Lucha contra la Anorexia y la Bulimia...........................Inicial

LAS DIETAS, SÓLO CON PRESCRIPCIÓN MÉDICA Y CONTROL FACULTATIVO, COMO LOS MEDICAMENTOS

Aunque los factores que llevan a la Anorexia y la Bulimia son múltiples, el desencadenante último de estos graves trastornos psiquiátricos son las dietas restrictivas en las que desembocan todos esos diversos factores al final.

Ponerse a dieta sin prescripción médica es tan peligroso o más que automedicarse. La propaganda de las dietas restrictivas y la publicidad que utiliza (y propaga) cuerpos enflaquecidos constituyen una parte principal de los factores que llevan a las dietas anoréxicas y forman parte de la constelación de factores socioculturales, que junto con los personales y familiares son los predisponentes y desencadenantes de estos Trastornos de la Conducta Alimentaria.

El volumen mundial del negocio de las dietas es difícil de precisar, pero su orden de magnitud es de miles de millones de dólares o euros anuales. El de la publicidad inductora de la delgadez a ultranza es equiparable. Lo supera el de la moda enemiga de los cuerpos femeninos, la moda feminófoba. Pero además de muy lucrativas, son actividades enormemente insalubres, nocivas y peligrosas. El Dr. Toro, uno de los máximos conocedores de los Trastornos de la Conducta Alimentaria, declaró ante el Senado en 1999 que, sólo en el Reino Unido, las industrias y servicios destinados al adelgazamiento mueven un billón de libras esterlinas al año. También allí mismo concluyó este eminente psiquiatra que "hay que admitir que no tendríamos trastornos alimentarios de este tipo sin una restricción alimenticia voluntaria".

El 38% de las chicas hace una o más dietas al año

Las autoridades sanitarias deberían tomar medidas, igual que contra la automedicación, para controlar la propaganda de dietas y la publicidad que maneja cuerpos enflaquecidos, cuerpos yoghurt. Un estudio epidemiológico realizado en Navarra en 1997 por la Clínica Universitaria entre las chicas de 12 a 21 años revelaba que, el 38% se someten a una o más dietas restrictivas cada año, y el 11'1% hacen más de cuatro dietas restrictivas al año. El estudio ponía de manifiesto que únicamente en un 7,5% de los casos la dieta se realiza por prescripción médica.

En la propaganda indirecta de dietas adelgazantes, se empieza hablando contra la obesidad, pero enseguida se hace la transición abusiva al sobrepeso, siendo así que el mero sobrepeso, no es aún un problema serio, ni algo que haya que combatir con dietas restrictivas autoimpuestas. Cuando se presenta la obesidad, el médico ya se encarga de intervenir, derivando al afectado al endocrinólogo nutricionista y, si no, siempre se puede recurrir directamente a ese facultativo, el cual tras exhaustivos análisis, incluyendo los hormonales y metabólicos, prescribe el tratamiento en el que la dieta es un elemento más, si la considera necesaria el médico, y éste realiza los menús personalizados y equilibrados o encarga su realización al dietista, y además controla en todo momento médicamente la evolución general del paciente y no sólo la de su obesidad. Evita así que la dieta se convierta en el típico problema peor que la enfermedad, que, si es sin prescripción médica ni control facultativo, hará rebrotar el sobrepeso y la obesidad corregidos y aumentados, y eso en el menos malo de los casos, porque en otras ocasiones, añade otras enfermedades aún peores como la Anorexia o la Bulimia Nerviosas.

La publicidad de las dietas, como la de las medicinas

Las campañas contra la obesidad hay que cuidar con qué lemas se hacen, porque hemos visto algunos completamente contraproducentes como "perder peso es ganar salud", que en sí mismos son falsos; pero además impactan en las adolescentes, de por sí insatisfechas con su aspecto, deficitarias de autoestima y carentes de autoaceptación, induciéndolas a la dieta restrictiva, que por otros muchos lados se les sugiere seductoramente, y que las lleva a conductas preanoréxicas, y a mantenerlas hasta desembocar pronto, en demasiados casos, en la Anorexia y la Bulimia.

