HISTORIA UNIVERSAL

Castro I se ve obligado a dejar a Castro II el poder que ocupa en Cuba desde hace más de 49 años

Raúl Castro, de 76 años, encabeza la lista única de candidatos presentada a la Asamblea Nacional para designar para los próximos cinco años al nuevo presidente del Consejo de Estado, máxima autoridad de la isla para suceder en ese cargo al pasado dictador Fidel Castro, de 81.

Efe. La Habana (Cuba).- 19/02/2008 http://www.elconfidencial.com/

El dictador comunista cubano, Fidel Castro, aseguró la madrugada del martes, 18 de febrero de 2008, que no aspirará, ni aceptará "el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe". En una carta publicada en el diario Gramma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, Castro dijo: "Les comunico que no aspiraré ni aceptaré- repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe".

Castro, de 81 años y convaleciente de una enfermedad que le obligó a delegar provisionalmente sus cargos en julio de 2006 en su hermano Raúl, añade en este mensaje que "ha llegado el momento de postular y elegir al Consejo de Estado, su Presidente, Vicepresidentes y Secretario".

El líder cubano agrega que su "deseo fue siempre cumplir el deber hasta el último aliento. Es lo que puedo ofrecer" y se refiere también a su "estado crítico de salud" que le ha apartado del poder. Fidel Castro asegura que "traicionaría por tanto mi conciencia ocupar una responsabilidad y requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer". Igualmente se refiere a que el proceso político cubano cuenta "con la autoridad y la experiencia para garantizar el reemplazo".

"El propio Raúl, quien adicionalmente ocupa el cargo de Ministro de las F.A.R. (Fuerzas Armadas) por méritos personales, y los demás compañeros de la dirección del Partido y el Estado, fueron renuentes a considerarme apartado de mis cargos a pesar de mi estado precario de salud", añade Castro. "Era incómoda mi posición frente a un adversario que hizo todo lo imaginable por deshacerse de mí y en nada me agradaba complacerlo", afirma, en referencia a Estados Unidos.

El anuncio se produjo apenas cinco días antes de que el próximo domingo el Parlamento, en la instalación de un nuevo periodo quinquenal, nombrase un nuevo Consejo de Estado, del que Castro era hasta ahora presidente.

Reacciones del PP y PSOE

Ante esta noticia, no se han hecho esperar las reacciones de los partidos poíticos españoles. Así, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha calificado la renuncia como una "buena" noticia y ha manifestado que "ojalá sea el principio de la llegada de la democracia a Cuba".

Rajoy ha señalado que el régimen cubano es un "auténtico anacronismo" porque ya no hay regímenes comunistas en el mundo y, en declaraciones a Punto Radio, ha recalcado el deseo de que Cuba se convierta en una democracia en la que se respeten la libertad y los derechos humanos. "Creo que es un país que tiene futuro, porque los cubanos son gente muy emprendedora y muy trabajadora y, por lo tanto, puede salir adelante muy bien", ha añadido Rajoy.

El líder del PP ha reconocido que hace "muchísimos años" que no visita Cuba, y ha dicho que "desde luego" no piensa en "ir por allí". "Espero que pronto llegue la democracia, porque si no, esto es absurdo. En los tiempos en que vivimos, que un señor se erija en juez de las personas, diga lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer es algo absolutamente disparatado", ha concluido Rajoy

Por su parte, la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, sostuvo que la renuncia de Fidel Castro "podría ser" el comienzo del cambio en Cuba. En declaraciones a RNE, Jiménez indicó que se trata de una "noticia importante" que quiere "medir con cautela". A su juicio, después de que Castro renunciara "temporalmente" a su cargo en julio de 2006 y delegara sus poderes en su hermano, Raúl Castro, esta renuncia ya formal podría propiciar que puedan "comenzar a implementarse" las medidas de cambio que Raúl Castro ha venido anunciando en los últimos meses. "El hecho de que formalmente renuncie es el momento en el cual Raúl Castro va a poder asumir con mayor capacidad, solidez y confianza ese proceso de reforma", agregó la secretaria de Estado.

Carta publicada en el diario oficial Gramma

"Muchos en el exterior pensaban que la renuncia provisional al cargo de Presidente del Consejo de Estado el 31 de julio de 2006, que dejé en manos del Primer Vicepresidente, Raúl Castro Ruz, era definitiva. El propio Raúl, quien adicionalmente ocupa el cargo de Ministro de las F.A.R. por méritos personales, y los demás compañeros de la dirección del Partido y el Estado, fueron renuentes a considerarme apartado de mis cargos a pesar de mi estado precario de salud.
Comunico que no aspiraré ni aceptaré- repito- no aspiraré ni aceptaré, el cargo de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe".

DIARIO GRAMMA, ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Fidel Castro Ruz

18 de febrero de 2008

5 y 30 p.m.