HISTORIA DE ESPAÑA
HISTORIA UNIVERSAL

La independización de Hispanoamérica (1810-1825)

La revolución liberal e independentista de Hispanoamérica fue realizada no por los indios, mestizos, mulatos y negros, sino por los criollos en su mayor parte, otros fueron realistas, como los de España, fieles a la Hispanidad y a la monarquía en conexión con su fe católica. Los criollos son los descendientes de españoles, o españoles mismos, de la América Hispana, que constituyen la alta sociedad y pretenden ser la clase dirigente

Proceso doble y simultáneo de

Causas:

NÚCLEOS Y CAUDILLOS

Fases:

Quedarán unidas a España hasta 1898 Cuba y Puerto Rico y, en Asia, Filipinas,
y más allá, en Oceanía las Marianas, las Carolinas y las Palaos hasta 1899.

Nueva dependencia

El separatismo proseguirá subdividiendo las tierras iberoamericanas hasta su fragmentación en contraste con la situación de los USA, que no sólo no son subdivididos, sino que se expansionan. Los que dirigen los dos procesos toman decisiones contrarias con el mismo objetivo. Desintegrar la Hispanidad, liquidarla y desmembrarla y extender la revolución liberal por América y su propio poder por medio de los USA, que están ya fuera de la civilización católica a diferencia de Hispanoamérica, que subdividida es más fácil de dominar.

Bolívar quiso federar toda Hispanoamérica para mantenerla unida. En la Entrevista de Guayaquil de 1822, San Martín dejó vía libre a Bolívar para que mantuviese todo unido, pero fracasó la Federación de los Andes y ni siquiera pudo Bolívar evitar la disgregación de la Gran Colombia (Venezuela, Colombia y Ecuador), que sólo existió entre 1821 y 1829, y que aglutinaba los países que él había independizado y que acataban su presidencia.

En 1823, tras la caída de Itúrbide, se separan de México las Provincias Unidas de Centroamérica, que se fueron disgregando desde 1839 en cinco repúblicas, a las que se unió en 1903, Panamá independizado de Colombia con apoyo de los USA para construir allí el Canal (que se abrió en 1914).

(Ver el mapa del Virreinato de Nueva España tecleando aquí)----------------------------(Ver el mapa de la expansión de los USA tecleando aquí).

La revolución no se estabilizará tampoco nunca hasta nuestros días. Sino que producirá una alternancia continua de épocas caóticas y otras dictatoriales. Se les superpondrán las revoluciones de la segunda parte de la Edad Contemporánea, las de tipo socialista. Y también se les superpondrán el control de Inglaterra en el XIX y el de los USA en el XX y en el XXI. El control de los que mandan en los que figuran al frente de esas potencias.

-------------------------------

“América española es libre y si sabemos actuar con habilidad será nuestra” (George Canning, después de reconocer la independencia) (Historia universal. Editorial Daimon). "La cosa está hecha, el clavo está puesto. Hispanoamérica es libre y si nosotros no gobernamos tristemente nuestros asuntos, es inglesa". (George Canning. 1825). “La disposición de los nuevos estados americanos es altamente favorable para Inglaterra. Si nosotros sacamos ventaja de esa disposición podremos establecer por medio de nuestra influencia en ellos, un eficiente contrapeso contra los poderes combinados de EEUU y Francia, con quienes tarde o temprano tendremos contienda” (Canning).

---------------------------

¿Qué es ser "un español puro"?

