Crónica del siglo XXI
La crisis económica iniciada en 2007

Reducen su producción en 2008 las fábricas de Ford, GM y Seat en España

Libertad Digital 9.09.2008

La dirección de la factoría de Ford de Almussafes, Valencia, ha anunciado un ERE que afectará a unos 1.300 trabajadores. A su vez, General Motors ha anunciado otro ERE en su planta de Figueruelas, en Zaragoza, que afectará a 600 empleados. En total, casi 2000 trabajadores debido a los problemas de ventas que atraviesa el sector del automóvil que ha sufrido una caída en las ventas del 41% en el mes de agosto, el segundo peor dato de la historia. Seat ha decidido recortar su producción de Altea en 300 unidades diarias.

(06-08-08) GM, Ford y Chrysler buscan la ayuda del Gobierno para evitar la quiebra

La dirección de la factoría de Ford de Almussafes, en Valencia,  ha comunicado este lunes al comité de empresa, la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a unos 1.300 trabajadores de una plantilla total de cerca de 7.000.  

Según el portavoz de CCOO-PV en esa factoría, Miquel Rosaleny, los trabajadores a los que afectaría el ERE son, principalmente, del turno de noche. Según los sindicatos, la dirección justifica el ERE por la caída de ventas de vehículos que se está registrando de modo generalizado en ese sector.  

1.300 afectados en Almussafes  

El Secretario General de UGT en la planta de Ford en Almussafes, Gonzalo Pino, en declaraciones a Libertad Digital, ha señalado que la empresa ha comunicado en una comisión conjunta entre la dirección de la planta y el comité de empresa la situación que atraviesa la fábrica.   Las instalaciones de Ford en Almussafes tienen capacidad para fabricar 1.400 Ford Focus, pero el mercado no demanda más allá de 1050 de estos modelos, por lo que "no se puede sostener toda la plantilla, sólo hay trabajo para dos de los tres turnos que tiene la fábrica".   Por este motivo, la empresa ha anunciado la presentación de un "expediente de regulación de jornada" que afectará a 1.300 empleados de esta fábrica, en su mayoría trabajadores del turno de noche. Los afectados, permanecerán en el paro tres meses, hasta que se ajuste la producción. Durante este periodo, según Pino, "cobrarán el 70 por ciento de su salario por las prestaciones al desempleo". Lo que solicita el comité de empresa es que la Ford aporte "el 30 por ciento restante del sueldo de estos empleados".  En caso de que la empresa se niegue, dice Pino, "ahí tendremos un problema". Las negociaciones para lograr este complemento por parte de la dirección de Ford en Almussafes comienzan este miércoles.   Por otro lado, según fuentes oficiales de Ford España, las causas del ERE son el cese de la producción de la actual generación del modelo Fiesta en Almussafes y el descenso de los principales mercados automovilísticos europeos. Así, Ford dejará de producir en el último trimestre de este año el modelo Fiesta en la planta valenciana, si bien estas instalaciones comenzarán la producción de la nueva generación de este automóvil en enero de 2009, con lo que se recuperará la actividad del tercer turno. Por ello, el expediente de regulación tiene una duración de tres meses, comprendidos entre octubre y diciembre de 2007.  

De esta forma, Almussafes producirá un solo modelo, el Focus, entre los próximos meses de octubre y diciembre. Ford había previsto compensar el cese de la fabricación de la actual generación del Fiesta con un aumento de la producción del Focus, pero ello no es posible, según la empresa, debido a la negativa evolución de los principales mercados europeos, como Italia, Alemania, Reino Unido o España. España ha comunicado sus planes a los sindicatos, con los que mañana tiene previsto iniciar una serie de reuniones en relación con la aplicación del expediente de regulación de empleo temporal.  

Sobre el acuerdo que firmó UGT en 2007 con la dirección de Ford, por el que la empresa se comprometía a invertir 425 millones de euros hasta 2013 y a garantizar una producción mínima de 350.000 unidades anuales en tres turnos de trabajo, Pino ha señalado que "no se puede llevar a la practica, pues no hay carga de trabajo, por lo que queda paralizado y se va al expediente" de regulación de empleo.  

