HISTORIA DE ESPAÑA

La RENFE desde el monopolio en 1941 a la liberalización decretada en 2012

FERROCARRILES EN ESPAÑA EN EL XIX

 

Longitud de la red ferroviaria, 1848 - 1935

Longitud de la red ferroviaria en kilómetros

Fuente: Cordero y Menéndez, 1978

Esta gráfica sólo presenta el kilometraje de vía ancha, no el de los ferrocarriles de vía estrecha.

El kilometraje de vías férreas es el principal indicador del desarrollo del ferrocarril.

La primera parte de la gráfica hasta 1874 corresponde a la época en que se impone el liberalismo, la de Isabel II y la del sexenio revolucionario. Después viene la época de la Restauración en sus dos fases de montaje y de crisis, y la 2ª República desde 1931.

1848 - 1855: la gráfica asciende lentamente, es la fase inicial del ferrocarril en España.

1855 -1865: ascenso con una pendiente mucho mayor que refleja el desarrollo ferroviario forzado en la época de O'Donnell.

1875 -1895: la pendiente es menor, pero aún es bastante más grande que en el siglo XX.
El kilometraje de vía férrea, pese a la crisis de 1864-68, sigue aumentando considerablemente, porque se van completando los proyectos en marcha y realizando las instalaciones requeridas por las comarcas y ciudades a las que aún no había llegado el ferrocarril;
entre 1875 y 1900: de 5.840 Km a 11.039 Km de vía ancha.
y de 254 Km a 2.166 Km de vía estrecha.

1900-1931: Después, el ferrocarril de vía ancha se estanca por la competencia de la carretera y porque ya se han tendido las líneas que interesaban:
se pasa de esos 11.039 Km de 1900 a 12.030 Km en 1931;
pero el ferrocarril de vía estrecha, mejor adaptado a las pendientes y las curvas del tan accidentado relieve español, sigue aumentando aceleradamente, sobre todo desde la nueva ley ferroviarria de 1877: pasa de esos 2.166 Km de 1900 a 5.248 Km en 1931, porque aún había muchas líneas locales que interesaba instalar:.

Otros aspectos:

Grandes dificultades geográficas. Se añaden las derivadas del diferente ancho de vía férrea (1'67 m en España frente a 1'435 m en Francia).

En el siglo XX, la actividad ferroviaria no se concibe ya como especulativa. Ya no se enterrarán en el ferrocarril masas tan inmensas de capitales contando con que se iban multiplicar a corto plazo.

Los resultados de la actividad ferroviaria presentan,
en cuanto al transporte de mercancías, una multiplicación por 10 entre 1875 y 1920; después se multiplica por 1'5 de 1920 a 1930.
En cuanto a los pasajeros, se multiplican por 8 en el primer periodo. En el segundo, por 1'2.

Después de la guerra de 1936-1939, las líneas férreas se unifican y se estatalizan: toda la red ferroviaria de vía ancha pasa a ser de una única empresa propiedad del estado que es la RENFE (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles). Antes, cada línea era de una empresa. Ahora, en el siglo XXI, se plantea permitir la utilización de las mismas vías férreas por varias empresas ferroviarias, suprimiendo el monopolio de la RENFE.
En 2005, se produce el desdoblamiento:
ADIF es la empresa que queda como gestora de las vías y demás infraestructuras y
RENFE OPERADORA queda como la empresa que explota los trenes.

Además, desde 1992, se está extendiendo el AVE con un ancho de vía diferente.