Decir Latinoamérica para eliminar a España y la hispanidad

Nuestra Señora del Pilar, Reina de la Hispanidad

-----------------------

Los gachupines

---------------------------

PÍO MOA: Una historia chocante

“GUERRA DE EXTERMINIO”

Bolívar, por ejemplo, decretó la “guerra a muerte” para “destruir en Venezuela la raza maldita de los españoles (…) Ni uno solo debe quedar vivo”. Trataba de abrir un foso entre éstos y los hispanoamericanos, muy renuentes a seguirle en su lucha independentista. El decreto consiguió su objetivo (aunque de forma parcial: a menudo los bolivarianos obtenían sus “voluntarios” por la pura coerción, encarcelando y llevando atados a los jóvenes. De ahí que emplearan también a mercenarios ingleses, useños y otros). Panegiristas de Bolívar siguen tomando esa guerra de exterminio por “su mayor timbre de gloria”. Pero el coste fue terrible: las matanzas de prisioneros y civiles nacidos en España se multiplicaron, y, con las represalias españolas, dieron a la lucha un carácter terrorista que marcaría la política de aquellos países mucho después de la independencia.

El propio Bolívar, cada vez más adusto y sombrío, escribirá: “No confío en el sentido moral de mis compatriotas”, y confesará a Santander: “Amigo, no es sangre lo que fluye por nuestras venas, sino vicio mezclado con miedo y horror”; si bien la desmoralización ambiente debía mucho a los modos de guerra por él desatada Santander había ordenado, entre otras, la matanza de 36 oficiales españoles prisioneros, previamente perdonados por Bolívar. Un presente que le recordó el indulto fue también fusilado sobre el terreno. “Me complace particularmente matar a todos los godos”, dijo otra vez.

EDUCADOR DE ARGENTINA
Aunque españoles de origen, los independentistas se proclamaron herederos y vindicadores, un tanto increíbles, de la América precolonial, cuya tradición decían defender contra España. Los indios, desde luego, apenas se llamaron a engaño, y en aquellas guerras permanecieron pasivos o respaldaron a Madrid, siendo por ello masacrados en varias ocasiones. Ya independientes, los indios mejicanos fueron despojados de sus tierras, poseídas colectivamente, y peor pasó en ArgentinaSarmiento, educador de este país según opinión extendida, hablaba con sinceridad cuando trataba a los mapuches de “indios asquerosos, a quienes habríamos hecho colgar y mandaríamos colgar ahora”. Al igual que en Usa, los indios argentinos fueron acosados y exterminados. No era menos claro con los gauchos: “No trate de economizar sangre de gauchos –recomendaba al general Mitre–. Éste es un abono que es preciso hacer útil al país”.

----------------------------------------------------------------------------

Qué es ser "un español puro"

La Hispanidad es la Cristiandad combatiente, militante, defendida y extendida por España y por los pueblos que de ella la han recibido así intensificada.
Ser partícipe de la hispanidad no es una cuestión de raza o de etnia, o más bien de una combinación étnica determinada, sino con cualquier combinación étnica que se tenga ser partícipe de la civilización de la europeidad de la Cristiandad arraigada constitutivamente en los pueblos de España (Hispania) con mucha mayor intensidad y extensión por la combatividad y militancia tenaz de España en defensa de la Europa de la Cristiandad en la Reconquista, en la resistencia frente al Imperio Islámico turco y frente a la revolución protestante, mientras la extendía por las Indias de América, Asia, África y Oceanía. La Hispanidad es la extensión por España (Hispania) y las Indias de esta europeidad de la Cristiandad que en España es mucho más intensa por su fiel militancia y combatividad. Triplemente potenciada en intensidad la pertenencia de España a la Europa de la Cristiandad en las Navas de Tolosa, en Mühlberg y en Lepanto. Y exponencialmente aumentada al extenderla ecuménicamente por las Indias de Oriente y de Occidente.

Para los que se creen que ser de la Hispanidad es ser de "pura" ascendencia española vamos a ver qué es "un español puro":

Ser un "español puro" es descender de los

tartesios

preiberos e iberos

celtas y celtíberos

vascones

várdulos, caristios y autrigones

fenicios y cartagineses

griegos

romanos

judíos

suevos,

vándalos y alanos

visigodos

árabes

beréberes o moros

negros y eslavos

gascones

franceses

gitanos

etc.

etc.

