... .. ENCÍCLICAS....Enseñanzas pontificias.....Artículos....Textos ...INDEX

Las enseñanzas de san Juan Pablo II

La nueva síntesis de fe y vida, el reinado de Dios, en las enseñanzas del papa san Juan Pablo II

Actos de san Juan Pablo II para defender la fe y disciplina dentro de la Iglesia

Ecclesia Dei 2 de julio de 1988

Carta del papa san Juan Pablo II al P. Kolvenbach, entregada en Paray le Monial el 5 de octubre de 1986

LA MISIÓN DE LA IGLESIA HASTA EL MARTIRIO:
ÚNICAMENTE ANUNCIAR EL EVANGELIO DE CRISTO PARA LA SALVACIÓN DEL MUNDO

LA APORTACIÓN DE LOS CRISTIANOS A LA CONSTRUCCIÓN DE EUROPA:
SU FIDELIDAD A CRISTO Y AL EVANGELIO

Doctrina pontificia sobre la democracia

Lo que hace totalitarios a los regímenes democráticos según san Juan Pablo II

Carta Apostólica Rosarium Virginis Mariae de san Juan Pablo II, del 16 X 2002, en la que establece los misterios de luz

CARTA APOSTÓLICA SPIRITUS ET SPONSA DE JUAN PABLO II EN EL XL ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN SACROSANCTUM CONCILIUM SOBRE LA SAGRADA LITURGIA

Juan Pablo II: LA MÚSICA SACRA DEBE TENER COMO PUNTO DE REFERENCIA LA SANTIDAD

DISCURSO DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II A DON JORGE DEZCALLAR DE MAZARREDO NUEVO EMBAJADOR DE ESPAÑA ANTE LA SANTA SEDE. Viernes 18 de junio de 2004, SOLEMNIDAD DEL SAGRADO CORAZÓN

DISCURSO DEL PAPA JUAN PABLO II AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA DON JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ ZAPATERO EN SU VISITA AL VATICANO EL 21.06.2004

El Papa recuerda la consagración del mundo a María según el designio de Fátima

Texto original del tercer secreto de Fátima

Los dos primeros secretos de Fátima

Juan Pablo II y la Virgen de Fátima, una historia de amor filial

Spes Aedificandi Juan Pablo II proclama copatronas de Europa a santa Brígida de Suecia, santa Catalina de Siena y santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein)

Catequesis de San Juan Pablo II sobre los dones del Espíritu Santo

Discurso del Papa san Juan Pablo II en la celebración del centenario de la encíclica Providentissimus Deus y del 50 aniversario de la encíclica Divino Afflante Spiritu, anunciando el documento La interpretación de la Biblia en la Iglesia: AAS 86 [1994], pp. 232-243. (AAS 85 [1993], pp. 764-772); viernes, 23 de abril de 1993

Constitución Apostólica Scripturarum Thesaurus de san Juan Pablo II de 1979 por la que promulga la Nueva Biblia Vulgata

Juan Pablo II sobre san José de Cupertino

La escuela del Corazón de Jesús: EL CORAZÓN DE JESÚS MARCA CON SUS LATIDOS LA HISTORIA DEL MUNDO

"Que nunca disminuya en vosotros la conciencia de ser miembros de una universidad católica que ha tomado su nombre y su inspiración del Sagrado Corazón de Jesús.
En la escuela de ese Corazón divino, que con sus latidos marca el ritmo de la historia del mundo, aprended a ser personas de fe, profesionales preparados y apóstoles intrépidos del Evangelio".
(San Juan Pablo II, 29.02.1992. Discurso a los miembros de la Universidad Católica Italiana del Sagrado Corazón, en Roma).

La oración del rosario se ha de vivir como una verdadera introducción a la profundidad del Corazón de Cristo

Para resaltar el carácter cristológico del Rosario, considero oportuna una incorporación que, si bien se deja a la libre consideración de los individuos y de la comunidad, les permita contemplar también los misterios de la vida pública de Cristo desde el Bautismo a la Pasión. En efecto, en estos misterios contemplamos aspectos importantes de la persona de Cristo como revelador definitivo de Dios. Él es quien, declarado Hijo predilecto del Padre en el Bautismo en el Jordán, anuncia la llegada del Reino, dando testimonio de él con sus obras y proclamando sus exigencias. Durante la vida pública es cuando el misterio de Cristo se manifiesta de manera especial como misterio de luz: «Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo» (Jn 9, 5). 

