... ...Hispanidad Futura. .........Las comisiones de Corinna

Las comisiones de Corinna

LD, 19.03.2013, Chic 2013-03-19

http://www.libertaddigital.com/chic/corazon/2013-03-19/asi-cobraba-corinna-sus-comisiones-millonarias-1276485262/

En esta ocasión destacamos la portada de Interviú por la información sobre las operaciones secretas para pagar comisiones a Corinna en Zúrich y en Ginebra, y que ascienden a un 3% de las cantidades totales, según la revista. Unas cifras millonarias a cambio de sus trabajos para empresas españolas, supuestamente beneficiadas por la labor de la amiga entrañable del Rey. El avión que utilizaba Corinna zu Sayn-Wittgenstein en sus desplazamientos costaba unos 5.000 euros por hora de vuelo, cuentan, y se pagaba con una tarjeta prepago a nombre de una sociedad de Suiza, al margen de la contabilidad del Estado (y según Interviú, un procedimiento habitual en operaciones de inteligencia). El mismo procedimiento se utilizó para pagar a la alemana, por lo que a efectos oficiales esos viajes nunca existieron.

Se abrieron dos cuentas en Suiza con nombres falsos y dotados de documentación española legal, un procedimiento normalmente dedicado al trabajo del CNI. Otras fuentes consultadas por Interviú señalan dos depósitos bancarios en Zúrich y Ginebra gestionadas por un bróker helvético relacionado con los fondos de varias fortunas españolas en Suiza. Una vez recibido el dinero, éste bróker se lo haría llegar a la princesa. Y el mismo método utilizado para pagar rescates o financiar investigaciones, un dinero que no deja rastro y que sería imposible de rastrear para un juez. ¿Y qué cantidades habría cobrado Corinna? Según fuentes no oficiales de la inteligencia española, sería una comisión variable pero siempre en torno al tres por ciento si la operación salía adelante. Aunque fueron grandes empresas las que abonaron sus servicios, ella accedía a esos negocios recomendada por figuras de muy alto nivel. Era la Casa Real, "que recomendaba la intervención de la señora Corinna como consultora".

Un ejemplo de las cifras cobradas por Corinna: la construcción de la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina que reportaría a varias empresas españolas 6.500 millones de euros, dejaría a Corinna una astronómica cifra de 195 millones de euros, el tres por ciento de esa cantidad (si bien habría que restar comisiones a otros intermediarios).

----------------

Exteriores niega

LIBERTAD DIGITAL 2013-03-18

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha negado "rotundamente" que el responsable de este departamento, José Manuel García-Margallo, haya encargado alguna gestión a la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

Un portavoz de Exteriores ha reiterado a los informativos de esRadio la inexistencia de esas gestiones, después de que El Mundo publicara hoy que García-Margallo se reunió con la princesa alemana en noviembre y diciembre pasados para tranquilizar a los inversores árabes por la reducción de primas a las energías renovables.

El titular de Exteriores ya afirmó el pasado 25 de febrero que no tenía noticias de unos supuestos trámites realizados por la princesa Corinna, consultora internacional, en favor de España, de los que informó en su momento el mismo periódico.

Y volvió a reiterarlo hace unos días,
en la sesión de control en el Senado, cuando a una pregunta del senador del PNV Iñaki Anasagasti garantizó que el Gobierno no había hecho ningún encargo a la princesa Corinna y que en su Ministerio no figura ninguna partida destinada a pagar los servicios de lobbistas o intermediarios internacionales.

------------------

Margallo admite

Libertad Digital 2013-03-19

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, admitió a El Mundo a través de un portavoz autorizado que ha "visto" a la princesa Corinna, la "amiga cercana" del Rey, "en dos encuentros de carácter privado". Por otro lado, negó "tajantemente" haber encargado a la aristócrata alemana que hiciera gestiones de mediación entre el Gobierno y Emiratos Árabes.

El ministro no llegó a desmentir la existencia de dicha mediación, bien por cuenta propia o de terceros: "No me consta". Margallo se reunió con la princesa en noviembre y diciembre de 2012 para calmar a los inversores árabes, particularmente molestos tras la reducción de primas a las energías renovables, que había sido decretada por el ministro de Industria, José Manuel Soria.

Según el diario de Unidad Editorial, el canciller español facilitó a la amiga del Rey documentos del Ministerio de Industria –incluidos manuscritos del ministro Soria- para preparar la posición española ante la cumbre energética de Emiratos Árabes.

