Diálogo y dialéctica...Escritos 2022..... Escritos 2021....Artículos....Textos de Canals .....Textos 2022 ....Textos 2021....Textos....INDEX.

Canals explica el origen y la base intuicionista de la dialéctica de Hegel

En Sobre la esencia del Conocimiento (la triunfal culminación de la tarea iniciada por Canals cuarenta años antes), pág. 267, dice Canals:

"Podríamos reconocer que, si Heidegger acierta al poner en el punto de partida de la dialéctica de Hegel la comprensión intuitiva del conocimiento, * en aquella línea de intuicionismo que interpreta como inmediatamente captado lo dicho, y viene así a desconocer propiamente la mediación constitutiva en el espíritu pensante, es porque en el pensamiento hegeliano el concepto absoluto «se concibe a sí mismo», y por ello interpretado ya en una línea de unidad en la que no se reconoce el interno y necesario desdoblamiento del espíritu, que se constituye por la actividad por la que lo concebido y dicho surge y se origina en el ser activo del espíritu como dicente y manifestativo... En el monismo idealista la pretendida «subjetividad» mediadora del espíritu es malinterpretada como una inmediatez por la que se afirma el concepto como no concebido por algo de lo que el
concepto surge como expresivo de la esencia del ente real.**

*Sein und Zeit, I parte, cap. 5, nº. 36.

He tratado de la conexión entre el intuicionismo racionalista como aquella comprensión [intuicionista] del conocimiento en la que se apoya el vaciado del sentido del ente trascendental, y la consiguiente implicación entre «univocismo» y «dialéctica» en mi trabajo Analogía y Dialéctica, Convivium, núms 24-25, septiembre diciembre de 1967, incluido en Cuestiones de Fundamentación, pp. 165-179. Véanse también Algunas notas sobre Analogía y Dialéctica, ibid., pp. 225-227.

Canals recoge "la afirmación de Heidegger (en Sein und Zeit, I parte, cap. V, nº. 36) según la cual «en la tesis que sostiene que el ser es lo que se muestra en el puro aprehender intuitivo tiene su motivo la dialéctica hegeliana, que sólo es posible sobre tal base»". (F. Canals: ANALOGÍA y DIALÉCTICA. CONVIVIUM, 1967. Obras Completas, vol. 6, pág 463).

También recoge Canals esa misma afirmación de Heidegger en Algunas notas sobre Analogía y Dialéctica:
"En la perspectiva de su pretensión especulativa, la elaboración hegeliana de la dialéctica se instala en la afirmada identidad de la realidad con la racionalidad, de la cosa en sí con el pensamiento puro´, de la comprensión de lo absoluto como el automovimiento del concepto que se concibe a sí mismo en el proceso dialéctico. Heidegger ha notado que la tesis de que el conocer es el intuir es el motivo de la dialéctica hegeliana que sólo sobre esta base es posible (Ser y tiempo, 36)".
Donde concluye que la dialéctica hegeliana basada en la pretendida antítesis de la nada al ser que el intuicionismo de Hegel deja totalmente vacío no es más que «uno de los más aparatosos juegos de palabras que se hayan dado en la historia del pensamiento humano».
"La definición del ser como «lo inmediato indeterminado» es, efectivamente, reveladora de la culminación del univocismo racionalista, que había reducido el concepto de «
ser», buscando para él una intuitibilidad inmediata para el pensamiento, a un concepto totalmente vacío.
Mientras que para Cayetano, intérprete del aristotelismo tomista, el ente «inmediato para el pensamiento», es decir como primun cognitum intelectual, está concretado en las esencias sensibles -mientras que el ente como término metafísico no se abstrae a modo de un género sino que destaca la referencia a las esencias categoriales del acto de ser- en Hegel se supone que, para el pensamiento, es inmediato el ente totalmente indeterminado, es decir el que resultaría de una imposible generalización en búsqueda de la mayor universalidad, lo que en todo caso ya no podría ser llamado nunca «inmediato».
De aquí que la caracterización del «
ser», supuestamente inmediato e indeterminado hecha por Hegel en su Lógica, muestra bien el carácter de forma sin contenido, sin realidad esencial, esto es, algo simple, inmediata y estáticamente idéntico con la nada. Hablar de la fuerza y seriedad de lo negativo y poner en marcha el movimiento dialéctico de la Lógica con una pretendida antítesis de la nada frente al ser, no es otra cosa que uno de los más aparatosos juegos de palabras que se hayan dado en la historia del pensamiento humano.

Y en su Prólogo a modo de presentación de Cuestiones de fundamentación
FRANCISCO CANALS VIDAL, 1981:
"Veo la dialéctica como un movimiento al que el pensamiento se ve abocado desde la caída en los unilateralismos y rigideces de un univocismo estricto, que es el correlato, en, la objetivación ontológica, del imperio del inmediatismo intuicionista, que condiciona así, como ha notado Heidegger, el mismo punto de partida de la dialéctica de Hegel".