El Senado incluyó entre sus "recomendaciones" de 1999 que en la publicidad de las dietas apareciese claramente el nombre del médico responsable con su número de colegiado. Aunque esto no elimina la necesidad de que la prescripción de la dieta sea personalizada, como la de los fármacos. También recomendó evitar la publicidad de dietas en publicaciones para menores de edad. Y eso después de constatar en sus "conclusiones" que la propaganda de dietas y las invitaciones a adelgazar a los jóvenes ponen "en grave riesgo su salud". ¿No ha llegado aún el momento de llevar a la práctica aquellas recomendaciones y las que desde entonces se han demostrado necesarias para prevenir y curar la Anorexia y la Bulimia Nerviosas?

Exigimos el lanzamiento de una campaña encabezada por las autoridades sanitarias con estos lemas:

"Las dietas, sólo con prescripción médica y control facultativo; como los medicamentos"

"Las primeras víctimas de la publicidad indiscriminada de las dietas: las mujeres y los jóvenes"

---------------------

Dietas sin prescripción médica

Un 80% de personas con sobrepeso inicia todos los años alguna dieta, pero sólo un 20% acude al médico
«Una dieta nefasta puede llevar a la aparición de una anorexia o bulimia»
Las dietas rápidas pueden producir alteraciones metabólicas y el
síndrome de «reganancia» de peso
Explica el doctor Basilio Moreno, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO)
Jefe de la Unidad de Obesidad del Hospital Gregorio Marañón

DIARIO DE NAVARRA. Lunes, 23.07.2007. ANA SALAMANCA (EFE). MADRID.

Un 80% de personas con sobrepeso inicia todos los años alguna dieta, y sólo un 20% busca orientación médica, según Basilio Moreno, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), que alerta del riesgo de alteraciones metabólicas cuando hay una rápida pérdida de peso. De estos que hacen dieta por su cuenta, prácticamente el 100% abandona y se produce una «reganancia» de peso.

Los dos que acuden a consulta continúan el tratamiento mientras le reporte resultados. Los expertos advierten del incremento en la tendencia a hacer dietas peligrosas para la salud, recetas «milagro» que ofrecen una pérdida de peso rápida. En verano además se dispara el consumo de productos dietéticos y adelgazantes, que comportan un gasto superfluo -señalan- y un alto índice de fracasos.

Todos los años hay alguna dieta nueva, que mezcla «medias verdades con mentiras», «que promete ilusiones para recoger decepciones», resume el presidente de la SEEDO, y una serie de ellas aparece recogidas desde este mes en una web del Ministerio de Sanidad y la Agencia de Seguridad Alimentaria (AESAN), elaborada con las sociedades científicas, en la que se detallan los peligros.

El primer día registró 13.025 visitas y el segundo 17.865, cifras muy por encima de las consultas habituales sobre nutrición, alrededor de 2.000, informaron fuentes de la AESAN, lo que demuestra el interés por este asunto.

Además, en la Agencia de Seguridad Alimentaria diariamente se reciben entre 15 y 20 correos electrónicos solicitando información sobre dietas y establecimientos de dietética, algunos de ellos con una amplia expansión en los últimos años.

Unos kilitos de más

«El individuo, y más la mujer, introduce en el campo de una enfermedad como la obesidad factores estéticos. Por eso, en los veranos se incrementa el porcentaje de los que quieren perder 4 o 5 kilos que estorban estéticamente, pero sin valorar la importancia del sobrepeso y la repercusión sobre enfermedades futuras», declaró Basilio Moreno, Jefe de la Unidad de Obesidad del Hospital Gregorio Marañón.

«Todos quieren coger atajos para perder esos kilos, estar mejor estéticamente», pero puede haber repercusiones en la salud, y el mayor peligro de las dietas indiscriminadas es el síndrome de «reganancia» de peso, antes conocido como «efecto yo-yo», añade Moreno, .

Cuando los descensos rápidos de peso son seguidos de un aumento que sobrepasa el inicial, «se producen una serie de alteraciones metabólicas importantes, que pueden aumentar el riesgo cardiovascular, la aparición de diabetes, hipertensión o aumento de colesterol».

Tras el verano se incrementan las consultas médicas, «por el efecto rebote, por las repercusiones en la salud y por los fracasos», afirma.

En los adolescentes ese efecto yo-yo, por una dieta inadecuada, puede acrecentar el sobrepeso y poner de manifiesto enfermedades subyacentes como hipertiroidismo, crisis de ansiedad o trastornos del comportamiento alimentario. «Una dieta nefasta -insiste- puede llevar a la aparición de una anorexia o bulimia».

