 37,6%, mientras que en las chicas se situó en el 23,6%, casi quince puntos menos. Esta tendencia nacional es el reflejo de lo que ocurre en todas y cada una de las autonomías, salvo, quizás, en Ceuta, donde las diferencias son mínimas e, incluso, ligeramente mayor entre las féminas (51,8% ellos y 52,1% ellas).

En Navarra, donde la tasa de fracaso escolar era de 22,3% en 2006, casi doce puntos separan el 28% de fracaso masculino y el 16,2% femenino. Esta tendencia se ha mantenido constante, en torno a los diez puntos, a lo largo de los años. Aunque la tasa es menor que la nacional, el propio departamento de Educación del Gobierno de Navarra y los grupos parlamentarios han mostrado su preocupación al respecto y confían en lograr que todos los alumnos terminen, como mínimo, la Educación Secundaria y, por tanto, lograr un fracaso escolar cero.

En la universidad

Las diferencias entre chicos y chicas que se han detectado durante Secundaria se trasladan también a otras esferas académicas y son más visibles en la universidad, donde las mujeres representan la mitad del alumnado e, incluso más, y acaparan los mejores expedientes. Así, por ejemplo, en la Universidad Pública de Navarra estudian este año 3.643 mujeres, un 49,57% del total de los 7.348 alumnos. No obstante, son ellas las que más rendimiento sacan a su estudio, hasta el punto de representar el 79% de los estudiantes que terminan su carrera en los años estipulados, frente a un 20,92% de hombres. Es más, tomando como referencia las notas medias de los expedientes académicos, las mujeres ocupan 16 de los 20 primeros lugares, con calificaciones medias que van desde el 2,5 (a caballo entre el notable y el sobresaliente) y el 3,33 (sobresaliente). Por contra, entre las 20 notas medias más bajas, 7 corresponden a mujeres y 14 a hombres.

Entre los dos campus de la Universidad de Navarra (Pamplona y San Sebastián), las mujeres representan el 54,6% de la matrícula. Este año son 4.812, de un total de 8.817 alumnos. En Pamplona, donde se encuentran más facultades de Letras, las mujeres representan el 57,9% de la matrícula (4.359), mientras que en San Sebastián, donde está la facultad de ingenieros, la tasa desciende al 35,1%.

Al margen de las carreras, también en la Universidad de Navarra son ellas las que, en mayor proporción, terminan la carrera en los años correspondientes. Así, por ejemplo, en Medicina, el 90,9% de las alumnas matriculadas se graduó en seis años, frente al 82,8% de los chicos. En Biología, lo hizo el 100% de las estudiantes frente al 90,6% de ellos, incluso en Ingeniería, un 82,6% de las chicas se graduaron en sus años, frente a un 60% de los alumnos. Quizás sea Economía una de las pocas carreras en las que ellos repuntan más (un 66,7% de los chicos aprobaron frente a un 58,8% de las chicas).

No obstante, los científicos y sociólogos son tajantes. No existe una diferencia genética que haga que las mujeres saquen mejores notas ni tampoco que se decanten por carreras letras, frente a las científicas. Se debe, únicamente, a razones culturales que poco a poco se están desterrando.