Crónica

Cinco ceros

La eficacia del método japonés está dado por los llamados “cinco ceros”: cero error, cero avería (rotura de una máquina), cero demora, cero papel (disminución de la burocracia de supervisión y planeamiento) y cero existencias (significa no inmovilizar capital en stock y depósito, es decir, sólo producir lo que ya está vendido, no almacenar, ni producir en serie, como en el fordismo).

Para incrementar la productividad en las actividades administrativas, eliminar toda actividad no generadora de valor agregado para el cliente y llevar a un nivel óptimo las relativas a las tareas de apoyo interno para la empresa.

Hacer extensible las políticas y medidas de productividad en los procesos administrativos no sólo es factible sino necesario. No basta con eliminar la papelería mediante la tecnología informática, es menester eliminar todas aquellas actividades administrativas generadoras de costos improductivos y tiempos de espera.