Adelgazantes

El mercado de productos dietéticos, complementos alimenticios, hierbas medicinales y otros para mejorar el aspecto físico ha ido creciendo a un ritmo en torno al diez por ciento anual en los últimos años, según datos de la consultora DBK. La publicidad, la moda, parece llevarnos a vivir una obsesión por el adelgazamiento. «La vivimos, pero no la desarrollamos», apostilla Basilio Moreno, porque más de la mitad de los españoles tienen sobrepeso y un 15 por ciento son obesos.

Pocos consideran el exceso de peso peligroso pero, según la última encuesta de SEEDO y la Sociedad Española de Endocrinología y nutrición (SEEN), el 60 por ciento declara conocer algún método «milagroso» para adelgazar, mientras que solo el 2 por ciento conoce los fármacos autorizados por Sanidad.

Una encuesta realizada entre internautas de seis países por una empresa de comunicación y el buscador Google señala que un 85 por ciento acudió a Internet para consultar temas de salud, y los asuntos más buscados, en cuanto a información y medicamentos, son las dietas, control de peso y obesidad.

Internet, arma de doble filo

Internet es un fenómeno fantástico, señala el doctor, pero con muchas informaciones inexactas, y entre la población se alimentan también creencias erróneas, como el efecto del agua. «Hemos pasado de no tomar agua porque engordaba a tomar indiscriminadamente dos o tres litros porque dicen que es bueno para adelgazar», indica Moreno.

El agua la tomamos en función de un centro de la sed que hace que a unos les sea más apetecible tomarla que a otros, «hay quien con medio litro tiene de sobra y quien con tres litros le falta. Hay que tomar lo que el organismo, si está bien regulado, nos pida, ni más ni menos».

------------------------

Las dietas milagro pasan factura según los expertos

DIARIO DE NAVARRA. Miércoles, 12.09.2007. TEXTO: M.J.E.

Las dietas milagro son muchas y muy variadas. Algunas aportan argumentos dietéticos, otras rozan «el mundo de la magia», según los expertos. Es el caso de la dieta de la luna, que combina un ayuno los días de luna nueva y llena con un medio ayuno los días de cuarto menguante y cuarto creciente para perder peso.

Un centenar de expertos debaten durante estos días en la Universidad de Navarra sobre las dietas y productos milagro en el curso de verano «Medicamentos, placebos y fraudes». José López Guzmán, director del curso, asegura que estos productos «se venden sin una base científica para prevenir o curar una determinada patología, modificar el estado físico o psicológico y restaurar, corregir o modificar funciones del organismo».

En cualquier caso, la comercialización de un producto milagro o el mantenimiento de una dieta milagro puede ocasionar «un daño al consumidor si la composición es nociva o si se sustituye por las atenciones que requiere una determinada patología», añade. En el gráfico se indican algunas dietas milagro populares y parte de los perjuicios que pueden ocasionar.

-----------------------

Alertan del riesgo de las dietas sin rigor científico ni supervisión médica
deben ser personalizados y llevarse a cabo bajo control médico
Prescribe el Consejo General de Colegios de Médicos

Libertad Digital (Agencias) 29 05 2008

La proliferación de dietas sin ningún tipo de rigor científico ni supervisión médica, suponen un riesgo para la población. Este tipo de tratamientos deben ser personalizados y llevarse a cabo bajo control médico

El consejo dietético es fundamental para la prevención primaria de enfermedades, siendo una de las actuaciones clave del médico a la hora de abordar los problemas alimenticios de la población sana y de aquella que sufre alguna enfermedad. Así se ha recordado desde el Consejo General de Colegios de Médicos, con motivo de la celebración del Día Nacional de la Nutrición, dedicado en esta ocasión a las dietas milagro.

Desde el Consejo General se hace hincapié en el riesgo que conlleva la proliferación de dietas sin ningún tipo de rigor científico ni supervisión médica. De tal forma que se insiste en que este tipo de tratamientos deben ser personalizados y llevarse a cabo bajo control médico.

Hábitos saludables desde los primeros años

Precisamente, para no tener que recurrir a este tipo de regímenes, muchos de ellos de dudosa eficacia, la Organización Médica Colegial viene recomendando la adquisición de hábitos saludables en los primeros años de la infancia y adolescencia sobre tipos de dietas, estilos de vida, ejercicio físico y deporte, para lo cual insiste en la importancia de la introducción de medidas integradoras a medio y largo plazo en las que intervengan todos los sectores de la sociedad.

