Los nombramientos de Rajoy......España desde 1982
HISTORIA DE ESPAÑA
La negociación de Zapatero con la ETA de 2005 a 2007 y siguientes

El director general de la Policía de Rajoy destituye a toda la cúpula policial del PSOE en enero de 2012

11 de enero de 2012 El Semanal Digital

El mismo día en que tomó posesión como nuevo director general de la Policía, Ignacio Cosidó pronunció una frase que hizo temer lo peor a los altos mandos del Cuerpo designados por el anterior Gobierno: "La Policía es una institución al servicio de todos los ciudadanos y jamás debe ser instrumentalizada al servicio de ningún otro interés que no sea el interés general".

Durante los más de siete años de mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, los populares se quejaron insistentemente de la instrumentalización de la Policía por parte del PSOE, con el Caso Faisán como máximo exponente. Así que nada más aterrizar en el cargo, Cosidó ha decidido relevar a toda la cúpula para que entre aire fresco.

En las últimas horas, éste se ha reunido con los máximos responsables del Cuerpo para comunicarles su cese, empezando por el Director Adjunto Operativo (DAO), Miguel Ángel Fernández Chico y siguiendo por el resto de la Junta de Gobierno de la Policía, formada en la actualidad por 13 miembros.

Por debajo del DAO se sitúan el subdirector de Personal, José Ignacio Araujo, y el subdirector de Gestión Técnica de Recursos, Felipe Hernández. En esa purga también entran los cinco comisarios generales: Miguel Valverde (Información), Juan Antonio González (Policía Judicial), Miguel Ángel Santano (Policía Científica), Enrique Taborda (Extranjería y Fronteras) y José Marín (Seguridad Ciudadana).

El resto de integrantes de la Junta de Gobierno son el responsable de la División de Personal, Gonzalo Rodríguez Casares, el de la División de Coordinación Económica y Técnica, Ildefonso Escalero, y el de la División de Formación, Emilio Prieto. Asimismo la Unidad de Coordinación ha correspondido estos últimos años a Ana Arias y la Unidad de Documentación a Antonio Rodríguez.

Durante su toma de posesión, el director general de la Policía prometió que toda su política de personal -ascensos, destinos, condecoraciones...- estaría presidida por "criterios objetivos de mérito, capacidad y antigüedad". Es muy posible que entre los elegidos para formar parte de la nueva cúpula policial haya varios repescados de la época de José María Aznar.

--------------------------------------

La nueva cúpula policial

12 de enero de 2012 El Semanal Digital

La nueva cúpula policial empieza a tomar forma tras la decisión de Ignacio Cosidó de destituir a la anterior por su sintonía con el PSOE (también José Luis Rodríguez Zapatero la renovó entera cuando llegó a La Moncloa en 2004).

El comisario principal Eugenio Pino Sánchez sustituirá a Miguel Ángel Fernández Chico como director adjunto de la Policía y por tanto número dos. De 60 años de edad, ingresó en la Policía en julio de 1974 y es comisario principal desde junio de 2008. A lo largo de su carrera ha desempeñado funciones en la división de personal, posteriormente fue analista en la Comisaría General de Información y, entre los años 1997 y 2005, fue el jefe de las Unidades de Intervención Policial (antidisturbios).

En el año 2005, ya con el PSOE en el poder, fue destinado como comisario jefe a la Comisaría de Huesca y actualmente desempeñaba las funciones como coordinador de las Unidades del Cuerpo Nacional de Policía adscritas a las Comunidades Autónomas. El cargo que ocupará Eugenio Pino en la Policía se trata de la función operativa más relevante y será el hombre de confianza del director general del Cuerpo.

A mayores, Enrique Barón dirigirá la Comisaría General de Información, de la que depende la lucha antiterrorista. Actualmente éste era director general de Seguridad e Interior de la Comunidad de Madrid, y por tanto trabajaba a las órdenes de Esperanza Aguirre. Hace sólo unos días pidió su reingreso en el Cuerpo -según reveló La Gaceta-, lo que hizo pensar que sería uno de los elegidos en el reparto de cargos de Cosidó.

La Policía Judicial estará en manos de Enrique Rodríguez Ulla, que sustituye a Juan Antonio González, conocido en algunos ámbitos como JAG y una de las bestias negras del PP por su papel en casos como el Gürtel. Además, Pilar Allúe, la primera mujer en dirigir una jefatura superior de Policía en 2007, será la comisaría general de Policía Científica; Florentino Villabona se convertirá en el responsable de Seguridad Ciudadana; y Emilio Baos, de Extranjería y Fronteras.

En declaraciones a Telecinco, Alfredo Pérez Rubalcaba, que fue ministro de Interior hasta hace meses, salió en defensa de la cúpula saliente. "Yo no voy a negarle el derecho a quien llega a poner a su equipo, pero sí quiero romper una lanza en favor del mío", señaló. Y a renglón seguido añadió que el equipo al que ha relevado Cosidó era "estrictamente profesional" y ha hecho que el Ministerio haya funcionado "como un reloj".