Para que pueda decirse que el Rosario es más plenamente 'compendio del Evangelio', es conveniente pues que, tras haber recordado la encarnación y la vida oculta de Cristo (misterios de gozo), y antes de considerar los sufrimientos de la pasión (misterios de dolor) y el triunfo de la resurrección (misterios de gloria), la meditación se centre también en algunos momentos particularmente significativos de la vida pública (misterios de luz). Esta incorporación de nuevos misterios, sin prejuzgar ningún aspecto esencial de la estructura tradicional de esta oración, se orienta a hacerla vivir con renovado interés en la espiritualidad cristiana, como verdadera introducción a la profundidad del Corazón de Cristo, abismo de gozo y de luz, de dolor y de gloria.
(San Juan Pablo II,
CARTA APOSTÓLICA ROSARIUM VIRGINIS MARIAE DE JUAN PABLO II, 16 octubre del año 2002).

-----------------

 

--------------------------------------------------

DAR LA VIDA EN LA CRUZ, PLENITUD DE LA REVELACIÓN DE DIOS QUE ES AMOR

"Es sabido que el término griego que significa «testimonio», la palabra «martyron» (a veces «martyria»), en latín «martyrium», indica también la persecución a causa de la verdad hasta el sacrificio de la vida. Tal fue, en primer lugar, el testimonio, el martyrium de Cristo mismo. Precisamente en el hecho de dar la vida como sacrificio ofrecido en la cruz reside la plenitud de la revelación de Dios que es amor (la plenitud de la autorrevelación de Dios)". (San Juan Pablo II al Congreso Teológico Internacional de Czestochowa, el 15.08.1991. L'Oss. 23.08.1991).

"El núcleo central del anuncio salvífico está en aquella verdad extraordinaria: «Dios te ama. Cristo ha venido por ti» (Christifideles laici, 34)"
(San Juan Pablo II, Exhortación a los sacerdotes y religiosos en Caserta el 24.05.1992. L'Oss. 12.06.1992).

LA NATURALEZA TAMBIÉN REVELA A DIOS

"El Señor actúa con su palabra no sólo en la creación, sino también en la historia. Se revela con el lenguaje mudo de la naturaleza (cf. Sal 18, 2-7), pero se expresa de modo explícito a través de la Biblia y su comunicación personal en los profetas, y plenamente a través de su Hijo (cf. Hb 1, 1-2). Son dos dones diversos, pero convergentes, de su amor" (Catequesis de Juan Pablo II el 20.08.2003. L'Oss. 22.08.2003).
(volver al conocimiento racional de Dios)


San Juan Pablo II invita a rezar la oración especial a san Miguel que introdujo León XIII al final de la misa

"Quiera Dios que la oración nos fortalezca para la batalla espiritual de la que habla la carta a los Efesios: «Fortaleceos en el Señor y en la fuerza de su poder» (Ef 6, 10). A esa misma batalla se refiere el libro del Apocalipsis, reviviendo ante nuestros ojos la imagen de san Miguel arcángel (cf. Ap 12, 7). Seguramente tenía muy presente esa escena el Papa León XIII cuando, al final del siglo pasado, introdujo en toda la Iglesia una oración especial a san Miguel:

«San Miguel arcángel, defiéndenos en la batalla contra los ataques y las asechanzas del maligno; sé nuestro baluarte...».

Aunque en la actualidad esa oración ya no se rece al final de la celebración eucarística, os invito a todos a no olvidarla, a rezarla para obtener ayuda en la batalla contra las fuerzas de las tinieblas y contra el espíritu de este mundo"
(San Juan Pablo II:
Regina Coeli, 24 de abril de 1994).

Sancte Michael Archangele, defende nos in praelio.
Contra nequitiam et insidias diaboli esto praesidium.
Imperet illi Deus, supplices deprecamur:
tuque princeps militiae caelestis,
Satanam aliosque spiritus malignos,
qui ad perditionem animarum pervagantur in mundo,
divina virtute in infernum detrude.
Amen
Arcángel san Miguel, defiéndenos en la lucha.
Sé nuestro amparo contra la perversidad y las asechanzas del demonio.
Reprímale Dios, pedimos suplicantes;
y tú príncipe de la milicia celestial,
con el divino poder, arroja al infierno a Satanás
y a los otros espíritus malignos
que vagan por el mundo
para la perdición de las almas.
Amén

--------------------------------------------------

L'Oss significa L'Osservatore Romano, Edición en castellano