En este sentido, cabe destacar la importancia de los médicos como agentes de formación y educación en esta materia y su labor de mediadores para que se articulen actuaciones en los ámbitos de la información y educación a la población.

Como medidas innovadoras en esta materia, el Consejo General de Médicos propone más programas de formación específica en dietas y actividad física en los colegios y centros escolares, y la consideración del médico como informador y educador sanitario para hacer frente a todo tipo de trastornos asociados a la alimentación.

El Consejo General de Médicos ha venido mostrando su interés y preocupación por la salud nutricional de la población, con importantes aportaciones desde su papel como miembro del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) y de la Estrategia NAOS, y a través de publicaciones propias, siendo ejemplo de ello la Guía de Buena Práctica Clínica para una alimentación cardiosaludable y diversos títulos sobre Soporte Nutricional Especializado, dentro de su colección “Evidencia Científica en soporte nutricional especializado”. Además, y a través de sus publicaciones on line, seguirá ofreciendo informaciones sobre hábito saludables y nutrición tanto a los profesionales sanitarios como a la población general.

------------------

EL DÉFICIT DE TEJIDO GRASO DE LA MUJER PRODUCE LA ANOREXIA-BULIMIA

El porcentaje de tejido graso lo indican unas básculas especiales que tienen los nutricionistas y los farmacéuticos: en la mujer debe estar entre 18 y 30%: menos de 18% de tejido graso en la mujer, lleva a la Anorexia-Bulimia.

Los estrógenos, hormonas femeninas, los produce el cuerpo de la mujer en su tejido graso.

Si no hay un mínimo de tejido graso, no hay producción de estrógenos y el síntoma es la amenorrea, la falta de regla: no hay menstruación, porque no hay ovulación,

Pero además, la escasez de estrógenos lleva, entre otras cosas, a

Cuando un cuerpo femenino reduce su tejido graso a un nivel situado entre el 18 y el 15% del peso corporal el estógeno no se produce ya suficientemente.

Siempre que el tejido graso es inferior al 15% sobreviene la amenorrea.

Y para que pueda haber menstruación, el tejido graso debe ser entre el 18 y el 30% del peso corporal.

La parte de tejido graso en un cuerpo femenino normal es entre el 18% y el 30% del peso total. Si no, es un cuerpo enfermo y lleva a una mente enferma.

En el cuerpo masculino la masa grasa normal debe ser entre el 12 y el 20%.

Por eso la Anorexia-Bulimia es un sídrome femenino diez veces más que masculino. Por una doble causa:

Además la mujer es mucho más víctima de la propaganda indiscriminada de dietas que culpabiliza mucho más aún la grasa como algo nefando.

La mujer que pierde tejido graso debe realimentarse y en particular incluyendo más alimentos que incluyan grasa. La no inclusión de grasas en la alimentación lleva, entre otros problemas adicionales,

La terapia de la Anorexia-Bulimia debe basarse en la realimentación para que haga efecto la psicoterapia.

UN TERRIBLE FACTOR PERPETUADOR DE ESTOS TRASTORNOS ES LA TERAPIA INADECUADA, por ejemplo, porque el médico o el psicólogo, como es frecuente, no sabe que la psicoterapia no hace efecto hasta que no se recupera el peso y el tejido graso, o que hay que ingresar a quien pierda ya el 25% de su peso mínimo sin más, o el 15%, si hay otros factores negativos. O porque no recaba los informes de los padres, o no los recibe, o los excluye de la terapia, diciéndoles que no intervengan en la realimentación de su hija enferma, o en la psicoterapia, e ignore que deben ser coterapeutas y omita poner a favor de la terapia este poderoso factor que es la familia.

----------------------------

INDICADORES DE OBESIDAD, SOBREPESO Y ANOREXIA-BULIMIA

Podemos comprobar si tenemos sobrepeso utilizando como indicadores el índice de masa corporal y el porcentaje de tejido graso, este último lo indican unas básculas especiales que tienen los nutricionistas y los farmacéuticos: en la mujer debe estar entre 18 y 30%: menos de 18% de tejido graso en la mujer, lleva a la Anorexia-Bulimia.

EL ÍNDICE DE MASA CORPORAL O ÍNDICE DE QUETELET

Índice de Masa Corporal (IMC): Peso (Kg)/Altura2 (m):
de 20 a 25, normal;
>25, sobrepeso;
>30, obesidad y se debe ir al médico;
<20, infrapeso: riesgo de anorexia, a la que se llega con 17'5. O bien, si la mujer tiene menos de 18% de tejido graso.