Por su parte, José Manuel Soria afirma: "Ni yo le di documentación a Margallo ni Margallo me la pidió a mi". El ministro canario niega haberse reunido con Corinna y, sobre una presunta reunión de esta con el titular de Exteriores, se remite al "desmentido" de su colega, aunque puntualiza: "Si él se ha reunido con ella, será él quien pueda aclararlo".

----------------------

Asesoramiento de Corinna con rusos y saudíes

Libertad Digital, domingo, 2013-03-10

Citando fuentes conocedoras de los hechos, el diario El Mundo publica este domingo, 2013-03-10, el papel que jugó la amiga del Rey, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, en dos conocidas operaciones empresariales del pasado reciente en España. En primer lugar, explica el asesoramiento que prestó a la empresa rusa Lukoil en su operación durante 2008 para hacerse con la participación de Sacyr en Repsol y el 9,9% adicional en poder de La Caixa, en un momento en que Repsol no encontraba inversores nacionales con capital para adquirir la participación de Sacyr –entonces, un socio incómodo en el consejo de administración-.

Según el relato de los hechos, Repsol buscó fuera de nuestras fronteras y encontró a la empresa energética rusa Lukoil, que se mostró dispuesta a invertir en España. En el segundo semestre de 2008, la rusa estudió una oferta para pagar hasta 9.000 millones de euros por el 29,9% de Repsol (el tope que permite la Ley antes de estar obligado a presentar una OPA). En aquella operación –dicen las fuentes de El Mundo- hubo varios asesores e intermediarios. El financiero mexicano Allen de Jesús Sanginés-Krause –uno de los empresarios que más a menudo cena con el Rey- y la propietaria de Apollonia Associates, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein.

Las mismas fuentes advierten que, en aquel entonces, Corinna ya manejaba con soltura contactos entre importantes oligarcas rusos, sobre todo los que estaban afincados en Londres. Unos contactos que habría conseguido durante su anterior trabajo como directora general de una importante armería británica para la que organizaba cacerías por todo el mundo.

Dadas las circunstancias, y ya que la compañía rusa quería expandirse por Europa sin haber tenido, hasta aquel momento, la oportunidad de que ningún otro país le abriera sus puertas, la operación con Repsol era atractiva. Por otro lado, según estas fuentes, en España el propio rey Juan Carlos veía con buenos ojos la estrategia y se ofreció a apoyar la operación. Tanto es así que llegó a decir en una audiencia privada con la Asociación Atlántica Española que "ya sabéis que yo soy de Putin". Según cuentan, el Rey siempre ha sido muy favorable a fomentar la inversión de grandes y poderosos grupos rusos en España.

Así las cosas, el interés de Repsol y Lukoil en llegar a un acuerdo era bien visto por el Rey, pero no así por el Gobierno, entonces presidido por José Luis Rodríguez Zapatero. En un primer momento dio el sí, pero las reticencias de miembros de su Ejecutivo, como su amigo Miguel Sebastián, hicieron que Zapatero retirara el apoyo a la operación. Desde la oposición Rajoy también se posicionó en contra.

Y sería en este mismo punto en el que –según la información de El Mundo- Corinna empezó a jugar su papel. Contratada por Lukoil, la amiga del Rey se encargó de "acercar posiciones y suavizar las tensiones que se derivan de las distintas culturas empresariales y humanas". El caso es que Lukoil no comprendía cómo el Gobierno bloqueaba la operación después de que España le hubiera invitado a entrar como caballero blanco en Repsol. Al final, la postura del Gobierno dejó en una situación embarazosa a los rusos y la operación no se terminó llevando a cabo. Por ello, dicen estas fuentes, "el trabajo de Corinna no fue remunerado".

El Fondo Hispanosaudí

Corinna no habría tenido la mala suerte de no cobrar en otra de las operaciones apoyadas por el Rey, pese a que también terminó fracasando. La entrañable amiga del Rey ejerció de asesora, contratada por Morgan Stanley y Cheyne Capital, en las negociaciones para la puesta en marcha en 2007 del Fondo Hispano-Saudí para Infraestructuras, provisto con 5.000 millones de dólares.

Según la información, Corinna llegó a reunirse en Riad con el príncipe saudí Alwaleed bin Talal, sobrino del rey y uno de los hombres más ricos del mundo. Corinna acudió a aquella cita "en representación del Rey", aunque el proyecto de aquel fondo tuvo un escaso recorrido. Justo hasta el 19 de junio de 2007, cuando fue presentado en un acto presidido por don Juan Carlos y el Rey Abdalá en el palacio de El Pardo. Después de aquella celebración, en la que estuvo Corinna como asesora también del Saudi Arabian General Investment Authority (SAGIA) para la creación del fondo- el proyecto se esfumó. Algo que, los conocedores de la operación, consideran que "no fue del todo malo, porque se quedaron con mala conciencia e influyó en el contrato del AVE".