-------------------

Relevado también el jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés, uno de los tres mandos policiales imputados en el Caso Faisán

12 de enero de 2012 El Semanal Digital

A mayores de la sustitución de 10 de los 13 miembros de la cúpula policial, Ignacio Cosidó ha decidido relevar también al jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamiés. No es casualidad que éste sea de momento el único jefe superior en ser destituido, puesto que Pamiés es uno de los tres mandos policiales imputados en el Caso Faisán.

Su sustituto será el comisario Fernando Amo García, que ha desarrollado toda su carrera profesional en el País Vasco y ha ocupado, entre otros puestos, la jefatura de la Brigada de Seguridad y Protección de la Comisaría de San Sebastián, ha sido inspector regional de servicios en la Jefatura Superior de esta Comunidad y comisario provincial de San Sebastián.

Pamiés abandona el cargo después de una etapa de gran protagonismo mediático debido a la investigación abierta en la Audiencia Nacional sobre el "chivatazo" que alertó a la ETA de una operación contra su aparato de extorsión en 2006.

El pasado mes de septiembre la Audiencia revocó el procesamiento de Pamiés, del exdirector de la Policía Víctor García Hidalgo y de un inspector de la Brigada de Información de Álava al considerar insuficientes los indicios existentes contra ellos y pidió al juez que abriera nuevas líneas de investigación.

Tras la anulación del procesamiento, Pamiés y los otros dos cargos policiales permanecen imputados, a la espera de que el juez Pablo Ruz complete la investigación como le ordenó la Audiencia Nacional.

También se ha producido un nombramiento en la Jefatura Superior de Policía de Madrid, aunque por un motivo bien distinto: Cosidó ha cubierto la baja de Francisco Javier Redondo, que murió a mediados de diciembre a causa de una complicación tras una operación quirúrgica. Alfonso José Fernández Díez será su sustituto.

---------------------------------------

División de opiniones

12 de enero de 2012 El Semanal Digital

La intesiva limpieza que el nuevo director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha llevado a cabo dentro la cúpula para sustituir a la anterior por su sintonía con el PSOE ha provocado fobias y filias dentro del propio cuerpo.

La destitución de un equipo demasiado relacionado con el Gobierno socialista, con el exministro Rubalcaba y
hasta con el turbio chivatazo del Bar Faisán ha sido vista con buenos ojos por la Confederación Española de Policía (CEP), que cree que la nueva cúpula policial tras los cambios introducidos por Cosidó es "muy profesional y muy experimentada".

Su portavoz, Lorenzo Nebreda, valoró positivamente el relevo de 10 de los 13 miembros de la Junta de Gobierno de la Policía porque "tanto el nuevo director como la nueva cúpula tienen toda nuestra confianza", puesto que en este sindicato están convencidos de que los "principios generales" que van a guiar la actuación de los nuevos mandos son "los que necesitan ahora los policías".

Sin referirse expresamente a los anteriores mandos, vino a darle la razón a Cosidó (
que ya insinuó en su toma de posesión que estaban instrumentalizados a favor del PSOE) al asegurar que las actuaciones de estos nuevos responsables policiales seguramente "estarán alejadas de la politización y el sectarismo".

En este sentido, destacó que
el nuevo director adjunto operativo de la Policía, Eugenio Pino Sánchez, cuenta con "un conocimiento profundo del modelo policial y de las necesidades urgentes" de este cuerpo de seguridad.

En la misma línea se manifestó el Sindicato Profesional de la Policía (SPP), al destacar que el Ministerio del Interior ha elegido a "profesionales". Su presidente, José Ángel Fuentes Gago, expresó su "máximo respeto y apoyo" a los nombramientos realizados por Cosidó y añadió que le consta que los nuevos responsables de Interior han entrevistado a muchos agentes para elegir a los nuevos mandos, tras lo cual han escogido "los mejores expedientes".


En total desacuerdo, no obstante, se mostró el Sindicato Unificado de Policía (SUP) que tildó a la nueva cúpula policial como la "más politizada desde la llegada de la democracia". A través de un comunicado, el SUP criticó que entre los nombrados estén tres comisarios que protagonizaron una "ofensiva sindical" contra el anterior Gobierno y que se haya mantenido en el cargo "al peor jefe de la división de Personal".

Para el sindicato que lidera José Manuel Sánchez Fornet, "el mensaje que manda el ministro del Interior y el Gobierno del PP a la Policía es demoledor: tienes que ser un mal profesional y tener adherencias políticas para llegar a la Junta de Gobierno".

El SUP concluye que esperará "los 90 días de rigor" para valorar a fondo a la nueva cúpula policial, pero este sindicato destacó que hay una "decepción generalizada" en la Policía con estos nombramientos.