España es ya el mayor consumidor y la principal puerta de entrada de drogas de la UE y los españoles se encuentran entre los ciudadanos de la Unión Europea que abusan del alcohol con más frecuencia

DIARIO DE NAVARRA. Sábado, 1 de marzo de 2008. EFE. WASHINGTON

España es ya el mayor consumidor de cocaína, hachís y drogas de diseño de la UE

- Uno de cada cinco europeos que toma cocaína reside en España

- Un informe de EE UU señala que España se consolida como principal puerta de entrada de la cocaína a Europa

- El informe reconoce los esfuerzos de la Administración y destaca los operativos policiales contra el narcotráfico

España no sólo es el mayor punto de entrada a Europa de la cocaína procedente de Latinoamérica, sino que también se ha convertido en el mayor consumidor de drogas de diseño, de cocaína y de hachís de toda la Unión Europea.

Así consta en un informe publicado ayer, 29.02.2008, por el Departamento de Estado denominado Estrategia para el Control Internacional de Narcóticos, que analiza la colaboración de otros países en la lucha de Estados Unidos contra el narcotráfico.

El informe deja de manifiesto el enorme esfuerzo que están haciendo las autoridades españolas por frenar el tráfico de drogas, lo que permitió, por ejemplo, que en noviembre pasado se incautara una cantidad casi récord de cocaína.

Sin embargo, deja en evidencia el alto consumo de esta droga entre la población española, de la que el tres por ciento, dice, la toma de manera regular.

Ello hace que uno de cada cinco europeos que consume cocaína viva en España, y que nada menos que el cincuenta por ciento de los nuevos pacientes admitidos en centros de rehabilitación españoles sean adictos a esta droga.

Drogas de diseño

Pero además de la cocaína, el informe denuncia que España se ha convertido también en el mayor consumidor de drogas de diseño y de hachís de la Unión Europea, droga ésta última que suele proceder de los países vecinos del Magreb, como Marruecos y Argelia. "El tráfico marítimo de hachís en el Mediterráneo es un negocio a gran escala", dice el informe.

Además, España se ha consolidado como la principal puerta de entrada a Europa de la cocaína sudamericana y el hachís de Marruecos, y además se ha convertido en el punto por donde regresan a Latinoamericana los ingresos procedentes de esta actividad.

"Colombia parece que es el mayor suministrador de cocaína, aunque otras informaciones disponibles sugieren que se está produciendo un incremento en los envíos de cocaína desde Bolivia, vía barco o avión, con escala en Venezuela o Argentina", asegura el informe estadounidense.

Esfuerzos de España

El informe destaca asimismo, en cualquier caso, los esfuerzos que está realizando el Gobierno español, que ha convertido el tráfico de drogas en una de sus máximas preocupaciones y que "mantiene unas excelentes relaciones con Estados Unidos".

El informe relata los operativos que han desarrollado la Policía Nacional, la Guardia Civil, los servicios de aduanas y las fuerzas policiales autonómicas para frenar el narcotráfico.

Estas operaciones han llevado en los últimos meses a numerosas detenciones de distribuidores de drogas sintéticas, como el LSD y éxtasis, reconoce el informe.

----------------

África, una nueva vía de entrada

DIARIO DE NAVARRA. Sábado, 1 de marzo de 2008. EFE. WASHINGTON

El Departamento de Estado advirtió ayer, 29.02.2008, de que los traficantes están usando una nueva vía para introducir cocaína latinoamericana en España a través de África, y admitió que no hay un plan adecuado para responder a esta amenaza. David Johnson, secretario adjunto de temas de narcóticos del departamento de Estado, señaló a España por su situación geográfica como la pieza clave del nuevo itinerario de los alijos de cocaína, dirigidos a todo el continente europeo. Los contrabandistas habían usado ya este camino desde África ocasionalmente en el pasado, pero ahora los envíos se han multiplicado. "No es un problema a pequeña escala. Es un desafío grande", dijo Johnson. La droga, según Estados Unidos, sale de Colombia a través de Venezuela, es transportada a África Occidental y de ahí cruza el Estrecho de Gibraltar para llegar a Europa, el mercado de cocaína que más crece en el planeta. Los narcotraficantes explotan con su fuente inagotable de sobornos la debilidad institucional y el escaso control del territorio de los gobiernos africanos.

----------------------------------------

El alcohol en España

LD 2010-04-22 europa press

Los españoles se encuentran entre los ciudadanos de la Unión Europea que abusan del alcohol con más frecuencia. El 34% de los españoles confiesa beber cinco o más copas al día (umbral utilizado por Comisión para definir el consumo excesivo) al menos una vez por semana, frente al 29% de media comunitaria, según una encuesta del Eurobarómetro hecha pública este jueves.

Irlanda es el país de la UE con mayor porcentaje de ciudadanos que beben en exceso cada semana (44%), seguido de Rumanía (39%), Alemania y Austria (36%) y Reino Unido y Grecia, que están al mismo nivel que España (34%). En contraste, sólo el 11% de los letones y el 13% de los suecos admiten abusar del alcohol con frecuencia.

Paradójicamente, España es uno de los Estados miembros con mayor porcentaje de abstemios (32%), superado únicamente por Portugal (42%), Italia (39%) y Hungría (35%). El promedio de personas que nunca beben alcohol en la UE se sitúa en el 24%. En el otro extremo de la clasificación se encuentran daneses (sólo un 7% se declara abstemio) y suecos (10%).

Aunque el abuso frecuente del alcohol afecta a todos los grupos de edad, predomina entre los jóvenes de 15 a 24 años (33% de media en la UE), según el Eurobarómetro. Ello hace que los jóvenes estén más expuestos a las consecuencias de la ebriedad, como accidentes de tráfico o violencia, alertó la Comisión. El consumo cotidiano de alcohol es especialmente frecuente entre los mayores de 55 años (25%), lo que puede aumentar el riesgo de enfermedades crónicas, de acuerdo con Bruselas.

Según el Eurobarómetro, los conductores españoles tienden a minimizar los riesgos del alcohol al volante. Así, aunque la mayoría de los encuestados considera que es peligroso conducir tras haber bebido, el 24% (10 puntos más que la media europea) confiesa que conduciría tras haber bebido más de dos copas en dos horas, es decir, una cantidad suficiente para dar una tasa de alcoholemia que supera el límite legal.

De hecho, la mayoría de los españoles (66%) no dio la respuesta correcta al ser preguntado por el límite de alcohol en la sangre con el que está permitido conducir (0,5 gramos por litro). Se trata de uno de los porcentajes de desconocimiento más altos de toda la UE.

En la UE, el consumo abusivo de alcohol es la tercera causa más importante de enfermedad, responsable de 195.000 muertes al año. El coste económico estimado es de 125.000 millones de euros al año.

------------------------