El que hable de etnias puras es un ignorante puro y duro

Si además de estos ingredientes étnicos se adquiere algún otro en las Indias de América, o de los otros continentes, sea nahuatl, tolteca, guaraní o cualquier otro amerindio; sea afroamericano, tagalo filipino, etc., se seguirá teniendo una combinación étnica con algún otro ingrediente más entre los que se conocen históricamente, que a su vez son combinaciones de otros anteriores, hasta perderse en la Prehistoria, en la que no se conoce a los pueblos por sus nombres.
Si los ingredientes son muchos en los 30 siglos de Historia de España, ¿cuántos más tenemos procedentes de los 30.000 siglos anteriores?
El que hable de etnias puras es un ignorante puro y duro.

Lo hispano se pierde por el cambiazo de la Europa de la Cristiandad por la Europa del laicista europeísmo que la suplanta. Los que dan el cambiazo son los ilustrados del XVIII, los liberales del XIX y los socialistas y liberales del XX y del XXI cualquiera que sea la combinación étnica que tengan.
Los criollos del XVIII y del XIX, descendientes de españoles,
que constituían y constituyen la alta sociedad y pretenden ser la clase dirigente de las Indias, reciben y asumen mayoritariamente las ideas de la Ilustración y después del liberalismo y del socialismo. Estos son los que más han perdido la hispanidad en la medida en que han asumido esas ideas, lo mismo que los españoles que han hecho eso mismo.
Han mantenido más la hispanidad los de las clases populares que son en muchos casos indios, mestizos, mulatos, etc.
Los que hicieron la revolución liberal e independentista fueron criollos que mayoritariamente combatieron contra la Hispanidad y además objetivamente trabajaron para Inglaterra. Aunque algunos de los criollos fueron realistas tradicionales, como los de España, fieles a la Hispanidad y a la monarquía en conexión con su fe católica.
Las clases populares han sido llevadas desde arriba en la misma dirección antihispánica desde entonces.
Aunque aún se mantiene y se desarrolla algo en España y en Hispanoamérica la Hispanidad, no es entre los que mandan, que, desde los años 50 del XX, están llevando a España hacia el europeísmo enemigo de la Europa de la Cristiandad y mucho más enemigo aún de la Hispanidad.

Los criollos

--------------------

El principio de España y el de su eliminación según Menéndez y Pelayo

«Ni por la naturaleza del suelo que habitamos, ni por la raza, ni por el carácter, parecíamos destinados a formar una gran nación. Sin unidad de clima, ni unidad de costumbres, sin unidad de culto... sin sentimiento de nación, sucumbimos ante Roma tribu a tribu, ciudad por ciudad, hombre por hombre... Fuera de algunos rasgos nativos de selvática y feroz independencia, el carácter español no comienza a acentuarse sino bajo la dominación romana... Roma nos da la unidad de lengua... Pero faltaba otra unidad más profunda: la unidad de creencia... Esta unidad se la dio a España el Cristianismo... Por él fuimos nación y gran nación, en vez de muchedumbre de gentes».
«Presenciamos el lento suicidio de un pueblo
que, engañado por gárrulos sofistas, hace espantosa liquidación de su pasado, escarnece a cada momento las sombras de sus progenitores, huye de todo contacto con su pensamiento, reniega de cuanto en la Historia hizo de grande, arroja a los cuatro vientos su riqueza artística y contempla con ojos estúpidos la destrucción de la única España que el mundo conoce, la única cuyo recuerdo tiene virtud bastante para retardar nuestra agonía. Un pueblo viejo no puede renunciar [a su historia] sin extinguir la parte más noble de su vida y caer en una segunda infancia muy próxima a la imbecilidad senil». Menéndez y Pelayo (1856-1912)

HISTORIA DE ESPAÑA
HISTORIA UNIVERSAL