La idea surgió en un viaje el 8 de abril de 2006 de los reyes a Riad, donde el Rey intervino ante la SAGIA. En aquel viaje, Corinna formaba parte de la comitiva que partía de Zarzuela y llevó la misma agenda que la de los hombres, a diferencia, por ejemplo, de la que mantuvo la reina doña Sofía.

---------------------------------

Por el gran fiasco de Corinna que afectó a 14 grandes empresas españolas ella cobró cerca de cinco millones de dólares

Libertad Digital 2013-04-08

La creación del Fondo Hispano Saudí de Infraestructuras y Energía, gestión en la que participó activamente la "entrañable" amiga del Rey, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, derivó en un gran fiasco para las empresas españolas que participaron en él, según informa El Mundo.

En el SSIF –por sus siglas en inglés- participaron finalmente 14 compañías: Obrascon-Huarte, Grupo Villar Mir, Endesa, Mutua Madrileña, Sacyr Vallehermoso, Albertis Infraestructuras, Acciona, Iberdrola, Isolux Corsan, Técnicas Reunidas, ACS, Unión Fenosa, Caja Madrid y La Caixa.

El Fondo fue presentado oficialmente el 19 de junio de 2007 en el Palacio de El Pardo, aunque fue el 21 de diciembre del mismo año cuando se formó formalmente. El proyecto consistía en reunir 1.000 millones de dólares para invertir en la construcción de gigantescas infraestructuras en Arabia Saudí: los socios españoles se comprometieron a asumir el 20% de las aportaciones al SSIF, mientras que el socio Saudí, Sagia, debía de hacerse cargo del 80% restante. En teoría, en 2007 debían aportarse a SSIF 680 millones de dólares y el resto, hasta 1.000 millones, tendría que estar comprometido en firme en 2008.

Los amigos de Corinna

Los gestores que se contrataron para el Fondo fueron Cheyne Capital y Arox Infrastructure Limited. Jonathan Lourie y Stuart Fiertz, por parte de Cheyne, que intervinieron directamente en la gestión, son amigos de la princesa Corinna. Las fuentes consultadas por el diario de Unidad Editorial apuntan que fue precisamente la aristócrata alemana quien propuso su nombre. Por otra parte, Arox es una empresa con sede en Suiza, cuyo responsable es Eberhard von Koerber.

Como apoyo en España, los gestores del Fondo contrataron los servicios de Morgan Stanley, banco de inversión con el que ya habían operado en sus oficinas de Londres. Según diversas fuentes, Corinna, además de estar presente en el acto de presentación en el Palacio de El Pardo, intervino en algunas reuniones operativas del SSIF de la mano de los representantes de Cheyne Capital.

Los árabes no cumplen

El primer impulsor del SSIF fue el gobernador de Sagia, Amir El Dabbagh. Sin embargo, las fuentes declaran que el papel de Corinna en su puesta en marcha fue "esencial". Una de las personas que participó en las negociaciones asegura que, en 2008, se llevó a cabo una primera aportación por parte de los socios españoles que se elevó a los 200 millones de dólares. Sin embargo, los socios árabes no aportaron su parte.

Fue entonces cuando los gestores del SSIF contrataron a Juan Garrigues, dueño de una empresa de fomento de infraestructuras, para que hiciera de puente entre los gestores del Fondo y las empresas españolas. Garrigues acudió a Arabia Saudí para recabar información, pero la situación económica se había complicado mucho y el gobernador de Sagia había perdido su interés inicial en el macroproyecto.

Finalmente, las empresas españolas desembolsaron 15.236.833 dólares, que aportaron según los compromisos de inversión que habían asumido cada una en la constitución del SSIF. Según fuentes de toda solvencia, detalla El Mundo, Corinna cobró sus servicios de Cheyne Capital y su minuta supuso cerca de cinco millones de dólares.

---------------------------------

Corinna explica su trabajo en Apollonia Associates, firma disuelta en abril de 2012.

Libertad Digital 2013-02-25

Corinna zu Sayn-Wittgenstein (1965), nacida Corinna Larsen, es una aristócrata alemana de origen danés que ha estado casada en dos ocasiones y tiene dos hijos. Al divorciarse de su segundo marido tras seis meses de matrimonio, ella conservó el título de Princesa y Alteza Serenísima, fruto de su unión con Casimir zu Sayn-Wittgenstein. Conservará el tratamiento formal de Princesa y Alteza Serenísima hasta que su exmarido el príncipe Casimir Zu Sayn-Wittgenstein-Sayn vuelva a contraer matrimonio.