Para calcular el Índice de Masa Corporal, se divide el peso en kilos entre la estatura en metros elevada al cuadrado (kilos/m²);

por ejemplo, si la persona mide 1'725 m y pesa 60 kilos, su Índice de Masa Corporal o Índice de Quételet (IMC) es 60/2'9584=20'281 y está justo en el límite mínimo para no tener infrapeso alarmante..

Otro ejemplo: una persona que mide 1'67 m, si pesa 56 kilos, su Índice de Masa Corporal o Índice de Quételet (IMC) es 20'07 y también está justo en el límite mínimo para no tener infrapeso alarmante.

Como 1'67 al cuadrado es 2'7889------------------1'672 =2'7889

56 dividido entre 2'7889 es 20'07-------------------20'07 : 2'7889 = 20'07

El índice de Masa Corporal (IMC) indica la masa corporal según la siguiente escala:

IMC<20 es infrapeso.

O sea, que si es inferior a 20, es alarmante, y es urgente recuperar peso, porque con 17'5 es anorexia,

a la que se llega al pesar 51'772 Kg con 1'725 m de estatura, o con menos de 18% de tejido graso.

o a la que se llega al pesar 48'63 Kg con 1'67 m de estatura o con menos de 18% de tejido graso.

IMC entre 20 y 25 es normal.

En el primer ejemplo, está justito en lo normal quien tenga 60 kilos con 1m 72'5 cm de estatura;

y seguiría estando en lo normal, sin más, hasta 73'96 Kg con esos 1'725 m de estatura.

En el otro ejemplo, está justito en lo normal quien tenga 56 kilos con 1m 67 cm de estatura;

y seguiría estando en lo normal, sin más, hasta 69'72 Kg con esos 1'67 m de estatura.

IMC entre 25 y 30 es sobrepeso.

Es tolerable.
Hasta 27 es sobrepeso leve, que no es ningún problema de salud.
Entre 28 y 30, simplemente es un indicador para frenar y hacer ejercicio.

Desde luego, mucho menos malo que el infrapeso. Y que hacer dieta. Y en cualquier caso,

LAS DIETAS, COMO LAS MEDICINAS, SÓLO CON PRESCRIPCIÓN DEL MÉDICO Y CONTROL FACULTATIVO.

IMC>30 es obesidad, se llegaría a eso con 88'752 Kg, si se tiene 1'725 m de estatura.

Y quien esté en este caso debe ir al médico nutricionista-endocrinólogo a que le haga una revisión y le prescriba una dieta equilibrada, y, si se prefiere, con menús detallados por un dietista según las directrices de dicho médico.

LAS DIETAS, COMO LAS MEDICINAS, SÓLO CON PRESCRIPCIÓN DEL MÉDICO Y CONTROL FACULTATIVO.

-------------------------------------

La Pasarela Cibeles establece desde 2006 que sus modelos "con una estatura de 1'75 deberán pesar al menos 56 kilos" (7 de septiembre de 2006).

Esto no es anorexia, pero sí riesgo de anorexia.

No llega al mínimo de masa corporal, que es 20 para no estar en infrapeso alarmante y en riesgo de anorexia, sino que indica una masa corporal de 18'2.
Con una estatura de 1'75 deberían pesar al menos 61 kilos y cuarto, para llegar al mínimo de masa corporal que es 20 para no estar en infrapeso alarmante.

Para calcular el Índice de Masa Corporal, se divide el peso en kilos entre la estatura en metros elevada al cuadrado (kilos/m²);

El Índice de Masa Corporal (IMC): Peso (Kg)/Altura2 (m):
de 20 a 25, normal;
>25, sobrepeso;
>30, obesidad y se debe ir al médico;
<20, infrapeso: riesgo de anorexia, a la que se llega con 17'5. O bien, si la mujer tiene
menos de 18% de tejido graso.

Desde

Nivel de salud

Hasta
  desnutrición de 3er grado 16
16 desnutrición de 2do grado 17
17 desnutrición de 1er grado 18,5 Desde 17'5 ya es segura la Anorexia
18,5 infrapeso 20 Riesgo de Anorexia-Bulimia 20 es el mínimo de lo normal
20 normal 25
25 sobrepeso 30
30 obesidad de 1er grado 35
35 obesidad de 2do grado 40
45 obesidad de 3er grado  

"Con una estatura de 1'75 deberán pesar al menos 56 kilos", dice ahora la Pasarela Cibeles, pero

1'752 = 3'0625

y

56 : 3'0625 = 18'2

No llega al mínimo de masa corporal, que es 20 para no estar en infrapeso alarmante y en riesgo de anorexia, sino que indica una masa corporal de 18'2.