**«Todo depende de que lo verdadero no se aprehenda y se exprese como sustancia, sino también como sujeto.
La sustancia viva es, además, el ser real que es en verdad sujeto o lo que tanto vale, que es en verdad real, pero solo en cuanto es el movimiento del ponerse a sí misma o la mediación de su devenir otro consigo misma. Es en cuanto sujeto, la pura y simple negatividad y es, cabalmente por ello, el desdoblamiento de lo simple o la duplicación que contrapone, que es de nuevo la negación de esta indiferente diversidad y de su contraposición: lo verdadero es solamente esta igualdad que se restaura o la reflexión de ser otro en sí mismo.
Lo verdadero es el todo. Pero el todo es solamente la esencia que se completa mediante su desarrollo. De lo absoluto hay que decir que es esencialmente resultado, que sólo al final es lo que es en verdad, y en ello precisament estriba su naturaleza, que es la de ser real, sujeto o devenir de sí mismo».
(G. W. F. Hegel: Fenomenología del Espíritu, Prefacio, II, 1).

Canals decía que "la dialéctica es el álgebra de la revolución". Y también lo dejó escrito; por ejemplo en Diálogo y dialéctica. y en la introducción del informe "Grupos proféticos" que insertó al final de Dialéctica y esperanza. La dialéctica hegeliana era uno de sus temas clave y lo desarrollaba y aplicaba continuamente en su enseñanza oral y escrita.

La tentación de las antítesis maniqueas
FRANCISCO CANALS VIDAL. CRISTIANDAD. Barcelona, agosto-septiembre de 1971, págs. 201-204...

.La dialéctica de la revisión del Concordato
Artículo editorial por F. C. V. [Francisco Canals Vidal]. Cristiandad. Barcelona. Febrero de 1971. Nº. 480, portada (pág. 33)...

Diálogo y dialéctica
F. C. V. CRISTIANDAD. Barcelona. Febrero, 1969. Nº. 456, pág. 35.

Dialéctica y esperanza
FRANCISCO CANALS VIDAL. CRISTIANDAD. Barcelona. Febrero, 1969. Nº. 456, pág. 37.

ANALOGÍA y DIALÉCTICA
FRANCISCO CANALS VIDAL. CONVIVIUM,1967.

Algunas notas sobre Analogía y Dialéctica
FRANCISCO CANALS VIDAL. 1980
Donde concluye que la dialéctica hegeliana, basada en la pretendida antítesis de la nada al ser, que el intuicionismo de Hegel deja totalmente vacío, no es más que «uno de los más aparatosos juegos de palabras que se hayan dado en la historia del pensamiento humano».

GRUPOS PROFÉTICOS Informe publicado en ECCLESIA de 1969.01.11 y reproducido en CRISTIANDAD. Barcelona. Febrero, 1969. Nº. 456, pág. 40
"No puede decirse que las desviaciones que se observan dentro de la Iglesia tengan exclusivamente su origen en Hegel pero sí que reciben de él, casi siempre, su método, su "álgebra". El contenido, como ha señalado recientemente Paulo VI, hay que buscarlo en el protestantismo modernista. Así nace este mesianismo nuevo... que conduce irremisiblemente al marxismo" [F. CANALS].

El reino mesiánico, FRANCISCO CANALS VIDAL, CRISTIANDAD, diciembre 1969
"Hegel llegó a considerar la dialéctica como el método absoluto a partir de una reflexión sobre la historia de la filosofía griega. La historia de los errores religiosos muestra también movimientos de oposición y de superación sintética de contrarios, cuya correcta interpretación no podría conducir a un determinismo racionalista ni al reconocimiento del carácter absoluto del devenir dialéctico; antes al contrario, pondría de manifiesto la inestabilidad, e inconsistencia del error.
En cuanto mal en el orden intelectual, todo error proviene de un cerrarse soberbio del hombre sobre sí mismo. Siempre se "recortará" así la realidad; y la parcialidad de las afirmaciones impulsará el movimiento de contradicción y de superación de los opuestos. Pero la síntesis de los momentos opuestos no podrá alcanzar la integridad y coherencia de la verdad y de la unidad ontológicas.
Desde los primeros siglos hallamos un enfrentamiento antitético en los errores y herejías que deforman la vida cristiana: la antítesis entre el error judío, el ebionismo negador de la divinidad de Cristo, y la gnosis antinomista, hostil al orden creado, despreciadora de lo humano en odio al Creador.
El reflexionar sobre esta dialéctica del error, escisión satánica del misterio, que contrapone aspectos parciales para dar fueza y apariencia de verdad cristiana a la herejía, puede ayudamos hoy a comprender nuestra situación".

Monismo y pluralismo en la vida social
FRANCISCO CANALS VIDAL. CRISTIANDAD. Barcelona, nº 444, febrero de 1968

Continuará, Dios mediante

-----------------

Véase también:

Problemática de la analogía explicada por Forment

Cuestiones de fundamentación de Francisco Canals, reseña de Forment