Su salto a la fama ha llegado por su relación con el rey Juan Carlos I. Dice que es amiga "entrañable" del Rey de España y se define como "discreta y leal". Corina Zu Sayn-Wittgenstein está hoy en boca de todos. En dos portadas del diario El Mundo, Corinna trata de desvincularse de los negocios de Iñaki Urdangarin e intenta limpiar su nombre y el de su reputación de "discreción y lealtad" que ella misma se ha labrado, asegura.

Refuerza sus argumentos señalando que la "confianza y la reputación" son muy importantes en un mundo en el que ser "mujer y encima rubia" siempre "complica las cosas" y más cuando estás "en la liga de los grandes". Una liga, dice Corinna en la que "todo esto está haciendo mucho daño a mi reputación profesional". Una carrera profesional que se prolonga, según sus propias palabras, desde hace 25 años.

Explica la información de El Mundo que Corinna Zu Sayn-Wittgenstein dirige desde 2005 una empresa de consultoría llamada Apollonia Associates. "Siempre he actuado de manera profesional y apropiada, y ésta es la primera vez en mi vida que se me pone en cuestión". Desde Apollonia trabajaba para España, según confiesa, aunque nuestro país nunca fue "el centro del universo de las operaciones".

Una empresa cerrada

Llama la atención que Corinna ponga tanto énfasis en explicar su trabajo en Apollonia Associates, firma que ella misma creó, tanto en la entrevista publicada el domingo, como –más en profundidad- en la que se publica este lunes. Y llama especialmente la atención porque Corinna ya no trabaja en Apollonia Associated, pues dicha firma fue disuelta –según los registros- el 3 de abril de 2012. Es curioso que la fecha de disolución que figura en los registros públicos sea apenas unos días antes del accidente del Rey en Botsuana, donde se cayó y se rompió la cadera durante un safari de caza de elefantes. En aquel momento Corinna salió del anonimato para convertirse en un personaje popular y conocido en España como la "amiga del rey" .

En los registros de 'la City' londinense figura que "Apollonia Associates Limited fue constituida el 1 noviembre 2005" y se disuelve el 3 de abril de 2012 con Corinna Sayn Wittgenstein como única accionista. En el momento de la disolución, Apollonia Associates Limited tiene activos totales por valor de 0 libras y un pasivo total de 283.625 libras (325.000 euros). Según esta información, se lo deben a los deudores comerciales 46.292 libras (53.026 euros). Y, tal y como aparece en esta información, el valor contable de la compañía es de -3.333 libras (-3.815 euros). En 2008 el valor contable era de 65.000 libras (74.415 euros). En cuanto a las reservas de efectivo, alcanzaban los 187.135 libras (214.283 euros).

En cambio, pese a que figura como disuelta, en las entrevistas del diario El Mundo no se liga a Corinna a ninguna otra empresa. Simplemente se dice que "su oficina" y "su vivienda" están en Mónaco y que reparte su tiempo entre el principado y Londres. Precisamente, Apollonia Associates se constituyó en Londres, para ser más precisos, en el número 12 de Cough Square, pero según confiesa en la entrevista, su oficina está en Mónaco.

En la entrevista, insiste en que "desde Apollonia" trata de "conectar personas, plataformas e instituciones para crear un valor sostenible y ofrecer resultados excepcionales". Además, sería experta en "gestión de relaciones estratégicas entre instituciones internacionales, gobiernos e individuos de alto valor económico" a quienes representa en "lugares geográficos donde carecen de contacto directo con las instituciones relevantes (públicas y privadas) de manera que puedan maximizar el resultado de sus intereses de negocio".

Siempre según los datos de registro y los que ella misma ofrece en la entrevista publicada por el diario El Mundo, podemos conjeturar que, pese a llevar casi un año disuelta su empresa, ella misma sigue gestionando "relaciones estratégicas entre instituciones internacionales, gobiernos e individuos de alto valor económico". Tanto es así que uno de sus "mejores y más antiguos" clientes ha decidido dejar sus servicios debido a "los intentos de Torres por incluirla en el caso Nóos".

En Apollonia Associates, Corinna actuó como "consejera estratégica" del Gobierno español para temas de Oriente Medio, según contaba New York TimCáritas Pamplonaes. Una actuación que se hizo sin concurso público alguno o reseña oficial en el Boletín Oficial del Estado.