Sería ya anorexia si, con esta estatura de 1'75 no se llegase a 53'6 kilos,

porque

1'752 = 3'0625

17'5 x 3'0625 = 53'59375

Con una estatura de 1'75 deberían pesar al menos 61 kilos y cuarto, para llegar al mínimo de masa corporal que es 20 para no estar en infrapeso alarmante,

porque

1'752 = 3'0625

20 x 3'0625 = 61'250

-----

LA NOTICIA PUBLICADA:

La Pasarela Cibeles rechaza al 30 por ciento de las modelos del año pasado por ser muy delgadas
Con una estatura de 1'75 deberán pesar al menos 56 kilos

DIARIO DE NAVARRA. Viernes, 8 de septiembre de 2006. EFE. MADRID.

La Pasarela Cibeles ha rechazado para su próxima cita a un 30% de las modelos que desfilaron en la pasada edición por no ajustarse a los parámetros marcados por expertos nutricionistas para ofrecer una imagen saludable, fijados en torno a un 18% de masa corporal, es decir, unos 56 kilos para una estatura de 1,75.

El dato lo facilitó ayer [jueves, 7.09.2006] el diseñador Jesús del Pozo en un encuentro con la prensa en el que la viceconsejera de Economía e Innovación Tecnológica de Madrid, Concha Guerra, anunció el acuerdo alcanzado para que las modelos que desfilen en la nueva edición de Pasarela, que comienza el próximo día 18, difundan una imagen que responda a parámetros saludables, más acordes con la realidad.

Este anuncio se realiza tras la reunión que Guerra mantuvo con las principales agencias de modelos, representantes de la Asociación de Creadores de Moda y expertos en endocrinología y nutrición.

La doctora Susana Monereo, miembro de la Asociación Española de Endocrinología y Nutrición, explicó que el índice de masa corporal relaciona el peso de cada persona con su estatura y permite conocer con carácter general su estado nutricional. Su cálculo se realiza al dividir el peso en kilos por el cuadrado de la estatura, y el resultado debe oscilar entre 18 y 25 para considerarse saludable.

Concha Guerra dijo que, conscientes de la influencia de Pasarela Cibeles porque «es el espejo de muchas jóvenes», se ha trabajado para que las modelos sean más saludables y se ha decidido adoptar el criterio de masa corporal como referencia, al entender que las tallas no están homologadas ni son las mismas en todos los países, aunque en España se realizará un estudio antropométrico para estandarizarlas.

En la próxima edición de Pasarela Cibeles, del 18 al 22 de septiembre, las modelos responderán a estos cánones, que ya se han respetado en la preselección de candidatas a mostrar las propuestas para la primavera-verano de 2007.

Estos parámetros han sido constatado por expertos en nutrición y endocrinología, y se repetirán antes de los desfiles, añadió Guerra.

Es la primera vez que una pasarela internacional adopta medidas para evitar transmitir unos cánones de belleza que, asociados a la extrema delgadez, pueden provocar trastornos de salud. También se han puesto en marcha medidas como la de impedir la participación de menores de 18 años y que el maquillaje de las chicas no simule rostros demacrados.

Jesús del Pozo, que participó en el encuentro en representación de la Asociación de Creadores de Moda, reconoció que estos nuevos parámetros pueden crear problemas al seleccionar a las modelos participantes, ya que el «casting» tiene un carácter internacional, y «ahora tendremos que buscar la masa corporal que se exige».

«Merece la pena aplicar estos criterios, a pesar de lo que pueda influir en el sector», dijo Del Pozo, para destacar que todos los diseñadores coinciden en la importancia que tienen los problemas de alimentación en la sociedad y que aceptan sacrificarse para dar ejemplo.

Jesús Del Pozo hizo una llamada de atención a la tentación de las manipulaciones -«la imagen también se puede manipular», dijo el diseñador- y recordó cómo en la pasada edición de Cibeles aparecieron fotografías de modelos sentadas en el suelo de las que se decía que estaban enfermas y cansadas, cuando es una práctica habitual de los jóvenes optar por el suelo sin necesidad de encontrarse mal.

Inicial