El pasado 25 de julio, la planta de Ford en Almussafes dejó de fabricar el modelo Ka y durante las vacaciones comenzaron los preparativos para poder acoger, ya en 2009, el nuevo Fiesta. La planta de Almussafes produce actualmente dos modelos a la vez -Focus y Fiesta-. La producción del Focus representa el 52 por ciento del total de la planta valenciana  

"No hay que dramatizar"  

Varias horas antes de que Ford Almussafes anunciara el ERE, el vicepresidente segundo y consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Generalidad valenciana, Gerardo Camps, decía que afectará a 1.300 trabajadores y preguntado por la posibilidad de que así fuese, que "no hay que dramatizar" ya que "en estos momentos hay una situación de crisis económica y la empresa tiene que eliminar parte de su producción porque las ventas no son todas las que se esperaban"  "Lo que hay que hacer es trabajar conjuntamente con la empresa --dirección y trabajadores-- para que esa situación dure lo menos posible y volvamos a tener una alta capacidad de producción en Ford en los próximos meses y que, con ello, se garantice la estabilidad en el empleo de los trabajadores", indicó.  

600 trabajadores en Figueruelas  

Por su parte, General Motors (GM) España ha anunciado su intención de suprimir durante un año 600 contratos en la planta de Figueruelas (Zaragoza), según el presidente del Comité de Empresa, José Juan Arcéiz. La medida afectará, principalmente al personal de manufactura de la planta de Figueruelas de General Motors, donde trabajan unas 7.500 personas y produce de manera simultánea el Opel Corsa, el derivado comercial Combo y el monovolumen Meriva.  

El comité de GM, con el que se reunió esta mañana la dirección de la empresa, ha recibido con "sorpresa" esta decisión. La compañía justifica su decisión por una caída en la demanda del 10 por ciento y ha anunciado que pedirá a la dirección estudiar los volúmenes de producción "con precisión" para plantear alternativas a la supresión temporal de los contratos.    

En el caso de esta compañía, la noticia se produce sólo once días más tarde de que su división europea anunciara la retirada del plan de competitividad que implicaba la supresión de 5.525 puestos de trabajo en todo el continente, de los que 900 empleos correspondían a Figueruelas.   La difícil situación ya ha tenido las primeras consecuencias para la planta de Zaragoza, donde se han anunciado paros para los días 22 y 23 de septiembre, y 3, 6, 7, 8, 9 y 10 de octubre, lo que en total supondrá reducir la producción de la factoría en unas 16.000 unidades.  

Seat suprime la fabricación de 300 Altea diarios  

Ford y Opel no son las únicas firmas de coches que han tenido que reducir la producción por la caída del consumo. La dirección de Seat y los sindicatos han acordado suspender el turno nocturno de producción de la línea de modelos Altea y León, lo que supondrá dejar de producir unos 300 coches al día. No obstante, de momento esta medida no afectará a la plantilla ya que la adaptación del personal se hará mediante la bolsa de horas.  

El presidente del comité de empresa de Seat, Matias Carnero, ha explicado a Efe que la empresa y los sindicatos han acordado este ajuste de la producción, que empezará dentro de dos semanas y, de momento, será indefinida, ante la caída de la ventas en más de un 22%.  

En este sentido, Carnero ha explicado que también se ha acordado desconvocar el trabajo previsto para los sábados de septiembre y octubre y cerrar cuatro días la línea 2 de producción que fabrica los modelos Altea y León, mientras que la línea 3, que fabrica el Ibiza, aumentará un turno de producción y tendrá dos en total.   Carnero ha explicado que quitar un turno de producción equivale a unos 550 trabajadores y que el montaje del nuevo turno del Ibiza y otras acciones que se harán en la empresa no absorberá el sobrante de la línea 2.  

El ajuste de producción, que puede afectar a entre 300 y 350 trabajadores, no repercutirá en la plantilla, ya que se utilizará la llamada cuenta de horas de los trabajadores, de tal manera que cuando no hay trabajo, hay una serie de empleados que se quedan en casa y generan una bolsa de horas, y cuando se necesita que trabajen un sábado, se les paga pero no les dan un día de fiesta.  Este ajuste no afecta al Seat Ibiza porque, según la empresa, el modelo está teniendo "mucho éxito" y ha incrementado la cuota interna en comparación con otros modelos de la marca. Además, se dedicarán más recursos para priorizar el lanzamiento del nuevo Seat Exeo. Las medidas acordadas hoy no tendrán repercusión sobre la estrategia a largo plazo planificada por la compañía hasta el año 2018.  

Una caída del 41 por ciento en las ventas.  

El frenazo del consumo derivado de la crisis económica y la merma de poder adquisitivo de las familias, ha frenado la venta de los coches. En el mes de agosto, las ventas cayeron un 41 por ciento, el segundo peor dato de la historia, frente al mismo mes del año anterior.